Martial World-93

Capítulo 93 – Obstáculo

¿Qué, no estás dispuesto? Un hombre real es resistente y puede adaptarse a la situación. ¿Qué es esta cuestión de mostrar un poco de debilidad? ¿Podría ser que quieres crear problemas para mí, sólo porque tú y Lin Ming son completos enemigos?

Zhu Yan tomó algunas respiraciones profundas y luego lentamente relajó sus puños. Tenía los ojos fríos mientras decía lentamente: —Alteza. Un genio muerto ya no es un genio.

¡Humph! ¿Quieres que asesine a Lin Ming? Zhu Yan, ¿no sabes qué clase de existencia sin paralelo tiene la Séptima Profunda Casa Marcial en el Reino Fortuna Celestial? Lin Ming es un talento raro que no se ha visto en los cien años de la Séptima Profunda Casa Marcial! No puedo creer que desees que lo asesine. ¡Incluso si él deja la Casa Marcial, incluso si no ha crecido, no se olvide de mi hermano mayor, el príncipe de la corona Yang Lin! ¡Aunque Yang Lin es estúpido, no es estúpido hasta el punto de ser retardado! ¿Cómo no podía enviar protección a Lin Ming? ¡Su lado también tiene un maestro, incluso tiene a Muyi! ¡Una vez que haga un pequeño error de cálculo, una vez, aunque sea sólo un poco, si mis planes son expuestos a Yang Lin, de que he matado a Lin Ming, entonces he perdido! ¡Ni siquiera cuando llegue el momento de tomar el trono, ni siquiera podré preservar mi vida! La autoridad de la Profunda Casa Marcial es inviolable. ¡Incluso si es mi padre el emperador, él también sería inútil para hacer cualquier cosa!

¡¡Sólo un Muyi es suficiente para darme un dolor de cabeza!! He gastado muchos recursos para levantar a 18 personas en la corte que están dispuestos a morir, y esto es sólo para tratar apenas con Muyi. Si este Lin Ming crece y se agrega a esta situación ya complicada, ¡entonces mis posibilidades se reducirán significativamente!

La boca de Zhu Yan se contrajo y sus dos puños se sentían pesados. Habló con lentitud y claridad: —Alteza, por favor, dame tiempo. ¡Te daré una respuesta adecuada!

Bien. Te creeré esta vez. Pero ¿y si vuelves a decepcionarme?

Zhu Yan tomó una respiración profunda y mordió las palabras, —Si soy derrotado, si Lin Ming todavía puede crecer con una velocidad monstruosamente tan grande, entonces ¡voy a divorciarme de Lan Yunyue y pedir disculpas a Lin Ming!

Humph. ¡Espero que no sea demasiado tarde en ese momento! ¡Retírate!

En una habitación del Gran pabellón claridad, el ambiente era genial, y los platos preparados eran deliciosos, pero Zhu Yan no tenía la intención de comer los platos mientras estaba en sus pensamientos.

Al ver que Zhu Yan no comía, Lan Yunyue no se había atrevido a mover sus palillos. Había adivinado correctamente que la preocupación de Zhu Yan, estaba relacionada con el desafío de Lin Ming. Estaba atrapada en el medio, avergonzada, y no se atrevía ni siquiera a decir unas palabras.

Hoy, el Décimo Príncipe me llamó para discutir algunos asuntos conmigo. —Zhu Yan dijo lentamente después de estar en silencio por un largo tiempo.

Mmm Discutir … ¿de qué hablabas? —Lan Yunyue sintió un ligero malestar. Nunca había sabido lo que pensaba Zhu Yan. Sólo podía sentir su oscuro y terrible estado de ánimo, como si hubiera una calma suave, justo antes de que explotara con súbita y violenta rabia y huyera. Su mirada era como una viciosa bestia acostada en una emboscada; Al principio parecía tranquilo y calmado, pero en realidad contenía una intención asesina inagotable.

Cuando estaba junto con Zhu Yan, Lan Yunyue siempre había sentido una presión invisible empujándola como si no pudiera respirar. Era diferente al pasado; Durante el tiempo en que ella y Lin Ming habían estado juntos. Cuando estaba con Lin Ming, podía actuar al azar como una mocosa mimada, o al azar y perder su temperamento, pero ese chico siempre sonreía a ella como sol y satisfacía todas sus demandas irrazonables …

Por desgracia, esos días habían desaparecido hace mucho tiempo y nunca volverían. Lan Yunyue suspiró en su corazón. No se atrevía a mostrar ningún sentimiento, porque siempre sentía que los ojos de Zhu Yan eran como un águila que parecía capaz de penetrar completamente en sus sentimientos más íntimos.

Él me dijo que … —dijo Zhu Yan, y luego la miró con los dos ojos y lentamente continuó, —Él me dijo que me divorciara de ti …

En ese momento, Lan Yunyue se volvió insensata. Era como si el tiempo se hubiera ralentizado en ese instante, y la cara de Zhu Yan de repente parecía lejana en la distancia. Todos sus sentidos, su oído, su tacto, todo se volvió borroso.

