Tower of Karma 2

 Tower of Karma

Capítulo 2: La Bestia Nacida del Paraíso Decadente

(Shiku: Perdonen los retrasos es culpa mía, tuve una serie de movidas, es más las sigo teniendo, pero en una semana todo volverá normal creo ^^…Así pues, disfruten, el capítulo)

**********************************************************

Al día siguiente, Arlette fue comprada por una familia de la nobleza. Todo lo que quedó de ella fue el dinero para la libertad de Al.

Habían sido solo unos pocos días estando en un mercado en el que nunca había estado antes. Se mantuvo rechazando muchas de las “ofertas”, sin embargo, debido al visible aumento de su precio, terminó cediendo.

Todo fue por el bien de la felicidad de Al…

Al no lo pudo parar, no pudo evitar que su hermana fuera tomada.

No pudo decirle, no pudo decirle que no le dejara sólo.

Al se volvió solitario. Todo esto a cambio de su libertad y un poco de dinero para que pudiera vivir por un tiempo sin preocupaciones.

“Yo, tiempo sin verte hombre libre, Al-kun”

En el camino de vuelta desde el trabajo de Kail, él y Havella fueron a visitar a Al, pero los recibió con una cara desanimada.

“Te ves lamentable como siempre…Hey, limpia bien tu habitación”.
Kail rápidamente comenzó a limpiar, Havella no movió ni un dedo para ayudar, ella no era buena haciendo las tareas de la casa, por otro lado Kail si era bueno hasta cierto punto en ellas.

“Al”

Havella le dio una manzana, Al perezosamente levantó la mano para cogerla, pero Kail le golpeó antes de que pudiera.

“¿Cómo un pez muerto puede comer manzanas?”.

“…La manzana que robé…”

Ignorando las palabras murmuradas, Kail miró a Al.

“No te diré que vayas a trabajar. Ya no eres el objeto de nadie, sino un hombre libre. No serás tratado tan bien por el resto, pero al menos puedes decirle adiós al trabajo forzado. Tengo envidia, maldita sea”.

Kail le agarró por el cuello.

“Pero sabes, ¿Por qué demonios estás haciendo esos ojos de pez muerto? No empieces a vivir como un muerto. ¿¡A quién crees que le debes tu libertad!? ¿¡Haah!? ¿¡Quien vendió su vida por ti!? Por toda la infelicidad que esa persona tendrá que asumir a partir de ahora, al menos deberías estar feliz, o todo habrá sido en vano, ¡idiota!”

La voz enojada de Kail resonó en la lamentable habitación, Havella no se movió para detenerlo.

“Pero, nee-san ya…”

Kail golpeó a Al, quien estaba murmurando algo, esto sorprendió incluso a Havella.

“Si tienes tiempo de hablar sinsentidos, ¡entonces trabaja! Trabaja, trabaja y compra a Arlette-san, ¡eso es lo que debes hacer para pagarle lo que hizo!”.

Los ojos de Al se abrieron como platos, había olvidado la posibilidad de comprar a su hermana. Para empezar eso habría sido imposible para él, pero eso solo solía serlo….ya que solo se aplicaba a los esclavos.

“Las adversidades para aquellos que fueron esclavos son duras, pero aun así están más cerca de ser personas normales. Sus salarios no se pueden comparar al que un esclavo puede conseguir, no sería fácil, pero tampoco imposible. ¡También te puedo ayudar si lo necesitas!”.

“Ahora que todo está dicho y hecho, ¿Qué vas a hacer, caballero delgado?”.

Al estaba avergonzado de sí mismo, sentía que no podría mirar de nuevo a la cara a sus dos amigos. Ambos se preocupaban sobre su hermana y él, mucho más que él mismo, realmente estaba agradecido.

“Gracias. Voy a trabajar, voy a trabajar duramente y compraré la libertad de nee-san”

La llama se avivó en los ojos de Al. Viendo como se animaba, Kail comenzó a sentirse avergonzado por lo que había hecho, así que le extendió su mano a Al, quien se había caído por el golpe.

