Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 21: Pláticas privadas

A A A

Llegó la mañana. Este día era el día de mi encuentro con el otro nuevo Señor Demonio. Acostado en mi cama abrí los ojos y sentí algo cálido en mis dos brazos.

“… Oto-san, otra taza…”

“… Maestro, cepille mi cabeza…”

Abrazando mi brazo derecho estaba la hermosa niña zorro Kuina y ronroneando suavemente mientras abrazaba mi brazo izquierdo era la enano de pelo plateado Rorono.

Ambos llevaban ropa de dormir delgada.

Kuina no estaba sólo enroscada en mi brazo derecho, su cola también estaba envolviendo mi pierna. Tenía una sensación tan suave.

Estaba usando una cama tamaño king así dormir juntos con todo el mundo no era molestia. Las chicas, suaves y de buen olor, eran las mejores almohadas de abrazo del mundo. Yo, que estaba plagado de numerosas preocupaciones, fue sanado.

Elfo Antiguo dormía pacíficamente además de Kuina, por cierto. Nuestro arreglo de dormir cada noche fue decidido por rotación. Cada noche, los de mis lados cambiaría y fue solo por casualidad que fueron las dos hoy.

Miré las caras dormidas de mis queridas niñas y con suavidad, para no despertarlas, acaricie sus cabezas. Una vez más pensé que tenía que proteger a estas chicas y su felicidad.

Después de comer el desayuno hicimos uso de un par de matrices de transferencia para ir a una casa abandonada en los barrios bajos de la ciudad de Eclaba. Los seres humanos rara vez venían aquí, así que pensé que era seguro establecer una matriz de transferencia aquí. Después de todo era conveniente en varias formas para ser capaz de moverse directamente a la ciudad.

“Kuina, no tienes que estar tan vigilante como eso.”

“No, hoy Kuina es la guardia de Oto-san y no puedo bajar la guardia. ¡Incluso si a los Señores Demonio y a sus seguidores se les prohíbe hacerse daño uno al otro hay un sinnúmero de lagunas a eso!”

Lo que ella dijo fue realmente cierto.

Por ejemplo uno podría convocar monstruos salvajes y rabiosos y abandonar su control sobre ellos. Al hacerlo esos monstruos ya no eran tratados como sus seguidores e incluso si esos mismos monstruos se volvían locos y luchaban contra un enemigo Señor Demonio, el Señor Demonio que los convocó no sería culpable.

Además uno podría contratar seres humanos poderosos y hacerlos atacar al enemigo. Acabo de pensar en ello pero, evidentemente, realmente había un montón de lagunas a la regla.

A decir verdad Rorono y Elfo Antiguo también querían venir, pero en cambio les pedí que se quedaran y se encargaran de las cosas mientras yo me iba.

También existía la posibilidad de que los otros Señores Demonios tuvieran algo planeado y, por lo tanto, quería reservar la mayor parte de mi fuerza de combate a la ciudad. Por supuesto, estaba el hecho de que las chicas tenían sus propios trabajos que hacer.

Llevé a Kuina puesto que protegerme había sido su papel todo el tiempo.

Ella era muy versátil: podía hacer recopilación de inteligencia, haciendo uso de [Transformar], hasta para confrontaciones frontales. Cada vez que salía de la ciudad Kuina era la mejor opción para actuar como mi guardia.

“Está bien, voy a depender de ti entonces.”

“¡Claro, no dejaré que pongan ni un solo dedo en Oto-san!”

Así, Kuina se hizo aún más intimidante. Le sonreí y luego me dirigí a la cafetería que era el lugar de reunión designado.

Con el aroma del buen café a la deriva a través del aire, el café especificado parecía una tienda extremadamente de alta clase a pesar de que el café era un lujo en esta ciudad.

Cuando me acerqué, un joven de cabello castaño claro en un asiento de la terraza agitó su mano.

