Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 9: Adiós, Marcho

A A A

(Lalo: yo creía que no iba a morir, pero…)

Después de volar sobre el Grifo, finalmente llegamos a la mazmorra de Marcho.

Me las arreglé para detenerme de inmediato estableciendo una matriz mágica de [Transferencia]. Hacerlo en la mazmorra de otro era como buscar una puerta trasera que uno pudiera entrar en cualquier momento y por lo tanto, se considera descortés hacerlo, por decir lo menos, sin obtener primero el permiso del otro Señor Demonio.

Tan pronto como entramos en la mazmorra, el Súcubo que estábamos familiarizados nos saludó y usó su propio [Transferencia] para transportarnos a donde Marcho estaba.

Y al lugar donde nos transportaron fue la sala del cristal de Marcho. Sentada en un trono en aquella habitación estaba la belleza embrujada de piel morena con las orejas y la cola de un lobo.

Estaba vestida más arriesgada que de costumbre, pero no la sentía extraña o indecente debido a la gracia que tenía.

“Bienvenido, Procell. Por la mirada de tu cara, considero que tu inspección fue bien.”

Marcho parecía un poco sola mientras hablaba. ¿Acaso estaba renuente a verme ir?

“Sí lo hizo. Ese lugar ha satisfecho todas las condiciones necesarias para construir la ciudad.”

Marcho sonrió y se rio de eso.

“La primera vez que escuché tu sueño…… no construiré una mazmorra que saqueará el deseo y la desesperación de los humanos, sino una ciudad que alojará a muchos de ellos y luego me proporcionará su felicidad como mi comida, la primera vez que escuché pensé que estabas bromeando o algo así, pero no pensé que realmente lo estuvieras haciendo. Nunca dejas de sorprenderme.”

“No fue una broma. Lo haré en la mejor ciudad, pase lo que pase.”

“No tengo ninguna duda de que lo harás. Después de todo, eres el tipo de hombre que hace lo que dice que hará. Y ahora, te he visto hacerlo. Te has convertido en un hombre muy bueno.”

El estado de ánimo se volvió sombrío y ese estado de ánimo no era para nosotros. Mientras pensaba eso, Marcho entonces aclaró su garganta, probablemente un esfuerzo para cambiar el flujo de la conversación.

“Ese detrás de ti, he visto eso si no me equivoco. ¿Es de Dantalian?”

“Él me lo dio. Un monstruo que pueda usar [Transferencia[ es útil, así que acepté.”

“Estoy segura de que ya eres consciente, pero que uno está observándote. Me sorprende que vaya tan lejos contra un recién nacido Señor Demonio. Deberías estar orgulloso.”

Ella no dijo eso sólo por adulación. El Señor Demonio [Tiempo] era un poderoso Señor Demonio, simplemente capturar su atención en sí mismo era un logro.

“Sí, me doy cuenta de que este monstruo está manteniendo las pestañas en mí, pero no tengo problemas con ser observado, así que ¿por qué no hacer uso de él en el mientras tanto?”

“Sí, qué buena determinación tienes. Pues bien, si de hecho va a hacer uso de ese monstruo, puedes ir y colocar una matriz mágica de [Transferencia] en mi mazmorra. De esa manera, será un poco más fácil para ti venir y visitarme, ¿verdad? ¿Vas a irte hoy?”

“Ese es el plan. Ya he construido mi ciudad y no puedo estar lejos de ella durante demasiado tiempo.”

Estar lejos de su propia mazmorra no era generalmente una buena idea.

Además, Kuina estaba ansiosamente esperando nuestro regreso.

“¿Es eso así? Te echaré de menos, ya sabes… Me gustaría darte un regalo, pero desafortunadamente, nosotros, los padres, estamos prohibidos de darle a los nuevos Señores Demonio nada aparte de su DP inicial y 3 medallas originales. Espero que me perdones por eso.”

