Martial World-25

A A A

 

Capítulo 25 – La paz mundial es mi deber

 

Después de que Lin Xiaodong llegará al El Pasillo de los Cien Tesoros, Lin Ming ya estaba esperando allí.

—Hermano Lin, ¿qué tipo de cosas querías comprar? ¿Conseguiste vender esos tres papeles simbólicos?

Lin Ming sonrió y dijo —Me encontré con algo de buena suerte y se agotó.

— ¡Nooooooo! —Gritó Lin Xiaodong exageradamente. ¿De qué tonto se aprovechó? ¡Esto también podría ser un presagio! Estaba un poco preocupado —Hermano Lin, vendiste tantos, si la gente viene a buscarnos en un futuro, podrían golpearnos…

(Celty: Hombre de poca fe)

 Lin Ming dijo — ¡Humph! ¿Crees que he creado algunas inscripciones falsas para engañar a la gente?

—No estoy diciendo que engañaste intencionalmente a la gente, solo estoy pensando qué pasa si tus símbolos de inscripción no funcionan. Si hoy pasamos un centenar de liangs de oro, cuando llegue el momento podremos no poder devolver el dinero …

Lin Ming sonrió y sacudió la cabeza.

—No te preocupes, no hay absolutamente ningún problema. Vamos de compras.

Lin Ming estaba diciendo esto tan pronto como entró directamente en la entrada del El Pasillo de los Cien Tesoros. Lin Xiaodong le dirigió una mirada tonta. Pensó que sólo se reunirían aquí, y quizás ir a otro lugar como la plaza de la ciudad o algún otro pequeño lugar para ir de compras. No esperaba que fueran directamente al Pasillo de los Cien Tesoros. Este lugar vendía con frecuencia artículos a varios cientos o miles de oro; Era una de las tiendas más lujosas de toda la Ciudad Fortuna Celestial.

—Mi hermano, mi querido hermano mayor, ¿realmente vamos de compras aquí?

—Mm. Está aquí —dijo Lin Ming al entrar en la tienda.

El comerciante reconoció un poco a Lin Ming, ya que él también estaba en ropa ordinaria, era joven y pequeño de estatura. Esto fue una mirada muy conspicua, y después de un pequeño pensamiento, el comerciante recordó que Lin Ming era el joven que había tratado de venderle símbolos de inscripción hace unos días.

El comerciante se impacientó inmediatamente.

—Tú otra vez, te dije que no tomaría tus símbolos de inscripción.

Lin Ming también recordaba naturalmente al tendero de esta tienda de cien tesoros. Al principio, cuando visitaba las tiendas privadas, ninguno de los tenderos lo había tratado con respeto. Estos tenderos no eran en verdad los dueños. Los patrones eran generalmente de un carácter rico y no estarían a menudo en la tienda. Contratarían a algún vendedor o comerciante para hacerse cargo de los negocios de la tienda. Por supuesto, sus salarios también estaban vinculados al rendimiento, por lo que estos comerciantes, naturalmente, trataban a los jóvenes de familias ricas con respeto a fin de obtener algún porcentaje de los beneficios. Lin Ming sigue siendo una mala experiencia.

—Mis símbolos de inscripción se vendieron. Estoy aquí hoy, para hacer algunas compras.

¿Vendido? Los ojos del tendero mostraron un ligero toque de desprecio. Con su experiencia, esta inscripción de símbolos no valía dinero. Con su costo, a lo sumo serían unas pocas docenas de liangs de oro. Este palurdo del país, era en verdad un campesino. Si pensaba que unas pocas docenas de oro lo hacían rico, entonces eso era realmente divertido.

¡Qué muchacho ridículo! El tendero no lo miró. El Pasillo de los Cien Tesoros no había creado una regla que dijera que sólo aquellos con dinero se les permitía venir.

Lin Ming miraba los estantes del pabellón deslumbrante, que estaban apilados en alto, con materiales preciosos y bienes raros, realmente fue increíble de ver. El ginseng de cien años que Lin Xiaodong había comprado para él, sólo podía ser considerado bienes inferiores aquí.

También había medicamentos raros y preciosos, materiales, símbolos de inscripción de clase maestra, incluso tesoros que eran varios miles de liangs de oro.

Lin Ming casualmente dijo —Xiaodong, ¿hay algo que quieras comprar?

Lin Xiaodong se obligó a sonreír y dijo —Hermano Lin, qué canción loca estás cantando hoy, ah. Aunque no cuesta nada echar un vistazo, ¿no viste la mirada que el tendero nos dio como si fuéramos unos palurdos? Realmente sentía incómodo todo el cuerpo.

—Es sólo un idiota de mentalidad pequeña, no hay necesidad de preocuparse por lo que piensa. Si no vas a elegir algo, entonces te ayudaré. O usted compra una armadura flexible.

