Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 17: La verdad revelada

A A A

Por la voluntad del Creador, nosotros cuatro Señores Demonios nos reunimos en un lugar y nos sentamos en una gran mesa redonda.

Poco después, el Creador mismo apareció. Esta fue mi primera vez viendo cómo era el Creador.

“Ahora, antes de que nos entreguemos a nuestra charla encantadora, les daré todo un poco de tiempo libre. Me quedaré quieto y los veré Niños del Planeta.”

El Creador nos lo informó. Pero incluso entonces, no había manera de que pudiéramos hablar irreflexivamente mientras él nos observaba. Como pensé que el silencio se apoderó de mi entorno…

“¡Zagan, eres horrible! ¡Tú dijiste que esto sería un triunfo fácil y la manera más confiable de cumplir nuestra cuota así que cooperé! Pero mentiste; ¡no oí nada sobre esto! Devuélvelo, devuelve a mis monstruos.

El Señor Demonio [Viscosidad] Ronove disparó el primer disparo.

Parecía harapiento y le faltaba un brazo. A pesar de que la herida había sido cerrada con su capacidad como un demonio Lord para recuperarse, no fue suficiente para volver a crecer el brazo. Un monstruo con una habilidad de sanación de alto rango podría ser capaz de hacerlo, pero con su cristal roto, todos sus monstruos se habían ido también.

“¡Cállate! ¡Si fueras un poco más útil, habría ganado! ¡Pero como fuiste derrotado tan temprano, fui atacado por ese monstruo zorro y ese enano con una armadura extraña! Si sólo eso no sucediera, habría podido alcanzar a Byakko y apoyarlo. ¡Y si eso sucediera, seguramente habría ganado! ¡Así que, como ves, perdí por ti, tonto incompetente!”

Zagan devolvió el fuego.

Sin embargo, dudaba de que su apoyo al Byakko hubiera sido suficiente para cambiar las cosas.

Para empezar, todavía teníamos la tercera sala de mazmorras, un área de defensa absoluta. Si eso no era suficiente, Stolas también estaba en espera más allá.

“Eres el incompetente, así que cállate. ¡Eres el imbécil incompetente que me arrastró a mí y a Morax a esta estúpida guerra! [Creación] lanzó todos sus monstruos fuera y sin embargo, todavía no pudo conquistar esa mazmorra vacía! ¡Eres el tonto más inepto, bueno para nada, patético e incompetente que existe! ¡Tú debes ir y cambiar tu nombre a Señor Demonio [Incompetente] Muzan!” (Lalo: según el gringo significa patético)

“¿¡Te dejo hablar y esto es lo que dices, tonto!? Si no te hubiera tomado en…”

“Si no me hubiera asosciado contigo, Señor Demonio [Incompetente] Muzan, por lo menos, ¡podría haber protegido mejor mi cristal!”

Fue una pelea terriblemente fea. Parecía que en cualquier momento Zagan atacaría a Ronove, pero una fuerza lo obligó a sentarse y quedarse donde estaba.

Esta fuerza me afectó también. Por la preocupación de que Zagan y Ronove actuaran debido a su resentimiento, traté de prepararme de varias maneras, pero en vano; arecía que aparte de impedir que me alejara, la fuerza también había sellado todas las habilidades y magia que tenía.

Tal vez esto fue para proteger al Creador mismo.

Hablando del Creador, él sonreía mientras observaba a Zagan y a Ronove. Probablemente consideró incluso sus disputas como entretenimiento.

“Stolas, justo cuando pensaba que simplemente rechazabas mi oferta, aquí estás como el perro de [Creation], ¡su perra! ¡¡Aunque me hubiera cuidado mejor de ti!!”

Su fea discusión con Ronove finalmente terminó, Zagan sacó sus colmillos hacia Stolas.

Originalmente, había ofrecido a Stolas para unirse a la alianza que se fundó para derrotarme, pero fue rechazado. Debe haber sido agravado por verla ayudándome en su lugar.

A través de todo esto, Stolas mantuvo un rostro despreocupado.

“No soy un perro y ciertamente no lo soy de nadie. Sólo vine aquí como un amigo ayudando a un amigo en necesidad… Pero entonces, eras tan débil, eso resultó innecesario.” (Lalo: ardió)

Esas palabras debieron herir gravemente su orgullo.

