Martial World-38

Capítulo 38 – La Pagoda Exquisita

 

La Pagoda Exquisita de los Siete Tesoros, fue construida por los amos de los Siete Profundos Valles. Los misteriosos y desconocidos materiales con que la construyeron, estaban más allá de las fronteras del Reino Fortuna Celestial, la luz que se filtró a través de él y lo hizo brillar como gemas translúcidas en la luz del día.

La pagoda exquisita tenía siete pisos en total. Cada uno estaba grabado con formaciones sutiles y meticulosas; Estos eran un conjunto mágico.

Sin embargo, esta matriz mágica era diferente a la de la plataforma de jade. La plataforma de jade era sólo un conjunto de ilusión que provocaba sueños inofensivos, pero el conjunto mágico de esta Pagoda exquisita, era un asesino.

La matriz de la muerte, fue capaz de utilizar ilusiones para matar. Aquellos que estaban atrapados en la ilusión y murieron, realmente morirían.

Por supuesto, la Pagoda exquisita sólo se utilizó para el examen de ingreso, por lo que una muerte interior no era real. En cambio, aquellos que fueron derrotados, sólo serían expulsados de la matriz mágica.

Dentro de la Pagoda exquisita, uno no podría utilizar las armas o armaduras raras. Sólo podrían usar armas ordinarias. El juicio dependería de la propia capacidad de pasar.

A medida que pasaba el tiempo, el número de candidatos en la etapa de jade comenzó a disminuir. Cada destello de luz que aparecía, significaba que otro candidato había fracasado. De las cien personas que habían comenzado, sesenta o setenta por ciento ya habían sido eliminadas, lo que incluso incluyó a alguien en la Tercera Etapa de Transformación Corporal.

Cuando fue expulsado de la tierra de los sueños, el artista marcial de la Tercera Etapa se desplomó sobre sus hombros y pareció desanimado. Era la tercera vez que participaba en el examen de ingreso a la Séptima Profunda Casa Marcial, y no había pensado que sería derrotado esta vez. Ya tenía dieciocho años; Esta había sido su última oportunidad.

Después de haber pasado menos de media hora, una segunda persona en el escenario de jade finalmente abrió los ojos. Esa persona exhaló una sola larga respiración, y con el rostro pálido y las piernas temblorosas, se levantó. Su espalda estaba empapada en sudor.

Esta persona era el alto talento de cuarto grado, Wang Yanfeng.

Después de levantarse, se volvió para buscar a la joven alta y fornida y a Lin Ming, que había robado su atención durante el ensayo de Fuerza. Sin embargo, sólo vio a la juventud sufriente y no vio a Lin Ming. Los labios de Wang Yanfeng aparecieron para formar una sonrisa orgullosa y feliz.

No obstante, cuando el personal lo llevó al salón, vio a Lin Ming ya dentro y meditando en silencio. Su rostro se oscureció. Había pensado que Lin Ming ya había sido eliminado, y no habría imaginado que, Lin Ming podría haber pasado el Sueño de prueba primero.

¡Este chico!

Wang Yanfeng sintió una profunda crisis en su corazón. Sin descansar, abandonó el salón y encontró sus colgadores. Él les susurró: Miren qué talento es este hombre.

Lin Ming notó la hostilidad de Wang Yanfeng hacia él. Pero esto era normal. Cada candidato estaba en competencia con los demás, y sólo había una recompensa de primer lugar.

Poco a poco, el número de personas en el salón aumentó, y el segundo juicio había llegado a su conclusión.

Al final, de los candidatos que habían participado en el segundo juicio, sólo quedaron 92. ¡Casi el 90% había sido eliminado!

Los candidatos que acababan de superar la Prueba de sueño, no tenían tiempo para descansar, el último juicio comenzaría de inmediato.

Si pasaran este juicio final, entonces serían discípulos de la Profunda Casa Marcial. Si fracasaran, todos sus esfuerzos anteriores se habrían desperdiciado.

—El tercer juicio – La pagoda exquisita.

Una voz fuerte y contundente, resonó entre la multitud. Esta vez el supervisor de este juicio era un hombre alto, delgado, de mediana edad. Aunque parecía ordinario, su cuerpo tenía una forma imponente que hacía acelerar el latido de su corazón. Lin Ming sólo necesitaba una mirada para decir que esta persona era un maestro, tal vez incluso, alguien que estaba en la etapa de Houtian.

