HIraheishi Vol 02 Capítulo 7: Llamada

Spawfall = Red

 

(Hola, ¿se sintieron abandonados?, no se preocupen sigo vivo, los huaycos no alcanzaron mi casa ya que pertenezco a la zona alta de Perú (Selva alta), pero la línea de internet murió, así que no podía jalar el raw en ruso de la serie, además de que los malditos hechizos me confundieron, me daba ganas de poner “galleta galleta metralleta”, pero en fin disfruten el capítulo)

Alphard = Green

 

(… Tengo sueño… *Horas más tarde*… O hay un nuevo capítulo para editar… Pero mira la hora hay que comer… *Una hora más tarde*… Sueño… *Horas más tarde*…  Cierto el capítulo… Todo culpa de los lectores por no darme lolis…

 

Moraleja: Recuerden darme el doble de lolis porque ahora edito dos novelas…)

 

Bernard junto con sus amigos me llevaron al centro de la ciudad, si bien era el centro de la ciudad el número de personas que se podían encontrar eran pocas. Esto era debido a que la noche estaba cerca, normalmente, a la hora que vuelvo a mi habitación es lo suficientemente tarde para que solo unos cuantos comerciantes no hayan cerrado sus negocios pero tampoco es tan tarde como para encontrar a las prostitutas ofreciéndose en oscuros callejones o poder escuchar a las ruidosas cantinas que se atiborran pasado de cierta hora.

En este momento era un lugar tranquilo y silencioso, me es difícil reconocer mis recuerdos de una ciudad donde todo era consumido por el fuego y la desesperación producto del inicio de esa maldita guerra con los demonios. Innumerables demonios mataban a los pobladores, en cada rincón donde uno podía alcanzar a ver solo había sangre.

En este lugar una gran cantidad de humanos vivían, pero solo unos cuantos sobrevivieron a la masacre. Ahí descubrí que la vida humana es tan valiosa como una moneda de cobre y tan pesada como un grano de arena, mi percepción de lo valioso se distorsiono en ese momento.

Mientras estaba perdido en mis memorias Bernard volteo a mirarme mientras sonreía como burlarse, con cada gesto intentaba mostrarse superior.

 

– ¿Acaso… Piensas como salir de esto? Todo lo que intentes será inútil.

 

(Como quiero darles unos cuantos golpes a este…)

 

Su expresión fue pintada con nuevos matices de poder, me pregunto si este es un punto en común con la aristocracia de esta época. Es posible que estos deslices sean la causa de que sus amigos lo siguieran. Pero lo que él pensaba no me importaba, no necesito pensar en ningún plan elaborado para enfrentar a este grupo de niños, además ¿acaso Bernard tiene la intención de hacer algo inverosímil?

Estoy seguro que lo que quiere Bernard es que llore y pida perdón para que no me mate, si es solo eso no me importa dejar que cumplan su objetivo e irme a mi cuarto.

 

(¿¿Acaso no secuestraron a tu novia?? ¿No deberías pensar mejor en darle un par de ostias y dejarlo al borde de la muerte?, ojo que odio a toda loli, pero su tranquilidad en esa situación me llega hasta molestar)

(Llora por cualquier puta cosa pero mira lo frio que esta cuando secuestran a Karen, mátalos y sácales la información de una vez)

 

Con cada paso nos adentramos más del centro de la ciudad. Cuanto más alejado del centro se encontraba mejores edificaciones podían ser vistas, lo que no podía decirse del resto de la ciudad, el lugar solo podía ser descrito como una planta marchita.

Uno fácilmente podía ver la diferencia entre ricos y pobres, rápidamente pasamos esas miserables calles y en este momento estamos en un lugar donde casi la poca luz del sol entra. Son las ruinas de donde alguna vez otros humanos habitaban.

Fue un descubrimiento inusual saber que Bernard sabia acerca de este sitio que podía ser considerado como un vertedero, pero mi asombro no duro mucho cuando el rápidamente se dirigió hacia mí. En sus ojos se podía leer que recién en ese momento se dio cuenta del peligroso lugar que había escogido.

