Martial world-77

Capítulo 77: Cuando necesite sacarla, la sacaré.

Liu Mingxiang fue el primero en subir al escenario. Señaló su espada larga a Wang Yanfeng y dijo con una sonrisa, —Wang Yanfeng, ¡ven a morir!

—Humph. —Wang Yanfeng resopló fríamente y sin temor caminó sobre el escenario. Hoy fue el día que él y el partido de Liu Mingxiang también habían sido decididos.

—Este Wang Yanfeng tiene cierta espina dorsal después de todo. —Lin Ming pudo ver que Wang Yanfeng no estaba fingiendo en su manera confidente.

La brecha entre Wang Yanfeng y Liu Mingxiang era demasiado amplia. Incluso si el talento de Wang Yanfeng era dotado, era imposible para él alcanzar a Liu Mingxiang en sólo un mes. Pero enfrentado incluso con la posibilidad más fina de la victoria, él también hizo frente a esto de una manera valiente. Esto fue una hazaña muy rara y encomiable.

Wang Yanfeng sacó su propia espada del tesoro, y vertió su verdadera esencia en ella. Las runas verdes de los “Nueve Caminos de la Verdad” brillaban una a una. Su brillo y solidez era muchas veces más que cuando había luchado con Lin Ming.

Durante este mes, Wang Yanfeng se había cultivado como un loco sin nada que perder. Aunque no había podido alcanzar el pico de la Tercera Etapa de Transformación Corporal, su verdadera esencia, entrenamiento de víscera, había alcanzado un grado mucho más completo, y había consolidado su cultivo en la Tercera Etapa de Transformación Corporal.

Al ver la esgrima de los Nueve Caminos de la Verdad de Wang Yanfeng, Liu Mingxiang sonrió.

—Parece que has progresado un poco, pero es una lástima, todavía estás lejos de alcanzarme. ¡Ahora muere! —Gritó Liu Mingxiang. Sacó su espada y golpeó a Wang Yanfeng. Mientras cortaba el aire, su espada se volvió de un gris púrpura y comenzó a brillar con una extraña luz fosforescente.

¡Peng peng peng! La espada de Liu Mingxiang soltó tres ataques. La espada del rango del tesoro aulló con un sonido penetrante cuando Liu Mingxiang envió su verdadera esencia fluyendo hacia ella.

Wang Yanfeng retrocedió ligeramente, los símbolos de los “Nueve Caminos de la Verdad” comenzaron a deslumbrar con la luz en la hoja de la espada. Con un golpe de su espada, el viento de la espada de Liu Mingxiang se separó y se debilitó. Con otro corte de su espada, Wang Yanfeng rompió la primera cuchilla de viento de la espada de Liu Mingxiang.

¡Cha Cha Cha! Wang Yanfeng empuñó su espada mientras retrocedía. Cortó el viento de la espada de Liu Mingxiang una y otra vez y otra vez. Al final de este terrible ataque, los golpes de viento habían destrozado sus ropas, pero el paso de Wang Yanfeng era tranquilo, y aunque su verdadera esencia fluctuaba rápidamente, no era caótica.

—Tienes algunas habilidades decentes, ¡pero estás lejos de estar listo! ¡El aplastante Chakram del Rey Celestial!

Liu Mingxiang dio un paso adelante. La neblina de la verdadera esencia alrededor de su cuerpo comenzó a brillar con una rica luz púrpura. Salió de él como una nube de vapor. Su espada de tres pies de largo comenzó a brillar con una gloriosa luz que subía a lo largo de la hoja. La verdadera esencia se congeló y formó una rueda Dharmic rápidamente, girando al final del punto de la espada.

— ¡El aplastante Chakram del Rey Celestial! Esta es una habilidad marcial de alto nivel del depósito. Practicar es más allá de difícil, ¡pero este Liu Mingxiang realmente ha logrado hacerlo!

— ¡Wang Yanfeng está en peligro!

Lin Ming entrecerró los ojos mientras miraba esta habilidad marcial: “El aplastante Chakram del Rey Celestial”. Era verdadera esencia que había formado un extraño sistema autónomo. Apenas mirándolo, no parecía haber ningún defecto, pero Lin Ming había descubierto que Liu Mingxiang estaba utilizando con fuerza esta habilidad marcial; Él sólo había conseguido a regañadientes utilizar “El aplastante Chakram del Rey Celestial”. En los ojos de Lin Ming, pudo ver que había demasiados defectos en la circulación de la verdadera esencia en la espada del tesoro.

Si Wang Yanfeng quería ganar, su único camino era precipitarse en este momento e interrumpir a Liu Mingxiang de suministrar su espada con verdadera esencia. Sin embargo, Wang Yanfeng no era un maestro de inscripción y no conocía la “Táctica del Alma Dominante”, y por lo tanto, era imposible para él ver el camino de la verdadera esencia en la espada de Liu Mingxiang.

En este momento, Wang Yanfeng se trasladó. Aunque el aura de Liu Mingxiang era intimidante, ¡Wang Yanfeng había resuelto nadar contra esta corriente! Estaba claro; Esta era su única oportunidad. ¡Debe atacar antes de que la rueda de Dharmic de Liu Mingxiang se hubiera condensado a su forma superior, y derrotar a su “Aplastante Chakram del Rey Celestial”!

Wang Yanfeng blandió su espada. Su objetivo no era “El aplastante Chakram del Rey Celestial” ni tampoco los puntos débiles en el flujo de la verdadera esencia de la espada del tesoro de Liu Mingxiang. En cambio, el punto que golpearía era el pecho de Liu Mingxiang. La espada de Wang Yanfeng infundida con verdadera esencia, parecía como si un relámpago estuviera iluminando su hoja, llevando consigo el ruido del viento y el trueno. ¡Esta fue la habilidad marcial ‘Ataque nube de tormenta’!

¡Este movimiento era la habilidad marcial de alto grado que Wang Yanfeng había elegido en el depósito!

En ese momento, Wang Yanfeng había escogido tres manuales en el depósito; “Poder divino de Yang”, “Caída de la pluma del cisne” y “Ataque nube de tormenta”. Estos tres métodos de cultivación y habilidades marciales, no eran nada sencillos; Incluso con el talento sobresaliente de Wang Yanfeng, sería imposible para él aprenderlos en un corto período de tiempo.

“Poder divino de Yang”’ era una habilidad usada para mejorar el cultivo de uno. Se necesitaría más de una noche y día o incluso un mes con esto para mejorar el cultivo y la fuerza. La “caída de la pluma del cisne” era una técnica del movimiento, pero también no podría aumentar su valor de combate inmediatamente. Por lo tanto, Wang Yanfeng había utilizado la mayor parte del mes restante para cultivar el “Ataque de nubes de tormenta”. Ahora, su “Ataque de nubes de tormenta” finalmente había mostrado algunos resultados, ¡y él creía que con este movimiento crearía un milagro!

— ¡Ingenuo! Sólo has practicado el ‘Ataque de nubes de tormenta’ durante un mes, ¿cómo podrías pensar siquiera en compararlo con mi ‘Aplastante Chakram del Rey Celestial’? —Liu Mingxiang gritó. La espada larga que sostenía el “Aplastante Chakram del Rey Celestial” se redujo drásticamente. La rueda Dharmic que estaba girando, cayó como si fuera un agujero negro que podría tragar toda la vida.

¡Explosión! El ‘Ataque nube de tormenta ‘ y ‘Aplastante Chakram del Rey Celestial’ se estrellaron entre sí. La intensa colisión de la esencia verdadera se convirtió en una fuerza de aire comprimido, como si fuera el epicentro de una marea que se precipitaba hacia el exterior. En el aire, los relámpagos destellaron y el sonido del trueno ahogó todo el ruido. ¡Wang Yanfeng y Liu Mingxiang fueron arrojados hacia atrás volando boca abajo!

Liu Mingxiang rodó varias veces en el aire antes de que finalmente lograra apuñalar su espada en el suelo y estabilizarse. La sangre se agitaba en su pecho, casi haciéndolo caer; Se vio gravemente herido en la última colisión.

Sin embargo, la situación de Wang Yanfeng era miserable. Su cuerpo fue arrojado hacia atrás como una muñeca de trapo por varias docenas de pies, antes de que se estrellara peligrosamente contra un gran árbol. Su pierna estaba sangrando por una lesión. Abrió la boca y tosió sangre.

— ¡Wang Yanfeng ha perdido!

—Previsible. Pero ya es muy impresionante que pudiera obligar a Liu Mingxiang a este grado.

— ¿Cómo puede un nuevo discípulo derrotar a un viejo discípulo? ¿No es todo el mundo aquí un talento? Nos hemos quedado aquí en la Séptima Profunda Casa Marcial por varios años, si perdemos frente a un nuevo discípulo, ¡entonces los años que pasamos aquí cultivando son todos inútiles! ¡Este Lin Ming también perderá absolutamente! Estos novatos, ¡no los golpeamos y ellos piensan que pueden montar sobre nuestras cabezas! —Un viejo discípulo del Salón de la Tierra dijo con desdén, mientras rizaba sus labios.

