Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 16: Comerciante

A A A

Una semana después de la finalización de mi ciudad y su posterior apertura, el número de seres humanos que visitaban mi ciudad había aumentado. Mis cuentas más recientes indicaron que por lo menos 300 seres humanos por día estaban visitando y por lo menos 50 de ellos pasaron la noche en nuestra posada.

DP también se estaba reuniendo constantemente.

Se obtuvo un promedio de 5 DP por persona que permaneció en la ciudad durante un día completo. Si sólo se detenían momentáneamente, este número caería a 2 DP en promedio. En general, mi ingreso diario era de alrededor de 500 DP.

Parecía que esta ciudad estimulaba varios deseos humanos y como las emociones humanas fluctuaban más de lo que esperaba, mi ingreso ascendía a esa cantidad.

Por el momento Kuina y los otros, que cazaban en la [Caverna Carmesí], todavía me daban más DP pero eso estaba destinado a cambiar a medida que ganara más visitantes humanos.

Como finalmente había conseguido un flujo constante de ingresos, ahora podría prepararme para la [Guerra] y construir mi viciosa mazmorra sin preocuparme.

Sería una mala idea si no comenzara a prepararme para una [Guerra].

Era para mí una ventaja que yo era capaz de hacer una mazmorra cuyo único propósito era la aniquilación de todos y cada uno de los intrusos, mientras que los otros señores demonios tenían que equilibrar la protección de sus cristales y atraer a los seres humanos a sus mazmorras.

“Por fin, finalmente he llegado tan lejos. Los dolores de cabeza eran interminables pero lo hice.”

… Pero todavía había problemas.

Dado que un gran número de aventureros de sangre caliente venían a nuestra ciudad era natural que hubieran disputas con sus compañeros aventureros.

Además de eso hubo problemas de robo también, el grupo de personas que intentaron robar espadas era especialmente alto en número.

Los Golems, sin embargo, resolvieron todos estos problemas con una muestra de fuerza.

Los Golems fueron programados para suprimir los actos de violencia que siguieron a la vez y también para arrestar a cualquier persona tratando de llevar con ellos artículos de la tienda que no pagaron.

Además de esos problemas había un suministro interminable de ladrones de manzanas, gente en cuclillas para saltarse sobre las cargas de la posada y gente que acosaba a los Zorros Mitológicos, a los Enanos Herreros y a los Altos Elfos.

… Todos ellos fueron tratados por los Golems, así nuestra ciudad se mantuvo en paz. Los Golems eran verdaderamente convenientes.

“Oto-san, las cosas finalmente se han estabilizado.”

“Bueno, ¿no? Al fin y al cabo, hemos contratado ayuda.”

Por el momento estaba en la casa del líder de la ciudad, diligentemente haciendo trabajo de oficina.

La tienda y posada tenía ahora al menos 10 aventureros trabajando a tiempo parcial, lo que liberó a Kuina de trabajar allí.

Parecía que con un salario diario de 12 monedas de plata, el doble del salario medio de un obrero manual, el trabajo era tan fascinante que algunos de los aventureros de clase baja incluso querían seguir trabajando para nosotros a largo plazo.

En algún momento en el futuro podría ser mejor darles una casa para instalarse en lugar de dejarlos vivir escasamente y permanecer en una habitación común en la posada.

Esperaba tener empleados a tiempo completo en la posada y tienda en vez de a tiempo parcial. Como yo estaba pensando así, la puerta se abrió de golpe y entraron Enano Anciano y Elfo Antiguo.

“Mestro.”

“Mi maestro.”

Los dos llevaban una expresión seria en su rostro mientras caminaban.

“¿Qué pasa? ¿Por qué parecen así a los dos?”

“Maestro, estamos en desventaja. Necesito más ayuda.”

“Yo también. Hay demasiado trabajo.”

Estaban muy angustiadas.

La tienda y la posada no requerían mucha habilidad de sus empleados así que los aventureros que trabajaban a tiempo parcial pudieran hacer la mayor parte del trabajo y solo necesitaban ser vigilados. Sin embargo la herrería y las labores agrícolas requerían conocimientos especializados.

