Terror Infinity V6 C7-3

A A A

Terror Infinity 

Vol. 6: Capítulo 7-3.

 

“Si tienes que luchar, entonces debes de prometer no atacar al monje y al Hombre Lobo, no puedes ir a buscar al Equipo India intencionadamente, y sólo puedes atacarlos por sorpresa.”

“Estas tres condiciones no son difíciles de entender. Sobre la base de mi información, esas dos personas no tienen miedo de las armas de fuego. Tal vez tu arco pueda alcanzar el poder de un arma de fuego a corta distancia, pero no se preocuparan por sólo una flecha normal. La única vez que se te permite atacar es cuando la situación sea desesperada.”

“En cuanto a la segunda condición. Nuestra misión no es matarlos, sino más bien, es para seguir con vida. A pesar que nuestro equipo pueda no obtener la victoria, pero si los dos llegamos a morir antes del final, entonces la victoria no tendrá ningún sentido.”

“La tercera condición no es realmente una condición. Pero si encuentras a los otros dos miembros del Equipo India, entonces es mejor que te escondas en las sombras y los ataques por sorpresa. Espera a tu presa como un cazador y no entres en una pelea difícil. Este es mi consejo. Tu técnica es increíble. Ser capaz de cambiar la dirección de una flecha puede atrapar a tu enemigo con la guardia baja. En este punto es mejor que tener algunas armas de fuego.”

“Permíteme también analizar a tus enemigos. El monje y el Hombre Lobo a un lado, está el hombre delgado que utiliza dos espadas curvadas. Él no es débil en el combate cercano, pero deberías ser capaz de matarlo con un disparo. Él no es tan fuerte. El hombre que ataca con una aguja parece ser capaz de controlar la aguja con su mente y ataca aún cuando él no puede ver con sus ojos. Pero por simple deducción te permite saber que él no es tan fuerte como lo había demostrado. De hecho, su fuerza depende de la mujer india que puede unirse a sus objetivos con la mente. Sus ataques se limitan a donde pueda ver sin tener que apuntar. Por lo que en realidad es más débil que un arma ya que no puede tirar la aguja en la oscuridad.”

“La última mujer puede usar una habilidad defensiva, o campo magnético, o alguna otra cosa. Esta habilidad puede bloquear disparos y, en cierto sentido, ella te contrarresta.”

Heng preguntó con curiosidad. “Te faltó uno. ¿Qué pasa con la mujer del control mental? Ella debe ser capaz de encontrarme cuando me oculte en la oscuridad.”

Honglu rió. “¿Acaso Zero no hizo un disparo antes de morir? Tal vez el disparo no mató a nadie, ya que no recibimos ningún punto. Pero sin duda golpeó a alguien. Tal vez fue a esa mujer. Y fue una lesión que no pudo ser curada. ¡Así que ella fue asesinada por su propio equipo con el fin de no darnos el punto! De lo contrario, deberíamos estar bajo el control mental de ella o ya debería haber encontrado nuestra posición. No podemos escapar al destino de ser asesinados siempre y cuando ella esté allí. Sin embargo, todavía estamos vivos y esto es bastante evidente.”

Los dos estaban volviendo sobre sus pasos de nuevo hacia la entrada. Heng iba delante mientras llevaba a Jie. Esta tumba era compleja y oscura. Ellos ya se habrían perdido de no ser por las antorchas en las paredes. Honglu también fue invaluable ya que memorizó el camino.

Heng dijo. “¿Quieres decir que cualquier persona que entre en este mundo es porque odiaba el mundo real, o estaba en desesperación? ¿También eres así?”

Honglu rió. “Eso es lo que me dijo Lan, pero ciertamente yo había perdido toda esperanza en el mundo real, o tal vez estaba cansado de permanecer en esa jaula. En vez de permanecer en esa jaula, escaparía sin lugar a dudas sin importar cuán delgada sea esa oportunidad. Este mundo no me ha decepcionado, al menos por ahora, sólo es un poco molesto.”

Heng rió junto con él. “Es sorprendente, a veces me olvido de tu edad mientras hablamos. Como si fueras de la misma edad que yo y hayas perdido la esperanza con el mundo real. Esa vez, de hecho, me escapé porque me di cuenta que la persona frente a mí era un criminal buscado. Cuando me miró no pude evitarlo y corrí, y la abandone atrás dejándola sola.”

“Jeje, ¿sabes por qué tengo que luchar? Porque quiero demostrar que no tengo miedo de morir. Siempre he tenido miedo de la sangre desde que era un niño. No, no sólo de la sangre, sino más bien, miedo de luchar y cualquier cosa que pueda causar lesiones o sangrado. No puedo dejar de temblar y correr cada vez que pienso en este tipo de situaciones. Incluso cuando mi corazón no quiere, mi cuerpo aun así va a huir.”

El cuerpo de Heng empezó a temblar, pero continuó. “He estado con psiquiatras. Y la causa después del diagnóstico fue debido al abuso físico por parte de mi padre cuando era un niño. Él me golpeaba por cada pequeña cosa. Desde que tenía seis años, se convirtió en un instinto para mí el evitar cualquier posible daño. ¡Pero! ¡Me escapé en ese momento! A pesar que me obligué a volver después de un minuto, ¡pero esos gángsters y ese criminal tomaron a Ming Yanwei1 en un auto y se fueron! ¡No puedo perdonarme por haberla abandonado!”

