The Dark King – Capítulo 112: Encuentro con el enemigo

The Dark King – Capítulo 112: Encuentro con el enemigo

El nivel de caza 4 era el nivel favorito de un cazador novato comparado con el cazar otras bestias de caza. Los no-muerto persiguen por instinto. Basta con usar simples trampas para matarlos, a diferencia de otros monstruos que han cultivado una sensación de supervivencia como las bestias. Incluso las “ratas óseas” saben cómo evitar una situación peligrosa y son bastante difíciles de capturar usando trampas.


Sin embargo, se tiene que ser tomar en cuenta que un no-muerto ordinario puede evolucionar en un esqueleto después de pasar por una mutación. Después de mucho consumir, ellos llegarían a un nuevo nivel, donde todas sus capacidades subirían y se actualizarían, alcanzando un nivel donde podrían luchar directamente con un cazador clasificado como plata intermedio. Además, tendrían un sentido de conciencia y no sería fácilmente asesinado por fuerzas externas.
Dudian había visto previamente un cadáver de esqueleto en el área núm. 1, y podía distinguir fácilmente que este era un no-muerto ordinario y por eso se había atrevido a cazarlos usando trampas.
¡Whoosh! ¡Whoosh! ¡Whoosh!
Las flechas salieron volando. Su alcance efectivo era de unos 100 metros y era la altura de un edificio de veinticuatro pisos. Normalmente, la altura normal de la mayoría de los edificios residenciales era de unos cuatro a cinco metros entre cada piso.
Dudian estaba de pie en el vigésimo piso en este momento, a unos 80 metros del nivel del suelo. El techo era peligroso para estar en pie ya que el hormigón se desmoronaba debido a una corrosión grave. Utilizó piedras para atraer a los no-muertos a su rango efectivo.
Las flechas golpearon con precisión a los no-muertos. Él fue capaz de capturar sus trayectorias de movimiento de manera eficiente después de pasar por la experiencia de alta intensidad con el [Black Weaver]. Dudian se sintió mucho más relajado disparando a los no-muertos a comparación que con el [Black Weaver]. Era mucho más fácil predecir sus acciones.
Las flechas golpearían a los no-muertos en su cabeza y las clavaría al suelo.
Ocasionalmente golpeaba el hombro de un no-muerto o la flecha le perforaría la cara. La fuerza de un disparo era suficiente para hacerlos tropezar contra el suelo, pero los no-muerto no sienten ningún dolor, así que la mayoría de las veces se ponían de pie para correr hacia la dirección del sonido.
Dudian continuamente tiraba de la cuerda y disparaba flechas.
Las flechas del carcaj de Dudian se acabaron cuando él fue incapaz de tirar otra flecha, desde atrás no pudo agarrar ninguna. Él tenía una sonrisa torcida en su cara debido a la alegría. Se dirigió al otro lado del edificio y comenzó a lanzar piedras para atraer a los no muertos reunidos y llevarlos a otro lugar.
Las piedras caían en las calles vecinas, el sonido de las piedras que caían resonaban ruidosamente en las silenciosas ruinas. El oído de un no-muerto era particularmente afilado así que inmediatamente se reunían para moverse hacia la fuente del sonido.
Dudian bajó rápidamente las escaleras mientras se embarraba polvo de no-muerto en todo su cuerpo. Llegando a la planta baja y acercándose a la pila de cadáveres, les cortó la cabeza o les fracturo el cuello, tomando siete u ocho cabezas y se las llevó de vuelta al edificio. Se agachó en un rincón y comenzó a abrir las cabezas, encontrando cristales fríos adentro de ellas, donde comenzó a recolectarlos.
Cuando terminó con este lote, Dudian salió corriendo a recoger más cabezas y los trajo de vuelta para diseccionarlas en un rincón.
Después de tres rondas, había recogido todas las cabezas de los no-muertos y las flechas que había disparado antes también fueron recuperadas.
Sin embargo, después de esto, él no continuó cazando pero volvió al tejado del edificio. Sacó uno de los cristales fríos y se cortó el dedo. La sangre caliente cayó sobre el cristal. Pareciendo que el hielo había encontrado agua caliente. El lugar donde la sangre cayó, el cristal comenzó a derretir, convirtiéndose en un líquido de plata transparente.
Dudian continuó observando.
Dejó de derramar sangre para ver cómo terminaría el frío cristal. Con el tiempo, la temperatura de la sangre se enfrió pero no se congeló de nuevo en el cristal frío.
Dudian se sintió aliviado, pero pensó que solo un experimento no era suficiente. Volvió abajo y recogió la sangre de los no-muertos. La sangre de un no-muerto no podía derretir el cristal. En cambio, cuando cayó sobre el cristal se congeló inmediatamente, cambiando a una forma de una lágrima de un color rojo oscuro.
Dudian estaba seguro después de eso: “Después de absorber las marcas mágicas mi sangre ha cambiado. Los cristales fríos no pueden erosionar mi sangre. Significa que debería ser capaz de absorber directamente los cristales fríos.
Agarre el cristal frío como si quisiera absorberlo directamente. Sin embargo, todavía había un rastro de vacilación en mi corazón. Aunque sabía que según su especulación su cuerpo sería capaz de absorberlo, pero como humano, tenía miedo de lo desconocido. Además, sabía que un experimento no era suficiente para demostrar que los resultados serían estables. No estaba seguro de los efectos secundarios que podrían aparecer después de un largo período de absorción de cristales fríos.