Al parecer los aventureros se jactaron de las espadas que compraron en nuestra ciudad y estaban difundiendo constantemente noticias sobre ello, lo que llevó a que más aventureros visitaran nuestra ciudad para comprar las espadas. Quizás era incluso demasiado popular por lo que incluso si doblamos su precio, todaví vendrán más.

La manzana, por su misteriosa capacidad para aliviar el estrés, y el pan, por su inusual sabor, también había ganado popularidad entre los aventureros.

Estos eran todos razonables pero el número de espadas que se podían hacer en un día era limitado mientras que la manzana y el trigo, el ingrediente principal de nuestro pan, sólo crecían a una velocidad acelerada debido al poder de los elfos.

Se estaba convirtiendo en algo molesto.

“Entiendo. Pero primero, a Enano Anciano, ordené disminuir el número de espadas producidas hasta veinte por día, pero ¿acaso eso no ayudaba? Claro, ya tienes un mes de adelanto de órdenes, pero ¿es que el ritmo es demasiado?”

Esperaba que aumentar la escasez de las espadas en lugar de venderlas todas a la vez sería, además de hacer que la carga de trabajo de los enanos más ligera, mantener a los clientes de regreso.

Además los herreros y los comerciantes de la reventa de la ciudad cercana se quejarían seriamente si vendíamos demasiadas espadas.

Sin embargo, si íbamos al otro extremo y vendimos todas las espadas sólo por órdenes anticipadas, su efecto de atraer a los visitantes se habría ido. Así que decidí que cinco de las veinte espadas hechas diariamente se mostrarían en el mostrador y se venderían a los ganadores de una lotería.

Además las materias primas también eran un problema, los Golems diligentemente cavaban y recogían los materiales día y noche. Pero entre su producción actual de mithril y nuestros preparativos para la [Guerra] y para la mazmorra propiamente dicha era realmente todo en lo que podíamos pensar.

“Todavía hay muchas peticiones de reparaciones de armas y armaduras. Además, los pedidos de artículos a medida son demasiado detallados y molestos. Los Enanos Herreros no podían manejar todo por sí mismos así que estoy obligada a trabajar en los pedidos también. Los humanos han aumentado, por lo que también es necesaria una ampliación de nuestros edificios. Apenas somos capaces de manejar las órdenes ahora, pero me impide hacer mi verdadero trabajo: el desarrollo de nuestras armas.”

Entonces comprendí lo que quería decir. Dejando de lado las ventas, las reparaciones de su equipo no eran algo que pudiéramos hacer que los aventureros esperaran demasiado tiempo.

“Muy bien, te daré dos nuevos Enanos Herreros.”

“Gracias. Dos de ellos deberían ser suficientes.”

En nuestra última semana de operaciones, mi DP había aumentado en una cantidad considerable. Este gran gasto no debería plantear ningún problema.

Además, los Enanos Herreros eran monstruos de rango B y se convertirían en una adición significativa a nuestra fuerza de combate por lo que era como matar dos pájaros con una piedra.

“De acuerdo, ¿y tú, Elfo Antiguo?”

“Sí, en cuanto a nosotros, estamos cosechando más de lo que somos capaces de hacer crecer. No importa cuánto aceleremos el crecimiento, se está consumiendo rápidamente. Es hasta el punto que los Altos Elfos se han quedado aturdidos.”

“Las manzanas a un lado, en vez de que ustedes cultiven el trigo, ¿no podríamos usar los que compraron a Eclaba?”

“Es mejor que no lo hagamos. Nuestro pan ahora se sabe que es delicioso y hay un montón de visitantes que vienen a nuestra ciudad para el pan por lo que si usamos el trigo comprado de Eclaba, podrían molestarles.”

Definitivamente tenía razón. Si el pan de repente deja de ser delicioso, los clientes de hecho se molestarían.

El sabor del trigo fue el resultado de la combinación de las bendiciones que había recibido de los elfos, las fértiles tierras de cultivo y el suministro de agua.

