Academia Mágica Historia Paralela 2 (Sin Editar)

A A A

I was Reincarnated as a Magic Academy

 

Historia Paralela: ¿¡Qué quieres decir con lava en el primer piso!? (Sin editar)

(Shiku: siguiente cap del pack, que parti en 2 para hacerlo más llevadero, a lo largo de este finde subiré 3 caps más y posiblemente prepare otros extra, si no, seran para el próximo finde vere si puedo traer 4 más (la prox semana) Para lectores de ToK, tranquilos, se esta preparando un pequeño pack, ya hay varios capítulos traducidos)

************************************************************************

(Shiku: La historia son 4 caps en el que cuentan el viaje de los profes por la mazmorra)

[El punto de vista de Nanya]

 

“¡Nyahaha! ¡Una mazmorra! ¡Una mazmorra después de tanto tiempo! Se siente como en los buenos días, ¿no? “Me reí mientras le daba a Tuberculus una palmadita en la espalda.

Estaba tan emocionada de poder finalmente explorar una mazmorra desconocida después de tantos años que no me importaba si era una  con 400 pisos o solo dos! Illsy dijo que sólo tenía dos, así que esperábamos terminarlo en dos horas, quizás tres si mirásemos un poco mas a fondo y hiciésemos un mapa completo del lugar.

 

-Siempre fuiste la primera en emocionarse por las pequeñas cosas -comentó Rufus con su habitual voz monótona.

 

¡Juro que ese hombre solo se emociona cuando encuentra un libro nuevo! Él y Zertan hacían una pareja perfecta, el otro solo era feliz cuando sus plantas florecían.

 

Bueno, no dejé que sus palabras me impidieran divertirme. Tenía mucha curiosidad en cuanto a qué tipo de jefes enfrentaríamos y lo complicado que lo hizo todo. Hasta ahora, estábamos descendiendo en un par de escaleras muy largas. Esto ya era bastante inusual. En la mayoría de los casos, la primera mazmorra era un edificio o una cueva en la superficie. Nunca había oído hablar de una subterránea, pero, de nuevo, Illsy era un Dungeon Lord Divino. Había muchas cosas que esperar de él.

 

-¿Cuándo acabarán estas escaleras? -gruñó Angius.

 

“¿El centro del mundo?” Bromeé.

 

“Ugh …” gimió.

 

Cuando finalmente llegamos a los últimos peldaños, llegamos a un gran cuarto vacío hecho de granito. Era el primero, así que no esperábamos enfrentar demasiado. Ninguno de nosotros estaba en guardia.

 

-¿Alguna señal de vida? -pregunté.

 

“Ninguna por lo que veo … ¿Es sólo una habitación vacía?” Preguntó Angius mientras exploraba la habitación con los ojos.

 

“Suspiro … ¿Primera habitación y sin una trampa? ¿Tal vez darle dos horas para limpiar era un poco demasiado largo? ¿Qué tal  media hora? -comentó Rufus con su monotonía habitual.

 

Al parecer, se aburría y sacó su libro de su bolsa para seguir leyendo. Simplemente me encogí de hombros y seguí adelante. Él estaba allí con nosotros sólo como un extra, sólo en caso de que hubiera un mecanismo que requiriese  de activadores múltiples al mismo tiempo para que se activase. En general, esas clases de trampas se podían encontrar desde el tercer piso para abajo en ciertas mazmorras. Las mazmorras normales normalmente no tenían nada en el primer piso, apenas una criatura invocado o dos, en reposo, crearon pequeños hábitats para animales salvajes al azar. Incluso los aldeanos normales podían aventurarse en ellos hasta las primeras dos o tres habitaciones sin preocuparse demasiado por ello.

 

“Un pasillo …” dijo Tuberculus cuando salimos de la habitación.

 

Pusimos atención extra a donde pisábamos, pero la zona era segura. Sin embargo, se estaba poniendo un poco emocionante.

 

(Shiku…UN PASILLO!!!! LA EMOCIÓN ME INVADE)

 

Unos momentos más tarde, llegamos delante de una gran pared vacía con dos pasajes que conducían a nuestra izquierda y derecha, respectivamente.