Lin Ming no pudo evitar suspirar. Antes de llegar a la Séptima Profunda Casa Marcial, no había visto muchos artistas marciales que estuvieran en la Sexta Etapa de la Transformación Corporal, el Período de Condensación del Pulso. Pero ahora había visto al menos cinco o seis maestros Houtian.

Sin embargo, esto también era normal. En el Reino Fortuna Celestial, los maestros de Houtian no se encontraban generalmente en el Palacio Imperial o incluso en los Cuartos Marciales. En cambio, estarían en la Profunda Casa Marcial. Aquí, la mayoría de los maestros Houtian vinieron de más allá del Reino Fortuna Celestial, la mayoría eran discípulos de los Siete Profundos Valles.

—Síganme —dijo el hombre de mediana edad, y luego se volvió y alejó.

Los 92 candidatos restantes le siguieron. Algunos seguidores también lo siguieron. No todos podían ver el segundo juicio y el tercer juicio. Estas personas que siguieron, eran nobles o eran estudiantes de la Séptima Profunda Casa Marcial.

El ritmo del hombre de mediana edad parecía lento, pero la velocidad era similar a correr. Los candidatos tenían que correr hacia delante para mantenerse al día.

Después de un período de tiempo aproximadamente igual a cuánto tiempo se tarda en terminar una comida, llegaron a un valle en las montañas de Zhou. En este valle, había un edificio grande y magnífico. La placa de entrada del edificio tenía cuatro caracteres caligráficos escritos con un pincel grande. “Séptimo Pabellón Marcial Profundo”.

Al entrar, vieron un edificio de 200 pies de altura. Esta fue la Pagoda exquisita de los Siete Tesoros.

¡Realmente alto!

Este fue el primer pensamiento de Lin Ming al entrar. Nunca antes había visto un edificio tan alto. Tenía siete pisos, y cada piso tenía unos treinta pies de alto. Se necesitarían varios hombres de pie sobre los hombros de los demás, para llegar al techo de un piso. El templo más grandioso de Ciudad Mora Verde, sólo podía coincidir con un solo piso de esta Pagoda Exquisita de los Siete Tesoros.

—Ahora pueden entrar. No hay límite de tiempo. Siempre y cuando pasen por el primer piso que han calificado. El segundo piso es bueno, el tercer piso es excepcional. El cuarto piso, es para los genios. En cuanto al quinto piso… heh heh… —El hombre de mediana edad sonrió maliciosamente y dejó que la anticipación de la multitud se aferrara a su palabra —Es simplemente imposible.

Al oír las palabras de este hombre de mediana edad, algunos de los jóvenes no se convencieron. Wang Yanfeng vio a estos jóvenes y se burló. Qué grupo de idiotas. Como si la Pagoda exquisita fuera tan simple.

El examen de ingreso de la Séptima Profunda Casa Marcial tuvo tres ensayos. El primer ensayo probó la fundación, el segundo ensayo probó el corazón de un artista marcial, y la tercera ronda fue la más importante; ¡Era una prueba práctica de la destreza de combate y del grado del genio!

Estos talentos de genio, en comparación con sus contemporáneos, tenían aquellos con diferentes niveles de fuerza de combate.

La pagoda exquisita contenía una matriz asesina. Los enemigos adentro llegaron a varios niveles de fuerza. La matriz mágica usaba la edad de los huesos para determinar a qué enemigos se enfrentarían. Cuanto mayor es la edad del hueso, más difícil es el oponente.

Debido a esto, sólo había habido una persona que había llegado al quinto piso. Esta persona no era el hermano mayor Ling Sen de la morada celestial, si no la chica que parecía ser como el agua suave, Qin Xingxuan.

Un talento de sexto grado, esto no era una broma. Muchas personas no sabían el cultivo de Qin Xingxuan, pero Wang Yanfeng lo sabía. Estaba en la cima de la Cuarta Etapa de Cultivo del Cuerpo.

Ella era similar a Ling Sen en el cultivo, ¡pero era más joven que él por cinco años!

Aunque Wang Yanfeng era un hombre arrogante, no era lo suficientemente arrogante como para pensar que podía igualar a Qin Xingxuan. Estaría satisfecho con el cuarto piso.

Mirando a esta Pagoda Exquisita de los Siete Tesoros, el corazón de Wang Yanfeng surgió con un espíritu de lucha abrumadoramente fuerte. Para él, las primeras y segundas pruebas del examen habían estado vacías y no pudo demostrar su verdadera fuerza, por lo que esos poderosos sentimientos no podían ir a ninguna parte, pero este tercer juicio fue una medida de verdadera batalla.