Incluso si los elfos no aceleraran el crecimiento del trigo, el trigo de buen sabor todavía podría ser cosechado en nuestras tierras. En el futuro, los inmigrantes serán los que cultivarán el trigo, pero sólo les llevará más tiempo antes de que puedan cosechar.

“Entiendo. También te daré dos nuevos Altos Elfos. Así, la aceleración del crecimiento de los cultivos sería suficiente. Además, ¿por qué no hacer su trabajo más fácil y hacer uso de los seres humanos para cosechar las manzanas y el trigo? Tan pronto como sea posible, contratar a tiempo parcial… No, tienen que ser inmigrantes, ¿no?”

Hasta ahora, todavía no teníamos inmigrantes. Algo que debería rectificar pronto.

“Si, por supuesto. Creo que se lo voy a dejar a ellos entonces. ¡Gracias!”

Con eso de alguna manera logré resolver sus problemas.

Pero entonces, vi a Kuina mirando con envidia al Enano Anciano aliviado y Elfo Antiguo.

“Oto-san, al igual que El-chan y Elf-chan, los Zorros Mitológicos…”

“No podemos, por lo menos no ahora. Sólo tenemos mucho DP, creo que es mejor gastarlo en otra parte por el momento.”

Casi todo el DP que había ganado después de la fundación de esta ciudad iba a ser gastado en la creación de los Enanos Herreros y los Altos Elfos.

Así que, por supuesto, no podíamos permitirnos hacer los Zorros Mitológicos cuyos números eran suficientes por el momento.

“Entiendo… Qué desgraciado.”

Cuando pensé que la conversación había terminado, oí el sonido de la campana instalada en la puerta.

“Entra.”

“Si mi señor.”

El que vino fue Wight. Detrás de él había un hombre de aspecto rico, con buen físico y un hombre delgado con un cuerpo bien entrenado.

“Este caballero dijo que quería hablar contigo, mi señor, no importa lo que yo haya hecho.”

Como dijo Wight, el caballero se alineó a su lado.

“Me siento muy honrado de conocerle. Mi nombre es Konanna Krutrudo y tengo una pequeña empresa en Eclaba. El propósito de mi visita a esta espléndida ciudad gobernada por el gran sabio Procell-sama es que tengo algo de lo que deseo hablar contigo.”

Justo cuando pensaba que irradiaba el olor del dinero, era un comerciante. El hombre que estaba junto a él probablemente era su guardia.

“Qué honor es. ¿Es usted quizás Krutrudo de la mejor y más grande firma en la ciudad comercial de Eclaba? Ciertamente, escucharía lo que sea que usted desee hablar. Pero primero, en vez de hablar de pie aquí, ¿por qué no nos sentamos y nos relajamos en la habitación de allá?”

Guié a los hombres al salón que había preparado en esta casa.

Cuando hice un gesto para que se sentaran, el hombre con buen físico… Konanna, lo hizo, pero sólo después de que me dio las gracias.

“Este es un buen artículo. Esta es la primera vez que veo una silla tan bonita y cómoda.”

“Me alegra saber que es de su agrado.”

Fue hecho con [Creación], era la mejor silla de mis recuerdos.

Si se lo preguntó, Enano Anciano probablemente diría que era una belleza ergonómica, increíblemente racional, maravillosa.

“Muchos de tus muebles, entre otras cosas, no me son familiares. Podría ser grosero de mí, pero ¿de dónde vienen?”

“De un humilde pueblo en algún lugar del otro lado del mar, muy al este.”

“¿Y el nombre de ese lugar?”

“Un secreto. Las frutas y espadas que vendemos aquí en Avalon, que son nuestras especialidades, son todas de allí así que perdóneme de no compartir ningún conocimiento adicional.”

Era una línea que había preparado de antemano. Diciendo que los artículos fueron traídos desde el otro lado del mar y por lo tanto se desarrollaron allí era, por sí mismo, persuasivo.

“Ya veo, eso es razonable. Después de todo, no le diría a un extraño nada sobre mis secretos del éxito.”

