The Dark King – Capítulo 119: Ola de bestias (Sin editar)

A A A

The Dark King – Capítulo 119: Ola de bestias

“¿Qué? ¿Qué está pasando?”

Los cuatro se miraban entre ellos sorprendidos.

Linda, como si pensara en algo, se tiró al suelo y puso su oído en el suelo para escuchar. Su cara se puso pálida cuando dijo: “No es bueno, es una ola de bestias.”

“¿Qué?”, ​​Los otros tres se conmocionaron, el más terrible desastre fuera de la gigantesca pared era cuando los monstruos atacaban en masa simultáneamente convirtiéndose en una ola de bestias!

Incluso una pequeña ola de bestias podía tragar fácilmente de tres a cinco equipos de caza.

“¡Corran!” Linda se levantó y salió del edificio. “¡Tenemos que evitar la ruta por donde vienen los monstruos!”

Todos salieron corriendo del pequeño edificio, ya que debido a su rica experiencia de caza sólo por la sensación del temblor bajo sus pies, podían especular de dónde provenida la fuente de la ola de bestias. Siguieron a Linda hacia una calle diferente.

Estruendo ~ ~!

Los temblores se estaban intensificando como si la ola de monstruos se estuviera acercando.

¡Boom!

Debido a la vibración del suelo, un edificio cercano se agrietó y se colapsó causando que el polvo llenara el aire causando que un fuerte sonido resonara después.

Linda no se negó a dar la vuelta para revisar, pero siguió corriendo con fuerza.

¡Whoosh!

Una flecha fue disparada desde un pequeño edificio que estaba junto a ellos.

Esta flecha fue inesperada, ya que estaban en pánico y en una carrera para escapar. Además, no esperaron que el enemigo los emboscara desde tan lejos. Aunque Linda pudo reaccionar, su cuerpo fue demasiado lento para mantenerse al día con la flecha. Además, el objetivo de la flecha no era ella, sino la chica de piel oscura que estaba corriendo detrás de Linda.

La chica de piel oscura levantó su daga para bloquear la flecha que se aproximaba, pero cuando su brazo se estiró a medio camino, la flecha penetró su hombro. Debido a que ella fue atrapada en un ataque repentino, su cuerpo no pudo responder a tiempo, y como si un martillo la golpeara, cayó al suelo.

Nick y Reid sacaron sus armas y se pararon frente a ella para protegere mientras miraban la dirección desde donde se disparó la flecha.

La chica apretó sus dientes con dolor, pero no emitió ningún sonido.

“¿Estás bien?” -preguntó Linda.

Una chica de piel oscura se aferró a su hombro y con mala intención asintió la cabeza. “Estoy bien”.

“¡No se detengan! Las bestias se están acercando cada vez más, ¡corran!” El corazón de Linda se sintió aliviado al ver que su herida no era fatal.

Nick ayudó a la chica a levantarse, pero al mismo tiempo, otra flecha fue disparada. Sin embargo, al estar alerta y preparado para un ataque repentino. Bloquea la flecha con la daga.

“¡Está escondiéndose allí!” Reid señaló la ubicación de dónde provenían las flechas.

Linda apretó fuertemente su espada mientras contemplaba el pequeño edificio a unos cien metros de distancia de ellos. Sin embargo, el sonido tembloroso que venía de la parte posterior era cada vez más intenso con cada segundo que pasaba. Incluso si ella iba al edificio y luchaba con Dudian, e incluso si ella lo matara, la ola de la bestias la alcanzarían.

El otro había tenido en cuenta. esto: “Por eso es tan audaz ahora.”, Linda pensó en la situación.

Su cuerpo estaba ligeramente tembloroso debido a la ira, pero finalmente se retuvo. Linda había visto a muchos cazadores morir debido a acciones emocionales. “No te preocupes por él. ¡Deberíamos salir de aquí!”

Nick y Reid sabían lo crítico que era su situación. Además, tenían miedo de las astutas y tortuosas trampas que Dudian había utilizado antes, por lo que fueron vacilantes en ir tras el novato. ¿Quién sabe qué tipo de trampas había establecido?

Dudian los observaba desde el pequeño edificio. Como era de esperarse, no lo persiguieron, sino que siguieron escapando. Su boca se curvó en una sonrisa. El había visto y olido a la chica de piel oscura que acechaba poniendo trampas por todo el lugar. Sin embargo, no había puesto un pie en este pequeño edificio.

