Terror Infinity V8 C4-2

A A A

Terror Infinity 

Vol. 8: Capítulo 4-2.

 

Los bancos suelen transportar dinero a las 9 de la mañana. Zheng caminaba cerca de un banco.

“Yinkong abandonó el edificio de televisión. Aunque por alguna razón Heng no salió. Ella está a unos diez minutos de distancia de nosotros.” Dijo Lan a través del dispositivo.

Zheng respondió. “Entonces, el plan se mantiene sin cambios. Toma un taxi y ve a través del puente. No estás en la lista de la Muerte por lo que sólo tienes que seguir huyendo. Voy a conducir alrededor de Yinkong e iré directamente hacia el edificio. Atrae su atención justo como lo hicimos en el entrenamiento. Voy a flanquearlos desde atrás. Cree en mí, ¡voy a derrotar Jie antes que Yinkong te alcance!”

El dispositivo se quedó en silencio por un momento y luego Lan murmuró. “Ten cuidado.”

Zheng dejó el dispositivo. Tomó una respiración profunda y luego se acercó al banco casualmente. Iba a tomar el vehiculo blindado.

Un guardia de seguridad lo detuvo. “Por favor espere. El banco aún no está abierto.”

Zheng le dio un puñetazo en el pecho sin decir nada. El golpe lo envió volando varios metros, incluso con el chaleco antibalas y chocó con otro guardia de seguridad. Los ojos de Zheng estaban desenfocados mientras entraba en la segunda etapa del modo desbloqueado. Necesitaba poner fin a la lucha en el menor tiempo posible. Además, él no debía ser alcanzado por ni una sola bala. ¡Tenía que estar en perfectas condiciones para la pelea con Jie!

Los guardias de seguridad se movían en cámara lenta a través de sus ojos. Zheng cargó hacia uno de ellos y le destrozó el arma antes que el guardia pudiera disparar. Pateó al guardia hacia abajo y luego le golpeó el pecho. Todo ocurrió en apenas un segundo. Los otros guardias ni siquiera habían preparado sus armas cuando uno de ellos fue golpeado hasta quedar inconsciente.

Los dos guardias que fueron derribados al principio parecían estar en estado de shock. Zheng cortó hacia ellos con el cuchillo tan pronto como levantaron las armas. Dos brazos cayeron como tofu. Zheng luego agarró sus cabezas y las golpeo entre ellas. Estos dos guardias también cayeron inconscientes.

Los tres guardias restantes en el otro lado del vehiculo escucharon que algo iba mal. Ellos corrieron con sus armas cargadas, pero para su sorpresa, no encontraron a nadie aparte de los tres guardias en el suelo. No vieron a Zheng que estaba de pie en la parte superior del vehiculo mirándolos hacia abajo. Cuando estuvieron más cerca del vehiculo, Zheng saltó detrás de ellos y fácilmente los eliminó.

Zheng dejó escapar un suspiro de alivio. Se miró las manos sorprendido. Antes que se diera cuenta había obtenido poderes a los que la gente normal nunca podría llegar. Este poder se haría aún más fuerte, siempre y cuando se mantenga vivo. ¿Era esta la evolución en el mundo de Dios? El poder de una persona crecería mientras avanza a través de pruebas de vida y muerte, y las películas de terror, hasta que alcance una altura inimaginable.

Zheng regresó a sus sentidos después de varios segundos. Se metió en el asiento del conductor y arrancó el vehiculo sin siquiera cerrar la puerta de atrás, dejando a seis guardias inconscientes en el suelo.

Muchas personas se habían reunido alrededor, peatones y los empleados del banco. Todos observaron la pelea sorprendidos, no les podían creer a sus ojos. Porque los movimientos de Zheng parecían imposibles. Nadie pensaría que un ser humano podría hacerlos. En ese momento, alguien corrió hacia el dinero que se cayó desde la parte trasera del vehiculo. Entonces, todos los demás siguieron luchando por el dinero en efectivo esparcidos por el suelo. Incluso los empleados del banco se unieron. En cuanto a los guardias de seguridad, fueron pisoteados por la multitud.

Zheng habló a través del dispositivo mientras conducía. “¿Dónde está ella? ¿Qué tan lejos está de mí? ¿Te está persiguiendo a ti o a mí?”

