Terror Infinity V10 C6-3

Terror Infinity 

Vol. 10: Capítulo 6-3.

 

Los ojos de Zheng parecían inyectados en sangre. Él gritó. “¡Adelante! ¡Más rápido!” Entonces él balanceó el cuchillo hacia el lado del autobús, cortando el brazo de un zombi. Los otros detrás de él también comenzaron a dispararle a los zombis. La explosión se produjo justo a tiempo para permitir que el autobús avanzara hacia adelante. El número de zombis se redujo sustancialmente después de entrar en la zona de la explosión.

Al mismo tiempo, los ojos de Heng se desenfocaron. El Estado Mental Concentrado le quitó el miedo de este derramamiento de sangre. Lan lo conectó al Enlace del Alma junto con Zheng y YinKong, por lo que su exactitud alcanzó casi un cien por ciento. Cuando el primer Licker saltó hacia ellos, ya había preparado su flecha. Tan pronto como el Licker aterrizó, se convirtió en polvo.

Alice y los personajes de la película miraban a ese arco con sus ojos abiertos de la incredulidad. Ni siquiera llegaron a ver la flecha. El disparo fue como un láser. El poder, la velocidad y la precisión sorprendieron a los personajes. Habían visto a Heng cargando con un arco largo, pero nadie se imaginó que tenía tal fuerza hasta ahora.

“¡Todos, manténganse firmes!”

Zheng no tuvo tiempo de preocuparse por los demás. Se quedó pendiente de un sinnúmero de zombis que aparecieron a la vista de nuevo. Esta ciudad debe tener al menos 200 mil personas. Si ni siquiera la mitad de estas personas se convirtieron en zombis, entonces serían más de 100 mil. Había por lo menos diez mil zombis rodeándolos en este momento. No sólo los zombis, sino que también estaban los Lickers, los perros y los mutados con tentáculos en todas partes. Si el autobús se detuviera aquí, no había ninguna posibilidad de sobrevivir.

Zheng apretó los dientes. Sacó otra granada y la lanzó. Este camino era de sólo unos pocos kilómetros de largo pero el autobús ya estaba cubierto de carne podrida. El grupo también se sentía agotado, pero los zombis alrededor de ellos ya estaban bajando.

Zheng dejó escapar un suspiro de alivio y gritó. “Comprueben sus armas y municiones. Todavía tengo un montón de balas aquí. Heng, ¿cuántas flechas te quedan? ¿Alguna persona herida?”

Ellos reportaron sus municiones. Las balas de Zheng sólo podían ser utilizadas en las armas de Alice y la de los jugadores. A Carlos le quedaban dos cargadores pero su combate cuerpo a cuerpo era lo suficientemente bueno como para resistir incluso si se le acabaran las balas. A Heng le quedaban sesenta y cuatro flechas. HongLu agotó uno de sus bastones. Los dos novatos, la mujer, y LJ estaban asustados. Sus caras estaban pálidas. Por el contrario, Angela permaneció en su asiento, todo el tiempo en silencio, como si ella no sintiera el peligro procedente de los zombis.

Jill compartió el paquete de cigarrillos que Zheng le dio durante el descanso. Fumó profundamente de un cigarrillo y después dijo. “Esto es horrible. Si el virus se llega a propagar fuera de la ciudad, la humanidad podría ser aniquilada.”

Alice también fumó un poco. “No es simplemente horrible. No sé lo que causó que el virus comenzara su evolución. ¿Notaron que había un zombi en la horda que empezó a cazar a otros zombis? Estaba lleno de tentáculos del grosor de un brazo y absorbía a otros zombis en su cuerpo, y cada vez se hacía más grande. Lo vi en la horda. No sé cómo va a acabar el virus. Esperemos no convertirnos en comida de esos tentáculos.”

Zheng dijo. “No importa cómo, sobrevivir es lo más importante para nosotros ahora. Deberían haber llegado al centro de la ciudad en este momento. No sé si también fueron atacados por los innumerables zombis.”

Dentro de un estacionamiento al noroeste del grupo. Un furgón fue puesto en marcha y avanzó hasta el portón. El conductor estaba gritando hasta que varias personas detrás de él lo regañaron y se detuvo. Su cuerpo se movía como si estuviera siguiendo un ritmo.

La mente de todos estaba conectada con los dos usuarios de Fuerza Psíquica. Ellos se sorprendieron al ver una gran horda de zombis y en especial al ver un zombi gigantesco a través del Escáner Psíquico.

Zheng Clon se burló. “Estúpidos trucos de Dios. Tratando de pararnos con estos zombis y aumentar el peligro. Patético. Esperen aquí un poco.” Abrió de una patada la ventana y saltó hasta la parte superior del furgón.

Zheng Clon hizo un gesto con las manos. Un par de huesos de repente surgieron a partir de su espalda. Los huesos se hicieron más y más largos y entonces se abrieron en un par de alas palmeadas1 completamente negras. Su piel era de un color negro puro. Los vasos sanguíneos y los huesos eran débilmente visibles bajo la piel.

Se rió fríamente y saltó del furgón para correr hacia delante.

Para el momento en el que el furgón lo alcanzó, Zheng Clon se aferraba a una espada cubierta por una llama oscura. El área frente a él tenía marcas chamuscadas por todos lados. Las partes de los zombis seguían ardiendo. Muchos Lickers y grandes zombis con tentáculos fueron cortados en pedazos. Zheng Clon era la única persona que estaba todavía en una sola pieza.

“No eran demasiados zombis pero había varios mutados. Probablemente sea la manera que Dios tiene para limitarnos mediante el uso de sus fuerzas más fuertes.”

Zheng Clon agitó sus alas y voló hacia la parte superior del furgón. Se sentó y dijo. “Vamos, ¡persigámoslos y matemos a todos!”

Al mismo tiempo, Zheng también se encontró con los grandes zombis con tentáculos. Estos zombis eran como pulpos. Sus tentáculos tenían una poderosa fuerza de succión. Podría aspirar tanto la carne como los huesos al contacto. Ellos vieron a un zombi simplemente desaparecer al tocar uno de ellos. Cada vez que absorbieron a un zombi, el zombi con tentáculos crecería más todavía. El que estaba en frente de ellos era de tres metros de altura.

Saltó desde lo alto de un edificio. Cuando Heng se dio cuenta, el zombi con tentáculos ya estaba en la parte superior del autobús y no le pudo apuntar. Los demás siguieron disparando con sus armas hacia él. Un tentáculo entró por la ventana y aspiró el brazo de JiangZhe. El tentáculo tiró de él hacia la ventana antes de que pudiera gritar, y la mitad de su brazo ya se había ido.

Zheng estaba manteniendo un ojo en todo el mundo a través del Escáner Psíquico. Cuando JiangZhe estaba siendo tirado, corrió hacia él y cortó con el cuchillo. Sin embargo, el tentáculo ya estaba fuera de la ventana, así que le cortó el brazo. La sangre salpicó de la herida y JiangZhe cayó hacia atrás.

“Heng, apunta a través del escáner. ¡Date prisa y dispara!” gritó Zheng porque vio al zombi agitando los tentáculos alrededor del autobús, se preparaba para golpearlos.

Heng sacó su arco tan pronto como Zheng le gritó. Disparó una flecha a la derecha a través del techo del autobús, luego todos los tentáculos intentando entrar al interior del bus se marchitaron. El cuerpo principal del zombi con tentáculos se desintegró y los tentáculos cayeron al suelo.

“¡Tengan cuidado! Heng, limítate a disparar, no te preocupes por ahorrar más flechas. ¡Sólo guarda veinte, no, diez flechas! ¡Dispara!”

Zheng gritó y se subió al techo del autobús. Se levantó. Para su sorpresa, YinKong también subió al techo.

Los zombis con tentáculos empezaron a llegar desde ambos lados de la calle. Algunos de ellos alcanzaron el autobús y algunos fueron eliminados en el techo. El ataque de YinKong con el Alambre de Memoria era impresionante. Ella separó a un zombi con tentáculos en varias piezas con un látigo, luego, el cable fue a por otro.

Zheng estaba encantado al verla. Él agarró el cuchillo con la mano derecha y sacó el Libro de los Muertos con su izquierda. Leyó en el antiguo Egipto. Cuando llegó la siguiente oleada de zombis, varias piedras grandes se dispararon desde el suelo y traspasaron a los zombis. El autobús tomó la oportunidad para avanzar más allá de ellos.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos

 

Anterior ÍndiceSiguiente

[1] Un ejemplo de ala palmeada son las alas de los murciélagos.

Índice