Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 11: La habilidad real del Señor Demonio [Acero]

(Lalo: entrada reeditada)

Wight, quien quedó a cargo después de que su señor había salido a conquistar las mazmorras de [Viscosidad] y [Mal] se concentraba en silencio. Nunca dudaba de que su respetado señor o las chicas que su señor amaba, tuvieran éxito.

Sin embargo, su deber era proteger la ciudad fundada por su señor Procell. Era un deber importante confiado a él, precisamente porque su señor tenía fe en que podía hacerlo.

Fallar no era absolutamente una opción incluso si significaba sacrificar su vida para proteger la mazmorra.

“Wight-sama, los enemigos han llegado.”

La chica de piel morena a su lado, un Enano Herrero, habló con una voz ligeramente tensa. En reconocimiento por el funcionamiento de los golems que jugaron un papel importante en la guerra pasada, ella fue designada para ser el ayudante a Wight. (Lalo: lean el spoiler del 10, y esto les encantará)

Wight estaba actualmente en la segunda sala de la mazmorra y, por lo tanto, no podía examinar a los enemigos a través del cristal. Para compensar esto y para servirle como sus ojos estaba su ayudante, el Enano Herrero, que era capaz de ver lo mismo que los golems que ella controlaba. Al dejar que ella informara la información detallada, Wight entonces sería capaz de emitir las instrucciones apropiadas.

Su primera línea de defensa, la primera sala de la mazmorra, parecía la misma habitación directa de 2 kilómetros utilizada en la guerra contra el Señor Demonio con Golems de Mithril equipados con ametralladoras pesadas estacionadas cerca de su salida… en realidad fue una versión mejorada de esa habitación con muchos y varios trucos adicionales.

“Hmm. Señorita, ¿cuántos enemigos hay?”

“Como diez.”

“Dudo mucho que los enemigos sean sólo esos. Creo que es seguro asumir que estos enemigos son espías enviados para calibrar nuestra fuerza. Si eso es lo que quieren, entonces vamos a mostrársela a ellos. Emita la orden para comenzar a atacar.”

Él juzgó que no importaba el tipo de truco que estaba en juego y ordenó un ataque.

Por comando del Enano Herrero, los Golems de Mithril halaron el gatillo de sus ametralladoras pesadas y desataron una masa de intento asesino.

Así se levantaron las cortinas de la batalla.

Las palabras de Procell flotaban en la mente de Wight. Cada una de las palabras de su señor estaban vestidas con un resplandor visto con el gusto de piedras preciosas.

Su señor le había impartido tácticas innumerables.

Incluso ahora, su corazón estaba con su señor. Decidió que el cumplimiento perfecto del papel que le había sido concedido no era suficiente; lo haría mejor que perfecto.

~ Punto de vista del Señor Demonio [Acero] Zagan ~

Realmente tengo aliados poco confiables, pensaba el Señor Demonio [Acero] Zagan mientras hacía clic con su lengua.

Se alió con otros dos Señores Demonio pero eran tan increíblemente inútiles. Después de permitir que el Señor Demonio [Creación] hiciera lo que quisiera, perdieron la voluntad de luchar y decidieron simplemente encerrarse en sus propias mazmorras.

Al final, no tuvo más remedio que conquistar la mazmorra de Procell por su cuenta.

Sin embargo, llegó a admitir que estaba agradecido de Procell por desplegar a sus mejores monstruos fuera de la mazmorra. (Lalo: sí, claro, mejores, tiene a Wight esperándolo)

Aunque fue esa incompetente decisión de Procell la que forzó a Zagan a ser el único que se dispuso a conquistar la mazmorra en primer lugar, no se sentía enojado por ello; si acaso, se sentía feliz de ser el que llegara a aplastar personalmente el cristal de Procell. Pensó en eso y levantó la esquina de su boca mientras estaba vestido con su Monstruo del Pacto, una Armadura Asesina.

La Armadura Asesina era la armadura viva de mayor rango. Y los monstruos del linaje de la Armadura Viva eran monstruos que tenían grandes capacidades ofensivas y defensivas. También eran armaduras que estaban huecas por dentro y, por lo tanto, podrían ser usadas. (Lalo: quiero algo así, Ecle, para mi cumpleaños me lo regalas)

Aparte de la Armadura Asesina, los dos monstruos de rango A que le prestaron también estaban al lado de Zagan. Estaba tan seguro como se podía imaginar. Un cobarde como él no se atrevería a salir al campo de batalla si tenía algo menos que esto.

“Ese tipo Morax hizo una cosa maravillosa cuando me dio su monstruo de rango A. Todavía es inútil, pero al menos es mejor que [Viscosidad]. Fufufu, ahora, ¡vamos a atacar esta mazmorra desierta con dos monstruos de nivel A totalmente nivelados! ”

El Señor Demonio [Acero] rió entre dientes.

No importa cómo lo pensara, no había forma de perderla.

Aun así, él sabía que tenía que ser cauteloso con los Golems de Mithril y sus enormes armas cilíndricas que usaron para aplastar al Señor Demonio [Viento].

Para romperlos él formuló su plan. Procell probablemente ni siquiera sabría qué le golpeó.

Primero fue enviar a los exploradores.

Zagan no era un tonto que sólo implementaría su contramedida de Golems de Mithril directamente. Siempre había la posibilidad de que pudiera haber trampas colocadas para contrarrestar sus propias contramedidas. Por lo tanto, para confirmar si Procell usaba la misma táctica que antes, Zagan envió exploradores.

Un tigre hace su mejor aun cuando caza ovejas. No hay lugar para el error.

Las armaduras vivas del rango D hicieron ruidos de estrépito al entrar en la mazmorra de Procell desde el espacio en blanco. La compra de estos monstruos con DP se hizo posible desde que Zagan había hecho el monstruo del rango B Armadura Asesina. Y así, perder las Armaduras Vivas era de poca o ninguna importancia, ya que siempre podía comprar algo más. (Lalo: un B, Wight, el más débil de toda la bola, es un B)

Zagan entonces cerró los ojos.

Supuestamente, su habilidad era crear minerales y eso haría pensar en la producción. Sin embargo, había otros dos puntos a su capacidad. Ocultaba estos dos puntos incluso a sus aliados y les hacía pensar que era un tonto que exponía descuidadamente todas las cartas de su mano.

De todos modos, el primero era que también podía ver lo que los monstruos de tipo inorgánico bajo su control podían ver. Algunos monstruos podían hacer esto con golems pero su habilidad única era abrumadoramente mucho más extensa.

La segunda era que podía mejorar la ofensa y la defensa mágica de los monstruos inorgánicos en la misma habitación que él. Sus monstruos, que incluso normalmente tenían una gran defensa, se volverían mucho más duros, lo suficiente como para rivalizar con una pared de hierro. Cualquier ataque mediocre sería fácilmente ignorado. (Lalo: y Procell usa cosas que rivalizan con caparazones de 5 cm de acero balístico)

Pensó en su habilidad única como apropiada para él, quien algún día sería el más fuerte de los Señores Demonio. (Lalo: ni en tus sueños, Procell ya es uno de los más poderosos y no tiene ni un año)

Y así, las Armaduras Vivas entraron en la mazmorra de Procell.

“Realmente ahora, un tonto sólo conoce un truco, ¿eh?”

Zagan se burló.

Era un sendero recto y al final estaban los Golems de Mithril y sus armas cilíndricas; el mismo esquema que Procell usó en su batalla contra el Señor Demonio [Viento].

Al ver esto, el Señor Demonio [Acero] Zagan estaba convencido y seguro de que su estrategia era superior a la de Procell.

Estaba claro solo desde sus primeros movimientos. Procell probablemente pensó que se dedicarían a la defensa debido a la ventaja de su equipo y, por lo tanto, pretendía derrotarlos ordenando a todas sus tropas que atacaran.

En realidad, su lado optó por una estrategia agresiva; cuando fueran atacados, debían compartir inmediatamente esa información con los demás y quien no fuese atacado invadiría la mazmorra de Procell. Para Zagan era un plan ingenioso.

El Señor Demonio [Mal] Morax sugirió que Procell había logrado ver a través de su estrategia, pero para Zagan era una sobreestimación nacida sólo porque la fuerza principal de Morax se aniquiló de una vez. Realmente, ese Morax es un cobarde.

Además, las contramedidas contra los Golems de Mithril, de los que Procell parecía depender en gran medida, eran perfectas.

Aparte de las filas de sus medallas, Zagan estaba seguro de que no perdería ante ningún otro aspecto contra Procell e incluyó a esta [Guerra].

Y luego, después de haber vencido a Procell, su siguiente objetivo era [Viento]. Sentía que su medalla, un rango A y uno de los cuatro grandes elementos, le convenía perfectamente.

Eso le demostrará a esa mierda de mujer por rechazar mi oferta de alianza. Después de romper su cristal, estaré seguro de hacerla sufrir. (Lalo: si, como no, si Procell te puede violar calmado, ahora molesta a su amiga y ni si quieras podrás saber por dónde te llegan los tiros)

Después de su primer año, los nuevos señores demonios debían recibir un nuevo cristal si los suyos se rompieran dentro de ese plazo. Sin embargo, eso no equivaldría a nada si el propio Señor Demonio fuera asesinado. Así que, si Zagan amenazara con matar a un compañero nuevo Señor Demonio, debería ser capaz de hacerles lo que quisiera.

“¡Ahora, tiempo de mostrarles toda mi estrategia!”

Zagan gritó así y los slimes de la vanguardia empezaron a avanzar lentamente. Lo más destacable fue el gigantesco slime verde claro que parecía que podía tragarse a un adulto maduro. Junto a él había más de cien lechones del tamaño de un perro.

El gigantesco slime era el Monstruo del Pacto del Señor Demonio [Viscosidad], un Limo Ácido.

Mientras que los relativamente más pequeños eran del rango D Slimes Brillantes que Ronove había llegado a ser capaz de comprar.

Una característica del Limo Ácido fue su [Choque de Absorción]. A cambio de un poder de ataque casi inexistente, este monstruo era más que capaz de soportar una avalancha de ataques que llegaban incluso a los de un monstruo de rango A. Además de eso, este limo también poseía poderosa auto-regeneración.

El Slimes Brillantes también poseía habilidades similares, aunque de varias filas más bajas.

Su estrategia era extremadamente simple.

Primero, el Limo Ácido debía avanzaría mientras soportaba el ataque de los enemigos. Cuando ha tomado demasiado daño, los Slimes Brillantes actuarían como su escudo y comprarán al Slime Ácido algún tiempo para sanarse. El Slime Ácido también tenía la capacidad de absorber dentro de sí otro cuerpo líquido de slime. Esto significaba que el Slime Ácido podía absorber los cuerpos de los Slimes Brillantes caídos que actuaban como su escudo para acelerar su auto-regeneración.

Y luego, una vez que estuvieran lo suficientemente cerca, el Limo Ácido debía envolver su cuerpo ácido sobre los Golems de Mithril y sus misteriosas armas. El ácido no sería capaz de derretir mithril, pero las armas deben ser arruinadas. Mientras se eliminaran las armas, todo lo demás era fácil; no había necesidad de preocuparse por los lentos Golems de Mithril.

Pero entonces, según su estimación, las cosas ni siquiera tendrían que llegar a ese punto. Esto se basó en las proyecciones de la guerra antes de que las armas cilíndricas tomaron un descanso de la quema, lo que sugiere un límite para su uso continuo.

Además, puesto que era un arma de largo alcance, debía tener municiones limitadas. Estaba seguro de que antes de que los slimes incluso tuvieran la oportunidad de tragar las armas, éstas se habrían convertido en bastas de metal inútiles.

Para esta guerra, le habían entregado DP a [Viscosidad] y habían hecho una cantidad masiva de slimes. Y Zagan tenía la intención de sacar provecho de esta inversión.

“Tengo que terminar las cosas aquí antes de que [Viscosidad] caiga. Aunque dudo que su monstruo de rango A perdería antes los monstruos de Procell. Bueno, es [Viscosidad] y lo más probable es que encuentre maneras de estropearse.” (Lalo: amaré cuando caiga)

Y así, los slimes prestados de [Viscosidad] entraron en la mazmorra de Procell uno por uno.

Arrastrando su camino en el frente fue el gigantesco Limo Ácido.

No tenía mucha, pero el limo parecía tener al menos suficiente inteligencia para exprimir su cuerpo líquido hasta lo delgado y bajo que su cuerpo altamente denso permitiría, por lo tanto, resultando en un medio eficiente de defensa.

Detrás del Limo Ácido estaban los numerosos Slimes Brillantes que se arrastran hacia adelante de manera similar. Y volando sobre sus cabezas se dispararon las balas innumerables.

Se estaba yendo muy bien, pero luego los Golems de Mithril, siguiendo la instrucción del Enano Herrero, pararon momentáneamente de disparar y ajustaron el ángulo de los cañones de sus cañones. Después de un corto tiempo, reanudaron el disparo, sólo que esta vez, reajustaron el ángulo de los cañones de sus cañones por cada ronda disparada.

Las balas que volaban sobre la gigantesca cabeza del slime comenzaron a pastorearlo, acercándose cada vez más, hasta que finalmente el slime fue alcanzado. El gigantesco slime se tambaleó mucho. Sin embargo, eso fue todo, nada más, nada menos. Las balas dejaron de moverse antes de que pudiera salir del cuerpo del limo. El limo siguió avanzando hacia adelante mientras salían las balas de 12,7 mm que paraba.

Incluso comparado con todos los monstruos, la resistencia física mostrada aquí era de primera clase.

Como yo pensaba, si alguien podía hacerlo, eran estos chicos, pensó Zagan que golpeó una pose de victoria cuando vio la escena a través de los ojos de un pequeño monstruo inorgánico que utilizó el ejército de limo como escudo.

Y entonces, quizás debido a que se hizo con el ajuste del ángulo de los cañones de sus cañones, los golems comenzaron a disparar de nuevo una vez más.

A pesar de sólo verlo a través de los ojos de otro ser, la tormenta de caos fue suficiente para hacer a Zagan temblar.

Las ametralladoras pesadas lanzaban diez balas por segundo y cada una de esas balas era comparable a un ataque de fuerza completa de un monstruo de rango A. Y, sin embargo, el Limo Ácido presionó -aunque se sacudió violentamente- ya que absorbió una gran cantidad de balas en su cuerpo.

Por todos los derechos, el granizo de balas debería haber superado el [Choque de Absroción] del Limo Ácido por ahora, pero gracias al limo apretando su cuerpo cerca del suelo, sólo una de tres balas lo golpeó. Esa baja precisión le dio al limo suficiente tiempo para auto-regenerarse.

Aun así, el daño causado al limo se acumulaba poco a poco. Los Slimes Brillantes fueron utilizados para proteger algunas partes del cuerpo del limo gigante y así darle más tiempo para recuperarse. Los cuerpos de los slimes muertos fueron absorbidos en el cuerpo más grande, curándolo aún más.

En definitiva, las cosas iban como Señor Demonio [Acero] Zagan había predicho que lo harían.

“Fufufu, ¿alguien nunca le dijo a ese estúpido que nunca volviera a usar un truco ya expuesto? ¡Esto es lo que obtiene por querer la atención de todos y por voluntariado imprudente en ese espectáculo!”