Lan se detuvo por un momento. “Parecía estar parada decidiendo entre perseguirte a ti o a mí. Ya es demasiado tarde para que te persiga desde su ubicación. Solo continúa. Ella todavía está a cinco minutos de distancia de ti. Ella está comenzando a moverse hacia mí. Zheng, te encargo el resto.”

Zheng tomó aire y dijo en un tono serio. “No te preocupes. ¡Voy a cumplir lo que he dicho! ¡Voy a derrotar a Jie antes que ella te pueda atacar! No dejaré que te hagan daño.”

Lan se quedó en silencio durante un rato y luego dijo con una voz ligera. “Debes hacerlo.”

“Lo haré.”

Eran sólo diez minutos en auto desde el banco hasta el edificio de televisión. Sonaron las sirenas de la policía detrás del vehiculo de Zheng en tan sólo unos minutos. Era un camino recto hacia el edificio. Zheng ya podía ver la parte superior del edificio. Pisó el acelerador, haciendo caso omiso de todo lo demás. Todo lo que quedaba en sus ojos era el edificio.

A medida que se acerca cada vez más, un viento inusual sopló dentro del vehículo a pesar que las ventanas estaban cerradas. Zheng de repente tuvo un mal presentimiento. Justo como se esperaba, cuando pasó por una intersección en frente de él, un camión apareció desde el lado y lo chocó. El camión empujó el vehiculo blindado hacia un edificio. Incluso si Zheng fuera a salir del vehiculo ahora, tendría que empezar a correr y lo dejaría vulnerable al ataque de Heng. Se sentía ansioso y enojado.

“¡Por la mierda! ¡Vete al infierno, Muerte!” Gritó Zheng. Pisó el acelerador mientras sacaba el cañón de aire. Señaló el cañón hacia el camión. No había ningún conductor en el camión. Tal vez ya había saltado.

“¡Dos!”

“¡Uno!”

El cañón finalmente disparó cuando el vehículo blindado estaba a punto de golpear el edificio. El disparo hizo añicos la puerta blindada y la parte delantera del camión convirtiéndolos en arena metálica. El vehiculo finalmente era libre. Condujo por delante del edificio, raspando la parte delantera del vehiculo y rompiendo las luces delanteras.

Zheng no estaba seguro si Heng podría disparar a través de la ventana a prueba de balas. Él condujo recto cerca de los edificios y luego rompió el parabrisas. Debido a que es a prueba de balas, el parabrisas no se rompió, solo se agrieto. Así que ahora nadie podía ver claramente dentro del vehiculo desde el exterior. Zheng bajó su cuerpo y se sentó a un lado. Mantuvo su pie en el pedal sin mirar a la carretera. El vehiculo estaba cada vez más cerca y más cerca del edificio de televisión.

(5000m, 3000m, 1500m)

Al momento en que se aproximaba a los 1.000 metros, una flecha golpeó el parabrisas. Era lo suficientemente potente como para penetrar en el vidrio a prueba de balas por varias pulgadas, más poderosa que las armas regulares. Cuando Zheng estaba agradecido sobre la resistencia del vehiculo, otra flecha fue disparada y golpeó a la anterior. Estas dos flechas tenían menos de un segundo de diferencia. El parabrisas, finalmente, no pudo sostener la fuerza de las dos flechas y fue destrozado. Sin embargo, logro conducir hasta el interior del edificio, ¡al mismo tiempo!

El vehiculo avanzaba a una velocidad tan alta que asustó a la gente en el camino. Las personas ya estaban huyendo cuando lo vieron llegando. Así que chocó en el escritorio de la recepcionista, sin herir a nadie. Por otra parte, los muebles de madera de alguna forma redujeron el impacto. De lo contrario, incluso Zheng no habría salido ileso de la colisión.

Zheng todavía se sentía un poco mareado y le tomó varios segundos recuperarse. De inmediato le habló al dispositivo. “¡Lan! ¿Puedes detectar la ubicación de Jie?”

“No puedo. Es un espacio en blanco por allá, como si algo bloqueara la zona. Ten cuidado. Jie no va a ser fácil de derrotar.”

Zheng tomó una respiración profunda. “Lo sé. ¿Qué pasa contigo? ¿A qué distancia está Yinkong de ti?”

Se detuvo por un momento. “Ella debe llegar a donde estoy en diez minutos.”

“Diez minutos. ¡Diez minutos! ¡Lo tengo! ¡Voy a terminar todo dentro de diez minutos! ¡Lo prometo!”

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

Anterior ÍndiceSiguiente

Índice