The Dark King – Capítulo 4: La noche oscura

The Dark King – Capítulo 4: La noche oscura

Jura sacó un anillo de llaves y abrió la puerta.

Dudian comenzó a tomar nota de la habitación, sabiendo que aquí es donde él estaría viviendo de ahora en adelante.

“Dean, entra.” Dijo Jura desde atrás de una pequeña puerta del armario. Ella apareció de repente balanceando un par de zapatos de algodón para adulto en sus manos como si estuviera burlándose de él.

Dudian se sobresaltó, pero también se sintió aliviado. Esta era otra de las condiciones para la adopción; Matrimonio.

“Vamos, te llevaré a que te laves”, le dijo Jura con cariño.

Dudian esperaba poder sumergirse en un baño, pero fue rápidamente decepcionado. El resultado fue que Jura empapaba una toalla en agua tibia y la usaba para ayudarlo a limpiar su cara y sus brazos. Esta forma de bañarse era exactamente la misma que en el orfanato.

Sin embargo, la transparencia de esta agua era mucho mayor.

Lo que Dudian no sabía era que incluso la nobleza de este mundo usaba este tipo de método de “limpieza en seco” para bañarse. La gente creía generalmente que el agua debilitaba sus cuerpos y que les dañaría su sistema inmunológico. Incluso algunos miembros de la aristocracia que sufrían de hipocondría (es una enfermedad por la que el paciente cree de forma infundada que padece alguna enfermedad grave) sólo se bañaban una o dos veces al año.

Después de lavarse, Dudian recibió ropa nueva para reemplazar sus harapos, mientras Jura intentaba familiarizarlo más con su nuevo hogar.

Las cosas fueran tal como Dudian había predicho mientras miraba alrededor de la casa. No se encontraban artículos científicos o tecnológicos, ni siquiera un simple despertador. El único rastro de la era anterior que pudo encontrar fue un cuento de hadas solo visto en los libros. La historia misma parecía originarse de la época medieval europea donde ni siquiera la máquina de vapor se había creado todavía.

Mientras pensaba en todo lo que había visto en los últimos tres meses, Dudian se convencía cada vez más en su corazón de que la civilización del mundo después de aquel desastre debía haber regresado a la edad de bronce. Donde apenas sabían cómo usar el metal.

Este descubrimiento hizo que surgieran algunas ideas dentro de su mente….

El cielo del atardecer empezó a oscurecerse. El aire helado parecía como si estuviera invitando a la lluvia a volver.

Jura estaba preocupada de que Dudian pudiera tener miedo de la oscuridad, así que le encendió una vuelta de aceite temprano. Ella estaba llena de una sensación increíble cada vez que veía su rostro siendo iluminado por la llama parpadeante.

“Va a llover de nuevo. ¿Qué pasa con el tío?” dijo Dudian mientras miraba por la ventana.

Jura sonrió ante las preocupaciones de este chico y dijo: “El tío tiene mucho trabajo que hacer en estos días por lo que no va a volver esta noche. ¿Tienes hambre?”

“¿Que hay para cenar?”

“Buen chico. Te dejaré probar esta creación mía. Te garantizo que te encantará” dijo Jura con confianza.

En un abrir y cerrar de ojos había transcurrido un mes.

Dudian conoció a su nuevo padre, Gray. Era un hombre alto y delgado de mediana edad. Su aspecto era bastante común, pero tenía un carácter apacible. Gray era un sastre de profesión. La máquina de coser en la casa era utilizada por él. La temporada de “nieve negra” estaba llegando, así que trajo una máquina de coser de la fábrica a la casa, ya que no había calefacción en la fábrica.

Aparentemente habían discutido previamente sobre la adopción de un niño. Sin embargo, Gray se sorprendió de la extraordinariamente buena apariencia de Dudian cuando se conocieron por primera vez. Aparte de su personalidad introvertida, Gray lo aprobó enormemente.

Como cualquier otra tormenta de la estación de lluvias estaba lloviendo, Dudian tuvo la súbita necesidad de usar el baño. Se levantó de la cama, se puso los zapatos y abrió suavemente la puerta para marcharse. Él estaba pasando por sus “padres” cuando oyó sus voces. “Tan tarde, ¿por qué no se han ido a dormir todavía?”.

De repente, el corazón de Dudian saltó.

Aparentemente, este mundo no consideraba el ruido al construir casas. Oyendo sutiles voces de la habitación.

“¿De verdad quieres hacer esto?” Dudian oyó la voz vacilante de Jura que sonando desde adentro.

“Sé que te has encariñado bastante con este niño. A decir verdad, yo también. No puedo soportar separarme de él. Sin embargo, esta es una oportunidad rara. Si la casa de Avril tiene una buena impresión de él, podemos pasar a la zona de negocios para encontrar mejores puestos de trabajo. Si todavía te sientes sola, podemos adoptar otro niño. Es un buen negocio.”

“No es el dinero lo que me preocupa. Si se va a la casa de Avril y se niega a hablar, lo intimidarán. Hay dos tipos de personas en este mundo… Una vez vi a un médico entrar en una gran familia y sólo se convirtió en un servidor y… y…”

Un silencio mortal golpeó la habitación antes de que Gray continuara. “Jura, sabes que él era sólo un huérfano de los barrios pobres. Incluso si no lo adoptamos, sería adoptado en otra familia como siervo. Además, la vida de un sirviente en la casa de Avril es una posición envidiable para muchas personas”.

“Pero-”

“Esto está decidido. No hay más espacio para discutir”.

El silencio cayó de nuevo sobre la habitación.

La pequeña figura delante de la habitación tenía la cabeza baja. Apretó ligeramente sus manos en un puño y luego las soltó lentamente. Arrastró su cuerpo a su habitación como si fuera un cadáver. Incluso su anterior intención de ir al baño había sido olvidada.

Dudian estaba escuchando los sonidos rítmicos de la lluvia que salpicaba afuera mientras se sentaba en su cama. Su corazón le dolía. Aunque sólo había estado con la pareja durante un mes, Jura siempre se había preocupado meticulosamente de ellos. Le tocó el fondo de su corazón. Nunca esperaba que esos sentimientos se rompieran en cuestión de segundos. Era como si el mundo estuviera burlándose de él y arrojaran su corazón de nuevo al desorden.

De pronto se sintió muy solo.

Empezó a echar de menos a su madre y padre duros y amables, mientras recordaba que él siempre pinchaba la oreja de su hermana.

“¿Por qué…?” Quiso llorar por un momento.

Apretó los puños mientras una idea lentamente empezaba a surgir en su mente. “Ya que nunca voy iba a ver a mis padres o mi hermana de nuevo… entonces… entonces dejen que este extraño nuevo mundo………”

Nadie sabía que en esta noche de lluvia, una pequeña figura había decidido cambiar los engranes de la historia para siempre.

 

Traductor: Lalocura311

Editor: Lalo

Anterior                                                      Índice                                             Siguiente

Índice