Terror Infinity V9 C9-1.

A A A

Terror Infinity 

Vol. 9: Capítulo 9-1.

 

Los primeros cinco días se la pasaron probando nuevas mejoras y habilidades. Todos tomaron un descanso tranquilo en los días restantes. La película anterior probablemente fue demasiado estresante. A pesar que fue sólo una hora, todos estuvieron corriendo por sus vidas durante todo ese tiempo. El tiempo era corto, pero el estrés era más que en cualquier otra película en la que hayan estado.

La otra razón era la batalla de equipos de la próxima película. Aunque se hicieron los preparativos, ¿quién podría decir que vivirían? Algunos días de entrenamiento no harían mucha diferencia, así que preferían simplemente disfrutar de la vida por un tiempo. Estos son los días que todos querían.

50 puntos podrían convertir el sótano en un mundo realista con un amanecer, viento y lluvia. Lo único extraño era un conjunto de escaleras que salían de la nada.

El sexto día, el grupo planeó una excursión juntos en la habitación de Zheng. Él y Lori estudiaron un documental de los Alpes para crear su escenario en el sótano. La zona abarcó 100 kilómetros. Aparte de las montañas cubiertas de nieve, había una pradera verde con un pequeño río. Esto parecía un complejo natural, deshabitado. Habría sido destruido por los turistas en el mundo real.

Todos se reunieron en la habitación de Zheng al día siguiente. Cuatro hombres y cinco mujeres entraron en el sótano llevando comida y bebidas, carbón y platos. El ingrediente principal para la barbacoa era el pescado del río. Zheng específicamente puso una gran variedad de peces de agua dulce en el mismo. La pesca era también una parte para pasar su tiempo de ocio.

Todos exclamaron en el escenario tan pronto como entraron. La entrada estaba en una pequeña colina. Mirando hacia delante, había un campo verde de hierba ondeando desde el viento. Más lejos estaba un conjunto de montañas bajas, luego un cielo azul claro, y la luz dorada del sol, haciendo que este lugar parezca como el cielo.

Caminaron por la colina hacia un bosque con un río no muy lejos.

“¡Es hermoso!” Lan fue la primero en felicitarlo, seguido por la chica de ChengXiao y Ran. Se rieron y tomaron las manos de Lori y Yinkong mientras se dirigían hacia el río. Cada una de las chicas tenía su belleza única que se complementaba con el paisaje.

Las chicas jugaban junto al río y parecían tan felices. Incluso Yinkong tenía una sonrisa en su rostro. Zheng y los otros hombres habían comenzado a montar la parrilla, limpiar el campo y montar una olla grande.

“Ok, señoritas. Vamos a recoger algunos hongos. Jaja.” ChengXiao se rió pervertidamente. La respuesta fue un golpe de cada chica. Yinkong fue la primera y la más dura, destruyó todos sus sueños a la vez.

ChengXiao era muy resistente. Rápidamente regresó y rió. “Tales chicas encantadoras. Son tan lindas incluso cuando están golpeando.”

“No lo creo…” Los otros tres hombres se limpiaron el sudor en la frente.

Después de establecer el lugar, cada uno tomó una caña de pescar y fue al río. Zheng sacó una cajita y dijo. “Jaja, súper cebos, 5 puntos por una caja. La descripción dice que a cada tipo de pescado le gustará.”

Olían un aroma exótico tan pronto como abrieron la caja. El cebo era una pasta de alta densidad. Aunque era pequeña pero había más que suficiente para usar.

Honglu puso una pequeña goma en el gancho y lo arrojo en el río. “¿Hay muchos peces aquí? ¿Qué variedades?”

Zheng también lanzó el gancho y se sentó junto al río. “No subestimes este pequeño río. Tiene sólo seis metros de ancho pero también varios metros de profundidad. Si no sabes nadar, debes evitar sentarte tan a la orilla. Hay, anguila, ayu, pez espada gigante, minnow, saury, roughskin sculpin, etc. Todos ellos son especies raras ya que los peces no cuestan ningún punto. Siguiendo por el arroyo, verás un lago. Hay un cocodrilo en el lago. He oído que el sabor de la carne de cocodrilo es delicada. Encontremos un tiempo para darle un intento.”

Honglu suspiró. “Para ser honesto, no me gusta comer pescado. Los pequeños huesos son demasiado fáciles de quedarse en tu garganta. En contraste, creo que los insectos saben bien. Dales una oportunidad. Como las pupas de las abejas melíferas, o el ciempiés frito, o la araña a la parrilla. Estos insectos tienen un sabor muy sabroso.”

Zheng y Heng masajearon sus estómagos. ChengXiao se acercó a Honglu con una carcajada. “¿Fiesta de insectos? Había estado comiéndolos desde que era un niño. A mi mamá le gustaba darme estos insectos y decir que cuanto más venenosos son, mejor saben. Jaja.”

Honglu asintió y sintió un tirón en su caña de pescar. La cuerda también se estaba alejando de él. Heng agarró inmediatamente la vara y la levantó.

Zheng también vino a ayudar. “Estas cuerdas están hechas de fibra de vidrio, ni siquiera una ballena puede romperlas. ¡Aquí viene!”

Una anguila fue sacada del agua. Zheng estudió estos peces el día anterior y dijo. “Esta es la anguila de mármol. Se decía que era delicioso y que no tenía huesos pequeños.

Justo entonces, Heng sacó su propia varilla y un pescado grande salió del agua.

Los cebos estaban a la altura de su nombre. Sus cubos estaban llenos de peces en tan sólo diez minutos. Tuvieron que liberar algo de nuevo en el agua para evitar el desbordamiento. Las chicas todavía no habían vuelto, así que los hombres yacían en la hierba y charlaban mientras fumaban cigarrillos.

“¿Entonces el gobierno no está seleccionando gente del ejército sino de las fuerzas especiales y personas con habilidades especiales?” Preguntó Zheng.

ChengXiao dijo. “Sí. Esta es la orden del Coronel Xuan. Para ser honesto, me sorprendió cuando entré, porque estaba muerto. ¿Sabes lo excelente que era? Es fuerte en combate, aparte de las técnicas de bloqueo, no puedo ganar contra él en ningún área. Su sabiduría era inimaginable. Es la persona a quien más respeto.”

Zheng cayó en silencio por un momento y murmuró. “¿También eras de la misma base militar? ¿Cómo conoces a Xuan?”

“Mi tío es investigador en el ejército. Yo fui junto él y entré en la periferia de la base cuando yo era un niño y me reuní con el coronel Xuan. Era como una representación clásica de “no te acerques”. Aunque no decía nada frío, esa expresión apática rechazaba a todos.

Zheng suspiró y no dijo nada.

Como el canto de los pájaros venía de lejos, este era un ocio que no había sentido en mucho tiempo.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

AnteriorÍndice Siguiente

Índice

  • Bryan Ssc

    Quiero dormir… pero no quiero dejar de leer…