Terror Infinity V10 C2-3

Terror Infinity 

Vol. 10: Capítulo 2-3.

 

El camión conducía hacia adelante, pasando por varios zombis deambulando. Aunque los zombis parecían no tener algún interés en este objeto mecánico. Poco a poco, el contorno de la ciudad apareció.

Jill suspiró mientras miraba a la ciudad frente a ella. “Esta ciudad está muerta.”

El policía negro también suspiró. “Sí. No sólo muerta, pero tengo el presentimiento de que este lugar va a desaparecer. Estos monstruos son demasiado horribles. Nadie entraría en los próximos diez años.”

El camión pasó por algunas casas residenciales y tiendas. Entonces Jill detuvo el camión en la dirección que el policía negro había indicado. Frente a ellos había una iglesia, uno de los edificios que estaba más intacto de los alrededores.

Jill y Zheng apoyaron al policía negro mientras caminaban. Dio un vistazo a las casas residenciales atrás y dijo. “No tenemos ningún medio para ayudarles. Esta iglesia no se ve como que pueda sostener a demasiada gente.” Ella suspiró y entró en la iglesia.

La iglesia parecía estar en buenas condiciones. Las ventanas estaban intactas, los asientos y los candelabros estaban en su lugar. Sin embargo, la vacilante llama de las velas le daba al lugar un ambiente espeluznante.

De repente, una voz profunda llegó desde el lado. “¡Ustedes, escuchen!”

Todos se sorprendieron, incluyendo a los jugadores que conocían la trama. Casi sacaron sus armas. Después de dar la vuelta, vieron a un hombre de mediana edad que apuntaba un arma con nerviosismo. “Este es mi lugar. ¡Tienen que salir!”

Jill respondió. “Es lo suficientemente grande para todos nosotros. Déjanos quedarnos hasta que amanezca, ¿de acuerdo?”

El hombre parecía provocado y apuntó el arma hacia Jill. “¡No me digas…!”

El policía negro dijo. “Ok, simplemente cálmate. Baja el arma. Ves, somos personas normales, no monstruos.”

El hombre parecía haber regresado a sus sentidos y vaciló. Zheng dijo. “¿Qué crees que es más seguro, ¿estar con esta cantidad de gente o simplemente estando solo?”

El hombre bajó lentamente su arma, pero estaba siendo cauteloso. Se quedó vigilando hasta que cada uno alcanzó los asientos y se sentaron, luego se acercó.

Jill sacó dos botellas. Le entregó al policía negro, a la mujer y al hombre de mediana edad una píldora de comida y agua. Los veteranos tomaron las suyas propias y se las dieron también a los novatos.

Esta era la primera vez que el policía negro y los otros dos personajes de la película comían las pastillas. Lo que creían que eran medicamentos resultó que sació su hambre y les dejó un sabor a comida en la boca. Miraron con sorpresa a Jill y ella señaló a Zheng. “No me miren. Estas cosas pertenecen a ellos. Simplemente me dieron algunas.” Luego sacó un cigarrillo.

Zheng les sonrió. Por un momento sintió un dolor en el corazón cuando vio a Jill sacando el cigarrillo. “Debes probar este cigarrillo.”

Jill tomó el que Zheng le tendió y dijo con sorpresa. “Este cigarrillo es increíble. ¿Qué marca es?”

Zheng encendió uno para sí mismo y luego les entregó el paquete a los otros hombres. “Un cigarrillo privado. Aquí hay uno sin abrir, tómalo.” Tomó un paquete del anillo y se lo tiró a Jill.

La otra mujer los filmó con la videocámara y dijo. “¿Alguien sabe lo que realmente le pasó a esta ciudad? Yo estaba en casa, de repente mi vecino me dijo que huyera. Vi a un montón de monstruos comiendo personas en el camino. ¿Ustedes han visto a esos monstruos?”

El sonido de un trueno se disparó desde el cielo, como si fuera a llover.

El policía negro miró a su alrededor. “No hay nadie más aquí ¿verdad?”

Tan pronto como terminó de hablar, se oyó una voz desde lejos. Todos miraron inmediatamente alrededor. Los jugadores prepararon sus armas. ChengXiao incluso sacó el hacha de guerra, se veía increíble.

Jill entró profundamente en la iglesia, mientras todos los demás se quedaron en la sala principal. Aproximadamente un minuto más tarde, la mujer de la videocámara dijo. “Yo… quiero salir de aquí. Parece demasiado espeluznante.” Ella corrió hacia la puerta.