“Luego desapareció. Probablemente había renunciado a su vida debido a su personalidad. No podía a verla de nuevo. Tenía miedo de ver esos ojos apáticos de ella. Miedo de que ni siquiera diga una palabra de culpa. ¡Yo fui un cobarde! ¡Yo tenía mucho miedo!”

“Así que los maté, usando el arco compuesto que he usado para entrenamiento. Maté a esos gángsters de uno en uno. Tuve que cerrar los ojos a medio camino cada vez que disparaba. Entonces habría de vomitar y experimentar dolor después. Cuando finalmente maté a ese criminal al final, recibí un disparo en el estómago. Pensé que yo debería morir de esa manera. Así que volví a casa, encendí el computador y le eche un último vistazo a las fotos. Entonces…”

Luego entró en este mundo. Honglu entendió esa frase sin terminar. A pesar que tenía poco más de diez años de edad, él conocía estas emociones adultas. Así que no dijo nada y simplemente se fue detrás de Heng en silencio.

“¡Espera! Escucha con atención.” Honglu de repente se detuvo y dijo en voz baja.

Heng se detuvo por un momento y luego escuchó con atención. Había sonidos muy tenues de pasos que se acercaban hacia ellos. Heng y Honglu se miraron y luego derribaron las antorchas de los lados. Heng entregó a Jie a Honglu y dijo. “Ve, quédate en esa esquina. No te muevas. Ni siquiera un poco. Así, incluso si no lo consigo, ellos no serán capaces de encontrarte. No te preocupes.”

Honglu dijo de repente. “¡Ponte en el lado opuesto a mí! Escucha mi pedido. Cuando la luz se acerque, si grito: ‘ir’ entonces actúa como si fueras a dispararle a la mujer, pero dispárale al hombre en su lugar. Si grito ‘Ven’ entonces será viceversa. Si no digo nada, entonces dispárale a uno de ellos y huye más profundo en la tumba para atraer su atención y protegerme a Jie y a mí. ¿Puedes hacerlo?”

Heng asintió y se puso de pie en una esquina en el lado opuesto. El fuego de las antorchas se apagó. A continuación, los dos y Jie también se escondieron en la oscuridad.

No pasó mucho tiempo antes que dos pares de pisadas y la voz de un hombre y una mujer vinieran a través de la oscuridad. El hombre dijo. “Ella está casi muerta. A pesar que tenemos aerosoles hemostáticos, la hemos estado arrastrando en el suelo cuando nos movemos. Casi no le queda sangre.”

La mujer dijo. “Entonces déjame matarla. No sé cuántos puntos vamos a tener reducidos en esta película. No puedes dejar que sólo yo sea borrada.”

El hombre dijo con insatisfacción. “¿Quién sabe cuántos puntos escondes de nosotros? Ella va a… espera, algo no está bien en frente de nosotros.”

La mujer abrió los brazos de inmediato y un campo de defensa traslúcido apareció a su alrededor. El hombre dijo inmediatamente. “¡La orden del líder es para que me protejas! ¡No sólo a ti misma!”

La mujer dijo. “Lo haré cuando entremos en combate. Sólo puedo emitir un campo defensivo que es suficiente para cubrir a una persona en este momento. Está tan oscuro delante. ¿Por qué no volvemos y encontramos otro camino?”

El hombre la miró con cautela. “No voy a volver. La lucha entre el líder y el líder del Equipo China puede haber terminado ya. Sólo espero que podamos encontrar a Imhotep tan pronto como sea posible. ¿Será que los escarabajos tocaron las antorchas y se apagaron?”

La mujer tomó una antorcha de la pared y se la dio al hombre. “Ve a echar un vistazo y grita si hay peligro. No te preocupes, te voy a poner el campo de defensa en un rato. ¿De acuerdo?”

Apretó los dientes y miró a la bolsa en la mano. Pensó acerca de hacerle la entrega de la bolsa a la mujer, pero estaba preocupado. Por lo que la única manera era llevar la bolsa bajo el brazo y de aferrarse a la antorcha con la misma mano. Su ambición no le permitió renunciar a esos puntos.

El hombre dijo mientras caminaba con cautela. “Nada. ¿Cómo puede haber enemigos aquí? Es…”

Vio a un hombre joven apuntándolo con una flecha antes de que terminara la frase.

“¡Ven!”

Gritó Honglu. Las dos flechas dejaron el arco y dispararon contra el hombre. La mujer echó inmediatamente el campo defensivo en él. Entonces, vio como las flechas se acercaban a él. Antes que las flechas impactaran en el campo defensivo, una de ellas golpeó la cola de la otra y cambió su dirección. La flecha voló más allá del hombre. Cuando volvió la cabeza, la flecha había golpeado a la mujer en la frente, ¡penetrando profundamente en su cerebro!

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

Anterior Índice Siguiente

 

[1] Para quien no se acuerde, es la mujer a la que le volaron los sesos por culpa del par de idiotas que robaron los talismanes en La Maldición (volúmenes 3 y 4).

Índice