Si vemos el pasado, normalmente los lugares cerca de donde vivía el rey siempre eran perseguidos por los aristócratas. En este tiempo las áreas donde los pobres viven en un principio eran pertenencia de los aristócratas, poco a poco la ciudad se fue extendiendo y los aristócratas lo iban dejando, fue un punto más a esa idea cuando poderosos mercaderes empezaron a llegar a la ciudad.

La infraestructura que encontraron fue idónea para poder crecer aún más en su negocio haciendo de esta zona una congestionada, los nobles naturalmente comenzaron a alejarse de los lugares que poseían una alta densidad de población, ellos se movieron cada vez más lejos hasta que construyeron sus casas.

 

(Me parece que en la actualidad al menos en este mundo siguen haciendo lo mismo, o al menos construimos nuestras casas de campo, los de excalibur tenemos una en cada continente)

 

Es acertado concluir que cuanto más cerca del centro se está mayor será la pobreza encontrada, y cuanto más lejos las maravillosas edificaciones de prestigiosas personas te rodearan. Tal vez todavía no lo sepan pero gracias a ese orden los demonios fácilmente pudieron conquistar todo este lugar.

Cuando llegamos Bernard se posiciono delante de las ruinas, mirándome hizo un gesto con la cabeza indicándome que ingrese al interior, en silencio sigo sus instrucciones.

Estábamos en una mansión empolvada, para ser exacto en el segundo piso que se conecta con el primero por medio de una escalera caracol. Cada rincón está cubierto de telaraña o simplemente sucio de un grisáceo polvo, los últimos rayos solares dibujaban un melancólico baile montado con el polvo que ascendía con cada uno de mis pisadas.

Esta mansión era los restos de la que alguna vez fue el hogar de donde vivían aristócratas, pero la historia de esta casa poco me importaba, lo que quería saber era el lugar donde se encontraba Karen. La única razón para venir aquí es para verla.

 

– … Oye, ¿dónde está Karen?

 

Quiero respuestas hacia lo que más me preocupa, pero ¿cómo fueron capaces de poder traer aquí a Karen?, ¿podía ser que Bernard apoyado de su poder como un aristócrata haya contratado personal armado para poder secuestrarla?

Cualquiera que tuviera algo de dignidad no podría creer que alguien usara semejante fuerza para enfrentarse a una niña, pero no era el mismo pensamiento de algunos aristócratas.

Este tipo de personas suelen arruinarlo todo, en mi anterior vida fui testigo de cómo estas personas se esforzaban en su lucha de poder. No les importaba colocar palos sobre las ruedas de toda la humanidad con tal de cumplir sus absurdos objetivos.

No sé si Bernard en 10 años será esa clase de persona o si lograra ser corregido, pero en estos momentos solo puedo ver en el alguien inútil. En respuesta a mi pregunta, Bernard sonrió:

 

– Ella, no está aquí.

– Oye ¿qué intentas lograr? Antes de nada, quiero ver si Karen se encuentra bien. Si le hiciste algo, no me culpes de lo que te hare.

 

En mi desesperación empecé a amenazarlo, pero si llegara a hacerle mucho daño tendré que vérmelas con sus padres y eso solo son más problemas. Aunque, de mi lado los que saltarían a ayudarme son Naklur y mi padre, pero incluso con ellos creo que ampliar mis problemas no sería beneficioso, para lograr tener información de que Karen está bien. No me importaría ser golpeado un par de veces.

 

– Dependerá de ti que tu novia se encuentre bien

– ¿Cómo debería interpretar eso?

– Así, ella en estos momentos se encontrará camino a su cuarto.

– ¿Qué dices?

– ¿Qué? Mejor hay que seguir con el entrenamiento mágico, ahora el objetivo serás tú.

 

(Maldita sea, quería la sangre de esa loli sobrevalorada)

(Próximo objetivo a tortura Spawfall…)

 

Bernard libero esas palabras con mucho gusto. En la cara de este aristócrata una sonrisa sádica se dibujaba, en otras palabras la única persona agraviada seria yo, suspire.