Aunque siempre había mantenido la pureza de su cuerpo, ya se había comprometido con Zhu Yan. En el Reino Fortuna Celestial, si una niña se divorciaba después de estar comprometida, esto era un asunto extremadamente vergonzoso, y su nuevo matrimonio se vería afectado. Si Zhu Yan realmente se divorció de ella, ¿qué curso le quedaba para seguir?

Miró a Zhu Yan con una expresión torcida y apretó los labios, tratando de no llorar. Sin embargo, las lágrimas comenzaron a fluir de sus ojos. Sabía lo que significaba el décimo príncipe para Zhu Yan y la familia Zhu. Sus palabras dieron mucho peso a Zhu Yan.

Tú … ¿estás de acuerdo? —Lan Yunyue se ahogó en sus palabras, casi sollozando.

Todavía no. —Zhu Yan respondió sinceramente.

¿Por qué? —Lan Yunyue subconscientemente sostenía los palillos en su mano, pero sus nudillos se habían vuelto blancos.

Por culpa de Lin Ming. El Décimo Príncipe quiere ganar a Lin Ming, pero tú … te has convertido en un obstáculo para ganar a Lin Ming.

Ob … obstáculo … —Lan Yunyue finalmente no pudo soportar el dolor, y las lágrimas que estaba reteniendo empezaron a caer como la lluvia. Era una chica normal. ¿Cómo fue que algún día ella se involucraría en las luchas del trono y se convertiría en un obstáculo para el príncipe …

¿Por qué estaba sucediendo esto?

Zhu Yan dijo: —Tengo un mes, tal vez dos. Pero todavía no sé si, podría haber una oportunidad … no necesitas desesperar. Este asunto no es necesariamente una conclusión inevitable.

Después de decir estas palabras, Zhu Yan simplemente se levantó, abrió la puerta y se fue.

Lan Yunyue fue dejada atrás, sentada en su silla. Parecía que su alma se había perdido. Ella conocía su situación. Aunque Zhu Yan había dicho que había una oportunidad, no era lo suficientemente ingenua como para creer esto. Si alguna vez se convertía en un obstáculo en su camino, aunque sólo un poco, ¡no dudaría en deshacerse de ella!

Pensando en esto, Lan Yunyue sintió una oleada de dolor inexplicable.

Ella se levantó distraídamente, abrió la puerta y se fue.

El vestíbulo principal del Pabellón de la Gran Claridad resonaba siempre con ruidos y charlas bulliciosos. Una multitud de hijos aristocráticos se entregaban a sus deseos y se divertían, levantando copas para beber. Las delicadas copas de bronce estaban cubiertas con un diseño realista, como si fuera la boca de un monstruo que abría las mandíbulas para tragarla …

Pasillos de lujo, alfombras de terciopelo, suaves sonidos de cuerdas e instrumentos de viento, finos platos de jade y tazones de oro llenos de las mejores delicadezas … ella había anhelado antaño en sus sueños y las perseguía, pero ahora sólo la hacían sentir desolada.

Bajó la escalera y salió del Pabellón de la Gran Claridad.

La noche de otoño tenía un brillo fresco, y el viento soplaba con un rocío; Era sombrío y melancólico.

La verdad era que Zhu Yan no estaba equivocado … Lan Yunyue comprendió la razón por la que dijo esas pocas palabras esta noche, y no sintió ningún resentimiento hacia él.

Había elegido a Zhu Yan. Ella lo eligió porque Zhu Yan trajo a si gran riqueza, y por lo tanto una juventud más larga.

Si un día Zhu Yan perdía su estatus, entonces incluso su esposa podría dejarlo …

Esta verdad, ¿cómo podría Zhu Yan no entender?

Si uno elige el esplendor, entonces tienen que ser capaces de resistir la amargura y el dolor detrás de ese esplendor, pero … ella comprendió este principio demasiado tarde.

De repente se dio cuenta de lo preciosas que eran esas cosas desaparecidas que alguna vez tuvo. Ella se arrepintió, no porque Lin Ming se hubiese transformado en un dragón de escala dorada, pero su pesar era no saber que la felicidad que había sentido una vez, fue una verdadera bendición.

El resultado que Lin Ming había creado había sorprendido a muchas personas; Las grandes potencias ya habían puesto planes en acción para Lin Ming. Pero a pesar de que Lin Ming había logrado un resultado tan grande, ni siquiera tenía la menor dosis de complacencia.

Él escogió un mes de tiempo, antes de desafiar a Zhu Yan. La verdad era que no tenía la absoluta seguridad de que iba a ganar.

Zhu Yan fue el primer enemigo decente en la vida entera de Lin Ming.

Una vez, Lin Min había superado a Zhu Yan como un golpe de por vida. Pero ahora, en sólo un corto período de seis meses, Lin Ming se enfrentaría contra Zhu Yan en la misma etapa marcial.

Lin Ming podía sentir que Zhu Yan era duro y extraordinario.