Fuerza, habilidad, agilidad y habilidades de combate, fueron involucrados dentro. Wang Yanfeng estaba confiado en sí mismo. ¡Él sorprendería al mundo con una sola hazaña brillante y se convertiría en una sensación durante la noche en este tercer ensayo!

— ¡Entren! La dificultad del juicio será decidida por su edad. —Tan pronto como el hombre de mediana edad agitó su mano, la puerta de la Pagoda Exquisita de los Siete Tesoros se abrió.

Más allá de la entrada arqueada, había una resplandeciente luz que brillaba desde adentro. Lin Ming respiró hondo y lentamente entró.

En ese momento, Qin Xingxuan había llegado y estaba observando la escena. Vio que Lin Ming se estaba desvaneciendo en la lejanía y mantuvo su mirada fija en él cuando desapareció por delante de la puerta de siete colores.

—Haha, Xingxuan, ¿está preocupada por Lin Ming?

Su maestro hizo esa pregunta bruscamente, Qin Xingxuan bajó la cabeza mientras se ruborizaba. Ella dijo:

—Xingxuan no puede sostener una vela a la técnica de inscripción y los logros de Lin Ming. Pero si comparamos nuestra habilidad de pelear, entonces Xingxuan está un poco confiada.

—Mn, en cuanto a la fuerza de lucha, Lin Ming es verdaderamente inferior a ti, Xingxuan. ¿Qué piso crees que Lin Ming alcanzará?

—Eso es … bueno, según el sentido común, un joven de quince años en la Segunda Etapa de Transformación Corporal, tendría ya un momento muy difícil. Pero la fuerza de Lin Ming es mucho más fuerte que la media… Creo que tiene la posibilidad de llegar al tercer piso. —Qin Xingxuan pensó que esto ya era una evaluación muy alta de él. Si Lin Ming quería llegar a la tercera capa, al menos tendría que cultivar hasta la Tercera Etapa de Transformación Corporal.

—Tienes razón, pero…. Creo que Lin Ming podría ser capaz de darnos una agradable sorpresa.

Mientras que Muyi y Qin Xingxuan estaban hablando, en un oscuro rincón del valle, Lan Yunyue también miraba a lo lejos el retroceso de Lin Ming, y sus ojos estaban llenos de emociones complejas.

Como discípulo de la Séptima Profunda Casa Marcial, Lan Yunyue tenía la autoridad para entrar en el valle y observar el examen de ingreso. Esta fue la última prueba del examen. Mientras uno pasara, se convertirían en un discípulo oficial de la Séptima Profunda Casa Marcial.

En la condición actual de Lin Ming, probablemente pasaría el primer piso de la Pagoda exquisita.

Ella no había pensado que sólo después de medio año, Lin Ming tendría un crecimiento tan sorprendente…

Si tenía que practicar artes marciales con Lin Ming en la Casa Marcial, Lan Yunyue no sabía cómo sentir esto en su corazón.

En este momento, Lin Ming no podía leer los pensamientos de otros que estaban pensando en él. Ya había llegado al centro de la matanza.

Tan pronto como entró en la Pagoda Exquisita, los otros candidatos desaparecieron de su visión, y quedo sólo.

Apareció en un mundo oscuro desvanecido en negro. El cielo nocturno estaba alfombrado de estrellas y el suelo bajo sus pies, era una roca dura y negra. Frente a él no muy lejos, una sombra gris de miasma poco a poco se congeló y se convirtió en un guerrero sosteniendo un bastón largo.

— ¿Éste es el enemigo? —Lin Ming juzgó que el cultivo de este guerrero de la sombra, estaba alrededor de la segunda etapa temprana de la transformación del cuerpo.

El hombre de mediana edad había dicho hace un momento que la fuerza del enemigo estaba determinada por la propia edad. Lin Ming tenía quince años y ocho meses de edad. La cultivación del enemigo era la segunda etapa temprana, esos candidatos más viejos enfrentarían naturalmente los enemigos cuya fuerza era más alta.

Para un joven de quince años, parecía que tenía que derrotar a alguien en la Segunda Etapa de Transformación Corporal para pasar.

Lin Ming no perdió su tiempo. Su cuerpo flexible se lanzó hacia delante como un leopardo feroz y vigoroso. La “Verdadera Fórmula de Caos Primordial” giraba en él y la verdadera esencia se combinaba en sus músculos. ¡El primer ataque sería un asesinato!

 

Traductora: Celty Strulson

 Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Índice