“No hay nada que perdonar. Ya me has dado mucho; estoy verdaderamente agradecido. De hecho, yo debo ser el que te dé un regalo.”

Utilicé [Creación] y produje un collar de diamantes. Sin que fuera demasiado grande, era un collar elegante y finamente decorado.

La conformación de los diamantes en sí mismos en estas gemas facetadas -o sea conocido como corte de diamante que se hizo con el fin de resaltar el verdadero atractivo de los diamantes- no pudo ser replicado por nadie más utilizando la tecnología de este mundo. Era un regalo que sólo una persona en el mundo podía dar: yo.

Me acerqué a Marcho y le puse el collar de diamantes en el cuello.

“Estas gemas seguirán emitiendo su resplandor sin ningún cambio, incluso cuando haya pasado cien o mil años. Al igual que la forma en que nuestra amistad no va a cambiar, incluso cuando me mueva y sea independiente. Nunca olvidaré los favores y amabilidad que me has dado. Que este presente sea un testimonio de todo eso.” (Lalo: joder, solté una lágrima, de nuevo)

Quien era yp en este momento fue todo gracias a ella. Ella fue más allá de lo que se esperaba de ella como mi padre.

“Oh, Procell. ¿Cómo no puedo llorar después de decirme cosas tan agradables? Y no he llorado en el siglo pasado, ¿sabes?”

Ella sonrió mientras las lágrimas fluían por su rostro.

“Podría estar prohibido darte algo tangible pero todavía te daré algo.”

Marcho se puso de pie, se me acercó y luego se apoyó en el lado izquierdo de mi cuerpo. Sus voluminosos senos cambiaron sus formas al hacerlo. Su olor fragante era el tipo que conduciría a los hombres a la locura.

Y entonces, sentí sus suaves labios en mi mejilla.

“¿Cómo está, Procell? ¿Te ha gustado mi regalo?”

Estuve estupefacto por un momento. Mi cabeza se sentía tan caliente, pensé que iba a derretirse.

“Gracias, Marcho. Es el mejor.”

“Me alegra que te guste. ¿Ahora te arrepientes de no aceptar mi invitación el otro día?

A decir verdad, siempre quise decirle que sí y esta vez no fue una excepción. Al final, sin embargo, elegí no hacerlo.

“Un poco, pero me tengo que irme pronto. Gracias por todo.”

“Yo debería ser el que está diciendo eso. Ha sido divertido. He olvidado mi soledad mientras estabas aquí. Ven a visitarme en cualquier momento, Procell.”

“Sí, tengo la intención de hacerlo. Te invitaré tan pronto como haya crecido mi ciudad lo suficiente como para recibirte. Voy a darte la más grande bienvenida que pueda darte.”

“Entonces lo estaré esperando. Estoy segura de que puedes hacerme feliz al máximo.”

Entonces me di la vuelta y sentí su mirada en mí.

“Pero al final, quería decir una pequeña queja. Darle a quién pronto desaparecerá algo que permanecerá para siempre radiante, ¿no es un poco cruel?”

No me di la vuelta y Marcho tampoco lo esperaba. Eran ese tipo de palabras.

Miré mi palma mientras caminaba.

Pensé en el bono que recibí durante el show en el que participé junto con Stolas.

Originalmente, era un poder que sólo se podía usar dos veces para salvar a mis monstruos o para fortalecerlos. Sin embargo, también podría ser posible utilizarlo para extender la vida de Marcho. (Lalo: lo que les decía, ahora sí les dolerá el spoiler)

… pero eso contradice la lógica. Podría ser por eso que Marcho me había advertido que era una habilidad peligrosa.

Después de mi conversación con Marcho, fui a la zona residencial que estábamos usando.

Allí, Wight y los Enanos Herreros estaban ocupados trabajando.

“Mi señor, has vuelto.”

“Sí, he venido a buscarlos. Tengo, sin incidente, construido mi mazmorra… más bien, mi ciudad.”