“Gracias por su comprensión.”

“¿Puedes decirme una cosa: me gustaría saber cuál es tu razón para construir una ciudad compuesta mayormente de jóvenes demi-humanos aquí en esta remota tierra infestada de monstruos?”

Me sorprendió que, aunque era un comerciante, no estaba pidiendo nada directamente relacionado con el dinero. Pero, de nuevo, podría estar buscando cualquier cosa que pudiera ser usada como mi debilidad.

“Sí, puedo decirte eso. Puede que no sea obvio basándose en mi apariencia, pero tengo la sangre de los demi-humanos fluyendo en mí. Yo estaba siendo perseguido a medida que crecía y cuando llegué a la edad adulta, inmediatamente me fui a emprender un viaje. En mi viaje me reuní con varios otros que tenían problemas similares. Entonces pensé que quería ayudarles de alguna manera.”

Sonreí irónicamente al llegar al final de mi historia inventada.

“Si los demi-humanos vamos a ser perseguidos donde quiera que vayamos decidí que preferiría construir una ciudad fuera de las fronteras de cualquier nación donde los demi-humanos pudieran vivir felizmente sus vidas. Luego reuní candidatos para mi ciudad. Por suerte todo lo que mi plan necesitaba estaba aquí.”

Era una mentira completa y absoluta, pero no podía descartarse fácilmente como tal. Los ojos del comerciante se hicieron más agudos mientras trataba de ver a través de mis verdaderas intenciones.

“Ya veo, eso es maravilloso. Usted no es sólo un hombre influyente que ha construido y está gobernando una ciudad como esta, pero también es un hombre de carácter.”

No creo que él creyera seriamente mi historia, pero no presionó más.

“No merezco ser llamado un hombre de carácter. Simplemente era mi ego en el trabajo.”

“Ya veo, ya veo. Tomaré nota de esa distinción. Ayer tuve el privilegio de quedarme en su posada, pero, oh mi, esa fuente termal era maravillosa. Me alivió un poco de mi fatiga. ¡Y la combinación de sumergirme en el baño caliente y el alcohol helado hecho de la fruta llamada la manzana era simplemente lo mejor!”

“Me complace mucho oír eso. Pero dejando eso de lado, ¿entraremos en el propósito principal de su visita? Has venido a hacer negocios, ¿verdad?”

“Sí, de hecho.”

El olor del beneficio emanaba de esta ciudad y por eso los humanos se estaban reuniendo aquí rápidamente. Con ellos haciéndolo, era natural que humanos como él vinieran corriendo aquí.

Yo estaba muy agradecido con ellos, los seres humanos que vendrían aquí trayendo sus propios productos para vender, porque Avalon carecía de un gran número de cosas.

“Lo siento, pero déjame decir esto por adelantado: voy a rechazar cualquier negocio que involucre la venta de nuestros productos fuera de la ciudad y cualquiera que revele las técnicas que utilizamos.”

“¿Qué…?”

El comerciante estaba claramente sorprendido, tal vez lo que dije era su verdadero propósito.

“Mi objetivo es reunir a mucha gente aquí en mi ciudad, no para ganar dinero. No importa cuántos artículos obtengamos o cuánto de nosotros pudiéramos vender era de poca importancia para mí.”

Por eso estaba perfectamente bien con algo así como vender sólo una espada a cada cliente.

“Pero, si el trato va a ser dentro de esta ciudad usted tiene mi mayor cooperación. Ahora que eso está fuera del camino, vamos a discutir los detalles de su acuerdo.”

Y así, una batalla diferente a la de espadas contra las espadas comenzó.

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente

Índice

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el capítulo, ahora comienza la guerra mercantil, si tú deseas algo de esta hermosa ciudad es solo armas, afuera la basura, aquí la gloria. Gracias Lalo

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Ookami Shiro

    Que historia mas conmovedora se invento Procell xD

  • xXSombra_MuertaXx

    En el siguiente cap precenciaremos la mas epica lucha de comerciantes(estafadores)