Absolute Choice – Capítulo 3: ¿Has probado la desesperación?

A A A

El trágicos gritos y llantos de Gordito resonaron en todo el parque de manera consecutiva. Era como si su llanto, como si sus gritos, despedazaran el resplandor nocturno, extinguiendo toda la luz.

Con sus cuatro extremidades cortadas y su lengua en pedazos, Shi Xiaobai estaba ahí sangrando abundantemente. Soltó gemidos de ira, odio y preocupación. Era desconocido qué “magia” había echado el demonio de la calamidad sobre él antes de dejarlo. Un resplandor negro le envolvió y los muñones de sus cuatro extremidades cortadas ya no sangraban más. El dolor era lo suficiente intenso como para noquearlo, aun así le resultaba imposible perder la consciencia.

Los gritos de Gordito y la cruel risa del demonio de la calamidad asaltaron los oídos de Shi Xiaobai, haciéndole imaginar todo tipo de escenas con el demonio de la calamidad torturando a Gordito. A diferencia de la anterior decapitación, el demonio de la calamidad parecía torturar a Gordito con extrema paciencia. Shi Xiaobai sabía que el demonio de la calamidad estaba desahogando su ira que surgió de su provocación.

—Perdona, Gordito. Era incapaz de salvarte, al contrario, te he hecho daño.

Shi Xiaobai se sintió extremadamente desesperado. Para él, la tortura mental era mucho peor que la tortura física, haciendo más fácil que se quiebre.

Los gritos de Gordito gradualmente se hicieron más débiles hasta que desaparecieron. Fue un proceso largo, tan largo que parecía que habían pasado milenios.

—Es tu turno. Recuerda el nombre de este Demonio, Sahadun. Te acompañará a lo largo de el poco tiempo de vida que te queda con extremo dolor.

La fría voz del demonio de la calamidad resonó, y acto seguido, los pasos del demonio de la calamidad se podían oír.

Shi Xiaobai cerró lentamente sus ojos, esperando el sufrimiento que seguiría.

— ¡Haz tu desición, joven!

De repente, la fiera voz resonó una vez más en su mente mientras Shi Xiaobai abría sus ojos instantáneamente. Todo lo que vio fue la escena del demonio de la calamidad sacando su cabeza del agujero negro igual que en el pasado. Todo ha vuelto un vez más a ese momento en el que el tiempo se paró. Él aún estaba vivo, y todo tan perfecto como antes.

Sin embargo, Shi Xiaobai no estaba perplejo, ni estaba gratamente sorprendido. No tenía ni una pizca de emoción y sólo lo encaró con una cara pálida, como si fuera un Zombi andante. Anteriormente, él intentó engañarse a sí mismo pensando que eran sueños sobre el futuro, pero ahora, finalmente llegó al punto donde él necesitaba pensar las cosas cuidadosamente.

¿Por qué fue devuelto al momento anterior de hacer la elección dos veces seguidas? Así que no era un sueño, ni era una ilusión, sino porque había fallado. Él falló en “Salvar a Gordito”, resultando en que el tiempo ha sido restablecido.

¿Qué pasaría si eligiera la otra opción?

Ese fue el primer pensamiento que tuvo Shi Xiaobai. Sus ojos aterrizaron en la otra línea de texto negro… ¡“Escapar”!

Si fuera a escapar inmediatamente, definitivamente seré capaz de tener éxito… Entonces, el tiempo probablemente no se restablecerá hasta este punto en el tiempo. No moriré, mientras que Gordido seguramente será asesinado, pero como mínimo no sería torturado…

Pero… realmente… ¡quiero salvarlo!

Los ojos de Shi Xiaobai, los cuales justo se acaban de iluminar, se volvieron nublados una vez más. Sus pensamientos se volvieron oscuros, a la vez que la voz en su interior empezó a reírse en burla.

—No puedes salvarlo. Eres un debilucho. Eres basura. No puedes proteger nada.

— ¿Entiendes? No eres ni un protagonista, ni eres un héroe… Sólo eres un estudiante ordinario que se encuentra comúnmente en las calles… Pero si fueras a volverte un protagonista en alguna obra, entonces definitivamente terminarías en tragedia.

—No puedes ni salvarte a ti mismo, así que, ¿cómo vas a salvar a otros?

— ¿No es justo? La injusticia en este mundo se reduce a si la persona en cuestión es inadecuada. Gordito morirá, ya que no tiene la habilidad para sobrevivir… pero tu puedes, ¡tu puedes sobrevivir!

— ¡Corre, corre, corre! ¡Siempre y cuando corras, podrás sobrevivir!

La voz tenía un atractivo encanto en el, mientras que hizo que los ojos de Shi Xiaobai se vuelvan lentamente rojos. Si fuera a elegir “Salvar a Gordito” una vez más, sólo hará que la tragedia se repita otra vez. Sin embargo, si fuera a elegir “Escapar”, entonces su sufrimiento  se terminaría, y sería liberado.

Escenas extremadamente brutales se proyectaron en la mente de Shi Xiaobai, como si se lamentara del dolor y el horror que ha sufrido previamente. Parecía persuadirlo a ser firme en tener la voluntad de escapar.

Repentinamente, las escenas proyectadas en su cerebro se pararon sobre la pelota de fútbol. Esa pelota que había volado sobre el cielo crepuscular y golpeó suavemente al demonio de la calamidad. Era muy suave, pero aun así pareció tan pesada como el oro.

Las expresiones y las emociones volvieron a los ojos negros con brillo eterno del joven. Una firme convicción emergió desde lo más profundo de su corazón.

—Elijo…

……

……

Fue una tarde realmente larga. Fue claramente la lucha final antes de que llegase la noche, aun así se rehusaba a rendirse. Se aferró hasta el último rayo de luz, liberando ese calor restante.

A pesar de todo, el tiempo volvió a girar otra vez.

El cuello del demonio de la calamidad se asomó fuera del agujero negro. Gordito aún parecía una pared determinada que se mantendría firme hasta el final. Esta escena trágica estaba a punto de empezar inmediatamente.

— ¡Jajaja! Oh gran Señor Sahadun, este humilde ser… ¡este humilde ser ha estado arrodillándose hacia el Mundo Demoníaco por mil años, y esperaba por fin su llegada, para ser testigo de como este mundo arruinado caerá postrado bajo su pie después de una larga y dura espera!
(Ciberr: Decía sólo “Este humilde” pero lo cambié a “Este humilde ser” ya que pensaba que se quedaba como a medias)

Una halagadora pero excéntrica voz apareció de repente. Shi Xiaobai se arrodilló repentinamente en el suelo, totalmente postrado y haciéndolo tres veces con los brazos estirados. Cada vez que su frente tocaba el endurecido suelo, este emitía un sonido seco.

El demonio de la calamidad estaba a medio camino de salir y estaba apunto de matar al niño que lo llamó “Calvorota”, pero cuando oyó las palabras de Shi Xiaobai, inmediatamente se dio la vuelta y dijo desconcertado.

—Tu… Humano, ¿Cómo sabes el nombre de este Demonio?

Shi Xiaobai se puso de pie y dijo apasionadamente.

— ¡Este humilde ser ha estado esperando aquí todo este tiempo por su llegada! Tu eres el Rey de este humilde ser, y el gobernante de el cosmos. ¡Cómo puede este humilde ser no saber su gran nombre!

—Su grandeza es más oscura que la noche, su existencia es más escarlata que la sangre. Es su cuerpo y su suprema voluntad. Su Excelencia Sahadun, este humilde ser, juró por su sangre antes de la llegada de la oscuridad. Para esas tontas criaturas que obstruyen su camino, este humilde ser está dispuesto a dar su cuerpo, y quemar su alma, con el objetivo de volverse un pequeño escalón para sus magníficas hazañas. Este humilde ser morirá sin arrepentimientos.

La mirada de Sahadun se suavizó, mientras lentamente relajó su vigilancia y su hostilidad. Como una de las existencias más débiles entre los demonios de la calamidad, esta fue la primera vez que recibió tal veneración.

—Hermano Mayor, ¿qué te pasa? Hermano mayor… —Gordito habló con una confundida y aterrada voz

Sahadun se sacudió. ¡Ese niño quien le gritó “Calvorota” se merecía la muerte! Sahadun inmediatamente levantó su mano derecha, a punto de cortar el cuello de Gordito.
(Ciberr: Decía “Ese niño quien le regaño “Calvorota”” literalmente, lo cambié.)

— ¡Espere! ¡Oh gran Sahadun! ¡Escuche a este humilde ser primero! —Shi Xiaobai ansiosamente elevó la voz.

— ¿Oh?

Sahadun paró sus acciones y miró hacia Shi Xiaobai con una observadora mirada. Su vigilancia y hostilidad, se elevaron una vez más.

—Esta persona ha denigrado su magnificencia… ¡él ha cometido un pecado el cual es merecedor de mil muertes! Él definitivamente no debería ser asesinado fácilmente. ¡Él debe experimentar todo tipo de tortura antes de que pueda morir con un corazón agraviado! ¡Y sólo entonces, este humilde ser podrá aliviar su odio!

La voz de Shi Xiaobai estaba llena de ira y odio. Dio unos suaves pasos y caminó hacia el arenero

— ¿Hermano Mayor?

Los ojos de Gordito se llenaron de lágrimas. Miró hacia Shi Xiaobai con ojos de profunda incredulidad, pero aun así él tenía un pequeño destello de esperanza hacia él.

Shi Xiaobai hizo como si no lo notara y dijo educadamente al demonio de la calamidad.

—Este humilde ser cree que comparado a la tortura física, ¡el dolor de la tortura mental será muchas veces peor! Este humilde ser destrozará la esperanza restante que tenga, haciéndole desesperar, sin ninguna forma de alivio.

Shi Xiaobai se dio la vuelta hacia Gordito y dijo fríamente.

—Tonto y despreciable humano. ¿Pensastes que tu Hermano Mayor te salvaría? No, todo eso fueron mentiras. Todo era falso, ¿entendido? ¿Sientes la desesperación?

Shi Xiaobai parecía reír locamente y se encontraba a un lado del arenero. Repentinamente, levantó su pie y enérgicamente pateó a Gordito. Gordito inmediatamente voló hacia atrás mientras lloraba adolorido.

—Oh gran Sahadun, por favor tome un descanso primero. Deja a este humilde ser contarle a este tonto humano qué es la desesperación.

Shi Xiaobai caminó hacia el caído Gordito, con sus ojos pareciendo como si el más cruel demonio residiese dentro de él.

—Tonto humano, ¿alguna vez has experimentado la desesperación?


Trad. ~Ciberr
Ed. ~Aucifer Sakuya

Índice