Semi Datte Tensei 4.3

 

Capítulo 4.3 El dragón se ira pronto y dejará el nido

 

Mientras dormía, confiando mi espalda a Yggdrasil, tuve un sueño misterioso.

 

En el sueño, yo era una cigarra de nuevo.

 

Me había convertido en una cigarra que volaba en el cielo con sus diminutas alas y buscaba diligentemente la figura de Yggdrasil.

 

Busqué, busqué y busqué, pero Yggdrasil no pudo ser encontrada.

¿A dónde diablos se habría ido?

 

Todavía no había terminado de construir el nido.

 

Todavía no había transmitido lo que quería decirle.

 

Dentro del sueño, el pasado y el presente se mezclaban, y un olor dulce derivaba de alguna parte.

 

¡AH! ¡Está bien! ¡es su savia!

 

Fui a la fuente del olor y comencé a chupar la savia sin pensar en nada.

 

Chupé

 

¡Extraño!

 

Me desperté abruptamente de mi pesadilla debido a la incomodidad que tenía en la boca.

 

Lo primero que vi al despertar fue una criatura parecida a gecko pegada a la pared del hueco. Pude ver una cola que salía de la ropa de miko en mi boca, ella parece un lizardman. (Peter: el traductor ingles decidió cambiar sacerdotisa del santuario por miko)

 

“¿Mimiinn!!! ?” (¿¡Nuooooo !?)

 

Debido a mi gran sorpresa liberé reflexivamente un rugido de dragón.

 

Después de que lo solté, inmediatamente quede pálido.

 

Mi rugido tenía un poder aterrador. Ignorando a la lizardman miko que había sido bañada por el rugido a corta distancia, ¿Yggdrasil estaría bien?!

 

“¡¿Hay algo mal?!”

 

Yggdrasil al parecer había cerrado su conciencia. Aunque el sueño era innecesario para ella porque era un árbol, parecía que ella cerraba su conciencia de vez en cuando.

 

Le pregunté si estaba herida o no. Afortunadamente, Yggdrasil no resultó herida.

La lizardman que se había desmayado quedo tendida en el suelo, y aparte de su ropa de miko ligeramente dañada, su cuerpo no parecía tener ninguna lesión seria.

 

Respiré aliviado.

 

Hace varios días, una montaña rocosa fue arrasada por mi rugido, pero tal vez porque era un rugido repentino no usé ningún poder mágico.

 

En todo caso, parecía haber evitado la peor situación y me sentí aliviado.

 

Mientras ignoraba a la lizardman desmayada, le expliqué a Yggdrasil lo que había sucedido.

 

Después de que Yggdrasil escuchara mi explicación.

 

“Al parecer … una puerta es necesaria después de todo …”

 

Ella dijo.

 

La lizardman finalmente despertó después del amanecer.

 

¿Cuál fue su intención anoche? Le pregunté a fondo y ella respondió con una cara fría.

 

¿Su razón?

 

Mientras ella caminaba por la noche, ella pasó cerca de nuestra vecindad.

 

Y entonces de pronto tuvo el impulso de ver mi rostro dormido.

 

Así que invadió en silencio, para no despertarme, porque era medianoche.

 

Cuando vio que yo estaba teniendo una pesadilla, trató de poner su cola que estaba cubierta con la savia de Yggdrasil en mi boca.

 

…En efecto. No lo entiendo.

 

“Parece que una puerta fuerte no es suficiente aquí.”

 

“¿Para que necesitas una …?”

 

Hablé negligentemente mis pensamientos, aunque la lizardman no entendía mi murmuración.

 

Le expliqué que tenía la intención de hacer una gran puerta en la entrada de mi nuevo nido.

 

Ella me escuchó y respondió:

 

“¡En ese caso, por favor, déjeme a mí! ¡Soy conocida como la mejor artesana de esta isla! ¿No es indeseable que un dragón como tú no tenga una puerta apropiada?”

おめぇさまがぁ、あたらすぃ竜様だべかぁ (TLN: No entiendo esta oración y sólo obtengo un galimatías del traductor.) (EDN: le distes al blanco.) 

 

“… Construir una puerta al dragón … No voy a dejar pasar esta oportunidad.”

 

Cuando el sol se había levantado una cantidad considerable, la lizardman trajo dos gigantes a mi nido. Los gigantes se llamaban Fazor y Fafner, y ambos eran casi tan grandes como yo. Tenían una gran cantidad de madera en cada mano bronceada, casi el doble de su tamaño.

 

“Llegamos por lo de la puerta. será un trabajo fácil.”

 

“Dragón … dragón-sama, la puerta, la haremos como tú la quieres”.

 

La forma como trabajaban los dos gigantes era espectacular.

 

El enorme martillo era fácilmente blandido.

Era el trabajo de un genio artesano que combinaba dinámica y delicadeza.

 

Los gigantes ocasionalmente intercambian algunas palabras cortas, y continuaron trabajando juntos como si los dos fueran un solo ser.

 

La puerta se estaba completando a un ritmo extremadamente rápido. Yo admiraba la forma en que trabajaban.

 

¿todos en su raza eran esplendidos artesanos?

 

En sus manos se les habían formado callos ásperos, mostrando su forma de vida.

 

Abrí las manos.

 

No existe nada que mis uñas no puedan rasgar, sin embargo, ¿podrán mis uñas producir algo como ellos?

 

En comparación con sus manos que crean las cosas, mis manos rompen las cosas.

 

Quería hacer algo con mis manos algún día.

 

Aunque no estaba interesado en tesoros de oro o plata, pero si era algo que hice por mí mismo se convertiría en el tesoro de toda una vida.