Wang Yanfeng se apoyó con su espada mientras caía sobre una rodilla. Se limpió la sangre de los labios con la mano izquierda. Él miró fríamente a Liu Mingxiang, y con una ola de su brazo, ¡le tiró cinco piedras de esencia verdadera a él!

—Lo que tomó de mi mano hoy, ¡voy a pedir doble en el futuro!

Wang Yanfeng ferozmente escupió estas palabras. Cada palabra fue escuchada por todos, se hizo eco en todas las superficies. Se volvió y se apoyó con su espada, y arrastrando su pierna rota, salió paso a paso.

Lin Ming miró a Wang Yanfeng mientras se iba. No podía dejar de sentir una admiración hacia él. Wang Yanfeng sólo tuvo una suerte horrible. Desde que entró en la Séptima Profunda Casa Marcial, había sufrido reveses una y otra vez, y fue repetidamente frustrado y derrotado. Los genios arrogantes tenían su punto de ruptura, y encontrarían imposible recuperarse de todos estos desastres. Pero este Wang Yanfeng había perseverado en todo esto, realmente era digno de admiración.

—Lin Ming, sube, ¡es tu turno! ¡Vas a compartir el mismo destino que ese perdedor! —Después de que Liu Mingxiang se fuera, Zhang Cang subió al escenario. El rango de Zhang Cang era de 103. ¡Su fuerza era probablemente muy superior a Liu Mingxiang!

Lin Ming llevaba a Arcoíris Penetrante atada a su espalda y se paró frente a Zhang Cang.

El partido entre Wang Yanfeng y Liu Mingxiang fue sólo el aperitivo. ¡Este partido entre Lin Ming y Zhang Cang era el juego principal que la mayoría de la gente presente había venido a ver!

Entre estas personas, los nuevos discípulos naturalmente esperaban que Lin Ming usara todo lo que tenía para ganar. Incluso si perdía, no podía perder horriblemente. Pero los antiguos discípulos deseaban que Zhang Cang ganara con una abrumadora superior victoria, y enseñaran a estos nuevos discípulos que se creían infalibles, la brecha entre lo nuevo y lo viejo.

Al ver a Lin Ming subir al escenario, Ling Sen y Ta Ku inmediatamente se pusieron de pie. ¡La razón por la que Lin Ming había alcanzado el rango 126 en la piedra de clasificación sería inmediatamente claro!

Antes de que el partido comenzara oficialmente, Zhang Cang sacó un delgado sable. El mango del sable no tenía una protección de empuñadura; La hoja de sable estaba directamente unida a la empuñadura. La hoja de sable tenía dos pies y ocho pulgadas de largo, y no más de tres pulgadas. El borde de la cuchilla era delgado como el papel, y se podía ver con una sola mirada que este sable debía ser empuñado en los límites extremos de la velocidad.

Sin duda, este sable era un tesoro. En la Séptima Profunda Casa Marcial, si un discípulo estuviera en las 100 mejores filas, incluso si no formaban parte de una familia aristocrática, fácilmente podrían ser reclutados en una gran potencia y recibir ciertas ventajas. Para ellos, ¡regalar un tesoro era simplemente nada!

—Saca tu lanza, Lin Ming. Quiero echar un buen vistazo a exactamente lo bien que has practicado la ‘Técnica de la Fundación de la Lanza’. ¿Ha tenido pequeños éxitos? Un método de cultivo tan simple, un mes debería ser suficiente para alcanzar el Pequeño Éxito.

Zhang Cang sonrió sardónicamente. Dejando el pequeño éxito de la ‘Técnica de la Fundación de la Lanza’, no sería ninguna amenaza para él, incluso si fuera perfecta. Desde que Ling Sen y Ta Ku prestaron tanta atención a Lin Ming, ¡entonces salto sobre Lin Ming maliciosamente, pisándole bajo su pie!

Zhang Cang dejó que su verdadera esencia fluyera hacia su delgado sable. Vio a Lin Ming quieto y frunció el ceño.

— ¿Vas a Sacar tu arma?

Lin Ming poco a poco respondió, —Cuando tenga que sacarla, ¡la sacare!

— ¿Qué dijiste?

El corazón de Zhang Cang ardía de rabia. Pensar que, como un discípulo superior del Salón de la Tierra, fue realmente despreciado por un nuevo discípulo de la Casa Marcial. Además, la fuerza de este Lin Ming era menos que la suya. ¡Simplemente no sabía lo que significaba morir!

— ¿La sacaras cuando necesites sacarla? Bueno. ¡Bueno! ¡Muy bien! ¡Hoy tendré mucha suerte y veré si tienes la oportunidad de sacar tu lanza!

 

Traductora: Celty Strulson

 Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– Inicio Siguiente

Índice