Zheng dijo en voz baja. “ChengXiao y Heng, vayan a proteger a Jill. Maten a cualquier Licker que vean. El reloj dice que cada uno da 50 puntos. Matar a tantos como puedan. Heng, no dejes que se acerquen a ti. Déjale el combate cuerpo a cuerpo a ChengXiao.”

“YinKong, protégelos a todos y a los novatos. Déjame la lucha a mí.”

Zheng sacó la minigun y el cuchillo, luego le gritó a la mujer. “¡No abras la puerta!”

Por desgracia, fue demasiado lento. La mujer acababa de abrir la puerta. Luego se dio la vuelta debido a los gritos de Zheng. Numerosas manos llegaron a través de la puerta y la agarraron. Zheng corrió inmediatamente a salvarla de los zombis y cortando con el cuchillo sobre ellos. La oleada de zombis detuvo sus movimientos a la vez que sus cabezas salían volando. A continuación Zheng cerró las puertas.

Todos formaron un círculo alrededor del centro de la sala. Lan cerró los ojos y dijo. “Heng y ChengXiao ya encontraron a Jill. Le di a Heng un lugar en Enlace del Alma, ​​también a Zheng y a YinKong. No se preocupen, he marcado a todos los Lickers en el lugar.”

El mapa de la iglesia apareció en la mente de Zheng, y también más de una docena de Lickers que eran de cinco metros de altura. Estos eran más grandes que los que vieron en la primera película de Resident Evil, y mucho más de los cuatro en la trama original. La trama sin duda cambió su dificultad.”

“Buen trabajo. Continúa siguiendo sus ubicaciones. No ataquen por ahora. Las armas normales no parecen ser muy efectivas.” Zheng saco la Minigun y le conectó un conjunto de balas.

En ese momento, varias figuras grandes se arrastraron a través del techo. Los dos novatos estaban temblando de miedo. La mujer miró a su videocámara sin moverse. Cuando uno de los Lickers finalmente se manifestó a la luz de las velas, los demás estaban horrorizados.

Un cuerpo musculoso, sin piel y de más de cinco metros de altura, un par de garras que podrían cortar a través del acero, una lengua que se extendía afuera de su boca, parecía que la sangre goteaba fuera de la lengua.

El hombre de mediana edad gritó y corrió profundamente en la iglesia. No oyó los gritos de Zheng para que se detuviera. El policía negro y la mujer dudaban. Sin embargo, al ver la tranquilidad de los jugadores, optaron por permanecer con el grupo.

“YinKong, protégelos a todos. ¡Prácticamente no tienen capacidades de combate! ¡Déjame la lucha a mí!”

Zheng respiró profundamente. No sabía qué era más fuerte, si los Lickers o los Aliens. No era el momento para pensar en eso. Sus ojos perdieron el enfoque y luego señaló la Minigun hacia el Licker más cercano.

¡Dadadada!

Esta Minigun era una de las armas de alta tecnología más caras en la dimensión de Dios. Los destellos de fuego que salían de los cañones eran de más de medio metro de largo. La cabeza del Licker fue completamente aplastada antes que pudiese moverse. A continuación la Minigun abrió agujeros a través del techo, dejando al descubierto las estrellas en el cielo.

Los otros Licker comenzaron a moverse a una velocidad rápida. Dos saltaron hacia Zheng desde el techo. Tan pronto como saltaron, Zheng movió la Minigun y disparó sobre sus cuerpos partiéndolos en dos. Carne y órganos salpicaron por el suelo.

Lan le estaba enviando las imágenes todo el tiempo por lo que ni siquiera tenía que apuntar. Después que él mató a siete Lickers, Lan dijo. “¿Eh?” Zheng también recibió las imágenes de la escena en su mente.

Un gran Licker de nueve metros desgarró a otro Licker que estaba corriendo. Su lengua envolvió el cuerpo y se lo tragó. Entonces su cuerpo creció en tamaño. Se empezó a mover hacia el grupo.

“¿Evolucionó? De la misma forma que en la primera película de Resident Evil en la que alteraban su ADN al comer humanos. Así que este es uno que evolucionó.”

Zheng apuntó con la Minigun al lugar de donde venía el Licker. Eso emergió lentamente de la oscuridad. Enorme y horrible.

 

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice