Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 7: Construyendo una ciudad

Las negociaciones con el Señor Demonio [Time] Dantalian habían concluido con seguridad.

Ahora se me permitía construir mi calabozo, o mejor dicho, mi ciudad entre Eclaba y su mazmorra.

Hubo dos razones por las que renuncié fácilmente a mi medalla [Creación] durante las negociaciones: esperaba que su gran orgullo y su relación con Marcho le evitaran revelar los secretos de la medalla a nadie.

Otra razón era que él era un Señor Demonio que, al igual que Marcho, pronto se iría y por lo tanto, la probabilidad de que él fuera mi enemigo era extremadamente baja. A los antiguos Señores Demonios se les prohibió atacarnos a los nuevos Señores Demonios durante un año y dentro de ese año, el Señor Demonio [Tiempo] perecería.

Tomando eso en consideración, era entonces mejor para mí conseguir una medalla de gran alcance mientras que traté de hacerle la sensación como que él me debía un favor.

Volamos en la parte de atrás del Grifo y finalmente llegamos al lugar donde mi ciudad iba a ser construida. Era un espacio agradable y abierto.

Me tomé la molestia de obtener el consentimiento del Señor Demonio [Tiempo], pero tal cosa no era necesaria de obtener de los humanos, ya que el sitio no tenía gobernante aparte de la miríada de monstruos. Sin embargo, eso estaba destinado a cambiar a medida que mi ciudad ganaba fama y ganancias.

Y si, a cambio de su consentimiento, exigían un impuesto en forma de oro y de cosechas, y dicho impuesto no era demasiado escandalosamente elevado, estaba dispuesto a pagarles. Sin embargo, si pasan por encima de la línea, también estaba preparado para tomar las medidas apropiadas.

“¡Oto-san, estamos esperando la mazmorra!”

“Sí, sí, maestro. Por fin podemos tener nuestra propia casa y hacer lo que deseemos.”

“¡Sí, estoy emocionada!”

Cada una de las chicas expresó su entusiasmo.

“Bueno, no podemos estar eternamente en la casa de Marcho, ¿no?”

Sostuve firmemente el cristal que será el núcleo de mi mazmorra. Estaba ligeramente cubierto con el sudor de mi mano. Una vez que había establecido mi calabozo, sería incapaz de moverlo a otro lugar. Y por eso, estaba nervioso.

Mientras yo era así, un cuervo, del tamaño de un perro grande, me observaba. Oficialmente, fue un monstruo que recibí como un regalo del Señor Demonio [Tiempo].

Después de intercambiar medallas, verificó las habilidades de la medalla [Creación] y dijo así:

“Es ciertamente como usted se jactó. No, es más que eso. Hmm, a este ritmo, estaría ganando demasiado de nuestro trato. Y el beneficio unilateral de una negociación es algo que mi honor no permitiría. Por lo tanto, tome este monstruo conveniente como mi regalo. Es rango B y puede usar la magia de transferencia. Tener transferencia es, después de todo, necesario para la gestión de mazmorras. Creo que es exactamente lo que necesitaría un recién llegado como tú.” (Lalo: si, es un buen hombre Dantalian, aunque haya algo por detrás sigue siendo justo)

No se podía negar que era realmente un monstruo conveniente. Los Señores Demonios poseían un privilegio que les permitía moverse donde quisieran mientras estuviera dentro de su propia mazmorra y si lo hicieran solos, sin ninguno de sus subordinados. Si querían traer consigo a sus subordinados, entonces era necesario que aquellos seguidores entraran temporalmente en el Almacenamiento del Señor Demonio.

El método mencionado anteriormente no podía aplicarse a monstruos como los Golems que Enano Anciano hizo o a los monstruos no-muertos que Wight reanimó. Y la utilidad de esos monstruos era verdaderamente diferente dependiendo de si tenía o no un monstruo que pudiera usar magia de transferencia.

El cuervo fue especialmente útil dada mi circunstancia actual en la que tenía que mover los Golems de la mazmorra de Marcho. Todo esto por encima del hecho de que, por el momento, no podía hacer un monstruo que pudiera usar la magia de transferencia con las medallas que tenía a la mano, lo hacía genial si no fuera por el cuervo negro que me miraba constantemente.

“No hay duda, me está observando.”

Susurré para mí.

Aunque era un monstruo hecho por otro Señor Demonio, ahora estaba bajo mi control. Seguiría todos mis mandatos con absoluta obediencia y sería incapaz de hacerme daño intencionalmente.