“Lo siento, exageré un poquito, pero sabes, mientras haya alguien a quien puedas devolverle un favor…simplemente no puedes rendirte”.

Kail no tenía ningún pariente, no sabía si su familia estaba muerta o viva. Posiblemente estaban muertos, incluso si aún tenía deudas de gratitud con ellos, no podría pagarlas. Por eso podía entender el sentimiento, lo que le hizo encarar a Al tan seriamente. A diferencia de él, su mejor amigo aún podía hacerlo.

“No pasa nada. Gracias, amigo”.

Al agarró estrechamente la mano de Kail y este, haciendo fuerza con su mano, levantó a Al.

“Gracias a ti también Havella”.

“Si. También soy tu amiga después de todo”.

Tenía una cara inexpresiva, sin embargo, no es como si ella no tuviese emociones, Al podía entender los sentimientos que había tras esa máscara inexpresiva.

“En ese caso, deberías tratar a tus dos amigos que andan cansados tras trabajar”.

“No tengo ninguna comida decente conmigo. Solo agua y pan como mucho”.

“Yo tengo comida”.

Havella sacó una bolsa de detrás de ella. La bolsa estaba llena de productos alimenticios hasta el punto que se sentía como si hubiera robado mucho especialmente para este mismo momento. Mirándose el uno al otro, Al y Kail sonrieron. Viendo como ambos sonreían, Havella permaneció en silencio y sin expresión, pero incluso así, con un sentimiento incómodo, les dió una sonrisa a los dos.

“Ahaha, gracias Havella, déjamelo a mí. Voy a cocinarlo usando mis mejores habilidades y os voy a tratar con la mejor cocina… Bueno, es algo que aprendí mirando a nee-san…”

Remangándose, Al fue a la pobre y pequeña cocina. Kail y Havella le miraron cocinar desde atrás.

Estaba bien incluso si fallaba. El verdadero valor de su cocina, residía en el hecho de que lo había hecho él. En cualquier caso, ellos eran esclavos, eran inferiores a los humanos, incluso si Al fallaba cocinando, podían usar su capacidad de la que estaban tan orgullosos sobre ser capaces de comer lo que sea.

“Ugeh.”(う

“Sesto….Shabe…..Asqueroso”.

(Shiku: Pone Dis (Que es la pronunciacion de This,  (esto) Tast (Taste, sabe) Disgusting (asqueroso) así que lo puse así ^^)

El resultado del primer intento de cocina de Al se volvió una irreconocible mezcla de ingredientes capaces de abrumar las entumecidas lenguas de los tres esclavos, que realmente eran capaces de pensar que el agua fangosa era refrescante.

“Ku, hahaha. Esto realmente sabe a mierda. Sabes, esa fruta que pusiste allí, huele como el infierno”.

“Y era la más cara, ese puesto era un fraude”.

“Como si un ladrón tuviera derecho a decir algo así. Bueno, realmente es un fraude que esta mierda pueda ser vendida por tanto”.

(Shiku: No pude con esto… Hey soy un ladrón, te robo lo mas caro y resulta que es un fraude, maldito timador!!! interfieres con mis robos xD)

“A pesar de lo difícil que fue pelar esta piel espinosa…Es una crueldad que en el interior huela tan mal”.

La casa ya era demasiado estrecha para dos personas, los tres estaban perdiendo el tiempo en la mesa del comedor. La soledad de Al se hizo más débil, por alguna razón, estaba empezando a sentirse enérgico. Era distinto a la familia, era amistad, este sentimiento de ternura era lo que llenaba la casa.

“Ahahahahhaha.”

La sonrisa volvió de nuevo a la cara de Al.
Quizás, se podría decir que este momento sería la última vez que podría sonreír genuinamente.

(Shiku: Heartache T.T Pobre…ya me rompió el corazón TnT)

Kail y Havella volvieron a casa juntos.

