Terror Infinity V10 C10-2

A A A

Terror Infinity 

Vol. 10: Capítulo 10-2.

 

Zheng Clon gruñó. Un humo negro salió de sus manos. Al mismo tiempo, Heng entró en el modo desbloqueado. Dibujó el arco en una forma de media luna y emitió una presión sin precedentes. Zheng clon no se movió ni siquiera un poco bajo esta presión, aunque estuvieran tan separados. El humo se disipaba poco a poco de sus palmas.

Este ataque de Heng desprendía una presencia tan fuerte que incluso Zheng Clon no era capaz de ignorar. Todos alrededor de él también hicieron una pausa en su lugar. Sus artículos defensivos no podían bloquear este tiro.

En ese momento, una chica se bajó de la tabla. Sorprendentemente, ella no cayó al suelo. Un par de alas formadas por luz surgieron detrás de ella, agitándose como un hada. Ella voló lentamente hacia Heng.

El disparo de Heng estaba listo. Estaba esperando a que alguno de ellos se moviera para liberar la flecha. Sin embargo, alguien se atrevió a acercarse a él en esta situación. Su corazón fue perturbado tan pronto como le tomó una segunda mirada. Vomitó una bocanada de sangre y la flecha se disparó en el suelo. Con un destello de luz, explotó un agujero de un metro de profundidad en el suelo.

Zheng Clon aprovechó esta oportunidad y lanzó el humo en el aire. Se expandió y se extendió. Pronto, varios cientos de metros a la redonda se volvieron oscuros. Esta oscuridad seguía extendiéndose por otro minuto hasta que cubrió varios miles de metros.

Zheng Clon dejó escapar un suspiro de alivio y dijo. “Mierda, nunca debería ser imprudente. Los otros equipos no siempre estarán llenos de débiles. Xuan, ve. Captura a los novatos. Si son demasiado fuertes, entonces simplemente mátalos. De lo contrario, captúralos para que podamos distribuir los puntos y recompensas. ¡Nuestra batalla ha comenzado!”

Zheng sabía que las cosas no iban bien cuando vio el humo, él no tenía forma de apuntarles en esta situación. Si pudiera luchar en combate cuerpo a cuerpo, no podría bloquearlos a todos. El otro equipo podía ignorarlo completamente y volar lejos.

Zheng reconoció el Libro de los Muertos tan pronto como su clon lo sacó. Eso significaba que el clon también pasó por La Momia. Cuando vio la recitación y el humo, se acordó de una magia que Tengyi le dijo una vez.

Esta era una habilidad que no discriminaba entre enemigos y aliados. Su característica era bloquear la visión. Así que era una magia de apoyo para huir. Nunca esperó que el clon usara esta magia.

Zheng se levantó y guardó el rifle francotirador de nuevo en el anillo. De repente, dos tablas volaron hacia él. La parte frontal de las tablas tenían una serie de cuchillas. Cuando se dio cuenta de esto, ya estaban a un centenar de metros de distancia y todavía se estaban acercando. Las tablas eran mucho más rápidas que él en velocidad pura.

Zheng apretó los dientes. Activó su Qi y se levantó. Su rango actual con la técnica del movimiento le permitió saltar fácilmente hasta cuatro metros de altura. Antes que las cuchillas lo alcanzaran, le dio una patada al pecho del hombre pilotando una de ellas. La reacción del hombre no fue mala. Bloqueó la patada con sus manos, pero la fuerza aun así lo botó.

El otro hombre en una tabla era el caucásico que Zheng había tirado antes. Saltó y dejó que la patineta se fuera volando. Mientras que la patineta que pertenecía al hombre que fue pateado se estrelló contra el suelo de cemento en el techo del edificio.

El caucásico se rió y señaló a Zheng. “Líder, este tipo se ve exactamente igual que tú, ¿es el original? Me pregunto qué tan fuerte es.”

Zheng Clon estaba de pie en el aire con sus alas aleteando. Se quedó mirando fríamente a Zheng y dijo. “Te lo dejaré a ti. Te proporcionaré algunas habilidades de apoyo. No seas imprudente. Su fuerza es más o menos, pero somos la misma persona después de todo. Hazme saber si sientes que tu vida está en peligro. Y terminaré la batalla.”

El hombre que fue pateado también se levantó. Él era de más de 1,80 metros de alto, tenía el pelo castaño oscuro, piel amarilla oscura, y unos músculos que parecían de acero. Sus rasgos faciales lucían como del sudeste de Asia. El hombre miró a Zheng y dijo. “No hay necesidad de eso, líder. Yo lo puedo derrotar por mí mismo. Francis, ¿quieres luchar conmigo por él?”

Francis se rió en voz alta. “Por supuesto, se trata de una persona desbloqueada y se ve experto en el combate cuerpo a cuerpo. Es un material de entrenamiento raro. Techoi, ¿qué más crees que debería hacer?”

Techoi resopló y luego sacó un trozo de tela y comenzó a envolverse los puños.

Zheng había mantenido sus ojos en ellos y en el clon en la parte superior. Zheng Clon rió. “El otro yo, ¿necesitas que te diga sus habilidades y mejoras? Jaja. Techoi es un tailandés experto en todo tipo de Muay Thai. Su mejora es Doble Cabeza y Cuatro Brazos. Puede desbloquear la segunda etapa. Es alarmantemente fuerte en el cuerpo a cuerpo por lo que no me acercaría a él si fuera tú.”

“Francis es un europeo que tiene la habilidad de comunicarse con los animales desde que nació. Su mejora es el cambio de forma de los druidas. A pesar que sólo está en la primera etapa, sus estadísticas y habilidades le permiten rivalizar a Techoi en el cuerpo a cuerpo. ¿De verdad quieres luchar contra ellos?”

Zheng no respondió. Sacó el cuchillo en silencio y luego entró en la segunda etapa. Al mismo tiempo, Techoi se acercó a él y saltó rápidamente con un rodillazo a la cara.

Mientras comenzaba la batalla de Zheng, la situación de Heng era desconcertante. Se quedó mirando a la chica volando hacia él como si hubiera perdido la cabeza. La chica que alguna vez pensó que se había perdido para siempre debido a su cobardía. Al final, ella se rindió ante la vida y entró en este mundo, luego ella murió en La Maldición. Aunque Heng no sabía sobre esa última parte.

Interrumpir el Tiro Cargado produjo un contragolpe de esa fuerza sobre él y lo hirió de gravedad. Por suerte, Heng lanzó la flecha en el suelo o el resto de la fuerza podría haberlo incapacitado. Su cuerpo estaba sufriendo un dolor insoportable en este punto, mientras que numerosas heridas por todo el cuerpo le estaban destrozando.

Yanwei sacó un arco corto de plata. Tenía la forma de un corazón como el arco de Cupido. Por el contrario, el arco de Heng se sentía más sangriento y mucho más fuerte que el arco corto.

Heng abrió la boca, pero de repente no sabía qué decir, sobre todo cuando vio las lágrimas en sus ojos. Él quería disculparse pero no tenía el valor de siquiera mirarla a los ojos de nuevo. Se quedó mirando su mano y luego bajó lentamente la cabeza.

“Heng, ¿todavía recuerdas que te dije que tengo un fuerte sexto sentido acerca de lo que va a pasar, sobre todo en lo que la gente va a hacer próximamente? Pero, nunca sentí que fueras a huir. Esa fue la primera vez que estuve equivocada.”

Una luz plateada cruzó en frente de sus ojos. Un juguete parecido a una flecha de plata atravesó el brazo derecho de Heng y el reloj detrás de él.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice