Terror Infinity – V11 C5.

Terror Infinity

Vol. 11: Capítulo 5.

 

El grupo regresó a Hamunaptra en el dirigible. Esta aventura a la tumba fue demasiado intensa y no solo les dejó heridas, también necesitaban tomar un buen descanso. En solo diez minutos, la tumba tensó su espíritu.

Zheng no podía estar en desacuerdo con la proposición. Tenía 60 días para matar al Rey Escorpión de todos modos. En la película, a los protagonistas les tomó siete días. Así que pensó que no debía precipitarse en el caso de que Dios volviera a hacer algo interesante otra vez.

“Esta lanza es algo bueno. Poderosa y conveniente. El único problema es que tengo que recogerla cada vez que la lanzo. Creo que Dios tiene un ítem de apoyo que regresa las flechas que disparas. Tendré que buscar entre los objetos de apoyo una vez que regrese.” Zheng murmuró para sí mismo mientras veía hacia el desierto.

“¿Dios? ¿Qué es eso?” preguntó Jonathan a su lado. Estaba sosteniendo una copa con Martini.

Zheng giró su cabeza y se echó a reír. “¿Estás bien ahora? Tú y tu hermana durmieron hasta el medio día de hoy.”

Jonathan le dio una palmada en el hombro. “Bien, bien. Es solo que no había experimentado tales aventuras en mucho tiempo, así que me sentí extraño. Dame un par más de ellas y mejoraré. Jaja.”

Zheng dijo. “¿Estás seguro de querer un poco más?”

Jonathan agitó las manos. “Uh, estaba bromeando.”

Zheng se rió y le dio un cigarrillo a Jonathan. “Lo hice difícil para ustedes, chicos. Pude haber ido solo si conociera más de jeroglíficos. Puedo simular a TengYi, pero solo me permite usar algunas pocas palabras que me enseñó.”

Jonathan tomó una bocanada de humo y dijo sorprendido. “Buen tabaco. No sé nada sobre simular ya que no eres de este mundo. Pero me gustan las aventuras. De hecho, sentimos que hacía falta algo desde el viaje a la tumba.”

Zheng palmeó su hombro. “Perder los tesoros ¿cierto? Jaja. Tengo que agradecerles por esto. No habría sabido qué hacer de otro modo.”

“No hay de qué. Aunque, ¿realmente hay un diamante del tamaño de tres balones de futbol en el tesoro del Rey Escorpión? Eso atrae mis expectativas.”

“Lo siento. Dije de un balón de futbol.”

El grupo regresó a Hamunaptra sin ningún problema. La excavación también iba sin problemas bajo la asistencia de los Medjais. No había necesidad de preocuparse sobre la escasez de suministros en el desierto, o de los piratas. En los pocos días que Zheng estuvo fuera, había excavado una gran parte del segundo nivel.

“Nos encontramos con un pequeño peligro. Un escarabajo masticó la mano de un trabajador ayer. Afortunadamente, huyó en lugar de entrar en su cuerpo.” un anciano reportó a Ardeth. Parecía aterrorizado cuando mencionó al escarabajo.

Zheng golpeó su frente. “Oh, cierto. No pensé con suficiente cuidado. Que el curador compre algunos lanzallamas en El Cairo. Solo estamos en el segundo nivel. Los siguientes niveles bajo tierra tendrán un montón de escarabajos, así que necesitarán lanzallamas para protegerse. También, céntrense en la estatua de Ra. El Libro de Amón-Ra se perdió bajo el acantilado. Conserven el altar cuando lo desentierren. De todos modos, recuerden cuidarse bien de esas dos cosas cuando estemos lejos.”

El anciano asintió. Zheng se giró hacia Ardeth. “¿Puedes conseguir unas cosas para mí? Necesito explosivos, muchos de ellos. Si planeas venir, creo que también necesitarás algunas armas”

Ardeth se rió. “No te preocupes, mi amigo. Ya les había dicho a mis hombres que nos trajeran armas. Los explosivos no son un problema. Aunque son mucho menos poderosos que los que tienes.”

Zheng no dijo mucho más. Dejó a Ardeth con los Medjais y luego volvió al desierto, a su tienda para estudiar la lanza y el brazalete. Eran los artículos más valiosos que obtuvo en el mundo de La Momia. La Lanza de Osiris era al menos un ítem de rango B.

Su poder estaba determinado por su Energía de Sangre y su Qi. En otras palabras, cuando se haga más fuerte, la lanza se volverá más poderosa. Canalizó la mitad de toda su energía la última vez y el lanzamiento alcanzó mil metros con un área de efecto de diez metros. ¿Serían estos números el doble si canalizara toda su energía de una vez?

El Brazalete de Anubis le permitiría invocar al ejército de Anubis una vez asesinara al Rey Escorpión. Podía invocar seis momias con su energía de sangre actual. Había probado a invocar el hechizo otra vez, las anteriores seis momias desaparecieron y fueron remplazadas por seis nuevas. Así que no podía quedarse en un lugar seguro e invocar un ejército. Pero, ¿qué hay si tiene el brazalete?

Trescientos guerreros del ejército de Anubis que eran más fuertes que las momias individualmente. Si completa esta misión, la fuerza de su equipo alcanzaría un nivel enfermizo.

Sin embargo, podía imaginar cuán difícil era esta misión solo por el poder de este objeto.

Mientras Zheng estudiaba cuidadosamente estos objetos, repentinamente encontró algo. Pequeños rasguños en los objetos fueron llenados con símbolos y caracteres extraños. Había visto algunos de estos caracteres en los encantos protectores que canjeó. Cuando canalizó energía en la lanza, la energía fluyó a través de estos símbolos y caracteres, luego la lanza brilló en una luz dorada. Eso probablemente podría ser la fuente de su poder.

Zheng recordó algunas cosas que dijo Xuan. Si los ancestros humanos crearon a Dios, entonces los monstruos en el mundo de las películas probablemente eran enemigos que nuestros ancestros encontraron, y la Lanza de Osiris y el Brazalete de Anubis eran armas que ellos crearon. Similares a los objetos forjados por los inmortales chinos en las leyendas, esos objetos fueron creados por los símbolos y caracteres misteriosos en lugar de tecnología moderna. ¡Lo que significa que podían ser creados en masa!

“Mierda. Esto rompería el juego si cada miembro tiene una lanza y un brazalete. Podríamos empezar con mil guerreros y luego todos dispararían sus lanzas. Jaja.”

(BryanSSC: Eso sería la hostia xD)

Zheng se burló de sí mismo. Sabía que eso era imposible. No conocía esos símbolos y caracteres. TengYi podría ser capaz de reconocer unos pocos, entonces Xuan podría analizarlos y crear un ítem. Sin embargo, Zheng no sería capaz de hacer un modelo con oro.

“Primero reviviré a todos. Hay mucho que hacer. Xuan, serás el primero. Por favor, no me rechaces. ¡Préstame tu fuerza!”

Zheng puso los objetos de vuelta en el anillo y luego salió caminando de su tienda hacia el lugar de excavación.

“Sí, podemos llegar al altar en un mes a este ritmo. Sin embargo, si realmente hay un profundo acantilado, es imposible cavar todo el lugar en dos meses, a menos que usemos explosivos” le dijo un ingeniero a Zheng.

Zheng sabía que era irrazonable no usar explosivos cuando el acantilado podría tener cien metros de profundidad. Sin embargo, un libro antiguo estaba abajo. Todo se terminaría si el libro se dañaba con los explosivos. Jamás podría perdonárselo.

“Te he dicho que estoy buscando un libro enterrado bajo las ruinas. No me importa nada más. Puedo comprarte las mejores herramientas y maquinarias, los mejores suministros, comida, vino e incluso prostitutas. Pero te advierto, no uses explosivos o métodos brutales. ¡Todos pagarán con sus vidas si le pasa algo al libro!”

El ingeniero se secó la frente. No sabía qué decir a la irrazonable solicitud de Zheng. Parcialmente debido a la presión que emitió y más importante, más y más Medjais se habían reunido alrededor de Hamunaptra a medida que excavaban más oro. Estas personas a menudo aparecían con armas. Un trabajador fue atrapado tratando de robar oro y luego nunca volvieron a verlo. Así que el ingeniero no dudó de las palabras de Zheng.

“Entiendo. Por favor, danos dos meses y sube el salario de los trabajadores al triple. No veremos el fondo del acantilado si no excavan con sus vidas. También necesito nuevas máquinas que no se venden en Egipto. Tomaría un mes enviarlas desde Europa. Nos estaremos acercando al acantilado en ese momento.”

Zheng asintió. “Ok, aumentaré el salario diez veces mientras puedas completarlo en dos meses y traerme el Libro de Amón-Ra. ¿Trajiste el dinero?” preguntó Zheng a Ardeth.

Ardeth asintió y aplaudió. Varios Medjais caminaron hacia ellos, cada uno cargando una bolsa. Empezaron a verter oro y dinero de las bolsas. Zheng apuntó a ellos y dijo. “Oro, dólares, libras, francos. ¡Puedo satisfacer todo lo que quieras! ¡Pero debes darme el libro dentro del plazo!”

Después que el ingeniero se marchara con el oro y el dinero, Ardeth dijo con una amarga sonrisa. “Parece que esos trabajadores cavarán con sus vidas. Podrán disfrutar sus vidas por mucho tiempo después de este trabajo.”

“No importa. El oro no tiene valor en nuestro mundo. Por el contrario, el Libro de Amón-Ra no es algo que puedas comprar con oro. Jaja, ¿tienes los explosivos y las otras cosas?”

Ardeth asintió. “Las armas están bien, pero no tenemos explosivos tan poderosos como para satisfacer tus necesidades. Así que envié gente a Europa a traer TNT de alta eficiencia. Tomará unos pocos días de transporte. Ya les he notificado que vuelvan antes de fin de mes a toda costa. Tienes que quedarte aquí por otros cinco o seis días.”

Obtener explosivos más poderosos era una idea que surgió con el impulso del momento. Acaba de aprender que Dios elevaría la dificultad al punto más alto en la búsqueda del brazalete. En la película original, los protagonistas completaron la película sin poner en peligro sus vidas. Sin embargo, puso su vida en la línea solo por 4.000 puntos y dos recompensas de rango C.

Recordó que los pigmeos vivían en el oasis que llevaba a la pirámide. Dios no renunciaría a esta oportunidad para cambiar algo de la trama. Podría imaginar lo que aparecería ahí. Leones súper crecidos o pigmeos.

Finalmente entendió la importancia del alto costo de volver a las películas anteriores. Muchas misiones difíciles requieren que el equipo sea lo suficientemente fuerte para enfrentarlas. Algunos objetos de misiones necesitarían sus mejoras para alcanzar cierto nivel de uso. Esta lanza sería inútil si se la diera a un novato o alguien mejorado con las energías erróneas.

Cosechar recompensas de películas anteriores también los pondría en un nivel de dificultad equitativo. Este era el método exacto que Dios usaba para hacerlos evolucionar. El Equipo China nunca pensó en esto y pasaba los diez días disfrutando de su paz, lo que le permitió al Equipo Diablo crecer por delante de ellos.

Zheng seguía recordando las películas que había atravesado. Sin embargo, solo podía pensar en el Virus-T de Resident Evil. La fuerza de análisis de Xuan sería capaz de encontrar cada posible misión extra. Algo importante que les faltaba.

Varios días pasaron. Había transcurrido un mes desde que Zheng entró a este mundo. Ya sea completar la misión y volver con vida, o ser enterrado en este mundo con el Libro de Amón-Ra. Un nuevo Guía aparecería y el ciclo se repetiría para el Equipo China.

Zheng comprobó las armas en su anillo y bolsa. La ametralladora, las balas mágicas, el MA- M8 Tomahawk, el cañón Gatling, granadas, el Libro de los Muertos, TNT, y el arma más poderosa de todas, la Lanza de Osiris.

Los personajes de la película miraban con la boca abierta. Podría asumir un grupo pequeño con tantas armas. El contraste entre ellas y el usuario, un alto y delgado hombre joven, era sorprendente. Ardeth era el único que permaneció tranquilo.

Zheng se rió. “Tengo algo que decir antes de salir en busca del Rey Escorpión. Este viaje será extremadamente peligroso. Deseo que todos ustedes puedan huir cuando llegue el peligro. No pongan sus vidas en riesgo por mí. O’Connell, protege a tu esposa. Prefiero que no vengas conmigo si algo te sucediera. Mi última pregunta, ¿realmente quieren venir a busca el tesoro del Rey Escorpión?”

Jonathan se quedó en el borde del dirigible y se rió. “Por supuesto, tengo que ver el diamante del tamaño de cinco balones de futbol, incluso si eso me cuesta la vida.”

“Te he estado diciendo que es solo un balón de futbol.”

O’Connell y Evelyn se miraron. “No debería ser un problema ir al desierto. Jaja, solo no me vuelvas a dar un diluvio otra vez.”

Ardeth caminó hacia el dirigible cargando una mini ametralladora y una bolsa con munición. Su respuesta fue firme.

Zheng respiró profundamente. Sacó el Brazalete de Osiris y luego se lo puso en la muñeca. Una luz brilló en la bolsa de aire del dirigible. Todos excepto Zheng se voltearon a verlo.

“[Trama de la película adelantada. Dificultad aumentada al máximo. Se duplican las recompensas y puntos por finalización. Mata al Rey Escorpión y obtén su ejército de Anubis. Recompensa 10.000 puntos y dos recompensas de rango B. El propietario del Brazalete de Anubis será borrado si la misión no se completa dentro de 60 días. Quedan 47 días.]”

 

Trad. BryanSSC

Editor: Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

BryanSSC: Mirad esa recompensa xD si es el doble… obtendrá muchísimos puntos, ahhhh… podrá revivir a varios personajes de una vez, seamos optimistas y pensemos que podrá revivirlos a todos juntos ¿revivirá a Zero y a TengYi? Espero que sí, los dos me cayeron muy bien.

Índice