“…Hay algo que quiero decirte, por si acaso”

“Hm, ¿Qué sucede?”

Normalmente, exceptuando cuando están los tres juntos, ni Kail ni Havella se hablarian, aparte de eso, ya era de por sí raro que Havella empezara la conversación.

“El noble que compró a Arlette-san, ese conde Vrad….hay un problema con él…”

(Shiku: Vrad…me suena a Vlad….Vlad Tepes…el Empalador…Jum….no quedará bien, definitivamente.)

“Problema… Hey, estás diciendo que….”

“Al va a tener que ser valiente”.

Kail tiraba de su cabello. Al no tener nada donde desahogar la ira que sentía por la desgracia de su mejor amigo y por la de la persona que amaba, Arlette, esta era la única forma que tenía para ventilar su frustración.

“Eso es….injusto”.

La luz de luna estaba siendo cubierta por las nubes y la oscuridad de la noche se posó sobre ellos.

Al estaba exprimiendo su mente. Al final, el único trabajo que podía hacer él, quien no sabía leer ni tenía ningún tipo de educación, era trabajo físico y otras tareas domésticas. Si fuera a trabajar en cosas así, el pago que recibiría no sería mucho mayor al que solía recibir.

Pero una persona que tenía metas era fuerte.

“¡Definitivamente voy a traer de vuelta a nee-san!”.

Con una indomable determinación, Al estaba resuelto a ahorrar dinero incluso si era necesario medidas extremas.

Un cierto día alguien vino a su casa, era un hombre que cargaba un saco. Con muchas preguntas flotando en su mente, Al habló al hombre.

“Perdone, ¿tiene algún asunto conmigo?”.

El hombre le miró a la cara, su mirada daba la impresión de que le estuviese viendo como si se tratara de un insecto, este tipo de mirada era algo que Al había experimentado muchas veces.

“Mi asunto contigo, es esto, sucio esclavo”.

El hombre tiró al suelo el saco. Al le respondió enojado.

“Ya no soy un esclavo”.

“Hmph. Así que, ¿piensas que ya eres humano? Escucha, los esclavos como tú no pueden volverse humanos, un esclavo sigue siendo uno de por vida. Uno libre, no es nada más que un esclavo sin dueño.”

(Shiku: Ganas de matar brutalmente 1203%, Ganas de Torturar 1234928×10^1009879%, Ganas de Quemar el mundo 100%)

Este tipo de opinión no era algo raro, probablemente la mayoría de los ciudadanos de la capital real tenían los mismos pensamientos. Al ya estaba acostumbrado a este grado de burla, pero realmente escucharlo directamente no le sentaba bien.

“….¿Qué hay con ese saco?”

Incluso si continuaba discutiendo con él, sería inútil. Por lo que decidió preguntar al hombre que pasaba, que sería mucho más beneficioso que asuntos irrelevantes. Como si el hombre también quisiera abandonar rápidamente el lugar, que podría describirse como un barrio pobre, no mostró ningún deseo en seguir discutiendo.

“El juguete se rompió. Estaría bien si hubiese sido en el territorio del conde Vrad, pero la agencia para este tipo de cosas en la capital real, es un dolor de tratar, por eso es que vine a devolverlo a donde vivía. Realmente, que dolor de culo”

(Shiku: DOLOR DE CULO EL MIO!!!! QUIERO TU MUERTE GRRRRRRRRR)

La palabra “juguete” continuó sonando en los oídos de Al por alguna extraña razón, las palabras “Donde solía vivir” también eran preocupantes.

“¿Qué quieres decir?”.

El hombre le miró con una cara molesta.

“Que quieres decir mi culo. Eres realmente malo adivinando, mocoso. El juguete que compró el conde Vrad se rompió, por lo que vine a devolverlo a su respectivo lugar. Del resto te encargas tú. ¿Lo entiendes?”

Terminando al decir eso, se fue.

Al a regañadientes movió su mano al saco.