Lin Xiaodong sacudió la cabeza como un sonajero.

—Hermano Lin, no perdamos nuestro tiempo, si elijo algo en el Pasillo de los Cien Tesoros, entonces no tendremos el dinero para pagar y vendrán después por nosotros. Piénsalo. Cuando llegue ese momento, correrás más rápido, pero soy un poco más gordo que tú, así que me quedaré atrás y seré golpeado.

Lin Ming no pudo encontrar las palabras para responder, por lo que dijo: — ¿Cuándo he perdido tu tiempo?

— ¿A qué hora has pensado en estos malvados planes? Ah, mírame soy una persona honesta y de buen carácter, ten piedad de mí …

Lin Ming se rió y abrió un poco su ropa. Cerca del bolsillo de su pecho, se veían los bordes de los billetes de oro.

—Bueno, ¿esto no es dinero?

Lin Xiaodong vio esos numerosos billetes de oro en un sobre rojo y se congeló por un momento. Sintió que su mente se quedaba en blanco y sus ojos eran lentos.

—Son billetes de un valor de 1000 liangs de oro cada uno.

En realidad, ¡resultaron ser 1000 billetes de oro! Por otra parte, podía ver por el espesor, que había más de uno, ¡tal vez hasta 10.000 taeles de oro!¡Hasta 10.000 liangs de oro! ¿Que era esto?

A Lin Xiaodong le dio un cortocircuitó y se balanceó sobre sus pies.

—Hermano Lin, ¿le robaste a la gente? No está bien, incluso con tus artes marciales no deberías robar tanto …

Al oír esto Lin Xiaodong murmuro, la frente de Lin Ming estaba llena de líneas negras. Dios mío, este tipo … él dijo a regañadientes “Tengo el dinero por vender inscripciones, simplemente no me crees”

 —¿Símbolo de inscripción? ¿Dijiste que esos tres papeles higiénicos eran símbolos de inscripción? Vendiste … ¿cuánto valieron?

—3000 liangs de oro.

—¡¿¡¿¡¿¡3 ………… 3000!?!?!?! —La cara rechoncha de Lin Xiaodong comenzó a temblar. Se sorprendió, pero logró bajar la voz con temor de que otros lo oyeran. — ¿Los vendiste por 3000 laings de oro? ¿Dijiste que habías practicado durante un mes y que de alguna manera podrías crear un símbolo de inscripción que pudiera vender por 3.000 liangs de oro?

Lin Ming asintió con la cabeza. Lin Xiaodong era su mejor amigo y buen hermano. No quería esconder nada de él, además no podía esconderse. Si quería ayudar a Lin Xiaodong con algo de dinero, entonces también lo necesitaría para entender lo que pasó. Además, en el futuro lo más probable es que lo contacte con Qin Xingxuan, Muyi u otras personas de alto nivel, y sería imposible ocultar la verdad a Lin Xiaodong.

— ¡Estás insultando mi inteligencia! —exclamó Lin Xiaodong. —¿Has practicado sólo un mes y puedes crear un símbolo de inscripción como ese? ¿Crees que tengo unos tres años de edad para que puedas pensar que las hojas de col son medicinas raras o algo así?

Lin Ming se encogió de hombros.

—Los hechos son hechos. Si no me crees, entonces no puedo hacer nada.

—Gran hermano, oh hermano Lin, no juegues conmigo, solo dime qué pasó.

Lin Ming suspiró y dijo —Bueno, te lo diré, pero tienes que prometerte que no dirás nada.

— ¡Esta es una promesa! — Anunció Lin Xiaodong.

—Mm … bueno, la verdad es que tengo un maestro secreto … Cuando tenía doce años, ese año mi maestro apareció y dijo que mi talento era bueno, y tenía buena inteligencia y un gran destino. Él quería que yo mantuviera la paz mundial, así que él me dio el deber de hacerlo y me obligó a trabajar como su aprendiz. Finalmente, comencé a estudiar técnica de inscripción con él …

— ¡Como si! —Lin Xiaodong sentía como si se hubiera comido una mosca. —Hermano Lin, ¿puedes hablar en serio?

—No te estoy mintiendo, realmente tengo un maestro.

—Si tienes un maestro y estudiaste la inscripción por muchos años, ¿por qué me preguntaste qué técnica de inscripción era?

—Mi maestro sólo me enseñó las habilidades y no me dio ningún dinero. En cuanto a la técnica de inscripción, aunque la estudié no sabía si era de algún uso hasta que me dijiste, entonces sabía que podía usarla para ganar dinero …

— ¡Maldita sea! —Lin Xiaodong sintió como si el mundo se hubiera vuelto loco. Esto es como recoger casualmente a un pequeño gatito para levantar, alimentar y acariciarlo durante varios años y luego encontrar que se convierte en la mujer más hermosa, y sería la princesa legendaria del clan del emperador demolido que acaba de pasar a enamorarse ¡tú! ¡Era exactamente la misma oportunidad!

