Martial World-17

Capítulo 17 – Lan Yunyue

(Celty. Con ese título no quería traducirlo)

En el transcurso de un día entero, Lin Ming había visitado dos casas de subastas, una feria comercial, y también cinco pabellones de comercio de tesoros, que fueron establecidos por familias respetables, y sin embargo, no había encontrado un comprador.

Cuando regresó al Gran Pabellón Claridad, Lin Ming suspiró. No esperaba que vender unas cuantas inscripciones fuera tan difícil.

No obstante, esto fue sólo un pequeño revés. Las burlas y bromas de desprecio no tenían ningún efecto en Lin Ming, cuyo dolor y sufrimiento por el cultivo de artes marciales había superado cualquier dolor psicológico que experimentaría en varias ocasiones. Incluso si fue Zhu Yan burlándose de él acerca de Lan Yunyue, sus antecedentes familiares pobres, su menor cultivo, ninguno de estos podría afectar el corazón de Lin Ming de las artes marciales.

Él colocó lejos los papeles del símbolo y comenzó a practicar la “Verdadera Fórmula de Caos Primordial.” Aunque él había practicado las técnicas de la inscripción todos los días este mes, él todavía estaba dándose un cierto tiempo para seguir practicando la Verdadera Fórmula de Caos Primordial. Con su duro trabajo, la Verdadera Fórmula de Caos Primordial ya había terminado la totalidad del primer nivel; Su propio cultivo de artes marciales, estaba también en el pico del primer nivel de transformación corporal.

Con la fuerza de los nueve fragmentos y un puño que puede romper Madera de Hierro, ¡esto era la prueba de que estaba en el pico de las transformaciones del cuerpo de primer nivel, el entrenamiento de fuerza!

Los Nueve fragmentos equivalían a 900 jin. Este fue el pico de transformaciones corporales de primer nivel. Pero la realidad de la fuerza actual de Lin Ming no era menos de mil jin. Esto se debió a la influencia que los Meridianos de Combate de Virtudes Caóticas tuvieron en su entrenamiento, y no sólo eso, sino que su fuerza aumentaba diariamente. Sin embargo, Lin Ming fue realmente todavía atrapado en el primer nivel de transformación del cuerpo.

Después de que él circuló su fuerza del alma con la Verdadera Fórmula de Caos Primordial, Lin Ming comenzó a centrarse en sus entendimientos de los huesos. Su propio tiempo de deshuesar ya había alcanzado un grado extremadamente alto de habilidad y velocidad; Incluso una bestia viciosa de segundo nivel, no era suficiente para satisfacer sus peticiones de práctica. Desafortunadamente, incluso en el Gran Pabellón Claridad, las bestias viciosas de nivel tres eran muy raras. Lin Ming quería practicar en estas bestias raras, pero fue incapaz de hacerlo. ¡Así que pensó en una idea, y empezó a usar la espalda plana del cuchillo para deshuesar!

Normalmente, alguien que estaba deshuesando solo podría usar el cuchillo más afilado, o incluso un hacha o cualquier otro instrumento afilado. Deboning también a menudo tomaría la totalidad de un día para terminar una bestia de segundo nivel vicioso. Sin embargo, Lin Ming en realidad utilizo la espalda gruesa de un cuchillo para deshuesar. Era absurdamente difícil e imposible; El cuchillo se sentía como si estuviera cortando en roca sólida, y cada pulgada requería un grado extremo de esfuerzo y fuerza.

Esto estaba obligando a Lin Ming a estar constantemente agotando su capacidad física hasta el límite, mientras percibía la habilidad.

Antes, tomaba más tiempo comer un tazón de arroz que deshuesar una bestia de segundo nivel vicioso completamente, pero ahora dos horas todavía no era suficiente tiempo para terminar. Incluso después de hacerlo, estaba empapado en sudor.

Afortunadamente los resultados eran todavía buenos y él pulcramente cortó las losas de carne como lo había hecho antes. Si el Gran Pabellón Claridad sabía que Lin Ming estaba terminando de deshuesar a estas bestias viciosas de segundo nivel con sólo la parte posterior de un cuchillo, sólo verían a Lin Ming en el hospital más cercano.

Después de una noche de práctica, Lin Ming estaba adolorido de sus huesos. Había olvidado por completo los asuntos de la inscripción y se había quedado dormido.

Posteriormente de una noche de profundo descanso, Lin Ming despertó antes de amanecer y se dirigió a su lugar secreto en las montañas de Zhou para practicar sus artes marciales. Con huelga tras huelga, el sol empezó a elevarse hacia el cielo. En ese momento, un muchacho se acercó desde el claro. Era un muchacho alto y sano vestido de blanco.

—Hermano Lin, ¿por qué me preguntó ayer dónde vender símbolos de inscripción? ¿Realmente terminaste de grabar?

Este muchacho fue precisamente Lin Xiaodong. Ayer por la tarde, Lin Ming le había preguntado y él había respondido sin pensar. Pero después de pensar en ello cada vez más, ¡se dio cuenta de que no había manera de que Lin Ming hubiera sido capaz de crear cualquier inscripción!