Por lo tanto, se había atrevido a entrar en el pequeño edificio. Tenía en la mano una bolsa de sangre sellada. Dudian desapareció en silencio en el pequeño edificio.

¡Correr! ¡Correr!

Los cuatro corrieron rápidamente, saltando los escombros de piedras rotas y actuando lo más rápido que podían.

Sin embargo, después de unos pocos minutos de seguir corriendo, el sonido de la temblorosa tierra se estaba acercando en lugar de alejarse. Linda saltó sobre un montón de rocas y miró apresuradamente hacia atrás. Sus pupilas se contrajeron ligeramente a la vista.

Ella vio a unos monstruos de cuatro metros de altura rastreándolos a una rápida velocidad capaz de alcanzarlos. Eran monstruos que tenían la forma de un león, pero la piel de un ser humano. No tenían ningún pelo en ellos. Además, cada uno tenía siete u ocho brazos humanos.

“¡Maldita sea, es una manada de [BrainPeckers]!” El rostro de Linda se torno feo.

La chica de piel oscura y los otros dos miraron hacia atrás para comprobar los monstruos. Todos los [BrainPeckers] eran adultos. Por otra parte, un cazador primario no era capaz de hacer les frente. Era difícil huir de sus ellos ya que los [BrainPeckers] eran muy rápidos.

“¡Nos han encontrado! ¡No podremos perderlos!” El cuerpo de Nick temblaba por el miedo.

Linda se mordió los labios cuando dijo: “Rona, están siguiendo el olor de tu sangre. Ese chico te hizo daño intencionalmente para que los [BrainPeckers] nos persiguiean.”

Los labios de Rona estaban blancos al ver a los [BrainPeckers]. Ella había pensado en esa posibilidad, pero todavía tenía un rayo de esperanza en Linda. Como cazadora de nivel plata y miembro de un equipo de los viejos tiempos, pensó que Linda trataría de salvarla.

Rona la miró: “Lo sé.”

“Gracias …” Había una mirada complicada en el rostro de Linda mientras continuaba: “Yo me ocuparé de sus seres queridos.”

“Gracias …” Rona tenía una mirada agradecida en su rostro cuando su figura se detuvo y se dio la vuelta. Su rostro estaba amargo al ver a las bestias acercándose a ella. Había tantos deseos que aún no había logrado. Demasiadas cosas de las que no había disfrutado todavía. Sólo podía partir con pesar.

Ella alzó su corta daga y tristemente miró a las bestias que se aproximaban.

¡Puff!

La primera bestia que la alcanzó gruñó y levantó tres gigantescos brazos y se sacudió. Rona no podía hacer mucho para retrasarlos ya que se había convertido en la comida de la primera bestia en cuestión de segundos.

Nick, Reid y Linda hace mucho tiempo habían escapado del lugar.

Sin embargo, no fueron capaces de superar a los [BrainPeckers]. Nick se volvió para mirar atrás, sorprendido, al ver que la manada de [BrainPeckers]no se detuvieron después de haber asesinado a Rona, pero siguieron persiguiéndolos: “¡No podremos escapar!”

“Corre, tenemos que cubrir nuestro olor!” Linda no miró hacia atrás, ya ella más o menos podía imaginar la escena.

Cuando llegaron a la esquina de la calle, ya había sacado el polvo de los no-muertos. Ella lo derramó sobre su cuerpo y entraron a un edificio dilapidado a través de un agujero.

Reid la siguió de cerca y cubrió su olor de la misma manera. Él la siguió por el agujero.

Nick fue el último en llegar a la esquina. Pero su pierna tropezó y el polvo de no-muerto en su mano se desmoronó. Aunque lo había derramado sobre su cuerpo, no fue lo suficiente para ocultarlo a tiempo. Además de que los [BrainPeckers] estaban muy cerca de él.

“Capitán, salva…”, Nick lloró con horror mientras su cara tenía una mirada de desesperación total.

Su cuerpo se había vuelto pedazos por los enormes brazos de los [BrainPeckers]. Bloquearlos con un arma no era útil en absoluto.

Traductor: Lalocura311

 

Anterior                                                    Indice                                                Siguiente

Índice