Terror Infinity V7 C7-1

A A A

Terror Infinity 

Vol. 7: Capítulo 7-1.

 

Zheng fue lanzado por varios metros hasta que chocó con un auto. El parabrisas del vehiculo se rompió e hizo sonar su alarma. Los matones en motocicletas y algunos transeúntes lo miraban con desconcierto. Fue casi un minuto después cuando alguien corrió hacia él gritando. Mientras que algunos tomaron sus teléfonos para comunicarse con la policía y la ambulancia.

Zheng había despertado cuando aterrizó en el auto. La mitad de su cuerpo estaba a través del parabrisas. Pero tuvo suerte. Si hubiera chocado con un objeto afilado, entonces era seguro que tomaría su vida. No importa lo fuerte que se haya vuelto, el daño hecho mientras estuviese inconsciente no podía ser esquivado o mitigado.

Todo su cuerpo ardía de dolor y estaba entumecido después de ser electrocutado, como si hubiese ido a través de una freidora. Este dolor sólo era segundo comparado al efecto producido después de entrar en el modo desbloqueado. Afortunadamente, desde que había atravesado un dolor peor y tenía un cuerpo más fuerte que la gente normal, recuperó lentamente el control sobre su cuerpo después de permanecer allí durante dos minutos.

Las personas comenzaron a reunirse en torno a él. Los matones fueron los más rápidos. Uno de ellos tomó el cañón de aire de Zheng y apretó el gatillo contra una pared. Sin embargo, la falta de cualquier tipo de energía como el Qi hacia el arma la hacía inútil. Los otros empezaron a buscar en su cuerpo, y alguien tomó su anillo.

Zheng abrió los ojos apenas recuperó el control. El matón se sorprendió, pero no dejo de tirar del anillo. Zheng sintió rabia y sin dudar, apretó su mano izquierda. La mano que estaba tratando de sacar el anillo fue aplastada. El matón gritó mientras rodaba en el suelo agarrándose la mano.

Zheng se puso de pie en el auto y se quedó mirando fríamente al que tenía su cañón de aire. “¡Dámelo!”

El matón obviamente estaba asustado. Le entregó el arma y luego vio como desaparecía en la mano de Zheng. Zheng los ignoró y luego se alejó.

Unos matones se veían espantosos al ver a Zheng alejándose. ¡Había más de una docena de personas aquí! Hablaban en voz baja, aparentemente alguien con alta reputación entre ellos corrió hasta Zheng y puso su mano sobre su hombro. “Yo s…” Antes que pudiera terminar la frase, fue enviado a volar.

Zheng saltó en su lugar seguido de una patada giratoria en la cara del matón cuando él se dio la vuelta. El matón fue lanzado a varios metros de distancia. Al ver que esta patada era inusualmente potente, los otros se detuvieron en su lugar. Todos estaban mirando a Zheng como si fuera un extraterrestre.

Desde que entró en esta película, la ira de Zheng se había ido acumulando. Todos sus compañeros de repente se habían ido. Jie escondía secretos de él. Y la posibilidad de sufrir un ataque de sus compañeros en los próximos cinco días había puesto su mente en un estado caótico.

Aparte de estos problemas, la anomalía de esta película había estresado su corazón. Cualquier cosa podría acabar con su vida, tal vez podría suceder cuando comía o bebía o simplemente caminando por la calle. Ni siquiera se atrevía a tomar un auto. Y nunca pensó que la muerte lo atacaría tan pronto. Lo que había sucedido no podría haber sido pura coincidencia. Él no creía que tuviera tan mala suerte.

Bajo todas estas condiciones, las acciones de los matones le daban ganas de liberar su estrés. Él ya no se preocupó más por abstenerse de matar. Fue culpa de todos los matones por provocarlo.

“¡Kung Fu Chino!”

Uno de ellos gritó, en chino. Zheng detuvo su patada a mitad de camino y golpeó al matón junto a él en el estómago en su lugar. Levantó el matón dos metros en el aire, a continuación, Zheng pateó su espalda, golpeando a otro matón en el camino.

Sólo tomó dos minutos antes que todos menos uno estuvieran tendidos en el suelo. A pesar que sus vidas no estaban en peligro, algunos fueron heridos en gran medida. Sólo el que hablaba chino quedó en pie.

Él estaba totalmente asustado. Entonces gritó y comenzó a correr, pero Zheng lo agarró. “Y una mierda. ¿Vas a abandonar a tus amigos? Estas son algunas pepitas de oro. Debes saber qué hacer. ¡Llévalos al hospital!” Zheng maldijo y, al mismo tiempo tomó varias pepitas de oro de su anillo y luego las puso en la mano del delincuente.