Aunque Lin Xiaodong no tenía una comprensión profunda de la inscripción, él todavía sabía que era imposible para Lin Ming crear un símbolo completo de la inscripción. Probablemente era un producto de mala calidad o medio acabado, y si traía algo así a la feria para vender, los comerciantes probablemente lo habrían golpeado por ser algún estafador.

Lin Ming sonrió y asintió con la cabeza.

—Terminé algunas.

El corazón de Lin Xiaodong se endureció.

—¿Los trajiste para vender?

—Mm. Pero no vendí nada.

Se esperaba que no hubiera vendido ninguno, estos comerciantes no eran tontos. Lin Xiaodong clasificó a su amigo con un poco de preocupación. Sus ojos de cachorro de perro, estaban llenos de ansiedad cuando le preguntó.

—Hermano Lin, no fuiste golpeado, ¿verdad?

Lin Ming quedó atónito en silencio. Este pequeño hermano de verdad tenía una imaginación salvaje. Se echó a reír y golpeo a su amigo en el hombro.

—Realmente terminé los símbolos de inscripción, y no soy un estafador de segunda mano, ¿por qué sería golpeado?

Al decir esto, sacó los cuatro papeles simbólicos en los que había trabajado durante el último mes y se los mostró a Lin Xiaodong. No quería que se preocupara por él.

Sin embargo, tan pronto como Lin Xiaodong vio estos cuatro papeles simbólicos, su rostro inmediatamente se puso rígido de horror. ¡La vista de estos papeles del símbolo eran realmente … terrible de ver!

Adivinó que las inscripciones de Lin Ming podrían ser de segunda categoría, o incluso defectuosas, ¡pero esto era demasiado! El papel era amarillo grueso; Sólo tenía la apariencia de papel higiénico que fue utilizado demasiadas veces. Sólo un tonto lo compraría. Lin Xiaodong había visto varios papeles de símbolos por los maestros de inscripción antes y siempre estaban en hojas brillantes y limpias, eran colores brillantes.

Lin Xiaodong parecía como si hubiera comido una papilla estropeada. Él soltó una sonrisa seca. ¡Oh hermano mío, dulce hermano mío! No tenía el valor de avergonzar a Lin Ming, que probablemente estaba sufriendo. Sólo podía pensar en los varios centenares de liangs de material que se había convertido en un papel higiénico usado. El corazón de Lin Xiaodong estaba en dolor. ¡Esto realmente fue una pérdida de dinero!

Lin Ming notó que la expresión de Lin Xiaodong había cambiado, y podía adivinar lo que estaba pensando en ese momento. Simplemente dejó los papeles simbólicos. No había manera de explicarle esto a Lin Xiaodong de una manera que él pudiera entender.

—Hermano Lin, debo decir que, con su talento y esfuerzo, usted romperá el período de condensación del pulso tarde o temprano. ¿Por qué molestarse con esto? —Lin Xiaodong decidió probar el enfoque de la zanahoria para persuadir a su buen amigo. El palo, obviamente, no había funcionado.

Lin Ming sonrió y permaneció en silencio. Lin Xiaodong no estaba equivocado. Incluso si no se molestó con la inscripción, era sólo cuestión de tiempo hasta que alcanzara la fase de condensación del pulso. Ni siquiera la fase de houtian o incluso la legendaria fase de xiantian, no sería demasiado difícil.

Pero cultivar el camino marcial era una lucha diaria, y el tiempo no esperaba a ningún hombre. Si no mejoraba su cultivo lo más rápido que podía mientras era joven, sólo se haría cada vez más difícil con la edad.

Si no usaba medicinas especiales u objetos mágicos y sólo confiaba en sus propios esfuerzos, aunque tuviera una base sólida, todavía tomaría una cantidad masiva de tiempo. ¡Tiempo que Lin Ming no podía permitirse el lujo de gastar!

Por lo tanto, necesitaba ganar dinero usando la técnica de inscripción y tomar tantos atajos como pudiera.

—Xiaodong, vaya primero, todavía tengo algunos asuntos a atender.

—¿Asuntos? Hermano Lin, ¿no estás pensando en vender estos papeles higiénicos?

Lin Ming se rió y dijo con una sonrisa.

—No te preocupes demasiado, ya sé cómo son las cosas. —Mientras decía esto, Lin Ming ya había caminado varias decenas de metros a la distancia.

—F * ck! —Lin Xiaodong vio que Lin Ming había desaparecido y sólo podía maldecir a su espalda. Sabía que Lin Ming había decidido su curso y no podía cambiarlo. Hermano mío, oh hermano mío, ¡ten cuidado!

Aunque Lin Ming realmente tenía la voluntad y las aspiraciones firmes, algunas cosas estaban más allá incluso del control de los cielos …

Aunque había muchas tiendas en Ciudad Fortuna Celestial, el número que tenía las calificaciones para vender símbolos de inscripción no eran muchos. Incluyendo las casas de subastas y ferias, en total había menos de treinta.