 

Le di las gracias a la lizardman por presentármelos.

 

Hablando francamente en mi mente. No sabía que una puerta se podría crear a si de esplendida.

 

“No hice nada. Si quieres expresar tu gratitud, entonces por todos los medios decírselos a los dos. ”

 

La lizardman se avergonzó de que yo le diera las gracias. Mientras se sonrojaba, miró en dirección a los dos gigantes.

 

Aunque no era necesario decírselos. Esperé a que los dos tomaran un descanso y luego les expresé mis palabras de respeto y gratitud.

 

“No tienes que darnos las gracias, este es nuestro trabajo”.

 

Tengo una respuesta agradable del artesano.

 

“¿Debo pagar por su trabajo con tesoros?” pregunté, pero los dos gigantes contestaron que era innecesario.

 

“Era la petición de la Lizardman-sama. Recibir su gratitud es suficiente recompensa.

 

” A la Mi-mi, miko, e-estoy en deuda, esto-esto es devolver el favor.”

(Peter: A un gigante se le traba la lengua)

 

Según ellos fue hace más de diez años, los dos gigantes parecían haber causado una gran pelea que se convirtió en una lucha a muerte por un anillo de oro.

 

Y la que detuvo la pelea a riesgo de su propia vida no fue otra que la lizardman miko.

 

En ese momento la miko era sólo una niña lizardman, pero tenía una percepción superior y pudo percibir que un hechizo de muerte estaba unido al anillo, y en el momento en que los dos gigantes apartaron sus ojos del anillo, lanzó el Anillo de oro al mar.

 

Tan pronto como el anillo desapareció en el mar, los dos gigantes recuperaron su cordura y dejaron de pelear. (Peter: referencia a la ópera “El Anillo del Nibelungo”) (Máximo: pero que culto xd)

 

Por consecuencia, la lizardman miko que había resolvió la maldición mientras arriesgaba su propia vida se convirtió en su benefactora, y como la persona que salvó las vidas de los hermanos llegaron a respetarla profundamente.

 

Después de escuchar su historia, me avergoncé de haberla tratado tan mal.

 

Aunque sus acciones y comportamientos eran ciertamente extraños, ¿no estaba su corazón lleno de un coraje fuerte que brillaba, digno como un diamante?

 

Miré a la miko, y me senté mientras miraba hacia ella. Quería ver la escena que se desarrollaba delante de mí.

Tan pronto como los dos gigantes comenzaron a contar la anécdota a la miko, se sintió avergonzada y no pudo quedarse, así que ella vino aquí a mi lado. Aunque, sus acciones habituales son muy vergonzosas cuando lo pienso bien. . .

 

Realmente, varios lados de una persona se muestran cuando se mira desde un ángulo diferente. recordé que sólo había conocido una de sus partes.

 

En el futuro quería conocer sus otros lados.

 

Oré para que pudiéramos ser al menos buenos amigos.

 

Después de que los dos gigantes terminaron su descanso comenzaron a trabajar de nuevo. La puerta casi había tomado forma y sólo quedaban algunos toques finales.

 

No debía obstruirlos, así que los miré a corta distancia.

 

Finalmente, los dos comprobaron la condición de abrir y cerrar la puerta y asintieron. Los dos artesanos parecían estar satisfechos con su trabajo.

 

Las puertas dobles se cerraban sin dejar ningún espacio. También había una pequeña puerta negra en el fondo de la puerta derecha que no obstaculizaba los mecanismos. La puerta negra estaba camuflada de una forma muy elaborada en las uniones de la placa y era como una puerta oculta.

 

. . . ¿Fumu? ¿Una puerta negra?

 

¿Qué es esa pequeña puerta? Era demasiada pequeña para que yo pasara, así que no parecía haber ningún significado para ello.

 

“Ahh, ¿esto? Hicimos esta puerta pequeña para que la miko pueda escabullirse en cualquier momento”

 

“no-no está bien aniki, es-esto debería ser un secreto para Dragón-sama”.

 

“Umu, lo entendí bien. Séllenlo ahora mismo.”

La puerta tenía un defecto fatal para la prevención del crimen

 

Y así al final del día la entrada estaba bloqueada por una puerta gigante.

Debido a que la lizardman trató de hacer trucos en la puerta cuando vio una oportunidad, le pregunté a la Garuda que pasó por aquí, que la llevara de regreso a su pueblo. (Peter: la Garuda siempre esta cuando se le necesita)

 

Y así otro día va a terminar.

El sol crepuscular brillaba como el oro, y la sombra de los dos gigantes desapareció en la distancia.

 

Había expresado mi sincero elogio por su trabajo una vez más a los dos.

Mientras los hermanos estaban empapados en una gran cantidad de sudor, respondieron con una sonrisa agradable.

 

Fazor y Fafner desaparecieron en la dirección donde el sol se hundió. Había sólo unos cuantos gigantes y sinceramente deseaba que pudieran vivir en paz.

 

Después de ver a los dos salir, volé al árbol del mundo.

 

Había muchas historias de viajes hoy. Con los dos gigantes, la historia de la miko, y también que quería hacer algo con mis propias manos.

 

“Ella seguramente estaría feliz de escuchar mis historias”, pensé. Me puse impaciente.

 

Fumu ¿Me parecía haber olvidado algo importante?

 

No debería estar ansioso, y no debería mostrar mi vergonzosa conducta una tercera vez.

 

Después de revisar el trabajo del gigante, arreglé mis pensamientos. Debo decírselo en pocas palabras.

 

Volví a Yggdrasil y le dije esto con dignidad.

 

“Finalmente hare un baño.”

 

 

 

Trad. Peter

Editor. Máximo

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice