Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 5: armas y tierras de cultivo

En nuestro camino a una tienda que manejaba armas, nos detuvimos en una casa de empeño y convertimos las gemas que hice usando [Creación] en dinero.

Las monedas de oro eran pesadas y por lo tanto consumen una cantidad intensa de poder mágico. En ese sentido, la creación de las joyas fue la mejor opción.

Estaba haciendo pólvora y varios metales raros que no se podían conseguir fácilmente sin [Creación] diariamente por lo que quería conservar tanto MP como pudiera.

Después de conseguir las monedas de oro, escuché en las conversaciones entre la gente cercana de esta ciudad, pero luego encontré una tienda de equipo popular.

Como una prueba de su popularidad, la tienda era bastante grande.

En el interior, alrededor de cincuenta seres humanos conocidos como aventureros estaban buscando intensamente equipo.

De espadas a lanzas y arcos. De la ropa a la armadura y al calzado. Esos parecían ser los productos principales de la tienda. Los productos baratos producidos en masa y los de alta calidad hechos por artesanos estaban alineados en sus propios rincones.

“Oto-san, Oto-san, hay una gran cantidad de armas aquí.”

“La calidad es más importante que la cantidad, maestro. Estoy un poco decepcionada.”

“Realmente no conozco bien estas armas. Quiero decir, me gusta el arco y todo pero… desde que conocí a ese pequeño, un arco simplemente no puede satisfacerme más.” (Lalo: para mí el arco es un placer, lo disparo como deporte aunque uso rifles)

Cada una de mis chicas expresó sus propias reacciones.

Enano Anciano y yo fuimos a la esquina donde los mejores artículos estaban alineados mientras Kuina y Elfo Antiguo visitaban la esquina donde estaban los zapatos.

Enano Anciano cogió la espada más cara. El material utilizado en él era una aleación hecha de hierro y un poco de mithril. Se trataba de un esquema hecho para reducir el costo de producción.

“Lamentable.”

Su rostro se volvió sombrío mientras ella murmuraba.

“Tengo lástima de los materiales que se usaron de esta manera, como me compadezco de la persona que manejará esta arma. Esto no es una espada; es sólo un pedazo de hierro.”

Ella lo miró con ojos aterradores y fríos.

Mientras tanto, la gente circundante estaba asombrada; Enano Anciano, la belleza prepúber de pelo plateado que no pertenecía a este lugar, atrajo su atención. Con un comentario como ese, sin embargo, era inevitable.

Y unos momentos después, un gigante de un hombre vino desde el interior de la tienda.

Tenía la piel tan oscura como la noche y un cuerpo entrenado.

“¡Tú! ¿¡Eres tú quien se atrevió a insinuar que mi espada es basura!? ”

Sus pasos eran fuertes y pesados ​​mientras trotaba hacia nosotros.

“¡Justo cuando pensé que era un aventurero de primera clase criticando mi espada, aquí no veo a nadie, sólo a una niña pequeña! ¡Pero no dejaré que nadie se mee en mi trabajo, ni siquiera una mocosa como tú!”

El hombre gritó un discurso nervioso.

Era tan fuerte que los hombres que trataron de recoger a las chicas antes dudarían.

Sin embargo, Enano Anciano no se movió ni un centímetro.

Aunque parecía una belleza de pelo plateado en la primera mitad de su adolescencia, ella era, de hecho, un poderoso monstruo de rango S. Un humano común no la haría sentirse amenazada, ni siquiera un poquito.

“¿Mear? Sólo señalo los hechos. El fuego en el horno no estaba suficientemente caliente; los materiales no se distribuyeron adecuadamente; la aleación ha sido golpeada demasiado fuertemente haciendo la espada frágil; el peso es desigual; y luego su forma no es adecuada ni para cortar ni para golpear. Ahora, la venta de esta espada, sería una gran meada a quien la compre.”

En lugar de retroceder, ella hizo llover críticas sobre él y él hizo una mueca.

“Como si supieras forjar una. Corta—”

“Así es como debe ser una espada real.”

Ella lanzó la delgada espada que colgaba de su espalda al hombre grande.

La espada era su seguro por si alguna vez se le acababan las balas.

“Que, esta espada… que, esto está hecho de Mithril. Hay otros metales mezclados en la aleación, pero no es para reducir el costo de producción, sino más bien para fortalecer la aleación. Además, la habilidad que se necesita para hacer que el agarre firme y la hoja suave… tal espada, tiene que ser hecho por Yappaluna, el legendario herrero de la capital real.”

“Yo soy la que hizo esa espada.”

“No hay manera de que un mocoso pueda…”

“Lo hice”

Esas palabras cortas tenían tanta intensidad en ellas, que no le permitió al hombre refutación y lo puso en silencio.

Ella entonces recuperó su espada, la puso de nuevo en su funda, y dio la vuelta para hacerme frente.

“Maestro, vamos. He visto todo lo que hay que ver.”

Dijo ella mientras sacaba mi mano.

El hombre grande no dijo nada más. ¿Sentía algún tipo de reverencia hacia alguien de una habilidad excepcional comparable a un herrero maestro?

La gente que nos rodea todavía estaba observando cómo nos fuimos. Entonces pensé en algo bueno: con esta gente que nos presta atención, era una gran oportunidad para anunciar.

“Todos, dentro de una semana, estaremos construyendo una ciudad para estar ubicada entre ésta y la mazmorra en el este. Por supuesto, habrá una tienda que venda las armas hechas por esta chica, así que por favor vengan.”

El ruido que hacían los seres humanos circundantes se hizo más fuerte.

Los aventureros, para sobrevivir, siempre estaban hambrientos de tener armas poderosas después de todo.

Nuestro anuncio aquí hizo bastante impacto y la noticia de nuestra ciudad probablemente se extendería de boca en boca.

… aunque, por supuesto, dependería de los sucesos siquientes si mi calabozo realmente se construiría allí.

Con nuestra tarea hecha, nos fuimos poco después.

Por cierto, más tarde fuimos reñidos por Kuina y Elfo Antiguo por dejar a las dos atrás.

Después de que salimos de la zona comercial, pasamos a la zona agrícola y fue tremendamente enorme. A pesar de eso, sin embargo, la pobreza de los agricultores podía ser percibida de inmediato.

Con sueños dentro de sus corazones, un montón de seres humanos se habían lanzado a su suerte y llegaron a grandes ciudades como ésta, sólo para descubrir que no había ninguna parcela de tierra buena para cultivar. Y así, se apresuraron a buscar trabajo en la ciudad. Los seres humanos que no conocían otra habilidad sino el trabajo agrícola necesitaban tener suerte, conexiones o talento excepcional para asegurar el empleo. Los que tenían la mala suerte de no tener ninguno de esos terrenos alquilados de algún gran terrateniente y cultivar algunos cultivos.

De hecho, la vida era dura. Aun así, ya no podían salir de esta ciudad y regresar a sus aldeas porque ya habían probado la vida de la ciudad y ningún otro lugar podía satisfacerles ahora.

Elfo Anciano estaba observando el campo que se extendía a nuestro alrededor. Ella estaba examinando la condición de la tierra usando sus habilidades.

“¿Cómo es? ¿Cómo está la tierra? Yo estaría bastante preocupado si la tierra todavía está en un estado algo bueno.”

“La ubicación de la tierra y la geología están bien, pero está tan agotada, sólo quiero ir y sanarla.”

Basado en el análisis de Elfo Antiguo, la tierra en sí era buena, pero parecía que el uso excesivo de la tierra con el fin de aumentar la cantidad de cultivos cosechados a alturas imposibles, la siembra de la misma planta una y otra vez, todas las inundaciones y varios otros problemas habían ocurrido.

“¿Qué pasaría si los cultivos se plantan en esta tierra de nuevo?”

“Si se usan muchos fertilizantes, creo que tal vez sólo podría producir cierta cosecha, pero sí, será difícil. Si los agricultores continúan empujando la tierra, su condición será mucho más dura. Si es posible, me gustaría que la tierra se dejara sin uso durante los próximos dos años.”

“¿Es posible que cultives los mismos cultivos que aquí en la mazmorra que vamos a construir?”

“Por supuesto, con una abundante cosecha para arrancar.”

Las cosechas estaban a punto de ser cosechadas, así que podría haber llevado algunas de ellas conmigo a mi nueva ciudad, pero preferí estar seguro que arrepentido. Y así, compré algunas semillas de un granjero que trabajó en el campo a un precio bastante alto.

“Después de que hayas preparado las tierras de cultivo, quiero que aceleres el crecimiento de estas semillas hasta justo antes de que estén listas para ser cosechado”.

“Está bien, pero ¿para qué?”

“En lugar de promover la inmigración a una así llamada tierra fértil, ¿no sería mejor si sólo les mostramos?”

Los humanos creían más de lo que podían ver.

Por cierto, pensaba recoger el 10% de la cosecha de los agricultores como compensación por la casa y el lote que iba a ofrecerles. La casa y el terreno serían gratuitos hasta que pudieran hacer una cosecha y en caso de un fracaso de la cosecha, la cuota se reduciría.

Estas tarifas ya eran excepcionales. También podría ofrecerlo de forma gratuita, pero entonces eso sería demasiado sospechoso.

Los campesinos vivirían su vida como de costumbre, pero para aquellos que estaban demasiado apegados a la vida de la ciudad, les explico que estaba bien ir de vez en cuando entre mi ciudad y ésta. Si lo hiciera, su decisión de mudarse sería más fácil. La capacidad de viajar entre las ciudades en un día fue monumental.

Después de recorrer la ciudad brevemente, los cuatro fuimos a una obra de teatro, comimos en varios restaurantes, y simplemente nos divertimos.

Fue bastante divertido. Las chicas también encontraron divertido e insistieron en volver. Entonces decidí que debía crear oportunidades para divertirme así de manera regular.

Pero aún quedaba trabajo por hacer hoy, así que pensé que debíamos salir pronto de la ciudad.

“Oto-san, ese pájaro…”

“Es el monstruo de Stolas, ¿no?”

El pájaro azul voló hacia nosotros y luego se posó en mi hombro.

Era el monstruo con el que la Señor Demonio [Viento] Stolas solía enviarme cartas. Este pequeño había memorizado el poder mágico que fluía dentro de mí para poder entregarme las cartas incluso cuando estaba afuera.

Entonces abrí la carta atada a su pierna.

… Interesante, pensé, finalmente fueron capaces de mostrarse.

“Oto-san, ¿qué pasa?”

“Bien”

Según la carta que recibí de Stolas, uno de los nuevos señores demonios se había acercado a ella y había sugerido una alianza. El propósito de dicha alianza era suprimir al Señor Demonio [Creación] Procell, o en otras palabras, a mí.

Pensaron que ningún Señor Demonio por sí mismo podría derrotarme. También tenían miedo de que declara [Guerra] a uno de ellos, así que se aliaron unos con otros para aplastarme antes de que pudiera hacerlo. Eran simples de pensamiento.

Parecía que Stolas había rechazado su oferta, pero también había escrito que debía tener cuidado.

Al final de la carta, sin embargo, no pude evitar dejar salir de una carcajada.

<< El que te derrote seré yo. Mi victoria sólo tendría significado si lo logro con mi propia fuerza. Absolutamente no te perdonaré si pierdes ante alguien más que yo, así que… Además, si alguna vez encuentras que es demasiado para manejar por tu cuenta, llámame. Te ayudaré con algo como tu amiga, sí, como tu amiga.>> (Lalo: tsundere enamorada detectada)

Agradezco sus noticias sobre la coalición de Señores Demonio y su intención de atacarme. Pensé que debía agradecerle la próxima vez que nos viéramos.

“Tenemos que apresurarnos a construir nuestra ciudad.”

No quedaba mucho tiempo; necesitaba avanzar rápidamente mis preparativos.

Había recogido de nuestra inspección de esta ciudad que sería sumamente deseable construir una mazmorra cerca. En caso de que el Señor Demonio [Time] acepte mi propuesta, entonces sería capaz de comenzar a construir mi mazmorra.

Y así, fuimos a hacerle una visita. Estaba a la vez asustado y emocionado por encontrarme con él.

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente

Índice