A la inversa, eso era todo lo que iba a hacer por mí. Había una docena de lagunas a la declaración anterior. Uno de esos casos era que escaparía información sobre mí a Dantalian y que era algo que tenía que estar preparado.

Realmente, justo lo que se espera de un viejo Señor Demonio, era demasiado cauteloso. Decidí dejarle ver más que ocultar mis actividades para convencerlo de que no le hacía daño. Por otro lado, no hacerlo comportaba grandes riesgos. Por supuesto, tenía la intención de esconder las cosas que él no tenía que ver.

“Ahora, ¿vamos a empezar?”

Terminé mi contemplación y comencé la construcción de mi ciudad.

En la actualidad tenía 30.000 DP y a menos que lo usara sabiamente, todo desaparecería de inmediato.

Como una necesidad absoluta, necesitaba usar 10,000DP para [Agregar piso]. Un piso sólo podía tener tres habitaciones y cuando se trata de tener más de tres, un piso adicional se necesita para ser añadido en primer lugar. Y, puesto que la ciudad sería puesta encima de la tierra y la mazmorra sería construida debajo de ella, un piso adicional no podría ser perdonado.

Además, también necesitaba reservar 1,000 DP para [Cambio de Piso], que debía utilizarse al comienzo de una [Guerra].

Permítanme que primero exponga las reglas que nos dieron a los nuevos Señores Demonios por el Creador:

En el caso de que uno esté dispuesto a iniciar una [Guerra], el Creador, así como el Señor Demonio enemigo primero debe ser notificado. Ningún nuevo Señor Demonio puede negarse a participar.

La [Guerra] comenzará, en el más corto plazo, 48 horas desde la declaración de la [Guerra].

Hasta el comienzo de la [Guerra], los nuevos señores demonios están prohibidos de participar en conflictos militares contra sus compañeros señores demonios. Esta regla no se aplica cuando la otra parte está dentro de su propia mazmorra.

Al comienzo de la [Guerra], las entradas de las mazmorras participantes estarán unidas por un espacio en blanco hasta la conclusión de la [Guerra]. Todo ser humano y toda criatura que no sea un monstruo dentro de la mazmorra será trasladado a un lugar donde el tiempo se detiene.

Las condiciones para la victoria son: la rendición enemiga del Señor Demonio, la destrucción de sus cristales o su subyugación. Hasta que se cumpla cualquiera de estas condiciones, la [Guerra] continuará. En el momento de su rendición, su cristal será destruido.

Esas eran las reglas que se nos daban. Era casi igual que la exposición en la que participé.

A primera vista, las reglas parecían coherentes pero se prestaban a varias lagunas.

En primer lugar, en ninguna parte se declaró que uno no puede participar en simultáneas [Guerras]. En otras palabras, varios Señores Demonios pueden declarar la guerra contra un solo Señor Demonio exactamente al mismo tiempo.

Además, aunque uno podría ser llevado a creer que todas las acciones militares están prohibidas hasta el comienzo de la [Guerra], la regla se limitó sólo a aquellos que podrían causar daño al enemigo. Entonces no estaba en contra de las reglas tener una gran cantidad de monstruos escondidos dentro de la mazmorra del enemigo hasta el comienzo de la Guerra.

Además, las reglas no imponían ninguna limitación a las luchas que se producían dentro de una mazmorra propia. Incluso cuando no estaban en [Guerra], si uno logró coaccionar a otro Señor Demonio en su propia mazmorra, se le permitía luchar contra el dicho Señor Demonio.

Discrepe, pero la razón por la que dije todo esto era porque mis tácticas implicaban el uso de [Cambio de Piso] para mover mi ciudad subterránea al comienzo de la lucha. Aunque simplemente podría trasladar a los humanos a un lugar más seguro, después de todas las dificultades que tuve que atravesar para establecer mi ciudad, no podía permitir que la ruina sucediera. Y así, llegué a la conclusión de que necesitaba preservar 1000DP en todo momento para poder usar [Cambio de Piso].

“[Construir]”

Pronuncié la palabra de poder y el cristal brilló.

Un pedestal que podría soportar el cristal se manifestó y el cristal entonces se consagró en el pedestal. Los muros de piedra nos rodeaban. Esta era ahora la parte más interna de mi mazmorra.

Al conectarse con el cristal, se proyectaron las habitaciones circundantes.