El matón miraba las pepitas confundido y preguntó inconscientemente. “Jefe, ¿cómo lo dividimos?”

Zheng no sabía si reír o llorar. Se dio la vuelta y dijo mientras comenzaba a alejarse. “No me importa cómo lo dividas. ¡Tienes tanta gente y ni siquiera puedes hacer esta pequeña cosa!”

Como si sonara una campana, Zheng de repente se dio la vuelta y se quedó mirando al matón con un par de ojos ardientes, de la misma forma en que un pervertido se queda mirando a una chica desnuda. El matón se estremeció. Si él no tuviese miedo del Kung Fu Chino, probablemente habría huido.

“¿Cuánta gente tienes? No aquí, sino los que tienen motos y con quienes quieres dividir el dinero.” Preguntó Zheng.

El delincuente estaba totalmente perdido y asustado. “Unos cientos, no, dos o tres centenares de personas. Hay un número reducido de grandes bandas como la nuestra. Jefe, ¿quieres darles una lección también?”

“No” sonrió Zheng. “Ve a decirles, que si quieren oro, oro puro. Tengo más de lo que puedan tomar. Sólo tienen que ayudarme a encontrar a seis personas. Bueno, primero debes traer a sus líderes. Voy a darles el oro y harán el trabajo para mí.”

Zheng sacó las barras de oro, una por una y las apiló en el capó del auto, alrededor de una docena de ellas. Las luces de oro deslumbraban a todos a su alrededor. Si no fueran temerosos de su Kung Fu, estas personas ya lo habrían estado saqueando.

Al ver los efectos positivos, Zheng puso el oro de nuevo en el anillo. Los matones le estaban mirando con la saliva goteando de sus bocas. Él dijo. “Lleva mis palabra. Ayúdame a encontrar a seis chinos, seis asiáticos. Tres hombres y tres mujeres. Uno de ellos es un niño de once años de edad. Daré los detalles cuando lleguen los líderes de las bandas. Recuerda decirles a ellos. Voy a dar dos barras de oro por cada persona que encuentren. Si encuentran a los seis, ¡Les daré treinta!”

“Voy a estar en Bar Wave desde esta noche hasta el mediodía de mañana. Ve a donde el propietario si quieres encontrarme. Yo te daré mi número mañana. Cualquier persona que desee tomar este trabajo me tiene que ver mañana al mediodía. ¿Está claro?”

Los matones asintieron. Zheng gritó. “¡Entonces vayan! Espera, llévalos al hospital primero. Esta es la mitad de una barra como tu paga.”

Zheng rompió una barra de oro con sus propias manos en frente de todos. Luego lanzó una mitad al matón. “Te daré la otra mitad cuando hayas terminado. No trates de correr con el dinero. ¡No me provoques!”

El delincuente estaba en un sueño cuando tomó la mitad de la barra. Todavía había marcas de dedos en ella. Bajo la recompensa y la amenaza, especialmente cuando era de un poder tan inhumano, ni siquiera se pensó en resistir. El matón asintió y los otros llevaron a los lesionados en gran medida hacia los taxis. Zheng dejó escapar un suspiro de alivio y se dirigió de nuevo al Bar Wave.

La idea de Zheng era hacer uso del entorno. Ya que Jie estaba controlando a los otros cuatro, entonces él usaría a la gente de este mundo para luchar contra Jie. Creía que Jie no tiene la capacidad de controlarlos a todos. Si no fuera por la falta de poder, incluso usaría a la policía para encontrarlos. A pesar que era poco realista.

Después de mejorar la estadística de Inteligencia, su memoria y capacidades cognitivas habían mejorado sustancialmente. A pesar que todavía no podía pensar y planear las cosas como Xuan o Honglu lo hacían. La sabiduría y la forma en que una persona piensa no se pueden obtener a través de las mejoras. Zheng estaba aprendiendo poco a poco. Sólo podía aplicar esa sabiduría en las peleas por ahora.

Empujó la puerta para abrirla y entró al Bar Wave.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

Anterior Índice Siguiente

Índice

  • Juan Manuel

    Gracias.

  • ALEXIS A.C.

    Felicidades tu protagonista a evolucionado a un matón de película!!

    • Hikaru Kyu

      Jajajajaja evolucionó a Jacky chan con un súper mal temperamento

  • Bryan Ssc

    Oh, bien pensado xD

  • Galiza

    Ajajajaja xD
    Zheng se volvió en el padrino americano (?)

  • The_Frox_TCxT

    Ya q esta se aprovecha el bug