 

-¿lanza una moneda y elegimos un lado? -preguntó Angius.

 

“Izquierda. Siempre vete a la izquierda. “Dije y seguí ese camino sin molestarme en escuchar el resultado del lanzamiento de la moneda.

 

Siguiendo el camino, encontramos la primera trampa. Tres trampas de pinchos estaban colocadas delante de nosotros con un claro callejón sin salida en el otro lado.

 

-¿Y ahora qué? -preguntó Angius.

 

“¿Estás usando tu Armadura Mágica?” Pregunté.

 

“Sí, ¿por qué?”, ​​Respondió y me lanzó una mirada cuestionable justo antes de que yo le patease  el trasero y lo enviase volando al otro lado de las trampas.

 

Se estrelló contra la pared y cayó al suelo con un gemido.

 

-¿Ves algo allí? -pregunté.

 

“Estrellas …” contestó mientras señalaba.

 

Después de volver a sus sentidos, miró a su alrededor y vio una palanca en la pared. No estaba tan seguro de accionarla de esa manera, así que después de revisar las trampas, usó su bota y la tiró encima. La palanca bajó y no se activó ninguna otra trampa. No ocurrió nada, y las trampas de pinchos seguían activas.

 

“Debe ser un falso”, nos dijo.

 

“Déjalo así”, le dije.

 

Mi instinto me estaba diciendo que debería haber otra palanca al final del otro pasillo. Angius regresó con un poderoso salto sobre las trampas. Tenía suficiente fuerza para alcanzar el nivel de una deidad media, pero sólo con fuerza. Debido a eso, su Energía Mágica no podía llegar al punto en el que pudiera intentar aprender habilidades divinas, pero si él fuera a entrenar su reserva de energía mágica el tiempo suficiente, tendría una alta posibilidad de poder hacerlo.

 

En el otro lado estaba un camino similar, pero esta vez, Angius no necesitó mi ayuda para cruzar. Tiró de la palanca de una manera similar, y oímos la puerta que se abrió detrás de nosotros.

 

-Debe haber sido una puerta oculta -dijo Rufus.

 

“Pero eso solo aparece a partir del piso 30”, señaló Tuberculus.

 

Tuve que estar de acuerdo con él, las primeras habitaciones de la mazmorra eran bastante inesperadas, ¡pero eran divertidas!

 

Caminando hacia la puerta abierta, nos detuvimos y contemplamos la vista ante nosotros.

 

“Eso es lava, ¿no?” Le pregunté.

 

“Sip, lava.” Respondió Angius.

 

“Son plataformas cronometradas por encima de la lava, ¿no?”, Pregunté.

 

-Sí, plataformas cronometradas -respondió Angius-.

 

-Fascinante -dijo Rufus, que finalmente guardó su libro.

 

(Shiku: Típico cuando estas con un amigo jugando a algún juego tipo de Dark Souls y entras por donde no deberías y te encuentras algo inesperado como, ¿eso es un caballero negro, ¿verdad? Si, si que lo es….Oh esos son demonios gigantes en grupos de 100, ¿no? Si, si que lo son. Y están sobre lava candente. Sip, si que lo están.)

 

La lava, en cualquier estado o forma sólo aparecía después del piso 50, y era bastante rara . Pocas mazmorras la utilizaban, pero justo delante de nosotros, en el primer piso de la mazmorra, estábamos contemplando un pozo de lava de más de 6 m de longitud. La única forma de cruzar parecía ser saltando sobre las plataformas cronometradas, pero la puerta del otro lado estaba oculta también, y no había ninguna palanca a la vista.

 

Lo miramos durante más de un cuarto de hora, tratando de averiguar cómo cruzar. Angius volvió a la primera habitación para ver si nos saltamos algo, pero no pudo encontrar nada.

 

“¿Tal vez sea una ilusión óptica, y el otro lado sólo parece estar bloqueado por una pared?”, Preguntó Tuberculus.

 

-Puede que te engañe, pero no yo … -respondí.

 

Bien hecho, Illsy. Esto es muy difícil. Pensé, pero estaba segura de que iba a regañarlo tan pronto como volviésemos. Esto no era una mazmorra para los estudiantes que apenas manejaban hechizos de principiante. En realidad, incluso los aventureros rango maestro tendrían un problema con ella.

 

-¿Una palanca oculta, tal vez? -preguntó Rufus.

 

“Podría ser. Voy a intentarlo. Mi Armadura Mágica puede soportar el calor de la lava mejor que la tuya. “Le ofrecí.

 

-Por favor, pero mira atentamente todo lo que aparezca-me dijo Tuberculus.

 

Asentí y me preparé para el primer salto. Cuando apareció la plataforma, fui a ella. Se retiraron rápidamente, pero yo era más rápida. Manteniendo los ojos abiertos, busqué el botón, pero no vi nada. Cuando llegué a la última plataforma, salté de ella hasta el final. No podía sostenerme en la pared, así que salté de ella a la otra. Salté una vez más y aterricé en la segunda plataforma. Desde ella, di un poderoso salto y alcancé el punto de partida.

 

-¿Y bien? -preguntó Tuberculus.

 

“Nada …” le dije.

 

Fue frustrante, pero no me rendí. Lo intenté tres veces más, pero el resultado no cambió.

 

“El Dungeon Lord construyó un nivel sorprendentemente difícil. Esto no es algo que nuestros estudiantes puedan manejar “, dijo Rufus.

 

-Dudo que puedan pasar esas trampas de allá -dijo Angius con un suspiro-.

 

Mirando hacia atrás al pozo de lava, me enojé y golpeé la pared. Debido a la fuerza que puse en el golpe, la grieta se extendió un poco, y el área de granito donde toco mi puño se rompió. En algún lugar del otro lado del pozo, una pequeña roca cayó sobre la plataforma. Parpadeé y me sorprendí.

 

¿Podría ser? Me pregunté a mí misma.

 

Con una sonrisa en mis labios, decidí darle una oportunidad. Calcule mis saltos bien y llegué a la tercera plataforma. Había un agujero en la pared y justo detrás de él, un botón. Sonreí

 

“Lo encontré!”, Grité y presioné de inmediato.

 

Pensé que estaba a salvo, pero luego la plataforma se deslizó de debajo de mis pies, y me caí en la lava caliente.

 

“¡KYA!” Grité.

 

Mi armadura mágica se estaba desvaneciendo rápidamente. Cuando alguien cae en lava, por lo general se quedarian atrapados en ella como lo harían en  arenas movedizas. Si no salían rápidamente de allí, se te pgaría y destruiría tu armadura. Incluso para Supremos lava era molesta, pero nada que no pudiesen manejar. Al menos, no estaba encantada con una habilidad de absorción de energía mágica.

 

Me empuje con fuerza y ​​salté, luché para llegar al otro lado. Se estaba pegando a mis botas, y era difícil moverse, pero la empujé alrededor de mí. Utilizando mi fuerza, me levanté y aterricé en una de las plataformas. Estaba a salvo, pero mi Armadura Mágica disminuyó considerablemente.

 

“¡Huff! ¡Huff! ¿Lava? ¿Lava en el primer piso? ¿En serio? “Me quejé mientras respiraba con dificultad.

 

“Nanya … has perdido una bota”, dijo Tuberculus mientras señalaba algo que ardía en el pozo.

 

“Mou!” Hinché las mejillas.

 

“¡Jajaja! Esto es bueno! ¡Nanya la rango divino perdió una bota en el primer piso”, Se rió Angius.

 

“Grrr!” Gruñí, pero lo dejé ir y suspiré “Angius?” Dije mirándolo con una sonrisa.

 

“Hm?” Me miró.

 

“¡Apestas! ¡Toma un baño! “Lo agarré por una bota y lo arrojé a la lava.

 

(Shiku: Ahhh…lava para la ducha, siempre te deja la piel buenísima o eso dicen, yo soy plumado después de todo jum)

 

-¡Ah! -gritó. “¡Caliente! ¡Caliente! ¡Caliente! “Nadó hacia nosotros lo más rápido que pudo y salió de la lava con la ayuda de los otros dos. Ahora solo llevaba una bota, y su túnica estaba un poco chamuscada en los bordes.

 

Sonreí.

 

“Pensé que iba a morir …” me fulminó con la mirada y comenzó a limpiar la lava de su ropa.

