Neet dakedo Hello Work: Volumen 1: Capítulo 24

A A A

Volumen 1 Capítulo Extra – La historia de Sati

 

Cuando era chica era normal, mis ojos podían ver normalmente y no era diferente de los otros niños. Una cierta temporada comencé a caer mucho, mis ojos rápidamente empeoraron.

Un Sacerdote-sama viajero los había revisado pero no había nada que pudiera hacerse, afortunadamente todavía era capaz de ver hasta cierto punto y debido a que mis oídos y la nariz eran muy eficaces me las arreglé para seguir viviendo. Sin embargo, golpearía y derribaría las cosas o tropezaría. Era capaz de hacer trabajo físico, sin embargo sólo se me permitió hacer un trabajo sencillo. Siempre fui inútil.

 

(NTE: ¡¿Quién dijo eso?! ¡Traigan las antorchas y las picas hermanos!)

 

Un día fui vendida como esclavo, ese año la cosecha fracasó. No tenían espacio para sostener a alguien tan inútil como yo. Padre y madre, hermano mayor y hermana estaban contentos de que les pagaron por deshacerse de una carga. Mi hermana pequeña, que estaba muy emocionalmente unida a mí, lloró y estaba renuente a separarse de mí. Cuando pienso que ella no se morirá de hambre gracias al dinero de venderme lo soporté.

 

(NTE: Espero que todos excepto la hermana tengan una muerte horrible…)

 

Después de que me vendieron mi vida no fue tan mala, no me golpearon y mi hermano y mi hermana que me intimidaban no estaban allí. Por las mañanas y las noches, aunque no era suficiente, tenía una comida sin falta y también podría tomar baños periódicamente. Sin embargo nadie me compró, incluso aquí estaba siendo inútil.

 

(NTE: Corrección, que los hermanos vivan pero sufran mientras vivan)

 

En ese mismo período una Onee-san llegó al comerciante de esclavos me enseñó muchas cosas. Cosas como cómo comportarse después de que me vendieran y la manera de complacer a los hombres.

Me enseñaron a lavar sus cuerpos cuando tomaban un baño juntos, ella me elogió por ser hábil. Sin embargo permanecí sin vender todo el tiempo, nadie me compraría. Debido a que el precio de los Hombres Bestia era barato, había mucha gente que mostraba interés. Sin embargo, cuando les decían que tenía mala vista dijeron que no me querían.

Finalmente llegó ese día, sólo pude ver su aspecto débilmente pero a juzgar por la voz que parece ser un hombre joven. Esta persona seguramente diría que no me quiere una vez que escuche que tengo mala vista, están hablando de las minas de nuevo. Me pregunto si me enviarán a las minas pronto, morir en un agujero oscuro es algo que odiaría. Un burdel tampoco será agradable.

Fui llamada, cosas raras suceden. Sin embargo, si no hago mi mejor esfuerzo.

 

“Errr, haré todo lo posible, así que por favor cómpreme. Maestro.”

 

¿Podría decirlo exactamente igual que como me enseño Onee-san?

 

“Dime, ¿puedo probar la Magia de Curación?”

 

¡Esta persona es un sanador! Quizás mis ojos podrían ser curados.

 

“¿Tu nombre?”

“Me llamo Sati.”

“Bueno, entonces Sati, ya que voy a usar la Magia de Curación en ti quédate quieta, ¿ok?”

“Sí.”

 

Mi corazón está latiendo rápidamente, si mis ojos son curados. ¿Esta persona se convertiría en mi maestro?

… No funcionó. Como es de esperar mis ojos no serán curados y nadie me comprará, me enviarán a las minas.

 

(NTE: *SOB* ¡No EShToy LloRAndO! *SOB* *SOB* ¡NO LO ESTOY!)

 

Pero ocurrió un milagro.

 

“La compraré…”

 

¿Comprar? ¿Dijo comprar ahora mismo? ¿De Verdad? No lo puedo creer.

Pero, a excepción de mí, los otros esclavos terminaron siendo sacados de la habitación. Sólo yo y esa persona permanecíamos.

 

“¿Estás bien?”

 

Una voz tan amable, recibí Magia de Curación también. Estoy segura de que no sería golpeada por esta persona.

 

“Sí, por favor, trátame bien. Maestro. Haré cualquier cosa, así que por favor ordéname.”

“Soy Yamano Masaru. Por favor, llámame Masaru.”

“Sí, Masaru-sama.”

 

Levanto mi cabeza más cerca para ver la cara de Masaru-sama.

Este es mi maestro… Debo asegurarme de que no me odia. Debo tratar de no ser un fracaso. De lo contrario podría terminar siendo devuelta como esa Onee-san. Tengo que hacer mi mayor esfuerzo para servirle.

Me caí, a pesar de planear no ser un fracaso esto sucedió de inmediato. Masaru-sama podría estar disgustado.

 

“Siempre estoy cayendo. Estoy bien.”

 

No duele mucho, no es nada. Aun así, inmediatamente terminé cayendo de nuevo. Quiero llorar. Masaru-sama usó Magia de Curación en mí y luego agarró mi mano. Es muy amable.

 

“¿Es Masaru-sama un sanador?”

“Soy un mago.”

 

Maravilloso. No sólo Magia de Curación sino que también puede usar otras magias. Me compró ropa, me choque de nuevo con algo en la tienda de ropa. Seguramente está disgustado, si no soy más confiable él terminará odiándome.

 

“¿Hay trabajo para mí? Haré lo que sea.”

 

Recibí una caja de almuerzo, huele bien. ¿Pero qué debo hacer? Aunque me dijeron que permanezca sentada aquí, es absurdo para un esclavo estar juntos en la misma mesa que su maestro.

 

“Está bien. Come aquí.”

 

Masaru-sama es muy amable, la caja de almuerzo era muy sabrosa. Realmente muy deliciosa.

Cuando estaba recogiendo los pedazos sobrantes en la caja de almuerzo recibí otra, Masaru-sama es muy amable. El almuerzo es muy sabroso, también conseguí una brocheta de carne de Conejo Salvaje asado. Es deliciosa.

 

“Ahora le voy a dar tratamiento médico a tus ojos.”

 

Antes fue un fracaso, pero ¿va a hacerlo una vez más? ¿Podría ser curada?

 

“Ahora puedes abrir los ojos.”

 

Tenía los ojos cerrados, abrí los ojos. ¿Nada en particular…? De repente mi visión funcionó. ¡Podía ver claramente la cara de Masaru-sama!

 

“Mis ojos, ¿están curados?”

“Está bien. Están curados.”

 

Lo es. ¿Va a estar bien? ¿No voy a terminar enviada a las minas? ¿Podré quedarme aquí para siempre? Además Masaru-sama…

Mientras estaba llorando de nuevo recibí otra brocheta. Es deliciosa.

 

“¿Qué deseabas hacer si tus ojos se curaran?”

 

¿Si mis ojos fueran curados? Nunca lo he pensado. Pero, si estaban curados, quiero probar cocinar.

Terminé llorando de nuevo. Masaru-sama está siendo perturbado.

Lo siento.

 

“Cambiemos tu ropa primero. Mira, ¿no compramos ropa cuando regresábamos?”

 

Estuve en mi ropa de esclavo todo este tiempo. Evitó sus ojos cuando le dejé verme desnuda. ¿Podría un cuerpo débil como el mío no agradarle a un hombre? Aunque la Onee-san me dijo que podría estar bien.

 

“Está mal que una chica se desnude delante de la gente.”

 

Pero sólo está Masaru-sama aquí. No es que me vea nadie, excepto Masaru-sama. ¿O podría ser que no le gusta verme desnuda?…

 

“¡No te desnudes excepto por ir a tomar un baño o delante de la persona que te gusta!”

 

Está bien porque amo Masaru-sama, aun así me detuve ante de terminar de desvestirme.

Como era de esperar, no quiere verme, ¿verdad?

 

“Oye, por ahora es la cocina, ¿no?”

 

¡Está cierto! ¡Íbamos a cocinar! Vamos a hacer que me mire desnuda más tarde. No es que no quiera que me vea desnuda de todos modos. Saque el agua y encendí el fuego. Lo herví y sirvo el té. También hizo el lavado. No fallé, ni siquiera una vez. ¿No es algo asombroso? Todo es gracias a Masaru-sama.

 

“Entonces, Sati. ¿Vamos de compras?”

“¡Sí, Masaru-sama!”

 

Al ser llamada por la voz de Masaru-sama me regocijé. ¿Es esto lo que ellos llaman felicidad? No estoy segura. Sin embargo a partir de ahora estoy segura de que todo saldrá bien. Tuve ese presentimiento.

 

Alphard: ¡AL FIN TERMINE! Me duele la cabeza…

Bueno, a dar explicaciones… ¿Por que subí todo el vol 1? Simple… Estoy feliz, consegui trabajo, y quería festejar. Así que en vez de emborracharme con mis amigos, ir a buscar chicas por hay y andar de fiesta todo el fin de semana les subí todo el vol 1 agradescan con lolis…

Tengo que actualizar el indice… Me despues, cuando se me valla el dolor de cabeza.

 

Traductor y Editor: Alphard Uroboros

AnteriorIndiceSiguiente

Índice