“Primero que todo, elegiré la entrada para ser [Transparente] y la primera habitación para ser una llanura. Enano anciano, Elfo Antiguo, les dejo las configuraciones específicas. Puedes configurar cualquier cosa como mejor te parezca, excepto por el tamaño de la sala que se ajustará al máximo.”

La entrada que representará la apariencia de la mazmorra en el exterior se fijó para ser [Transparente] por 100DP. Eso significaba que proyectaría la apariencia de la primera habitación como lo era para el exterior. La primera sala vital se estableció entonces para ser una llanura cubierta de plantas y densamente poblada por árboles. También sería un ambiente adecuado para los seres humanos con agua que fluye por debajo de ella. Como era de esperar, sin embargo, una llanura era más caro que un pasillo de piedra. Necesitaba gastar 3000DP en una.

“Déjenos, maestro. Definitivamente haremos una tierra cómoda para vivir.”

“Esperamos que sea maestro, ¿de acuerdo? Desde la geología y el agua que fluye en la tierra hasta el feng-shui y las energías mágicas que fluyen en ella también, será perfecto. ¡Una tierra tan suprema como la de mi amo!”

La especialista en ingeniería y la especialista en la naturaleza se pusieron ante el cristal y retocaron cada configuración con un vigor espantoso.

Cualquier cosa que viniera a la mente en el momento de la construcción de la mazmorra de un Señor Demonio podría ser completado y finamente configurado. Y la tierra hecha con cada onza de la sabiduría del mejor de los enanos y del mejor de los elfos no podía ser más que la mejor.

Alrededor de la marca de 30 minutos, la configuración estaba completa y procedí con la compra.

El paisaje que se podía ver desde la sala de cristal era la misma definición de la naturaleza misma.

La segunda habitación en adelante estaba completamente ubicada en una dimensión diferente y sólo se podía acceder a través de la primera habitación, pero desde la entrada de mi mazmorra estaba configurada para ser [Transparente], entonces hizo la primera habitación accesible desde cualquier punto de contacto que tenía con el mundo. Todas las inconsistencias que la primera sala pudiera causar por su presencia en el mundo serían fijadas por el mundo mismo para que nadie se diera cuenta.

Un Señor Demonio ordinario nunca elegiría algo como [Transparente] para ser la entrada de su mazmorra, ya que no serían capaces de limitar completamente los medios para que otros podrían traspasar su territorio y por lo tanto hacer la mazmorra difícil de defender. Sin embargo, mi calabozo era una ciudad y ésta era la mejor opción para ella.

“Las dos hicieron lo mejor. Con esto, podremos invitar a los humanos.”

Las dos fueron capaces de llevar a cabo su tarea sin incidentes. Entonces les di palmaditas en la cabeza.

Estrecharon los ojos como si estuvieran complacidas.

“Maestro, sólo hemos preparado la tierra. Cuando lleguen los Golems y los Enanos Herreros, me gustaría preparar las tierras de cultivo y construir las casas. También tenemos que construir muros para cubrir la ciudad. Y luego, vamos a abordar la obra de agua. Si pudiera tomar prestadas las habilidades de Elfo Antiguo, deberíamos ser capaces de terminar todas estas tareas en aproximadamente una semana.”

Enano Anciano y los Enanos Herreros poseían magia terrestre y conocimientos sobre obras públicas mientras que las docenas de Golems podían funcionar como el equipo pesado. Y si ellos tuvieran la ayuda de la experta en la magia de la naturaleza, Elfo Angiguo, era más que posible para ellos formar mi ciudad en una semana.

Habían configurado la tierra bajo la suposición de que lograrían esas cosas.

Justo cuando pensé que Elfo Antiguo estaba haciendo una cara preocupada, ella habló vacilante.

“Maestro, quisiera pedirte un favor. Usted hizo que el tamaño de la tierra se establezca en el máximo que es de 10 Km por 10 Km. Dar continuamente la bendición de un elfo a toda la ciudad y también controlar el tiempo es un poco demasiado para una persona.”

“¿Tendría que darte a un ayudante?”

“Sí. Si tuviéramos a los Altos Elfos que están a dos filas debajo de mí, la naturaleza estaría siempre de nuestro lado.”

Lo miré por un momento.

Los Altos Elfos eran monstruos de rango B y también eran bastante usuarios mágicos de la naturaleza.

No veía ningún daño en emplearlos, especialmente si ayudaban a los asuntos domésticos de la ciudad.

“Bien. Los haré más tarde. ¿Puedo dejarles el entrenamiento, Elfo Antiguo?”

“¡Si por supuesto! ¡Les instruiré bien! Me aseguraré de que no sean sólo amigos de la naturaleza sino también francotiradores fantásticos.”

Eso suena prometedor.

Elfo antiguo parecía orgullosa y encantada mientras asentía con la cabeza.

Pero entonces, Kuina tenía una mirada celosa en su rostro.

“El-chan y ahora Elf-chan también, ¡ambos son tan astutos! Kuina siempre ha querido tener un seguidor y aún así…”

Le sonreí con ironía. Se a dónde va.

Enano Anciano tenía a los Enanos Herreros.

Y ahora, Elfo Antiguo tendría a los Altos Elfos bajo su mando.

Pensé que era razonable que ella quisiera un seguidor suyo.

“Lo pensare. Después de todo, los zorros mitológicos pueden utilizar [Transformar] sería conveniente tener en la negociación con los seres humanos. ”

Aunque este era un mundo donde los demi-humanos eran aceptados, todavía había muchos humanos que los discriminarían. Desde el principio, ya había pensado en crear zorros mitológicos que fueran inteligentes y pudieran parecer completamente humanos.

“¡Yay ♪! ¡Kuina también tendrá seguidores! ¡Oto-san, gracias! ¡Te amo!”

Kuina corrió y me abrazó con fuerza, así que la abracé.

Ella balanceó su cola de zorro, feliz desde el fondo de su corazón.

“Luego, ¿debo comprar una [Mina]?”

Enano Anciano asintió furiosamente y repetidamente con la cabeza.

En lo que a ella concernía, la mina era el aspecto más importante de mi calabozo. (Lalo: dásela, a mi pequeña todo lo que quiera XD)

Y así, agregué un área [Mina] al primer piso. Sólo necesitaba poner su tamaño para que se agregara rápidamente a la mazmorra.

Los minerales que podrían ser extraídos de ella estaban relacionados con el nivel del Señor Demonio. La calidad de los minerales que se podían extraer aquí era significativamente más baja que la que se podía obtener de la mazmorra de Marcho, pero el hecho de que esos minerales fueran recursos importantes no cambió. Supuse que en mi nivel actual, el mithril aparecería de vez en cuando.

Después, usé [Añadir Piso] y construí una habitación en el nuevo piso. Era la misma habitación de piedra sencilla que usé en mi lucha contra la Señor Demonio [Viento] Stolas. Por el momento, sólo construí una habitación.

Mediante la construcción de esta habitación, la sala de cristal se trasladaría automáticamente al lado de la habitación de piedra directa donde estaría la habitación más interior de la mazmorra.

Yo esperaba que después de tomar algún tipo de contramedida contra mis ametralladoras pesadas, los Señores Demonio hostiles estaban obligados a declarar [Guerra] contra mí.

No tenía ninguna intención de hacer que las tres habitaciones en el piso fueran como la sencilla habitación de piedra custodiada por los Golems de Mithril.

Eso probablemente fue suficiente para hoy.

Los 30.000 DP que había disminuido rápidamente.

100 DP para la entrada [Transparente];

3.000 DP para la [Planicie] en la primera habitación;

2.400 DP para dos Altos Elfos;

Otros 2,400 DP para dos zorros mitológicos;

10.000 DP para [Añadir Piso];

1.000 DP para la sala de piedra custodiada por los Golems de Mithril;

5.000 DP para la [Mina];

En total, utilicé un total de 23.900 DP.

Si tomara en cuenta los 1.000 DP que usaría para [Floor Swap], eso me dejó con sólo 5.100 DP. Teniendo en cuenta que todavía tenía que construir 2 habitaciones en el segundo piso para guardar el cristal y una habitación más en el primer piso para ayudar a mi ciudad, el 5.100 DP justos no eran ciertamente suficientes. Tenía que ganar rápidamente un poco de DP.

“Pues bien, todos. Esto será todo por hoy. Por el momento, volvamos a la mazmorra de Marcho y traigamos a Wight y a los demás.”

“¡Muy bien, Oto-san! ¡Vamos a empacar y mudarnos aquí! ”

Todavía había mucho trabajo por hacer, pero finalmente, mi ciudad fue construida.

A partir de mañana, me dedicaré a desarrollar mi ciudad. Y luego, finalmente invitaremos a algunos humanos.

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente

Índice