Y luego, las ametralladoras pesadas finalmente dejaron de disparar debido a que su cañón de pistola estaba demasiado caliente para usar.

Mientras tanto, el Limo Ácido finalmente terminó de curarse y procedió a correr hacia adelante.

“Incluso ese incompetente [Viscosidad] podría ser realmente útil para mí. ¡Ahora, mis monstruos, ataquen!”

Hizo que los monstruos que estaban en espera en el espacio en blanco corrieran hacia dentro.

En cuanto al propio Zagan, permaneció afuera con los monstruos de rango A. Debía permanecer allí hasta que todos sus monstruos hubieran entrado en la mazmorra.

Incluso cuando algunos de sus monstruos habían entrado, los disparos todavía no han reanudado. Era como si esas armas se hubieran vuelto completamente inútiles. Sólo en caso de que fuera un farol, los slimes lentos permanecieron en la cabeza, todavía actuando como escudos importantes.

Era el llamado correcto para asignar a los monstruos del tonto de [Viscosidad] el actuar como escudos.

A mitad de camino, las cosas cambiaron repentinamente. De repente, los slimes estaban envueltos en llamas que venían de los lados.

Los slimes eran fuertes contra ataques físicos, pero eran horribles contra la temperatura alta. Y así, cubiertos de llamas, se retorcieron de dolor.

El Limo Ácido envolvió a los otros Slimes Brillantes en su cuerpo en un esfuerzo por apagar las llamas. En última instancia, falló al hacerlo completamente. Tenía una inteligencia casi inexistente y, sin embargo, sintió la injusticia cuando se quemaron.

“¿¡Qué… qué está pasando!?”, gritó Señor Demonio [Acero] Zagan.

La causa de esto era simple: Golems. Aunque la sala de la mazmorra no parecía más que un camino sencillo, no importa cómo se mirara, sus paredes fueron excavadas en realidad lo suficientemente ancho como para encajar los golems que se esconden en ellos. Estos túneles fueron disfrazados para ocultarlos.

Gracias a los continuos esfuerzos del Enano Anciano y los Enanos Herreros por hacer golems -uno para cada uno de ellos cada día- la cantidad de golems en Avalon era bastante más que suficiente. De la misma manera, también prepararon muchas armas que podrían corresponder a varias situaciones.

Una de ellas eran los lanzallamas que llevaban los golems que acababan de aparecer. Estas armas reutilizaban la mezcla de napalm usada en las bombas del cuerpo aéreo. Por eso, incluso cuando el Limo Ácido se envolvió en los Slimes Brillantes, las llamas demoníacas nacidas de la mezcla no desaparecieron.

Procell consideró que sus enemigos se opondrían a sus Golems de Mithril y a sus ametralladoras pesadas usando monstruos que probablemente tuvieran habilidades como la absorción de impactos o aquellos que dieran resistencia a los daños físicos. Si es así, entonces para responder a esto, hizo que los golems con los lanzallamas se escondieran en los túneles donde podían emboscar a los enemigos. (Lalo: Procell, hijo de puta, tú y Rorono son invencibles)

Y entonces…

“Espera, qué, ¿cuál es el significado de esto?”

Los ataques de los Golems de Mithril seguramente se detuvieron y las ametralladoras pesadas staban inutilizables. Eso no fue ningún acto sino …

“¿¡Han aparecido nuevos golems con esas malditas armas!?”

Si algo se rompió, simplemente tenía que reemplazarlo.

Había en realidad seis Golems de Mithril con ametralladoras pesadas. Además, estaban configurados para que pudieran cambiar entre sí en cualquier momento.

Entonces, ¿por qué no habían cambiado hasta ahora, uno podría preguntar. La respuesta fue simple; Wight esperó pacientemente para cuando el enemigo -después de ser engañado- cargara con sus tropas.

De hecho, los slimes podrían haber sido tratados mucho antes, pero hacerlo podría haber hecho a Zagan vacilar y por lo tanto no enviaría a sus tropas.

Y así, hasta que un daño serio no pudiera ser reparado, Wight esperó.

Los slimes que actuaban como escudos no estaban más, exponiendo a las numerosas presas.

Los nuevos Golems de Mithril abrieron con sus ametralladoras pesadas. Sus balas de calibre grande de 12,7 mm, liberadas a una velocidad de alrededor de 10 rondas por segundo, viajaban a casi tres veces la velocidad del sonido. Al disparar a un ser humano con ellas, en lugar de abrir un agujero, haría explotar su objetivo más allá del reconocimiento. Ese poder es entonces aumentado más cuando se combina con la bonificación proporcionada por la fuerza loca de los Golems de Mithril. Su destructividad, que era ineficaz antes ahora estaba finalmente en plena pantalla.

Los monstruos de Zagan eran monstruos inorgánicos que se enfocaban en la dureza. Sin embargo, contra esas ametralladoras pesadas, no podía esperar competir.

Los monstruos de Zagan hicieron sonidos de grietas y cayeron uno por uno.

“¡Retrocedan, vuelvan!”

Para disminuir sus pérdidas, aunque sólo por un poco, Zagan emitió así sus órdenes.

Sin embargo…

“¿Más?”

Más Golems de Mithril aparecieron. Por supuesto, también estaban con sus propias ametralladoras. Estaban situados más atrás en la habitación, así que probablemente estuvieran en la habitación adyacente, pensó Zagan.

Los nuevos entonces se alinearon con los primeros y el asalto llegó a ser aún más feroz. Dos veces las armas significaban el doble de daño.

A una velocidad rápida, los monstruos de Zagan fueron exterminados. Zagan llegó a esta conclusión cuando ya no había más monstruos que pudieran convertirse en sus ojos. Al final, ningún monstruo que entró en la mazmorra regresó.

“Mi… mi estrategia, él ha visto a través de ella…” susurró Zagan como si las palabras tuvieran que ser sacudidas de su garganta.

Tenía la intención de contrarrestar la estrategia de Procell, pero quedó atrapado en las propias contramedidas de Procell.

Con la catástrofe de ahora, había perdido la mitad de sus monstruos.

Además, carecía de medios para romperlo.

¿Qué debo hacer, ¿¿¿qué debo hacer???

Su alegría de antes fue reemplazada por la desesperación desgarradora.

Cuando estaba a punto de rendirse, el monstruo a su lado habló.

Era un monstruo de tipo tigre blanco.

Tenía dos colmillos afilados; su cuerpo era musculoso y duro; y estaba cubierto de hermoso platino y el pelo negro del cuerpo.

Los monstruos de la bestia de alto rango-este incluido-tenían inteligencia e incluso podían hablar.

“Chico, quiero decir, tú, ¿qué piensas hacer? He estado observando tu mente desde hace un tiempo y también he visto ese espectáculo. ¿Quieres romperlo?”

“Por supuesto que sí, pero, ¿qué pasa con esos fuertes ataques?”

“Hmm. Entonces, déjame a mí. Esto debería ser divertido. Si su abridor es así de agradable, entonces estoy seguro de que las defensas en el futuro serán aún más fuertes. Bien, bien. He escuchado de mi maestro que esta guerra será interesante, así que participé, pero por un momento allí, me estaba aburriendo hasta la muerte. Pero si las cosas son así, parece que me voy a divertir.”

Tal era el monstruo nacido como un monstruo de rango A que podía crecer. Era un ser que se jactaba de ser uno de los más poderosos entre los monstruos de la madre de [Viscosidad].

“Por favor, te ruego que hagas algo por esos tipos.”

“Entiendo. Después de todo, por el momento, tú eres mi amo.”

Zagan tiró su orgullo y sólo deseó la derrota de los Golems de Mithril.

Editor: Lalo

Traductor: AltairMaster

AnteriorIndice / Siguiente

Índice