Absolute Choice – Capítulo 5: ¿Te puedo llamar Hermano Mayor?

A A A

“El Héroe está aquí” eran las palabras que Shi Xiaobai estaba esperando desde el principio.

En realidad, en el momento final cuando falló en su segundo intento, él escuchó las mismas palabras. Momento después de que Gordito fuera torturado hasta la muerte por Sahadun, y con Sahadun caminando hacia él, Shi Xiaobai cerró lentamente sus ojos, pero esas palabras le llegaron a sus oídos… ¡El Héroe está aquí!

Pero acto seguido, la fiera voz de “¡Haz tu elección, joven!” sonó en su cabeza. Por lo tanto,  antes de que tuviera la oportunidad de echar una ojeada del tardío Héroe, el tiempo había vuelto a congelarse junto a las tres opciones.

¿Si podemos resistir hasta que llegue el Héroe, tal vez podamos ser salvados?

Ese pensamiento se volvió la esperanza que necesitaba Shi Xiaobai para elegir “Salvar a gordito” por tercera vez. Para aguantar hasta que el Héroe llegase, él necesitaba pensar en una forma de conseguir tiempo.

Sin embargo, después de experimentar dos fracasos, Shi Xiaobai sabía muy bien que era extremadamente débil ante el demonio de la calamidad. Él no podría soportar ni un poco de tortura, por lo tanto, para conseguir tiempo, fingir o darse aires, no era un posible método para tener éxito.

Afortunadamente, Shi Xiaobai había recibido dos piezas de información muy importantes durante su segundo fracaso. La primera era naturalmente de que el Héroe llegaría. La segunda era que el nombre del demonio de la calamidad era Sahadun.

Por lo tanto,  Shi Xiaobai pensó en el método más probable de tener éxito…  Adular. Usó las palabras y frases más exageradas para alabar a Sahadun, en un intento de ganar su confianza, o como mínimo, desviar su atención.

El efecto fue más allá de la imaginación de Shi Xiaobai. Nunca pensó que el demonio de la calamidad fuera tan susceptible a las alabanzas, permitiéndole a Shi Xiaobai soltar un suspiro de alivio en su corazón. No obstante, cada palabra de alabanza que le decía a Sahadun le hizo recordar los trágicos gritos bajo la puesta de sol.

Cuanto más alababa a Sahadun, más enfadado se sentía. No podía suprimir el dolor en su corazón, como si sus lágrimas fueran a salir al instante, como si todas las emociones negativas se movieran en su estómago, lo que le hacía desear vomitar todo lo que pudiese.

Sin embargo, Shi Xiaobai sabía que no sólo no iba a expresar sus verdaderas emociones, sino que tenía que actuar como un devoto fanático. Esto era muy, muy difícil, pero Shi Xiaobai lo había logrado hacer.

Después de conseguir la “confianza” de Sahadun, él debía salvar la vida de Gordito antes que nada. Shi Xiaobai era muy tonto, así que usó el método más tonto, el cual también, era el método de llenar a la víctima con la más grande desesperación.

Sólo Dios sabía cuánto deseaba que todo esto fuera un sueño cuando pateó a Gordito. Cuando él hizo añicos la esperanza en los ojos de Gordito, palabra tras palabra, había deseado tanto que él pudiese levantarse de esta dolorosa pesadilla.

De hecho, él debería haberle dado a Gordito una paliza muchísimo más dura, sólo entonces él sería capaz de eliminar la cautela de Sahadun. Pero mal, no pudo. Después de una sola patada, él ya estaba a punto de colapsar. Estaba jugando el papel de un villano, la cosa que siempre ha odiado, pero anhelaba en su corazón transformarse en un héroe de la justicia, quien pudiese derrotar a Sahadun de un solo golpe.

Los sueños eran hermosos, pero la realidad era muy cruel. Shi Xiaobai hizo lo mejor que pudo. Él incluso había estrujado su cerebro para inventar un largo encantamiento que no tenía ningún sentido al final, haciendo que Sahadun perdiese toda su paciencia. Y con eso, Shi Xiaobai ya no era capaz de detenerlo.

Shi Xiaobai, quien estaba a punto de caer en la desesperación, aún tenía el último rayo de esperanza, la llegada del Héroe. Por lo tanto, con esa  pizca de esperanza, empezó a gritar ruidosamente.

El Héroe realmente vino.

Shi Xiaobai hizo su mejor esfuerzo para no llorar, porque sabía que aún no era el momento de llorar. El Héroe que empuñaba la hoja lunar puede que haya sido capaz de bloquear el brazo con forma de hoz de Sahadun, pero la pelea sólo había empezado. La pregunta más importante era si el Héroe podía derrotar al demonio de la calamidad.

—Sigue asi, Héroe.

Shi Xiaobai apretó sus pequeños puños fuertemente, mientras corrió cuidadosamente hacia Gordito en el arenero

El Héroe, quien bloqueó el golpe de Sahadun con su espada, vestía de una manera peculiar. Estaba cubierto de un maillot apretado de color amarillo con guantes rojos, botas y un cinturón. También vestía una capa blanca detrás de él. E incluso más raro era su cabeza. Era completamente calvo e incluso podría reflejarse la luz en ella. (Ciberr: Adivinad quién es.)

Era un héroe calvo vestido como un superhéroe genérico.

La atmósfera en este momento era similarmente peculiar. Después de que el brazo con forma de hoz de Sahadun fuera bloqueado, su cuerpo empezó a temblar violentamente. Sus profundos ojos azules se volvieron lentamente en un rojo carmesí, pero no sólo no retrajo su brazo derecho, ni siquiera parecía que tuviese alguna intención de hacer algo con su brazo izquierdo.