 

“Podría haber sido peor.” Me encogí de hombros.

 

-¿Cómo? -preguntó levantando una ceja.

 

Le mostré una gran sonrisa y me dirigí hacia la puerta abierta.

 

-¡Adelante hacía la fama y la gloria-dije señalándola.

 

Suspiraron y me siguieron en las plataformas cronometradas.

 

La mazmorra de Illsy era realmente divertida, pero ciertamente bastante peligrosa. Tenía curiosidad acerca de lo que encontraríamos en la siguiente sección.

 

Diez minutos tarde…

 

“Arpías … Trampas de fuego … Trampa de pinchos … Trampas de flecha … Trampas de viento … Abismo mortal con pinchos en la parte inferior … ¿ME ESTÁN JODIENDO?! ESTE ES EL PRIMER PISO! “Grité a todo pulmón

 

No nos alejamos de la plataforma en la entrada. Estábamos sincronizando las trampas y tratando de averiguar el camino que necesitábamos tomar. Había tres habitaciones allí, pero probablemente sólo una era real. Por desgracia, no pudimos averiguar cuál era cuál. Todos parecían idénticas. Mientras tanto, Angius y yo estábamos luchando contra las arpías.

 

“En efecto. ¡Esto es algo para el 100º piso y más allá! “, Dijo Tuberculus.

 

-Lo siento por los pobres bastardos que se atrevieran a entrar en esta mazmorra … -¿Y me dijo que era fácil? -dijo Angius mientras se apartaba de una arpía y luego la golpeaba con el puño. El monstruo fue arrojado al techo y luego  cayo en el abismo. -¿Lo has deducido? -preguntó.

 

“¡Sí, sólo un momento … allí!” Dijo Rufus mientras le mostraba un pequeño pergamino con el mapa del laberinto de la plataforma delante de él.

 

“Bueno. ¿Izquierda? -preguntó.

 

“¡Sip! ¡Siempre izquierda! “Sonreí.

 

No era izquierda

 

El camino conducía a una sala de mini jefe. Golpeé al bruto una vez y lo envié volando directamente al techo. Era muy débil en comparación conmigo , pero contra un Master Rank, era un monstruo. También había un puñado de imps y arpías que fueron invocadas y me atacaron. Utilicé [Bola de Fuego] para destruir los círculos. Con la habitación despejada, era hora de irse, pero noté una habitación del tesoro. Sonreí ante la idea y corrí hacia ella sólo para ser bienvenida por un montón de trampas de flecha. No había nada allí.

 

(Shiku. ¿Eh? Habitaciones con cofres llenos de trampas de flechas….oye ojala hubiera avivado la hoguera antes….)

 

Después de que saliesemos de esa habitación, fuimos por el lado derecho. No encontramos ningún tipo de tesoro allí, pero encontramos un montón de imps y trampas de gas. Nuestra armadura mágica era bastante alta, así que no nos molestó el hedor. Destruimos los círculos de invocación de imps y salimos de allí. Llegamos a una pendiente. Después de llegar a la esquina, escuchamos un clic.

(Shiku: Oh el sonido de la muerte y la frustración, similar al de una witch en L4d…esos llantos que traen la desesperación)

 

“¿Qué fue eso?”, Pregunté.

 

Mirando hacia atrás, vi una gran roca y trage saliva. Fui la primera en correr hasta el final. Rufus y Angius siguieron, sólo Tuberculus fue el más lento en actuar.

 

¿Huh? ¡UGYA! “, Gritó mientras la roca lo aplastaba y luego rodaba con él pegado. “¡Detén … esto …!” consiguió murmurar mientras rodaba  hacía  nosotros. Si no fuera por su Armadura Mágica, habría terminado como una pasta de carne blanda.

 

“¡La salida!” Dijo Angius y saltó “¿Eh? AAAH! “Gritó y luego lo oí golpear todas las paredes hasta llegar al agua.

 

En cuanto a Tuberculus, acabe detuviendo. Me detuve en la pared, me di la vuelta y golpeé la roca lo más fuerte que pude. No estaba encantada, por lo que fue destrozado por mi puñetazo. El anciano fue arrojado al techo, luego rebotó cayendo detrás de mí.