Llevaba una chaqueta elegante de la que podía sentir un poder mágico similar a mi ropa de Señor Demonio, convenciéndome de que este hombre era el Señor Demonio que me invitó aquí.

Sin embargo ciertamente se había adaptado a la ciudad, había oído de Marcho que había muchos Señores Demonio que eran aficionados a complacerse en la diversión principalmente destinada a los seres humanos pero que mezclarse en la ciudad debe ser un caso especial por completo.

“Hey, estoy contento de que vinieras. Soy el Señor Demonio, Zagan.”

“Yo soy el Señor Demonio [Creación] Procell. ¿Puedo preguntarte por qué me invitaste aquí?”

Inintencionalmente, no tuve la oportunidad de hacerme de su conocimiento en la [Fiesta del Ocaso] por lo que nos presentamos por primera vez.

Según la inteligencia que había reunido, tuve una idea aproximada en las filas de las medallas de los Señores Demonios en mi generación y sabía que su [Acero] era una medalla de rango B.

En una pelea sencilla había pocas o ninguna posibilidad de perder contra él.

“Nos reunimos para un solo propósito: discutir la [Guerra]. Permítanme decir esto de antemano sin embargo: estoy aliado con otros dos Señores Demonio. En resumen, los tres estamos listos para la [Guerra].”

¿Es esta la fuente de su confianza? Pensé.

Si ellos me desafiaran a pesar de saber de mi fuerza basada en la exposición en la [Fiesta del Ocaso], necesitaban por lo menos estar preparados.

“Ya veo.”

“¿No te sorprende?”

“He anticipado esto hace mucho. Entonces, ¿viniste aquí hoy para usar tus números superiores como un escudo contra mí? ¿O acaso los tres pretenden declararme la guerra aquí y ahora?”

Por su bien esperaba que Zagan entendiera que si realmente iban a la [Guerra] contra mí, aunque su alianza ganara sus pérdidas serían demasiado grandes.

Teniendo en cuenta que, entonces era completamente comprensible si hacía uso de la fuerza de su alianza como un escudo para evitar la [Guerra] por completo.

“Pfft, ¡ah, sí! Realmente eres algo. Esa confianza a pesar de todo. Pero de nuevo, si te molestara esto las negociaciones se habrían desbaratado fácilmente.”

El Señor Demonio [Acero] Zagan distorsionó su hermoso rostro con una sonrisa.

“Señor Demonio Procell, eres fuerte. Tan fuerte que incluso contra tres Señores Demonio, todavía sientes que tienes la oportunidad de ganar. Una oportunidad, pero no una certeza… Por el contrario, ¿no sientes como las probabilidades son apilados contra usted? De todos modos, personalmente, si contra ti como oponente, necesito estar preparado para sufrir alguna pérdidas algo que me gustaría evitar si es posible.”

“Me pregunto. Bueno, permítame decir que pienso que incluso contra un solo enemigo, nunca puedes estar seguro de que serás tú quien gane.”

Yo sabía que no debía dejar que mi orgullo me venciera, porque todavía no tenía ni idea de dónde saltaría su trampa.

“Es una buena mentalidad, ¿no? Pero ¿y si te dijera que hay una manera segura de ganar la victoria?”

“¿Y eso es?”

Fue aún más sospechoso, me estaba hablando como si ya no fuera un enemigo sino un aliado.

“Los dos con los que estoy aliado, les dije que primero debía hablar con ustedes y convencerlos de rendirse. Si en caso de que no aceptasen, te declararán [Guerra] inmediatamente. Están preparados para trasladarse aquí en cualquier momento. Así que para estar a salvo, ¿te rendirás?”

Bueno, he esperado tanto de tres personas uniéndose.

“No tengo ninguna intención.”

“Parece que está bien. Entonces, mi única opción ahora es llamar a los otros dos, ¿no? Pero luego… Después de que los dos te hubieran declarado la Guerra, pienso que podría declarar la [Guerra] no sobre ti, sino sobre los otros dos.”