“Yo no soy débil; si [Viscosidad] y [Mal] no me hubieran arrastrado, ¡yo habría ganado! ”

“¿Es eso así? Di lo que debas pero, ¿puedes por favor dejar de hablar conmigo ya? No me interesa alguien como tú.”

“¡Realmente, realmente podría y debería haber ganado, te digo! ¡No fue mi culpa que perdí!”

“No me hagas volver a decir lo mismo. Es una pérdida de tiempo asociarme con un perdedor como tú.”

“¿Me llamaste perdedor?”

Zagan gritó, pero Stolas ni siquiera se dignó en darle una mirada; fue completamente ignorado.

Pero entonces, Stolas probablemente sentía que incluso si le decía algo, fuera lo que fuera, habría sido inútil.

Y así, Zagan gritó y gritó hasta que parecía anémico y a punto de llorar. Entonces maldijo y golpeó sus manos sobre la mesa.

Después de un breve silencio, Ronove murmuró algo

“Morax… ¿Dónde está Morax?” (Lalo: masacrado por cierta belleza)

Debería haber otro Señor Demonio presente aquí. En busca de ese Señor Demonio, Ronove repetidamente sacudió la cabeza a izquierda y derecha, pero al final no pudo encontrar al dicho Señor Demonio.

Nadie respondió a su pregunta. Podría haberlo hecho, pero fue un poco desagradable así que decidí no hacerlo.

Al cabo de un rato, el Creador abrió la boca.

“[Mal] está muerto y ya ha regresado a mí. Para la guerra entre los nuevos Señores Demonios, como un medio de alivio, yo estaba dispuesto a dar un nuevo cristal en el momento en que se independizó a los señores demonios que obtuvieron sus cristales rotos. No obstante, no se puede hacer nada por las muertes.”

[Viscosidad] contuvo el aliento.

Los otros Señores Demonios habían pronosticado tanto para que no estuvieran tan sorprendidos.

Aunque había un medio de alivio ofrecido, no significaba que se extendería a todo.

“¿Morax murió? Pero ese tipo, ese tipo era el único amable conmigo.”

Las lágrimas cayeron de sus ojos redondos y parecidos a los de una rana.

Era sólo un poco, pero me sentía culpable. Dicho esto, esta guerra fue matar o ser asesinado, así que no me arrepiento de este resultado.

Ronove me miró con reproche, pero eso fue todo lo que hizo. Probablemente entendió que expresar sus quejas estaba fuera de lugar.

Y así, los alrededores una vez más comenzó a caer en silencio. Después de eso, el Creador asintió satisfecho.

“Hijos del Planeta, parece que han profundizado su amistad unos con otros así que, ¿vamos a entrar en la tarea a mano?”

Todos miramos al Creador.

Cuando lo hice, surgió una duda dentro de mí. Yo no habría pensado que el Creador era este anciano de aspecto poco fiable.

Para empezar, para el Creador la edad era extraña. No podía creer en un ser trascendente que diera vida a los Señores Demonios pudiera haber envejecido tanto.

“[Creación], ¿es mi apariencia tan extraña?”

“No nada de eso.”

Estaba convencido de que mi expresión facial no mostraba lo que estaba pensando, pero aun así, lo leyó instantáneamente. Tanta nitidez.

“No tienes que esconderlo. Pero eso es raro, hmm… Mi apariencia debería haber sido lo que todo el mundo aquí quería que parezca… Entonces, ¿esta forma es mejor? ¿Qué tal esto?”

El Creador entonces se convirtió en un joven, luego un bebé, luego un niño, luego una anciana, luego una bestia, luego un espíritu, y luego un dragón. Al final, el Creador volvió a su forma inicial.

“En primer lugar, no tengo forma fija y sólo preparo un cuerpo cuando lo necesito. Yo soy un ser no tan confinado y limitado como los Hijos del Planeta.”

Sobrenatural. Esa palabra pasó por mi mente.

Él era algo al que nunca debería pensar en oponerme. Esa comprensión me hizo verlo bajo una nueva luz.

“Hmmmm. Como yo pensaba, [Creación] es sabio. Espero que ustedes iluminen el mundo con su luz como un Hijo del Planeta y cumplan su papel.”

“Te agradezco tu alabanza.”

Ni siquiera tuve más la fuerza de voluntad para replicar en tenerlo leyendo mi mente.

“[Creación], siempre me has sorprendido. Aparte de la recompensa por esta [Guerra], voy a concederte una recompensa adicional. Pregúnteme lo que te gustaría saber y trataré de responderte lo que sea. Esta es tu oportunidad de acercarte a las verdades del mundo-”

¿Qué me gustaría saber? Había miríadas de cosas.

Por ejemplo, ¿había algún tipo de trampa detrás del [Renacimiento] que usé en Wight?

¿Cuál fue el papel aún no revelado de un Niño del Planeta? De hecho, ¿por qué los Señores Demonios se llaman Niños del Planeta en primer lugar?

¿Había una manera de estar libre de nuestra vida útil de 300 años?

Pero sobretodo…

“¿Quién soy yo?”

Esa fue mi mayor pregunta.

¿Por qué conozco cosas como armas de fuego? Eso tampoco fue todo. También sabía de herramientas demasiado avanzadas y de cosas que no existían.

Yo pensaba que era una reencarnación de alguien. Si mi [Creación] me permitió hacer ciertas cosas en mi memoria, entonces estaba convencido de que había interactuado con esas ciertas cosas en algún momento de mi vida anterior.

“Esa es una pregunta bastante filosófica, [Creación]. A lo que, sólo hay una respuesta: Señor Demonio [Creación] Procell no es otro que el Señor Demonio [Creación] Procell. ”

“Eso no es lo que quiero oír. ¿Quién era yo antes de convertirme en el Señor Demonio [Creación] Procell? Quiero saber de los recuerdos que he perdido. ¿Quién demonios soy yo?”

Involuntariamente me emocioné. Siempre tuve miedo de tener una parte de mí mismo que no sabía.

Tenía miedo de cambiarme a otra cosa por esa parte de mí. (Lalo: cierta loba con tiempo le gustará esa parte)

Con el fin de sofocar estas preocupaciones, hice esta pregunta.

“No has perdido recuerdos. No tenías vida pasada. Esas son las respuestas. Para comenzar, abordaré un malentendido. Lo que sea necesario para formar la personalidad y el conocimiento de un Señor Demonio son cuidadosamente seleccionados de los registros Akashic de la memoria del planeta. Es sólo que, en tu caso, Señor Demonio [Creación] Procell, debido a tu habilidad, el abanico de conocimientos necesarios es enorme. Así pues, como ves, no significa que la memoria y el alma de una persona específica se le dan a un Señor Demonio al nacer. Esta es también la razón por la cual los Señores Demonios son llamados Niños del Planeta.”

Hizo clic en mí al oír esa explicación, pero todavía me quedaban algunas dudas.

“Entonces, ¿qué pasa con las armas que uso, la computadora portátil, las manzanas, todos existen en este planeta? No creo que eso sea probable.”

“Pero lo hicieron. En una civilización que había caído hace mucho tiempo, una civilización que nadie excepto el planeta recuerda. En cierto sentido, podemos decir que [Creación] es verdaderamente un Niño del Planeta. Mientras que otros señores demonios cumplen indirectamente su papel, [Creación] lo hace directamente.” (Lalo: si entiendo bien fuimos nosotros y Lolicell tiene todos nuestros conocimientos en su cabeza, wow)

Yo no entendía completamente las palabras del Creador, pero había logrado mi objetivo: había despejado las nubes de duda que habían plagado mi corazón desde entonces.

Se sintió bien. A partir de ese momento, ya no tenía que tener miedo de la sombra de alguien que no conocía.

“Muchas gracias por contestar mi pregunta. Saber que soy quien soy y que nadie más me da la mente.”

“Hmm, esa respuesta no es interesante… oh bien. Entonces, ahora vamos a entrar en el tema real.”

Al decir esto, el Creador echa un vistazo a [Acero] y [Viscosidad] en orden.

“[Acero], [Viscosidad]. Esta guerra no es sólo ganar y perder; también se trata de mostrar su luz y poder como un Niño del Planeta. Confiar completamente en la generación de sus padres no es un acto que yo elogiaría. Mostrar la fuerza de los monstruos que les han prestado no tiene sentido y no me entretenía.”