Incluso después de que el héroe calvo retirase su espada tranquilamente, Sahadun aún se quedó congelado… con su brazo balanceado a medio camino… como una estatua.

— ¿Cómo quieres morir? ¿Picado hasta la muerte de una corte? ¿O golpeado hasta la muerte de un puñetazo? ¿O… —El héroe calvo habló mientras su par de ojos agudos eran llenados con intento asesino, se volvieron repentinamente vacíos cuando guardó su espada. Su originalmente cara tensa, se suavizó, y por un momento, parecía algo inofensivo.

—Este… Este Demonio…—Sahadun habló con un tartamudeo mientras su cuerpo tembló, incluso más intensamente, como si el calvito delante de él fuera extremadamente terrorífico.

— ¡Este Demonio, este Demonio no quiere morir! —Sahadun rugió repentinamente y giró su cuerpo para correr en la dirección contraria. La manera en la que huyó se parecía a la de un perro abatido.

Shi Xiaobai observó asombrado. Él sólo vio al héroe calvo levantar su espada y apuntar hacia Sahadun que huía y quien estaba a punto de desaparecer de su vista.

— ¿No me digas que él puede matar al demonio de la calamidad con un tajo aéreo? —Shi Xiaobai observó con excitación. Miro hacia al heroe calvo vestido de superhéroe con ojos llenos de admiración.

En ese momento, la voz ansiosa de una chica apareció en la distancia.

— ¡Dejame su cabeza!

Cuando el héroe calvo oyó eso, se rasco la cabeza y envainó su espada en su funda. Shi Xiaobai estaba estupefacto mientras miraba hacia Sahadun, quien estaba a punto de desaparecer de su campo de visión, con un corazón ansioso.

De repente, una escena inolvidable para Shi Xiaobai sucedió.

Vió que el demonio de la calamidad, el cual le había torturado sin parar… el Sahadun que era tan poderoso, que no tenía ninguna forma de resistirse… había sido rebanado en varias piezas pequeñas en un instante, como un pedazo de tofu cortado numerosas veces.

Shi Xiaobai era totalmente incapaz de ver que había sucedido, pero en ese instante, Sahadun se hizo pedazos, volviéndose en un montón de carne picada.

Al mismo tiempo, desde la esquina de su visión, una chica joven caminó lentamente hacia ellos.

Como estaba un poco lejos, Shi Xiaobai era incapaz de verle la cara claramente. Estaba vestida con una camiseta y pantalones cortos. Tenía la piel blanca y su impresionante figura fue revelada.

— ¡Tan guay! —Para Shi Xiaobai, esta era una escena conmovedora que nunca olvidaría en toda su vida.

Sin embargo, no se centró en ella por mucho tiempo. En vez de eso, se arrastró, mientras aguantaba el dolor en su abdomen, y entonces caminó hacia el arenero.

—Lo conseguimos, Gordito… Hemos sobrevivido… Hemos…El caminante Shi Xiaobai lentamente se paró, mientras vio a Gordito retroceder con miedo. Su mirada hacia él, estaba llena de temor.

Le he hecho daño…. Todo porque soy muy débil… Si hubiese sido más fuerte, yo habría tenido una mejor manera de protegerlo. La alegría en los ojos de Shi Xiaobai lentamente disminuyo.

—Perdón… —Shi Xiaobai le dijo a Gordito. Su voz estaba llena de pesar, mientras bajó profundamente la cabeza.

—Hermano Mayor.. .—Gordito habló de repente, con una nítida voz.

Shi Xiaobai miró hacia arriba. Esa cara rechoncha que era un desastre, estaba llena de lágrimas, mocos y tierra, similar a una pelota de fútbol bajo la iluminación de la puesta de sol, pareciendo ligera, pero aun así pesada.

— ¿Los Héroes… existen? —Gordito preguntó con un susurro.

— ¡Sí!

— ¿Soy un miembro… del escuadrón de Héroes Xiaobai?

— ¡Sí!

—Mami, Ratita, Pequeña Lei, ¿ellos no morirán?

— ¡Sí!

—Wa… Wu Wu Wu~

El pequeño cuerpo saltó desde el arenero y aterrizó de forma similar en un pequeño abrazo, que era suficiente para aceptarlo.

En el parque al anochecer, Gordito abrazó a Shi Xiaobai, estallando en lágrimas.

Shi Xiaobai, quien estaba reteniendo sus lágrimas, ya no pudo contenerlas.

—Wa~

En ese momento, este joven, el niño de trece años, soltó un llanto que desgarraba el corazón.


Ciberr: Me dieron ganas de llorar…
Al final sí que me dio tiempo a traducir el capítulo. Bueno, a decir verdad, lo hice hoy mismo mientras intentaba olvidarme de mis estudios por un rato…
Vuelvo a mi cueva para estudiar…

Trad. ~Ciberr
Ed. ~Aucifer Sakuya

Índice

  • Ciberr

    Lo de siempre, si veis cualquier error me lo hacéis saber.
    ¿Habéis adivinado quién es nuestro querido héroe calvo?

  • Saseiro

    Saitama eres tu? XD

    • Ciberr

      Parece que tenemos un ganador. Al autor le gusta mucho los mangas y animes así que hay algunos personajes que están basados en personajes de anime/manga xD

  • Emanuel Perez

    Fue besho!

  • alexey eduardo mata

    gracias por el cap… one punch??? saitama???

  • Rohandy Guzman

    No estoy llorando T-T

  • Juli Freixi

    WtF!??? Saitama?
    Pd. Muchas gracias por el cap!

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Noe Sebastian Espejo Correa

    MIRA NO MAS A SAITAMA PAPUH!!!