“Eso es espléndido. Haré mejor para la nueva ciudad.”

Wight lo declaró con una voz motivada mientras hacía su habitual y elegante reverencia.

“¿El trabajo que te pedí que hicieras avanzó sin problemas?”

“Así es. Mientras mi señor ha estado fuera, los Enanos Herreros y los Golems han llevado a cabo la minería con todas sus fuerzas.”

La razón por la que no traje a Wight fue porque le había confiado supervisar todo el trabajo que involucraba a los monstruos que quedaban.

Los minerales que se podían obtener de una [Mina] eran relativos al nivel del Señor Demonio y Marcho era una Señor Demonio de primera clase por lo que los minerales de su [Mina] eran de primera clase también. Estos minerales incluían Mithril, Orihalcum y Adamantium.

Quería obtener los mejores materiales posibles tanto como sea posible, ya que los mejores que se podrían obtener de mi [Mina] en mi nivel actual era mithril.

Además de poder seguir minando sin dormir, los Golems eran fuertes. Mientras tanto, los Enanos Herreros fueron capaces de identificar los mejores puntos de minería. Por estas razones, fueron capaces de minar con gran eficiencia.

“¿Y el otro?”

“También fue bien. Si me sigue por aquí.”

Hice lo que dijo y lo seguí.

El lugar al que me guio fue un edificio que estábamos usando como almacén.

Allí, los Esqueletos trabajaron silenciosamente. Puesto que eran capaces de hacer el trabajo detallado debido a Wight, les encargué construir explosivos. Mezclaron algunas sustancias químicas que hice usando [Creación] con los minerales procesados ​​por los Enanos Herreros.

La receta en sí fue hecha por Enano Anciano y fue simplificada tanto como podía ser para que incluso los Esqueletos pudieran hacerlos. De esta manera, las bombas serían más ligeras y en mayor número que si se hicieran vía [Creación]. Un mayor número de bombas significó que podría ser utilizadas no sólo para la defensa, sino también para la ofensiva.

Construí mi ciudad con el fin de hacer uso de la felicidad de los seres humanos, pero los que vivirían en mi ciudad no serían capaces de luchar, así que entendí que se necesitaba mucho dinero, poder y sangre para lograr paz.

“Has estado bien, Wight. Puedo hacer todo lo posible gracias a tus esfuerzos.”

No se destacó, pero fue útil en muchos lugares.

Él era el líder de la mitad inferior de mis monstruos. Ellos, no sólo los monstruos vivientes, lo miraron. Él sin esfuerzo logró coordinarlos mientras yo estaba fuera.

“No soy digno de semejante alabanza. Simplemente obedezco tus órdenes, no importa lo que sea.”

“¿Estás seguro de que deberías estar diciendo eso? Podría ordenarte que hagas algo absurdo, ¿sabes?”

“Eso no es posible. Si es la orden de mi señor sabio, seguramente podría hacerse. Si fallo en llevarla a cabo, no tengo nada que culpar sino mi propia incompetencia. Y espero estar a la altura de tus expectativas.”

Realmente ahora, después de decir cosas así, me puso mucha presión, ¿no? Esa presión, sin embargo, era algo que no me importaba tener.

Después de que el monstruo cuervo terminó de dibujar la matriz mágica de [Transferencia], la matriz resplandeció lo que significó que ahora podríamos utilizarla para transferir inmediatamente al arsenal a mi ciudad.

“Wight, ese monstruo cuervo es mi nuevo… aliado, en cierto sentido.”

“Sí, entiendo lo que estás tratando de decir. No debemos dejar que nuestras guardias bajen.”

“¿Entendiste lo que quería decir?”

“Sí, he pasado tiempo con muchos monstruos muertos vivientes, así que leer las sutilezas de las emociones de alguien es una especialidad mía”.

“Ya veo. Ciertamente es cierto que no debemos dejar que nuestras guardias caigan alrededor del monstruo cuervo, pero tiene una habilidad conveniente, así que aprovechémoslo.”