Zhu Yan y Wang Yanfeng eran los mismos. Ambos estaban orgullosos y tenían su propia voluntad inflexible. Era sólo que Zhu Yan no era tan duro como Wang Yanfeng, y era más restringido en el corazón. Si Wang Yanfeng era una espada deshilachada llena de aire frío, Zhu Yan era un delgado sable escondido en la vaina. ¡Era difícil saber cuándo dejaría la vaina, y que el primer golpe sería prácticamente imposible de evitar!

¡Zhu Yan no sería tan fácilmente aplastado! Era hijo de una concubina de la familia Zhu. Confiaba en su propia fuerza y en sus diligentes esfuerzos para subir, paso a paso, a su posición actual. Incluso tuvo la posibilidad de heredar a la familia Zhu como cabeza de familia. ¡Tal persona, era como la hierba fuerte y tenaz!

¡Incluso si Lin Ming tenía la Píldora carmesí de Médula del Dragón de Oro que fue realzada por el símbolo medicinal de la inscripción, él no tenía confianza completa de que ganaría!

¡Este mes, Zhu Yan definitivamente pondría el doble el esfuerzo!

¡Pero aun sabiendo esto, Lin Ming todavía había lanzado un desafío! ¡No sólo tuvo que desafiar a Zhu Yan, sino que tuvo que desafiarse a sí mismo, y forzarse a sí mismo en una esquina para estimular su potencial!

Este mes, los recursos que Lin Ming obtendría se incrementaron. Podría practicar durante cinco días completos en las siete matanzas principales, recibir cinco Píldoras de Acumulación de Almas y también cinco piedras de esencia verdaderas.

Los gránulos de recolección de almas no eran nada, pero las piedras de esencia verdaderas, en particular los cinco días completos de cultivo, fueron cruciales para Lin Ming.

Cinco días completos, equivalían a 60 horas de práctica. ¡Eso fue un promedio de dos horas, todos los días, durante un mes!

Aunque no era una práctica indiscriminada, pero los efectos de dos horas ya eran muy gratificantes.

Esta mañana temprano, Lin Ming llevó a arcoíris penetrante y fue a la Cascada del Lago Helado.

Pero justo cuando estaba a punto de entrar en el frío lago, una voz distante le llamó.

JovenPrimo, ¡espera un momento!

¿Mm? —Lin Ming hizo una pausa en sus pasos. Era Lin Wu.

¡Joven primo, felicitaciones! ¡Esta vez has ganado realmente la cara para nuestra Familia Lin! —Lin Wu alegremente dijo mientras corría.

La familia Lin era una de las familias más grandes en la Ciudad Mora Verde, pero en la actualidad no tenía los medios para compararse con la familia de Zhu. Esto se debía a que la familia Zhu tenía una emperatriz concubina, y además el hijo de la emperatriz fue galardonado con el título de príncipe.

Esto no era demasiado malo; Sólo se podía culpar al destino. Sin embargo, la mayoría de los ancianos de la familia Lin hervían de rabia. La familia Lin siempre fue presionada por la familia Zhu y Zhu Yan. Eran como una montaña que se alzaba frente a la familia Lin. El más fuerte de la generación joven en la familia de Lin era Lin Wu. Ya había pasado dos años en la Profunda Casa Marcial y acababa de entrar en el Salón de la Tierra. Además, sólo estaba en la parte media inferior de la clasificación. Los otros dos de la generación más joven, ni siquiera habían entrado en el Salón de la Tierra; No podían alcanzar la mitad de Zhu Yan. ¿Cómo podrían los ancianos de la familia Lin no estar molestos?

Pero ayer, se habían utilizado 12 talismanes de transmisión de sonido de larga distancia, y la gran noticia había sido enviada una gran distancia esa noche a Ciudad Mora Verde.

El talismán transmisor de sonido común, sólo podía alcanzar varias docenas de millas de alcance, pero el talismán de transmisión de sonido de larga distancia podía extenderse a varios cientos de kilómetros. El precio era por supuesto, mucho más alto que ordinario; Un deslizamiento costó varias docenas de liangs de oro. Para pasar las noticias de la Ciudad Fortuna Celestial a la Ciudad Mora Verde, requirió 12 talismanes de transmisión de sonido siendo enviados en serie. El costo de enviar esta noticia era de varios centenares de liangs de oro. Si no fuera importante, entonces incluso una familia rica y respetada como la Familia Lin, no sería tan derrochadora.

12 transmisiones de sonido fueron enviadas en sucesión, con un color de oro puro urgente, que sólo tenía unas pocas frases simples. —Lin Ming ha estado en la Profunda Casa Marcial durante 34 días. Durante la segunda evaluación de Diez mil formaciones para Matar, alcanzó el rango 62 y obtuvo las calificaciones necesarias para desafiar la Morada Celestial. Él desafió Zhu Yan con la punta de la lanza, y declaró que su encuentro sería un mes más adelante.

¡Se dice que cuando el jefe de la familia Lin recibió este talismán transmisor de sonido, saltó de su silla en el lugar e incluso usó palabras sucias — ¡Esto es jodidamente genial!

(Celty: esta novela es jodidamente genial(?)

Traductora: Celty Strulson

Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Índice