 

– Claro, no me importaría ser testigo de tu patética magia.

 

Al darse cuenta de que lo insulte además de que mis acciones no eran lo que estaba esperando, Bernard estallo en rabia:

 

– Oh, Oh, bueno… Veremos si tu cuerpo está acorde a esa lengua, chicos.

 

Después de estas palabras Bernard dio instrucciones a sus compinches, uno tiene una gran piedra mágica mientras que el otro me apunta con una varita.

 

– Bueno, John. Ahora usted es nuestro objetivo, puedes llorar y pedir piedad aunque no pensamos parar, ¡ataquen!

 

Al terminar con sus órdenes sus amigos comenzaron a lanzar hechizos, el que poseía la piedra mágica envolvió su cuerpo con una tenue luz roja mientras dibujaba símbolos mágicos.

 

– ¡¿Acaso eso… Es una técnica mágica?!

 

El tipo de la piedra al parecer está utilizando una técnica mágica. El encantamiento ha terminado y ahora el muchacho vierte mana, el resultado una flama con forma de un gato.

 

– “Llamo al gato de fuego – ¡Feris De Flamma Invokatiye! ¡Ve y ataca!”

 

Tan pronto como el chico termino un gato de fuego salto sobre mí. El tamaño era cuanto mucho el de un gato normal, sin embargo, debido al fuego, este era incomparablemente peligroso.

 

(Ósea ¿¿si baño a mi gato con gasolina y le prendo un fosforo será peligroso si lo mando como una bomba molotov??)

(No, si le das de comer C4 y de tomas gasolina…)

 

Aun así, ¿acaso piensan matarme?, esos ataques estaban dirigidos a zonas mortales, yo esperaba que me dejarían con pequeñas heridas. Esquivo el ataque mortal pero llega a cauterizar parte de mi cuerpo, realmente era algo doloroso pero por el momento no había amenaza a mi vida por lo que seguía de pie. Al poco tiempo el segundo chico apuntó su varita hacia mí, después de haber terminado la preparación de su hechizo, dijo:

 

– … “Lluvia de truenos – ¡Pluvia Tonitrua!”

 

Libero truenos de atributo mixto, para el nivel de un principiante tenían habilidades muy buenas, tanto en poder como en técnica Bernard no tenía ni comparación con ellos, en mi vida pasada, cuando era un simple soldado, talentos como estos me eran envidiables.

Desprendió varios rayos pero solo uno logro darme, no sé si esto fue planeado desde un principio o solo se trata de una coincidencia pero, incluso si un solo rayo logro alcanzarme, el dolor que sentía era severo. Mientras el gato seguía atacándome y dejándome con algunos cortes, aunque a diferencia del primer ataque estos eran más suaves, pensando en ello me sentí aliviado. No tenían la intención de matarme, podía sentir dolor pero podía ser capaz de aguantarlo.

El dolor, el sufrimiento y la angustia fueron el pan de cada día en mi anterior vida, si no fuera capaz de resistir este dolor me habría muerto antes de llegar al castillo del señor demonio. Si lo pienso solo podía reírme de estas terribles heridas. Pero estos chicos nunca podrían saber esto, un niño normal a esta altura estaría llorando amargamente. En estos momentos no respondía, solo me quedaba en el mismo sitio mientras recibía los golpes.

Aunque estaba aguantando sus acciones no es que no me hicieran algún daño, mi carne estaba quemada y varios cortes se mostraban en varios lugares de mi cuerpo. Ellos no podían comprender como no había caído, ya estaban empezando a perder la paciencia, estos dos compinches preguntaron a Bernard:

 

– Eh… ¡Bernard! ¿No te parece que esto es suficiente?

– ¿Acaso no siente dolor?… ¿Qué significa esto?

 

(Vámonos, es raro, es raro, apropósito no que ibas a cumplir su objetivo de llorar y pedir clemencia??)