Wight era realmente excelente. Tan excelente de hecho, que a veces tengo sentimientos de pesar. Era un comandante de mis fuerzas, pero sus propias capacidades de combate no eran tan grandes: era un monstruo de rango B estático y no podía crecer más allá de eso. Había pensado más de una vez en si debía haberlo hecho como Kuina y los otros.

… Y ahora, yo tenía el poder de hacer eso en mis manos.

“Mi señor, perdóname, pero tengo algo que quiero decirte. Me gusta la forma en que actualmente estoy. Puede ser presumido de mí, pero confío en que podría estar a la altura de sus expectativas. Y, además, hay cosas que yo podría hacer que sus muchachas no podrían así, aunque este cuerpo sea débil, no me lamentaré sobre él.” (Lalo: esto, es el general que quiero en mi ejército)

“…… ¿Puedes leer no sólo las mentes del monstruo sino también las mía?”

“Es porque estoy tratando arduamente de entender a mi señor a quien adoro y respeto.”

Mi corazón se encendió un poco y quería preguntarle aún más.

“Pero ¿y si todo se pudiera rehacer? Sólo puedo hacerlo dos veces, pero puedo volver a hacer un monstruo con [Síntesis] con sus recuerdos intactos. Es un poder que obtuve del Creador. Si quieres, puedo convertirte en un monstruo fuerte como Kuina y los demás.”

Fue el poder que recibí del Creador como un bono especial.

Me permitió transformar a un monstruo, después de obtener su consentimiento, en una medalla. Además, si se utiliza esta medalla en Síntesis, las memorias del objetivo antes de convertirse en una medalla podrían ser transmitidas.

Si un monstruo sufriera una herida fatal, podría revivirlo convirtiéndolo temporalmente en una medalla.

Por supuesto, no sólo era posible salvar al que sufrió una herida mortal, sino también rehacerlos y fortalecerlos.

Sin embargo, sólo pude hacerlo dos veces.

Pensé que estaba bien usar una de esas dos veces en Wight.

“Eso no será necesario. Me estoy repitiendo pero me gusta la forma en que actualmente estoy. Y por eso, mi señor, por favor, no uses ese poder para mí.”

“Pero…”

“Está bien. Sin embargo, si en caso de que fuera puesto en peligro y pasara debido a mi incapacidad para protegerlo, por favor, utilice ese poder. No podría seguir viviendo sabiendo que te he fallado, mi señor.”

Fueron palabras tan poderosas que me transmitieron su lealtad.

“Fuu. A veces no estoy muy seguro de cuál de nosotros es el Señor Demonio. Voy a depender de ti, Oficial de Estado Mayor. ”

Dije su papel exacto en lugar de referirme a él como el líder de la mitad inferior de mis fuerzas.

A pesar de que él no sería uno de mis [Monstruos del Pacto], quería mostrarle que lo consideraba altamente.

No sabía si mis sentimientos se le cruzaban, pero sus ojos que no debían estar provistos nada, especialmente de emociones, tenían un fuego ardiendo dentro de ellos.

“Me siento honrado de recibir un papel tan importante.”

“Estoy esperando mucho de ti, Wight. Y como tal, te estoy dando una orden de inmediato. Comencemos a salir. Reúne a todos.”

“¡Si mi señor!”

Y así, transferimos tantos monstruos como el arreglo mágico permitía. Aquellos que no podían hacerl esperaron en una cola. El monstruo cuervo sólo pudo viajar de ida y vuelta un total de cuatro veces al día. Además, un total de sólo cinco Golems podría ser transferido de una sola vez por lo que era imposible para nosotros para terminar nuestro movimiento en un solo día, pero lenta y constante fue hecho.

Y así, habíamos comenzado a moverse sinceramente fuera de la mazmorra de Marcho.

(Lalo: esa tristeza si mata por dentro, jajajajaja, no me mates, ecle)

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente

Índice