Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 23: Señor Demonio [Creación] Lolicell

A A A

(Lalo: sí, ese es el título, no es una pendejada mía)

Después del valle estaba la zona del laberinto.

Por supuesto, no se trataba simplemente de un simple laberinto, sino de uno lleno de trampas.

Además, su techo era terriblemente alto.

Mirándolo con más cuidado, las paredes ni siquiera tocaban el techo, pero eso era probablemente deliberado. Los monstruos voladores podían moverse sin obstáculos por las paredes mientras nosotros, los que sólo podíamos movernos por tierra, teníamos que preocuparnos no sólo del laberinto hecho por las paredes, sino también de las trampas.

“Maestro, una trampa tres pasos adelante. Además, un enemigo está esperando en una emboscada en la esquina de delante. Parece que está planeando un ataque de pinzas junto con el enemigo que vuela en el cielo”

Sin embargo, en lo que a Enano Anciano se refiere, tal laberinto no era más que una distracción aburrida. (Lalo: denme ese equipo y en una semana conquisto al mundo)

Para Enano Anciano bendito-por-la-tierra, encontrar las trampas era simple.

Por otro lado, incluso si el suelo fuera pisado, sólo lo reforzaría inmediatamente lo suficiente para que sea seguro.

Incluso hacer un mapa era posible para ella, enviando ondas al suelo, de unos pocos kilómetros de diámetro, y recibiendo sus ecos. Cada laberinto se haría inútil ante ella.

En realidad, incluso los monstruos en el cielo también eran fáciles de tratar.

Después de todo, al descender por nuestro camino, se estaban confinando a las paredes del laberinto.

Así que en verdad, la planta anterior nos ofreció un desafío mayor.

Gracias a la información de Enano Anciano, pudimos emboscar al enemigo que intentó atraparnos. Entonces salimos del laberinto sin incidentes.

“Gracias, Enano Anciano. Pudimos hacerlo fácilmente gracias a ti.”

“Nn.”

Ella asintió y se apoyó en mi brazo izquierdo.

Ella estaba un poco nerviosa.

Tales acciones se adaptaban a la hermosa chica prepúber de pelo plateado. (Lalo: agh, muero de ternura, y sí, si fuera padre sería muy mimoso y celoso)

“¿Qué sucede, Enano Anciano?”

“…nada.”

A pesar de decirlo, sus ojos hacia arriba sugirieron que quería algo, pero cuando nuestros ojos se encontraron, ella sólo miró hacia otro lado, sólo para mirarme de un lado a otro inmediatamente después.

Hasta que finalmente, ella tiró de mis mangas.

Ahh, ella realmente quería que le acariciaran la cabeza.

Por divertido que fuera al verla así, sabía que debía dejar de molestarla pronto. (Lalo: cabrón, re recuerdo que mi creación se limita a la energía de unos millones de estrellas, así que antes que sepas te habrás tragado tanta antimateria como para destruir un sistema solar)

“¡Hiciste un gran trabajo, Enano Anciano!”

Dije mientras acariciaba su cabeza.

Aunque por una razón diferente en comparación con Tenko, la sensación de su sedoso cabello plateado era agradable.

“……… no, detente, Padre. Me estás avergonzando.”

Dijo mientras su rostro se ponía rojo.

Le acaricié la cabeza con abundancia. Si ella lo encontró agradable, yo también.

Con una sonrisa en su rostro, Tenko se acercó a nosotros.

“¡Ah, El-chan! Sólo has estado llamando a Oto-san como Maestro, pero ahora mismo lo llamaste Padre!”

Tenko rió entre dientes.

“No sé de qué estás hablando.”

Enano Anciano ocultó su rostro y murmuró en voz baja.

Sus oídos se volvieron de un rojo brillante.

“¿De qué te avergüenzas? Si El-chan quiere llamar a Oto-san Padre en lugar de Maestro, simplemente debería hacerlo.”

“No he dicho nada.”

“¡Pero lo hiciste! ¡Absolutamente llamaste a Oto-san Padre!

“¡No, no lo hice!”

El enano anciano con cara roja insistió a Tenko.

Tal vez fue porque estaba a punto de explotar, el tono de su voz se hizo extraño.

“Kya- ♪”

Tenko, por el otro, chilló en lo que parecía alegría mientras huía.

Tenko fue entonces atrapada. Tal vez fue a propósito ya que si Tenko realmente quería escapar, con la diferencia de su agilidad en mente, Enano Anciano nunca sería capaz de atraparla.

Mi cara se aflojó al ver mis dos hijas jugando alegremente.

Eran tan lindas.

“Hey, espera, ustedes dos. Deja de pelear. Vengan aca.”

Tenko y Enano Anciano llegaron con la cabeza baja.

“Lo siento, Oto-san.”

“Estábamos distraídos, Maestro… no tenemos excusa.”

“Sí, mientras lo entiendas. Aquí.”

Me abracé a los dos. (Lalo: casi te mueres, cabrón)

Ellas olían bien. Eran suaves y se sentían muy bien para abrazar. Sólo el calor adecuado también.

“¡Yay! ♪”

“Nn.”

Las dos me abrazaron.

Cómo quería quedarme así para siempre.

Durante todo este tiempo, el excelente Wight hizo que su legión Esqueleto vigilara, derribando a enemigos ocasionales. Ese tipo era muy hábil para leer el estado de ánimo.

Pudimos hacer tal cosa en territorio enemigo sólo porque Wight estaba allí.

A partir de entonces, despejamos el segundo piso en poco tiempo.

Sin embargo, yo no era consciente de que en ese momento, en que esta escena estaba siendo visto por todos los señores demonios en tiempo real…

 

~Salón de baile de Palacio del Señor Demonio~

 

“Es muy interesante, esa mazmorra que el Señor Demonio [Creación] hizo.”

Una serpiente humanoide aristócrata, con una copa de vino en una mano, murmuró así.

“Parece que va a ser muy difícil de conquistar. Esas tuberías de hierro son preocupantes. ¿Qué tipo de truco de magia es… lo más notable es que esa cosa se puede preparar en gran número. Las tuberías de hierro de la mazmorra y las cosas que sus monstruos son esencialmente los mismos, ¿verdad? Oh, qué ominoso.”

El que habló esta vez fue un caballero hombre bestia tigre que sonrió mientras mordía un trozo de carne.

“Lo que me preocupa es la habilidad del [Viento]. Es más de lo que esperaba. No ha estado en uso últimamente, pero es casi como romper las reglas. Para colmo, ella es amada por sus subordinados, ¿no? Puedo verla convirtiéndose en un buen Señor Demonio.”

“¿Sí claro? Quiero decir, todavía no sé quién va a ganar. [Viento] es el hijo de [Dragón] así que definitivamente lo tendrá.”

La conversación de los Señores Demonios en el Palacio del Señor Demonio durante la [Fiesta del Ocaso] se estaba excitando cada vez más. Tenían una copa de buen vino por un lado mientras disfrutaban de la [Guerra].

Suspendido en el cielo había dos hologramas. Uno estaba exhibiendo la mazmorra de Procell mientras que el otro estaba mostrando la de Stolas.

Justo hasta hace un tiempo, los Señores Demonios miraban atentamente la mazmorra de Procell, pero debido al hecho de que Stolas había renunciado a su conquista y posteriormente había sacado a todos sus monstruos supervivientes, los Señores Demonio ahora se centraban en el propio asalto de Procell a la Mazmorra del enemigo.

“Su conquista en las mazmorras es bastante impresionante. Los monstruos de [Creación] están bajos en nivel pero son terriblemente fuertes. Ese equipo es bastante bueno también. Me pregunto si de alguna manera podría cambiarlo.”

“Al ver que esa es la base de la estrategia de [Creación], no creo que sea fácil hacer que él la entregue.”

Al mismo tiempo que estaban evaluando a su nuevo rival encontrado, pensaron en maneras de cómo podrían interesarlo en un comercio justo.

“Aun así, sus monstruos son increíbles. Son fuertes para sus niveles. Probablemente nacen con la capacidad de crecer. Deben ser por lo menos rango A así que no hemos visto su potencial completo todavía………. Además, son lindos.” (Lalo: se cagan pensando que son A, si supieran que son S…)

“Seguro que son lindos. Me pregunto si por lo menos compartirá con nosotros la combinación de medallas para hacerlas… eso, lo quise decir de la manera que quiero que sea parte de mi fuerza de combate y no sólo ser mi nieta encantadora.”

Los Señores demoníacos se estaban haciendo más ruidosos acerca de lo lindos que eran Tenko y Elder Dwarf.

Seguramente, hasta los Señores Demonios reconocerían hermosas chicas cuando las vieran. Por no hablar de su comportamiento estropeado alrededor de Procell era terriblemente lindo.

Y entonces, sucedió. Al ser exhibido en el holograma se veía la imagen de Procell abrazando tanto a Tenko como a Enano Anciano.

Normalmente, ese tipo de comportamiento en el campo de batalla sólo se consideraría como una locura. Incluso los señores demonios no pudieron ocultar su sorpresa.

“¿Quién es exactamente ese tipo?”

“Ahora que lo mencionas, esas chicas lo han estado llamando Oto-san y Padre desde hace un tiempo. También ha estado acariciando su cabeza de vez en cuando. ¿Está haciéndoles decirle esas cosas?”

“Qué peligroso Señor Demonio. Nunca he visto a un hombre tan peligroso. Sobre ese tema, si lo recuerdo bien, el nombre del Señor Demonio [Creación] era Pro-algo.”

Inesperadamente, los Señores Demonios reunidos en aquel lugar habían olvidado el nombre de Procell.

En ese momento, una hermosa mujer morena y pelo blanco con orejas de lobo y cola surgió.

“Ah, ese hombre se llama Lolicell. Señor Demonio [Creación] Lolicell.” (Lalo: oficial, es Lolicell de aquí en adelante XD)

Aquella mujer que tenía mucha influencia sobre los Señores Demonio circundantes fue vista por ojos llenos de miedo y respeto.

Cada Señor Demonio inclinó la cabeza hacia ella.

“Ah, Nee-san. Ha pasado un tiempo. Sí, sí, eso es correcto, ¡es Lolicell! Ese es definitivamente su nombre. Dicen que el nombre de una persona y la naturaleza a menudo coinciden, pero eso es…”

“Bueno, es fácil de recordar, ¿no? Señor Demonio [Creación] Lolicell. Cuidado con él, en más de una forma.”

“Una persona como su nombre sugiere, eh. Ya he memorizado su nombre. Lolicell Tengo que asegurarme de que no pondrá una mano sobre mis hijos.”

Así, con un vigor espantoso, los Señores Demonios difundieron entre sí el nombre de Señor Demonio [Creación] Lolicell.

Mientras lo hacían, la pantalla mostraba al grupo del Señor Demonio Procell al entrar en la tercera y última habitación.

Esta [Guerra] estaba a punto de entrar en su clímax pronto.

Procell pudo haber dominado abrumadoramente la competición pero la conclusión a la guerra estaba todavía por determinar.

Si Procell pudiera batir el último piso, significaría instantáneamente su victoria… pero ahí estaba la carta de triunfo de [Viento]. El [Dragón] que aún no ha aparecido…

(Lalo: esto va para ecle: señorita ahí verá una pelea buena de a madres, así que prepárese)

Traductor y editor: Lalo

AnteriorIndice / Siguiente