—Bueno. Bueno, uh … entiendes ahora. Vamos a ir de compras. —Lin Ming sacó sin alma a Lin Xiaodong, y siguió seleccionando armaduras flexibles.

Lin Xiaodong no era una persona ambiciosa y no le gustaba practicar artes marciales. Era lo suficientemente diligente como para poder conservar su condición de descendiente directo en la familia Lin. Lin Ming pensó que una armadura flexible sería buena como un seguro de vida.

— ¿De qué material es esta armadura flexible? —Preguntó Lin Ming.

El comerciante impacientemente miró a Lin Ming.

—Es un tesoro de alta calidad de la tienda, la descripción está en las notas en pantalla detrás de la mesa. Mire usted.

Sus palabras contenían una burla hacia Lin Ming por entrar en una tienda de alta calidad.

El comerciante había hecho suficientes negocios, así que desarrolló una habilidad innata para reconocer quién compraría artículos y quién no. Cuando alguna figura rica y poderosa acudía a la tienda, los saludaría y les ayudaría, pero los que no tenían dinero lo ignorarían, sin mencionar que Lin Ming no sólo parecía ordinario, sino que había llegado hace unos días tratando de venderle algun papel higiénico. Este tipo de chico era imposible que fuera un tipo de buen carácter, por lo que el tendero estaba impaciente.

Lin Ming fue a donde estaba la armadura flexible y leyó la descripción. Esta armadura suave fue hecha con diez mil seis pies de largo, día regla de cáñamo. También se había mezclado con varios miles de cuerdas de seda dorada, de seda de la raíz de madera y se ha hecho combinar más de veinte avanzadas técnicas de elaboración. El precio era de 392 liangs de oro.

Este tipo, de excelente armadura flexible, era un tesoro. Podría soportar ataques hasta la cuarta capa de transformación del cuerpo. Pero después de la cuarta capa, entonces sería fácilmente rota, por lo que Lin Ming no lo necesita. Era algo que se adaptaba mucho mejor a Lin Xiaodong.

Siguió mirando hasta que algo le llamó la atención: era una píldora Ciervo de oro y una píldora del Alma Creciente.

Antes de ahora, Lin Ming no había tomado ninguna píldora, porque el costo era simplemente demasiado alto.

Pastillas y píldoras que se hicieron de la combinación de hierbas medicinales y materias primas de animales viciosos y luego refinados. Fue muchas veces mejor, que simplemente usando hierbas medicinales o materiales de bestia viciosa. Por otra parte, debido a las fórmulas, era posible lograr los efectos que las hierbas medicinales o los animales feroces no podrían alcanzar por sí mismos.

Las píldoras Ciervo de oro eran muy raras; Se hicieron a partir de cien años del embrión de ciervo de oro como el ingrediente principal y, complementado con una variedad de hierbas. Los ciervos de oro eran raros y sobre todo se encuentran principalmente en los bosques de las montañas remotas. No era fácil para ellos encontrarlos, y tomar un embrión de venado de oro, era tan difícil como sonaba.

Debido a que las píldoras Ciervo de oro se refinaron a partir del embrión de venado, contenían una vitalidad rica y fragante. Además, no habían sido contaminados por la fase houtian del aire fuera del útero. Así fue posible eliminar las impurezas del cuerpo y promover un aumento en la fuerza del alma y el cultivo físico.

Este tipo de píldora era un grano de arroz amarillo valorado en 200 de oro.

La píldora Alma Creciente, también requirió materias primas preciosas para refinar. Su ingrediente principal era el hongo de sangre centenaria y el efecto principal de la pildora era aumentar la absorción de la fuerza del alma y acelerar el cultivo de un artista marcial.

Este tipo de píldora estaba en 200 de oro también. Incluso los jóvenes de las familias aristocráticas tenían que usar sus ahorros para comprarla.

Lin Ming dejó de mirar cuando decidió lo que quería comprar.

Se volvió hacia el tendero.

—Voy a tomar esta Armadura de Madera Dorada. Envuélvalo para mí. También tomaré seis píldoras Ciervo de oro y diez píldoras de Alma Creciente, así como los materiales de esta lista. No olvides ni uno solo.

Lin Ming dijo esto y sacó una lista que tenía una variedad de materiales escritos en él. Todos fueron utilizados para inscripciones. Había echado un vistazo hacía un momento y veía que todos se vendían aquí.

Traductora: Celty Strulson

 Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Índice