Zagan y Ronove se contrajeron y temblaron, tal vez con temor de un severo castigo.

“Sin embargo, no tengo ninguna intención de criticarte. Son jóvenes y naturalmente traviesos. Si voy a culpar a alguien, sin embargo, serán a los viejos Señores Demonios los que les dieron esos monstruos. Deberían tener el buen sentido de no hacerlo y aún así lo hicieron. No puedo perdonarlo. Les daré un severo castigo. Espero con ansia el tipo de cara que harán, especialmente [Obscuridad] que está en el punto donde su ambición es la que más arde.”

El Creador dio una sonrisa siniestra.

No éramos a los que la sonrisa estaba dirigida y todavía sudamos.

Básicamente, los señores demonios más cercanos al final de su vida son los elegidos para ser padres de los recién nacidos Señores Demonios como nosotros. Sin embargo, sólo los Señores Demonios en su último año como padres no sería suficiente para cuidar de los recién nacidos; Menos del 30% de todos los señores demonios nunca logran vivir cerca de 300 años después de todo. Debido a eso, los lores demonios nacieron 3 generaciones después de la generación de Marcho, la generación más antigua actual, o en otras palabras los señores demonios con 30 años de vida más en su vida se convirtió en padres. Para estos señores demonios, una vez que los más viejos no eran más, finalmente era su tiempo. Ser castigado ahora debe doler.

No puedo actuar como si nada de esto me afectara; Tengo que hablar aquí.

“Creador, tengo una petición.”

“¿Qué es, [Creación]?”

“Como ustedes saben, tengo bajo mi control un monstruo que una vez perteneció al Señor Demonio [Tiempo]. Sin embargo, este monstruo ha sido adquirido a través de un comercio justo. Espero que no castigues a la otra parte por transferirme el derecho de control.”

Fue un trato justo hasta el final. Ambos se beneficiaron de nuestro acuerdo por lo que se cayó a través. Yo, que me imponía a su dominio, no podía permitir que este problema le sobrevenga.

“No hay necesidad de preocuparse. Soy consciente de ese trato. Además, creo que es imposible que [Tiempo] haga algo tan estúpido como lo que estamos discutiendo.”

Me sentí aliviado. Con esto no le he molestado.

“[Acero] y [Viscosidad], habiendo perdido tus poderes y mazmorras, simplemente vivir será probablemente difícil para ustedes. A la luz de eso, te doy tres opciones: puedes refugiarse aquí en el Palacio del Señor Demonio; ustedes también pueden elegir estar bajo el cuidado de sus padres respectivos; o ser atrevidos y salir por su cuenta, no poseer nada. Ahora, elijan.”

En cuanto a esas elecciones, Zagan inmediatamente habló.

“¡Quiero refugiarme en el Palacio del Señor Demonio!”

Bueno, era natural.

Su padre iba a ser castigado por el Creador. Como la causa de eso, podría imaginar que iba a ser extremadamente desagradable en la mazmorra de su padre.

Por otra parte, ser expulsado sin ninguna posesión era espantoso.

Si ese era el caso, estar bajo la protección del Creador era la opción más cómoda.

Cuando miré la dirección de [Viscosidad], él estaba sumido en sus pensamientos.

Y luego, después de alguna deliberación, había tomado una decisión.

“Elijo vivir por mi propia fuerza. He decidido dejar de depender de los demás. Voy a pensar y actuar por mí mismo, así que no pediré a Creador-sama o a mis padres para que me ayuden.”

Esas palabras estaban llenas de fuerte convicción.

Aunque era sólo un poco, pensé en él de una manera mejor.

“[Acero], [Viscosidad], respetaré tus deseos. Ahora, en cuanto a usted. [Creación], buen trabajo en ganar y, sobre todo, en entretenerme. Te voy a dar una recompensa.”

El Creador cortó sus palabras y puso algunos aires.

A pesar de que él lo llamó una recompensa, no podía bajar la guardia y así, me tensó.

“Y esa recompensa es…”

Yo había recibido la recompensa. Sin duda, tenía un poder terrible, pero también era difícil de usar.

Pero de nuevo, en comparación con [Renacimiento], ya que las desventajas eran obvias, parecía que no tenía que ser tan guardado.