Yo estaba un poco sorprendido, pero entonces, entendí lo que este tipo estaba sugiriendo.

“Se convertiría en un dos en dos en lugar de un tres en uno, ¿verdad? De esta manera no hay casi ninguna posibilidad de que perdamos. Después de todo, los otros dos son más débiles que tú… Y juntos. Es casi seguro. Además, así, ambos fuéramos capaces de borrar la condición de romper los cristales de otros Señores Demonios. Además de no necesitar participar en otra [Guerra], también podemos ganar nuevas medallas.”

“Pero ¿por qué harías tal cosa?”

“Porque es mucho más rentable para mí. Teníamos miedo de que ustedes, los más fuertes de nuestra generación, nos hicieran la guerra así que por eso hemos elaborado este plan, pero incluso si los tres lo hubiéramos vencido sólo uno de nosotros podrá romper su cristal. Los otros dos todavía tendrán que ir a la guerra.”

Yo no era consciente de esa regla. Sólo sabía cuándo se cumplían las condiciones de la victoria, como romper el cristal. Si realmente era así entonces sus palabras tenían sentido.

“En lugar de luchar contra un enemigo formidable como tú en el que indudablemente perdería numerosos monstruos, preferiría mucho más aliarme contigo y derrotar a un enemigo débil. Incluso usted debe ver que esto es mucho, mucho mejor que luchando contra nosotros tres. Sin embargo, como medida de precaución, me gustaría que me prometas que no irás a la guerra contra mí al menos durante un año.”

Esa era la propuesta del Señor Demonio [Acero] Zagan. Para ser honesto, me sorprendió que fue con una tercera opción en lugar de las dos que había pensado.

Era perfectamente razonable también, no tenía dudas de que me beneficiaría si yo estuviera de acuerdo con él. Seguro que diría que sí a su propuesta, Zagan seguía sonriendo.

“Ya veo, lo entiendo. Entonces, Señor Demonio [Acero] Zagan, acerca de su propuesta.”

Pensando en sólo los beneficios que se ganan, no tenía ninguna razón para rechazarlo, pero…

“Me niego.”

Yo estaba completamente en contra. No sabía si era porque estaba tan sorprendido pero Zagan tenía los ojos muy abiertos.

Se sorprendió, aunque era obvio que no había manera de que yo aceptara su trato, todo a causa de un detalle evidente que pasaba por alto. Así decidí comenzar las verdaderas negociaciones.

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente

Índice

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el capítulo, eso Procell, desconfía de alguien k está dispuesto a traicionar a sus aliados par ganar. Buen capítulo Lalo, Saludos

    • Lalo

      Yo haría lo mismo, es más, le daba un tiro ahí.

      • ian steinbrecher

        X2

  • Karma

    …..

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • alexey eduardo mata

    gracias por la traduccion… por si cuando quiera ponerle nombre a elfo antiguo https://www.facebook.com/PuroZacatecasSax/videos/1386498421410824/ envienle este padre

    • Lalo

      Amén, y de paso una dotación de las armas que arma mis mejores explosivos hechos con las técnicas de la calaña de mi vieja prepa, te revientan en la mano y no dejan ni tu rastro.

      • alexey eduardo mata

        jajaja es q se pasa lo malo es que si se queda sin protagonista q sera de kuina, rorono y la otra cagada de nombre que saemos que le va a poner a la elf antigua??

        • Lalo

          Yo las cuido, soy un creador también, sólo que más conocedor.

  • RHGykivgyrjuh

    Este es el momento en el que el prota se baja los pantalones, saca la chota y le empieza a dar pijazos en los cachetes mientras negocia.

    • Lalo

      Sería bueno, pero sigue leyendo.

  • Csezt Jason

    Y no faltó el que tenía el mínimo de inteligencia necesaria para ser algo como un señor demonio y tentó a la suerte para inmiscuir a Lolicell en su “Vamo’ a jugarle al vergas”. Eso, niégate, no vale la pena tener a esa víbora ni de conocido >:)