 

A sus ojos era visto como una extraña criatura, ellos al parecer habían previsto un tiempo pero ya por terminar su tiempo mi reacción no es la típica reacción humana. El propio Bernard no era una excepción, sus ojos mostraban nerviosismo y miedo, esos sentimientos lo estaban haciendo temblar. Pero el orgullo no le hace ser capaz de aceptar mi inflexibilidad.

 

– ¡Basta! ¡Lo hare yo mismo!

 

Apartando a sus amigos apunto su varita y empezó a cantar.

 

– “¡Viento, crea frente a mí una hoja horizontal que ataque a mi enemigo! ¡Hoja del viento – Lamina Ventus!”

 

Este ataque no era similar a los anteriores. Esta magia iba dirigida a mi cuello, si me llega a golpear moriría. Incluso si tengo el conocimiento del futuro y la manera de ganar más fuerza en este momento tengo el cuerpo de un simple niño, si llegara a tener una herida mortal moriría, mi intuición gritaba esta magia te matara.

Si solo fuera para preservar la vida de Karen este ataque mortal lo recibiría en silencio, para mí sería lo más importante protegerla pero en estos momentos no puedo reconocer esta muerte. Mi deseo más fuerte es vivir. Mi instinto de supervivencia estaba más allá de lo que un hombre puede tener.

Pase lo que pase a mi alrededor no me importara si la sangre mancha mis ojos, no quiero morir… No, hasta que llegue a mi meta. En esa vida llegué a mi meta pero por fallar en mi vigilancia morí pero todavía quedaba un largo camino por recorrer, en esta vida no pienso morir.

Como si mi cuerpo hubiera sido alcanzado por un rayo, sentí como el tiempo se detenía.

 

(¿¿Referencia a flash??)

 

Pero solo fue por un momento, está a punto de ocurrir una fatalidad. Maldiciendo mi propio descuido, preparándome para morir… Escuche una voz.

 

“Esto ocurrió por tu propio descuido pero no te preocupes John, te salvare pero a cambio me darás tu cuerpo.”

 

Al mismo tiempo en que el sonido de vibración de la cuchilla de aire se disuelve, como respondiendo a la voz que me llamo la gran piedra en la mano del compinche de Bernard empezó a brillar ominosamente.

 

 

(Hace un tiempo, en el anterior capítulo, alguien me pidió más recomendaciones así que aquí están…

Bokura wa Mahou Shoujo no Naka:

Bueno, esto más que una recomendación es un pedido… Diganmé si esta buena la historia.

 

Sono Mono nochi Ni:

Típica novela de personaje principal OP, al principio lo sentí con mucho riesgo leerla puesto que empeza con el ptrota llorando y corriendo lo más lejos posible… Bueno, en fin, tiene buena historia. Incluyendo una diosa que a momentos demuestra su lado yandere, otras diosas y pretendientes.

 

Everyone Else is returnet:

Como la anterior, solo que a este nadie le regalo nada… Bueno le regalaron el vivir en un mundo donde estaba el y una angel durante mil años…. Pero nada más…

 

¿Debo ser el Rey Demonio? :

Aunque lenta, avanza y la historia por ahora es buena. No se si decir que el prota es inteligente o tonto… Bueno, sé una cosa el hada molesta es inservible como siempre… Es original… Y para aquellos que quieran zukulencia investiguen un poco la página.

 

Tondemo:

Bueno, ¿qué más puedo decir? Estoy con sueño… Mi cabeza no funciona correctamente… No esperen mucho. Esta trata de un que se vio involucrado en la convocación de héroes… Es inteligente y doma monstruos legendarios con comida… ME dio hambre… Maldito Rou por impulsar esta nueva tendencia de hacer tan buenas descripciones de comidas…

 

Jinrou e no Tensei:

Muy buena novela. Un reencarnado ni muy fuerte ni muy débil pero, eso sí, tiene un puesto importante en el ejercito del rey demonio… Bueno, es un hombre lobo y su maestra es una loli… No critiquen…

 

)

Anterior Indice Siguiente

Índice