Hiraheishi Vol 02 Capítulo 11: Sueño agitado

A A A

 

Traductor: SpawFall

(Mucho tiempo sin verlos, aprovechando que se acerca el dia del trabajador, me pongo a trabajar fuera de oficina dandoles algunos capitulos de Hiraheishi o al menos esa es mi idea, si es que no muero como en semana santa Tehee)

 

Editor: Alphard

(ZZZzzzz… Como cuando te mandan algo para editar cuando te estas por dormir y te pones a editar pero te quedas dormido… Ese Tehee por alguna razón me recuerda a esa broma que les hice aquella vez con el capítulo falso… A pasado tiempo… Debo hacerla devuelta…)

 

Hoy llega Ilusory Brabahu, suponemos que llegara cerca al amanecer o al menos eso es lo que creemos Naklur y yo aunque en este momento me encuentre en la oficina del director decidí tomar una siesta.

Ya con mi cuerpo acostado sentí rápidamente sueño, esto es debido a que había usado magia curativa en mí mismo y con ello mis fuerzas menguaron. Además si quiero enfrentarme a Falena es necesario tener una gran fuerza mental, no había pasado mucho tiempo desde que me acosté cuando me dormí…

 

♦ ♦ ♦

 

– Hey, John, te convoca un oficial de estado mayor.

 

Estaba dormido en mi tienda cuando un soldado entro y dijo aquello, el que siempre me despertaba era Kelkeyr pero eso ya nunca más pasara.

¿Acaso está bien que entre a la tienda de alguien ajeno?

Prefiero no molestarme con tan poca razón, solo asentí con la cabeza y como si nada hubiera pasado le pregunto:

 

– ¿Un oficial de estado mayor? Entiendo, me disculpo por que tengas que venir a despertarme.

– No, no… No te preocupes, ese tipo dijo que vayas de prisa así que vine de la misma forma a avisarte. Ahora tú también tienes que apresurar paso.

 

Él lo dijo un poco preocupado intentando no cambiar su manera de hablar, con ello salió rápidamente de la tienda. Me puse de pie en mi cuello se encontraba aquel pendiente denominado Plato. Podía sentir que detrás de mí había algo, no lo podía ver pero lo podía sentir, sentía como a cada momento crecía la oscuridad.

Obviamente se trataba de ella, pero en estos momentos no había tiempo para pensar en ello. Rápidamente me dirigí a la tienda oficial de estado mayor.

Dentro de la tienda del oficial se encontraba una multitud de soldados, cuando ingrese podía sentir como todas las miradas se dirigían a mí aunque solo fuera un momento y al poco tiempo volvieron a mirar el lugar donde antes estaban prestando atención. Todos ellos observaban un objeto, un ataúd donde se encontraba una hermosa mujer.

 

(No… Cristiana, ¿¿¿no eres tú verdad???)

(O Rayos…)

 

¿Qué es lo que tienen aquí…?

 

– John, ven aquí.

 

La voz del oficial de Estado Mayor Coe disipó mi ansiedad.

 

– Sí.

 

Rápidamente me moví de ese lugar y me acerqué a una formación de soldados y frente a mí, siendo hipócritas, se encontraban Coe y su ayudante. No sólo se encontraba el, también se encontraba otra persona, claramente el difería de un soldado.

¿Quién es?

Esa pregunta apareció en mi mente, no era necesario decirlo en voz alta. Si su presencia no fuera necesaria simplemente no estaría aquí, ese era el pensamiento simplista de los militares. Coe se levantó de la mesa, se acercó a nosotros y mirando a su alrededor asintió. Luego comenzó a moverse de nuevo, por todo el espacio de la tienda hacia un ida y vuelta, mientras sus botas hacían eco en todo el lugar.

 

… Señor, gracias por venir, es un gusto y teniendo en cuenta su cargo nos vemos en la obligación de acogerlo, no necesitará discutirlo para próximas visitas pero… Sería mejor para todos que usted empiece a explicar la situación alto ministro Brabahu…

 

Coe se acercaba a Brabahu mientras decía aquello. Coe es un oficial de estado mayor, puede usar su autoridad para presionar a los que lo rodean pero este gran hombre llamado Brabahu emite una luz que es capaz de eclipsar fácilmente a Coe.

Para la gente del departamento de magia, donde la mayoría de investigaciones son hechas de forma independiente, solo un hombre tiene jurisdicción, este hombre es llamado el ministro supremo en una ciudad dedicada a la tecnología las decisiones eran tomadas por él.

Brabahu tiene el rango más alto en Sostene, él es el hombre más peligroso en una empresa peligrosa. Sus ojos se llenaban de un brillo demente, su suave sonrisa era capaz de intimidar pero si uno presta mayor atención podrá darse cuenta que su cara se asemeja a una máscara que nunca cambia de expresión.

¿Acaso fuimos llamados como voluntarios para sus locos experimentos?

Es la única conclusión a la que se podía llegar, los presentes nos mirábamos pero no se mostraba en nuestro ojos ni descontento ni ganas de suplicar por no estar aquí. Más bien, solo había gente resignada por la posibilidad de perder su humanidad. Al vernos, la máscara sonriente del supremo ministro Brabahu se humedeció en su propio sudor viéndose aceitosa y pegajosa y con júbilo dijo:

 

– Ho, Ho, Ho, Ho, Ho Permítanme presentarme, ¡Soy Brabuha! Ho-Ho, pero a pesar de cómo se me ve, la gente está comenzando a preguntarse si soy realmente un ser humano. Verlos me trae recuerdos, hace mucho tiempo yo también tenía la misma expresión que todos ustedes, esto es verdaderamente maravilloso. ¡Ho-Ho-Ho-Ho!

 

Su risa vil y la manera de como habla no le ayuda en nada, podía entender que sus ojos constantemente estaban estudiándonos aunque para ser sincero no hay nada inusual en este hecho. Sin embargo, dijo, “bastante tiempo”, algo tenía que ver nuestra forma de encontrarnos, acaso ¿su forma de ser fue producto de algo inusual?

Es cierto que en estos momentos nadie se está negando a formar parte de estos experimentos mágicos además que nadie podía, normalmente cuando alguien es elegido uno puede leer en su rostro un “No, yo no” o “¿Realmente todo saldrá bien?”, eso era lo que normalmente sucedía en estos casos. Pero en este momento, nuestros rostros no mostraban expresión alguna. Brabahu continuó:

 

– Por supuesto, ¿ustedes saben lo que sucederá después? ¡Ustedes serán parte de algo grande! Aunque no es seguro que todos vivan, ¡Ho-Ho-Ho-Ho!

 

Lo sabía, pero para mí esto puede ser lo mejor. Los experimentos de equipos mágicos podían mejorar la fuerza de combate de uno, para mí, si puedo matar a los demonios, estaría feliz de formar parte de este infierno.

 

– S-Sí, realmente, realmente, ¡no muestran respuesta de arrepentimiento! ¡Ho-Ho-Ho-Ho! Uh, esto será eternamente interesante o al menos eso me gustaría decir… P-Pero ¡Una gran parte del experimento ya ha finalizado!

 

¿Cómo es posible?

Nadie se acordaba de algún experimento previo, Brabahu nos miraba, y luego volvió la cabeza hacia un lado.

 

– Ah, Dios, Dioses, ustedes ya hace mucho ya empezaron a participar en el experimento… ¿Acaso no se dieron cuenta que cada uno de ustedes tienen un dispositivo de almacenamiento? ¡Ho-Ho!

 

Una vez dicho esto, Brabahu sacó del bolsillo de sus pantalones un medallón.

 

– Plato…

 

Dijo uno de los soldados.

Sí, era ese colgante, conocido por el equipo de investigación como “Plato”, el mismo que nos fue dado a mí y a Kelkeyr, ¿qué es lo que tiene que ver con el experimento?

 

– Como esperábamos, lo lograron… ¡Ho-Ho-Ho!

 

Aquí había pocos soldados, ¿acaso todos los seleccionados lo lograron? Sin embargo, Brabahu pasó a explicar:

 

– Si bien la distribución de Comidas era mayor, al menos eso fue lo que me conto el oficial de estado mayor Coe, se distribuyeron 250 Comidas, pero los que están aquí son los que son dignos de mención, me esperaba algo menos apetitoso, pero agradezco haber estado equivocado ¡Ho-Ho-Ho-Ho-Ho-Ho!

 

Brabahu dijo todo esto con mucha alegría. Nos miramos inquisitivamente, escuchando todo esto.

¿Cuál fue nuestro resultado? ¿Qué cambio produjo en nosotros los platos?

Lo único que podíamos saber es que ello estaba relacionado con los resultados que buscaba Brabahu, estoy seguro que todo está conectado…

No sé lo que los demás soldados piensan, pero sospecho que tendrán las mismas ideas que yo tengo. Pero las siguientes palabras que Brabahu dijo, nos cambiaron las caras.

 

– Oigan, ¿por qué se siguen manteniendo detrás de sus comidas? Ya es momento que se presenten ustedes.

 

Los brillantes ojos de Brabahu estaban viendo detrás de nosotros. Yo tenía una idea de lo que estaba buscando.

 

(Espero no haberles dejado en suspenso, seria una pena que alguien se demorara traduciendo :D)

(Mmmmmnnn… Eso sonó a amenaza… Bueno hora de las recomendaciones:

 

Solo una:

NEET dakedo Hello Work ni Ittara Isekai ni Tsuretekareta

¿Qué? ¿Algún problema con que recomiende mi propia novela?

 )

 

Anterior Indice Siguiente

Índice