Pensó más en el tema y finalmente renunció al impulso de absorber inmediatamente el cristal frío. Después de todo, él sólo tiene una vida así que tuvo que ser cauteloso para no perderla.
Puso de nuevo el frío cristal en la bolsa y agarró su arco y flechas para seguir cazando a los no-muertos. Planeó continuar con los experimentos y estudiar lentamente el secreto de los cristales fríos, para poder maximizar sus efectos.
El tiempo paso rápido.
En un abrir y cerrar de ojos, pasaron dos días. Dudian había cazado cerca de 600 no-muertos en el área núm. 7. Era igual a 600 monedas de oro. De vez en cuando se encontraba con algún monstruo grande que había visto antes, pero como no podía identificar su nivel, el desviaba su camino y los evitaba.
“Voy a convertir la mitad de estos cristales fríos mientras que voy a mantener el resto. ¡Tal vez en el futuro, voy a construir una base secreta fuera de la pared gigante?” Dudian hizo planes mientras revisaba los alrededores.
Repentinamente…
Un olor familiar se deslizó en su nariz.
La figura de una mujer emergió en su mente: “¡Es ella!”, susurró Dudian.
Nunca olvidaría este olor que pertenecía al “espadachín sangriento” Linda.
“Treinta kilómetros más o menos… ¿Está cazando en la zona núm. 7?” Los ojos de Dudian brillaron. Pensó que el área núm. 7 era el foco del consorcio. Ellos querían limpiar a fondo esta área. Así que no fue de extrañar que Linda terminara aquí.
La primera vez que ambos se reunieron fue en el cuartel de los carroñeros y él había logrado mantenerse vivo y había escapado por poco de la muerte. La idea de matarla paso por su mente, pero al mismo tiempo, una voz le habló en secreto: “Fue sólo un conflicto verbal el cual no llegó al punto de matarse entre sí. Había pasado mucho tiempo, tal vez ella te haya olvidado, como se encuentra con mucha gente a diario.”
Sin embargo, otra idea surgió: “Estamos fuera de la pared gigante. Incluso si la matas, nadie lo sabrá. La ley del muro no protege a nadie aquí. Incluso si la gente se entera, no habría manera de condenarte. ¡Mátala! Mátala para que no tengas problemas innecesarios en el futuro. Aunque sea una cazadora de plata pero, ¿cómo puede protegerse así misma si no puede contra el enemigo?”
“El asesinato… Es muy duro.”
“¡Matar! ¡Matar! Nadie verá.”
Las dos voces diferentes resonaron en su mente cuando Dudian reflexionó sobre el asunto. Al principio no se dio cuenta, pero más tarde se enteró de la identidad del cazador que había matado. Se llamaba Brian y era EL hermano menor de la mujer. Él guardó la vacilación en su corazón mientras hablaba en tono determinado: “¡Ella no lo dejará ir! Estoy en mi período de entrenamiento así que no hay manera de que ella se ocupe de mí. Sin embargo, después del período de entrenamiento, ella intentará todo lo que esté a su alcance para matarme.”
“¡Ella tiene que morir!”
La suavidad en su corazón se desvaneció mientras miraba las cicatrices en su mano derecha.
El dudó por un momento, pero más tarde sacó la bolsa de cristal frío de su mochila. Él perforó su mano y agarró el frío cristal.
La frialdad entró en su cuerpo a través de su palma y se movió a lo largo de su brazo.
“Incluso si la emboscara sería muy difícil de matar con mi fuerza actual. Espero que mi especulación sobre el cristal frío sea correcta. Sin embargo, no puedo absorber demasiado.” Los labios de Dudian se movieron mientras él susurraba. La sensación que recibía del cristal frío desapareció gradualmente, pero el nerviosismo en su corazón aumentó.
Después de un momento, sacó un segundo cristal frío y continuó absorbiéndolo. Se detuvo al sentir inconformidad en su cuerpo.
“¡Es una oportunidad enviada del cielo y mi única oportunidad de pelear de nuevo!” Dudian pensó: “Después de que el entrenamiento termine, voy a tener que llevar a cabo la misión. Ella será la caza mientras yo voy a ser la presa. Si puedo aprovechar esta oportunidad.” Él oró en su corazón, oró por su éxito. Va a ser un movimiento arriesgado. Pero si no la agarra, entonces la situación será mucho más difícil después de terminar el entrenamiento.
Era mejor agarrar firmemente la oportunidad de lo contrario, tendría que luchar de manera pasiva contra los ataques de Linda en el futuro.
Traductor: Lalocura311
Editor: Lalo

Hola chico aquí Lalocura311 espero que disfruten del pequeño pack de capitulos, se que me tarde un poco en públicarlos ya que estoy en semana de examens, pero si quieren culpar a alguien que sea al flojo de mi editor Lalombriz ya que los capítulos estuvieron listos desde el viernes a las 7:00 PM pero estuvo muy ocupado tirando la hueva que no me los mando hasta hoy >:V

Lalo: Locu es puu… les dejo el resto a su imaginación, y que se joda, ayer me violaron de forma infernal, nos dejaron solos, para copiar en el examen, y ni así acabamos.

Anterior                                 Indice                               Siguiente

Índice