Su corazón latía como una campana de alarma.

Debería alejar su mano del saco, no debía acercarse a el.

Se había dado cuenta hace tiempo, sabía que contenía el saco. Era porque sabía la verdad que no debía abrirlo y ver lo que contenía. No debía abrirlo.

Se suponía que tenía que tirarlo sin mirar el interior, eso habría sido bueno, si simplemente lo hubiera echado al río; hubiera estado bien si solo lo enterraba en algún lugar. Pero a pesar de que solo necesitaba hacer eso…

Terminó abriendo el saco.

Lo que había dentro era…

“Uoh-urgh.”(お、おぅっぷ) (Sonidos de vomitar*)
(Shiku: Advertencia, si son débiles de estómago, no les gusta el gore, o tienen el corazón frágil, por favor, no lean los siguientes párrafos. REPITO; SI SON DÉBILES NO LO MIREN. Gracias)(GALI: En si, no es nada fuerte, pero…)(Shiku: No del todo, para mi no es nada increíble, pero aun así…recomiendo si no tienes una mínima tolerancia…no lo veas)
Fue capaz de resistir los primeros momentos, sin embargo, cuando el hedor a podredumbre comenzó a salir, justo cuando pudo confirmar que era [La cosa] dentro del saco, todo dentro de su estómago, salió de su boca. Los jugos gástricos quemaron su garganta, el suelo era un mar de fluidos que había vomitado.

“Ah…..Ah…ah….”

Su corazón roto aullaba en agonía, empezaba a sentir que quería abandonarlo todo y huir lejos. Quería olvidarlo, quería olvidar sobre esto y volver a los días llenos de esperanza junto a Kail y Havella; los tres juntos.

Después de todo, Arlette-neesan ya está…

“Ah cierto, mocoso… pero que…Eso es asqueroso, ¡hey!”.

El hombre volvió por alguna razón. Al alzó sus ojos vacíos.

“El pago por encargarte de [esa cosa]. Toma, ¡cógelo!

Una moneda de plata fue lanzada delante de sus ojos, a pesar de eso, continuó mirando a la cara del hombre.

“Por que, por que…”

Al ver a Al murmurar sin sentidos, el hombre comenzó a quejarse, escupiendo saliva al hablar.

“No tiene nada que ver conmigo lo que hace el conde con lo que compra, él lo compró y lo rompió él mismo. Es un dolor encargarse de eso, por eso incluso te estoy dando dinero por ello. ¿Qué está mal contigo? ¿Quieres una moneda oro? ¿Una puta moneda de oro? Maldito bastardo, es por eso que odio a los esclavos, no tienes que pagarle a los caballos y a las vacas; son 10 veces mejor. Esclavos de mierda…”

Después de decir todo lo que quería, pateó el saco. El cuerpo que había perdido sus extremidades salió de el. Si las extremidades fueron cortadas para llevarla más fácilmente o cuando aún estaba viva, era algo que Al no sabía y que no quería saber.

(Shiku…..)

“Pensando en ello, esta mujer…parece que solía ser una belleza. Aa-ah, que desperdicio. Si hubiera nacido como un noble, habría sido mimada por todos. Bueno, no se puede arreglar, nació esclava al final”.

Después de eso, esta vez, el hombre se fue para siempre.

Al quedó en el lugar sólo, permanecía allí sin comprender, si solo hubiera nacido noble…si solamente no fuera esclavo… Esos pensamientos se arremolinaban en el interior de su mente. Por fin entendía el significado de no ser considerado humano, después de todo, se supone que ya lo entendía…y solo pretendía que no existía hasta ahora.

“…Ya veo”.

Lo sabía ahora.

“…Así que es así”.

Terminó entendiendo el significado de no ser humano.

“Ku, kuku, ¡kuhahahahahhahaaahahahahahhahahahaha!”

Rió como un maníaco, Más que nada, estaba llenándose con locura, haciendo eso, podría forzar su corazón a romperse.

“No somos humanos. Eso es raro, ¡nee-san! Mira, ¡incluso tenemos sangre roja!”.

Al se abrazó a sí mismo arañando ambos lados de sus brazos, sus uñas se clavaron en su piel, haciendo que la sangre fluyera de sus heridas.

“¡Andamos con dos pies e incluso tenemos dos brazos! ¡Tenemos 5 dedos en la mano y también dos ojos. Tenemos nariz, orejas, boca…E incluso siendo iguales, ¡¡no somos humanos!!”.

Gritó.

“¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!”
Con lágrimas de sangre saliendo de sus ojos, su pelo negro se volvió blanco. Odio, cólera, resignación, desesperación; era la variedad de emociones que se arremolinaban en su interior, lo que lo llevó a la espantosa expresión que estaba haciendo. Al se rompió. Probablemente, su hermana también se rompió en ese momento, cruzaba lejos de la humanidad, para volverse una bestia…

“…No es bueno”.

Sin embargo, justo en ese último momento, paró. No era aceptable volverse una bestia. Incluso si un monstruo puede matar humanos, no será capaz de destruir su sociedad. No había sentido en convertirse en un paria que sería en seguida eliminado por las leyes de la civilización.

“¿Creo que no podré aceptarlo si no lo hago cómo humano? Supongo que si”.

Al entendió esto por instinto.

“Ok, ahora estoy tranquilo. Soy un humano. Bueno, al menos nosotros no nos lo creemos, sino, no habría sentido en decir esto después de todo. ¿No es verdad, nee-san?”.

A pesar de que su hermana había cambiado completamente, la abrazó como siempre lo hacía.

(Shiku…realmente……no quiero ni hacer chistes, es más por favor, abstenganse de ello.)

“Lo siento por haber gritado antes nee-san, estaba feliz de que nos volviésemos a ver de nuevo, así que acabé emocionandome un poco. Ahaha, ¿no es raro? Esta bien, nee-san es la persona más hermosa del mundo”.

Sus brazos y piernas fueron cortados, sus dientes rotos, sus ojos arrancados, sus pezones seccionados, como sus orejas. La última expresión que hizo al borde de su muerte era el horror personificado. Además, debido al considerable tiempo que llevaba muerta, empezaba a desprender un hedor a podredumbre, pero incluso así, Al aún la veía tan hermosa como siempre.

“Bienvenida, nee-san. Ahora volvamos a casa. Tenemos que estar juntos. Si estamos juntos, podemos hacer cualquier cosa. Si somos nosotros dos, seguro…”

Cargando a Arlette en sus brazos, Al entró en la casa.

Dejó la moneda de plata detrás. No había forma que pudiera cogerla. Tenía un significado distinto al dinero conseguido por Arlette al venderse a sí misma. Uno era el dinero que consiguió al sacrificarse a sí misma, mientras que el otro era el pago por deshacerse de un juguete roto. No debía coger esa moneda de plata. No había manera de que degradara a su hermana a ser un juguete por un poco de dinero.
“¿Realmente no somos humanos? ¿Lo somos? Quiero saber. Necesito saberlo. Es por eso”.

Al cerró la puerta. Dentro de su casa, ahora él estaba solo junto a su hermana. Esa pequeña casa era solo para ellos dos. Las paredes estaban llenas de agujeros y la mesa del comedor era lamentable. La pequeña cama en la que los dos dormían y que solía ser a dónde suavemente lo llevaba su hermana cuando caía dormido.

“Voy a enseñartelo, nee-san, solo espera. Mírame actuar…”

Y entonces, suavemente abrió su boca…

“…con seguridad, en mi interior”.

(Shiku:….)

Esta fue la primera vez que Al sorportó karma.

“¿¡Al!?”.

La casa de Al estaba ardiendo. Las llamas furiosamente ascendieron a medida que la pequeña casa era engullida por el fuego. Todas sus memorias se convirtieron en cenizas.

“¿Es Kail? No grites así”.

Kail movió su vista a donde sonaba la voz. Permaneciendo de pie enfrente de la casa ardiendo como si fuera un extraño. Con la luz brillando sobre su hermoso pelo blanco tiza, el chico era tan hermoso y a la vez tan terrible.

“¿Eres…Al?”.

Kail preguntó timidamente, el chico rió.

“¿Acaso no es obvio? Kail eres el único actuando extraño”.

Kail tembló, no tenía ni idea de la mayoría de lo que había pasado, pero Havella había estado siguiendo que sucedía con la hermana de Al, según la información que recibió de las conexiones que tenía del gremio, parece que otro esclavo murió por el mal hábito del conde Vrad. Además de eso, ese esclavo que murió era uno con un hermoso pelo negro.

Su hermana mayor había muerto. No había dudas que su hermana era la persona que supuestamente amaba más que nada. Pero a pesar de eso…

“Havella también, tiempo sin vernos. Estuvisteis ocupados estos días, me sentí solitario por no poder veros”.

Pero a pesar de eso, Al estaba actuando como normalmente lo haría, hasta el punto de que empezaba a asustar. Era capaz de mantener su compostura, o mejor dicho, quizás realmente ni lo estaba intentando. Estaba completamente tranquilo. Estaba allí de pie inquebrantablemente.

“Estaba pensando en mudarme ¿Veis? Todo esto debe ser una buena cantidad de dinero por un tiempo”.

Dijo despreocupadamente como si esa fuera razón para incendiar la casa. Estaba tranquilo, pero sin duda, había enloquecido.

“Quiero ser capaz de hacer las cosas que quiera hacer. Y en eso, no soy muy bueno en la forma que estoy ahora. Necesito más conocimiento. Necesito más poder. No es bueno seguir siendo un niño. Como puedes ver…”

Al miraba cómo su casa ardía.

“Tuve que separarme de las cosas viejas. ¿No es así, nee-san?”.

Al acarició su estómago, como si hubiera algo dentro de el. Kail lo miró asustado. Ni Kail ni Havella fueron capaces de hablar alguna palabra para preguntarle sobre ello a Al. No podían preguntar donde puso el cuerpo de su hermana. Sería aberrante si fuera lo que ellos estaban imaginado.

“¿Qué es lo que quieres hacer…?”

Preguntó Kail. Al en respuesta, le mostró una sonrisa inocente.

Con su pelo blanco revoloteando, dejando atrás el fuego, su vieja casa y sus memorias. Al declaró.

“Estoy apuntando a la cima. Quiero hacer eso, así podré saber si…yo… No… ¡Quiero probar que somos humanos!”

Las llamas ascendieron hasta el cielo. Es entonces cuando Kail lo entendió, el viejo Al había muerto. El chico amable que tenía el mismo pelo negro que su hermana, ya estaba muerto. El que estaba de pie aquí ahora…

Era un [Vengador vestido en blanco].

 

********************************************************
Gali: Levante la mano quien pensó en oshiete oshiete okno.

…¿Saben cuanto de cruda realidad hay en este cap?… imaginar que estos tipos de sucesos de verdad sucedieron en tiempos de esclavitud (y posiblemente aún haya casos así… en los lugares más recónditos y abandonados de este mundo…) Se me enfrió la sangre. Al ha pasado demasiado rápido la línea de “lo prohibido” por la humanidad… No lo veo teniendo piedad alguna en un futuro. *se va a investigar sobre karma*

Shiku; En mi caso yo si voy adelantado a la novela y efectivamente, no habrá piedad a los ojos de Al, el mundo solo es negro con dos motas de luz, la muerte una herramienta a usar, la amistad ocultando la daga bajo las ropas de confianza falsa…eso es lo que espera en esta novela…

 

Shiku: Recuerden si hay faltas o algo, díganme para que se corrijan.

Trad: Shiku

Editor: Galiza Sly

AnteriorIndice – Siguiente

Índice