“Oto-san, ¡¡bienvenido de nuevo!!”

“Maestro, llegas tarde. Estaba preocupada.”

“Ya hemos terminado con los preparativos, maestro.”

Después de recibir la recompensa, fui transferido de nuevo a la sala de cristal de mi mazmorra… de mi ciudad de Avalon.

Las tres chicas -Kuina, Rorono y Aura- vinieron a saludarme.

Cuando miré el estado de la ciudad a través del cristal, la ciudad ya estaba de vuelta a su rutina habitual, con granjeros y aventureros moviéndose con diligencia. Justo antes de que el Creador transfiriera la población de la ciudad, cambié apresuradamente los pisos, pero ninguno de ellos parecía haberlo notado.

Mirando esa escena, me dijo que todos los combates habían terminado y que la vida regular había reanudado.

“Todo el mundo, siento haberles hecho esperar.”

“Oto-san, vayamos a la fábrica de pan de Wight; ¡todo el mundo está esperando!”

“Junto con Aura, hemos hecho muchas cocinas. También hemos preparado muchas de las favoritas del maestro: estofado de tomate.”

“Fufufu, también hay el pastel de manzana hecho de las manzanas del primer árbol! Se deshará de tu fatiga.

Kuina continuamente tiró de mi brazo.

A partir de ahora estaba la fiesta en la fábrica de pan; una celebración.

Los preparativos se habían hecho antes de la Guerra, pero parecía que mientras me encontraba con el Creador, habían terminado todo.

“¿Qué te parece, Stolas? ¿No te unirás a nosotros en nuestro grupo?”

Sí, no fui el único trasladado aquí; la Señor Demonio [Viento] Lord Stolas también estaba conmigo.

“Supongo que te voy a imponer, entonces. Estoy esperando la fruta llamada la manzana que has escrito en tus cartas. Además, quiero disfrutar de tu ciudad.”

“Por favor, hazlo. Después, te daré algo por tu ayuda.”

“Yo también estaré esperando eso. Además, esto había estado en mi mente por un tiempo, pero ese hermoso elfo allí, ¿podría tú tal vez utilizaste [Viento] para hacerla?”

“Sí, ella es un monstruo que pude hacer gracias a ti. Ella resultó ser muy fuerte y excepcional. También es buena chica. Así que, estoy muy agradecido contigo, Stolas.”

“¿Podrías haber usado también [Creación]?”

“Lo hice.”

“Oh. Así que ella es mi hija y de Procell.”

El rostro de Stolas se volvió tan ligeramente rojo como ella susurró.

“Fuh- ¿Qué fue eso? Aunque ciertamente puedes decirlo así, es una forma extraña de decirlo.”

Me reí involuntariamente.

Mientras yo estaba así, Kuina y Rorono tomaron cada uno un brazo y lo tiraron fuertemente.

“Oto-san, ¿¡cuánto tiempo vas a hablar!?”

“Maestro, date prisa. Todos tienen hambre y la comida se enfriará.”

Como de costumbre, estas dos estaban celosas. Probablemente estaban pensando que su padre iba a ser llevado. Sonreí con ironía mientras me alejaba.

“¿Nos vamos, Stolas?”

“Sí, vamos”

“No lo oí claramente entonces, pero Procell, ¿cuál fue la recompensa que recibiste del Creador?”

“Oh sí, eso… No, reservemos esa charla para otra vez. Por ahora, vamos a la fiesta.” (Lalo: ya lo quiero saber)

La recompensa del Creador era de hecho útil, pero se necesitaba una cuidadosa deliberación sobre cuándo y cómo usarla.

Decidí dejarlo para otro momento, sin embargo. Quería enfocar primero en alabar a todos mis monstruos que trabajaron duro.

Así, junto con mis importantes monstruos, disfrutamos de la satisfacción de haber protegido nuestra ciudad de Avalon.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: debería estar estudiando inglés… ecle, si repruebo es por tu culpa, y un poco del resto de los lectores, les tocará hacer mis siguientes exámenes. Y buenas nuevas, salté el final de física, quede en 8, salí buscando del cubículo de la doctora jajajajajaja.)

AnteriorIndice / Siguiente

Índice