 

“Uf … el mundo da vueltas … *BLEGAR!” Vomitó.

 

“Ew!” Hice una mueca y pasé junto a él.

 

-Creo que Angius se está ahogando -dijo Rufus mientras miraba por el agujero que conducía al siguiente piso-.

 

“Únete a él” dije empujándolo por el borde.

 

¿Huh? ¡AH! “, Gritó.

 

Cogí a Tuberculus por la pierna izquierda y salté tras ellos. El agua estaba fría como el hielo, y rápidamente nadé. Después de arrojar el vejestorio en tierra firme, fui tras de Angius. Rufus se manejó muy bien y nado como un perro hasta la tierra.

 

“¡Uf! ¡Pensé que iba a morir! “, Dijo el guerrero después de escupir un poco de agua.

 

¿Trampa de piedra? Eso fue inesperado … Sus trampas son una mezcla de complicadas y mortales con simples. Ni siquiera sé qué esperar a continuación … “Dije con un suspiro.

 

Para hacer una comparación con otras mazmorras, la de Illsy simplemente era una locura. Por ejemplo, la mazmorra ancestral en el imperio de Paramanium tenía una planta simple y un primer piso de insectos. Había alrededor de catorce cámaras en total y continuaba hasta el segundo piso, donde se podían encontrar ratas y algunas serpientes. La dificultad aumentaba en monstruos y número de cámaras, pero por lo general, las trampas eran después de los primeros diez pisos. La primera trampa que empleó la mazmorra ancestral fue una simple trampa. El primer mini jefe estaba en el piso 20, pero para entonces también tenia trampas de flecha. Las cosas que Illsy añadió no fueron siquiera alcanzadas desde el 50º nivel, pero por su complejidad, apostaría mi dinero en el hecho de que podría competir con el piso 120 solo con su primera planta. Me hizo temblar sólo  pensar en lo que iba a encontrar en el segundo piso.

 

-¿Qué … qué es esto? -preguntó Rufus sorprendido.

 

Actualmente estábamos sentados frente a muros metálicos de 3 m de altura con un patrón ondulante como olas en un lago. Eran hermosos para mirar, pero esa belleza era lo que los hacía peligrosos. Si eso fuera un laberinto, seguramente … iba a ser difícil de completar. La reflexión en sus lados haría que fuera muy difícil para los aventureros regulares pasar. El piso de la mazmorra ya había pasado a los aventureros de rango maestro, pasaba firmemente por los rangos del emperador y presionaba en rangos divinos. Por lo menos, no había muros ni trampas encantadas. Esas podrían haber sido más peligrosas que cualquier otra cosa.

 

“¿Cómo se ve? Un laberinto. “Le dije.

 

-Técnicamente hablando, podría ser un laberinto -comentó el viejo-.

 

Me encogí de hombros.

 

“Debemos continuar”, les dije. Ya pasamos cinco horas.

 

“Vamos a descansar aquí un poco, Nanya” dijo Angius.

 

¡Ah! ¡Mis libros! “Gritó Rufus.

 

“¿Qué?” Pregunté sorprendido.

 

¡Mis libros han desaparecido! ¡Debo haber dejado caer mi bolsa allí arriba! “, Dijo el hombre mientras miraba el eje que conducía al primer nivel.

 

“No te preocupes, haremos que Illsy los traiga para ti cuando volvamos.” Le dije con una sonrisa.

 

“Suspiro … muy bien …” tomó asiento, y se decidió tomar un momento para descansar.

 

¡Qué mazmorra tan rídicula… pensé mientras miraba las paredes reflectantes.

 

Fue bastante sorprendente, pero también muy, muy peligroso. Ninguno de nuestros estudiantes podría terminar ni siquiera el primer nivel. Si se atrevían a intentarlo, sólo terminarían como cadáveres. Esta mazmorra era muy peligrosa.

 

 

Trad: Shiku

Editor: Alphard

(Shiku contador de galletas: unas 8/50, os di la posibilidad de llenar 45 en el pack entero pero apenas nadie da galletas, salvo en el último pack….eso me duele…*llora* Sniff Sniff)

 

AnteriorIndice – Siguiente

 

Índice