Dentro de éstos, Lin Ming ya había visitado a la mayoría de ellos, y sin excepción, habían sido rechazado en todos ellos. Era sólo que él era sólo un aprendiz. Ocasionalmente un aprendiz tendría suerte para crear un producto completo, ¡pero nadie querría desperdiciar sus armas preciosas en un producto tan dudoso!

Lin Ming estaba un poco decepcionado por este revés, pero no le afectó. En su mente sabía que sólo necesitaba un poco más de tiempo y vería los frutos de su trabajo.

—¿Quieres vender esta inscripción en consignación? ¿Te burlas de mí niño pequeño? Eres tan joven y sin embargo, quieres hacer algo tan deshonesto. Esto simplemente no puede ser vendido. Ve, ve y no me retrases en hacer negocios. Estás bloqueando el camino.

El tendero del Pasillo de los Cien Tesoros, lo despidió con impaciencia. Las costumbres de los dueños de tiendas privadas eran siempre peores que las casas de subastas más profesionales. Lin Ming no se tomó esto demasiado a pecho, pero cuando se dio la vuelta vio una cara familiar. Era un rostro extremadamente hermoso, pero también era reacio a verlo.

No muy lejos de él, estaban dos niñas vestidas de amarillo claro. Una de ellas era la prometida que había perdido hace unos meses, y había acompañado a Zhu Yan para ir a la Séptima Profunda Casa Marcial, Lan Yunyue.

Lan Yunyue también acababa de llegar, y miró los cuatro documentos simbólicos en la mano de Lin Ming, y pensó en las palabras que el tendero acababa de decir. Su complexión demoledora cambió.

Lan Yunyue no había visto antes papeles de símbolos de inscripción, pero incluso si lo hubiera hecho, no conectaría esos objetos fabulosos a estos papeles toscos en la mano de Lin Ming. Suponía que Lin Ming estaba revendiendo mercancías … algunas mercancías no costaron mucho, e intentarían comprar esas cosas y venderlas en los mercados más comunes y de gama baja para la diferencia de precio. Este tipo de trabajo tenía bajas ganancias y, sobre todo, no era un trabajo al que pudiera sostener su cabeza.

También … La familia de Lin Ming no era rica, y tenía que soportar los gastos de cultivar artes marciales junto con los gastos diarios por vivir. Debe haber estado corto de dinero recientemente, y por lo tanto intentado lo que pudo …

Con ese pensamiento, Lan Yunyue suspiró. No sabía si debería decir algo en esta situación. Se sentía como si algo de lo que dijera pudiera lastimar la dignidad de Lin Ming, pero tampoco podía fingir que no le había parecido.

A estas alturas el comerciante había visto a Lan Yunyue, y su fea cara sonrió de inmediato. Del pasado al ahora, era como si él fuera una persona completamente diferente.

—Esta señorita, ¿qué bienes buscaba comprar? Ayer compraste una espada; ¿Fue fácil usarla? Ah, sí, ¿y qué hay del joven maestro que te acompañó ayer, ¿viene con usted? No lo veo.

Era obvio que la mención que hacía el tendero de un joven maestro se refería a Zhu Yan. Al ver esa sonrisa en la cara de los tenderos, Lin Ming también sabía que la última vez que Zhu Yan había llegado aquí con Lan Yunyue, el comerciante había hecho una fortuna.

Lan Yunyue no pensó que el comerciante mencionaría Zhu Yan en este momento, lo que sólo hizo la situación más incómoda y tensa. Quería explicarle que no había hecho nada con Zhu Yan, pero sostuvo las palabras en la punta de su lengua. Su rostro palideció y se endureció. Ya no era una niña, y tenía que tener claridad sobre estas cosas. Tarde o temprano se casaría con la familia Zhu, y aunque no le gustaba Zhu Yan, pero por sus metas, había caído en su destino y había elegido el camino de la traición …

Después de un poco más de torpeza, Lan Yunyue preguntó en voz baja.

—Ha pasado un tiempo … ¿has estado bien?

—Estoy bien. —Lin Ming respondió con calma. Lo que había en el pasado era en el pasado, no quería detenerse en estos asuntos.

¿Bien? Si estuvieras realmente bien, ¿cómo podrías estar allí? Un muchacho de quince años que sufre del dolor de la cultivación, mientras que también tiene que preocuparse de su propio sustento, y experimentando la burla de otros … ¿estaba realmente bien?

Lan Yunyue conocía la terquedad de Lin Ming, pero viendo su apariencia así, sólo podía insistir.

—¿No habías pensado en volver atrás …?

—¿Volver? ¿Volver a dónde? Ja ja, ¿me estás diciendo que renuncie a las artes marciales?

—No estoy diciendo eso. Sólo digo que cultivar artes marciales es peligroso para el cuerpo. Si no tienes suficiente dinero para comprar medicina, entonces es fácil sufrir discapacidad permanente … —Lan Yunyue suspiró, y su mirada cayó sobre los papeles simbólicos en la mano de Lin Ming. —El dinero que usted hace de la reventa de algunos bienes pequeños, no es suficiente para apoyar las necesidades de cultivo de artes marciales. No creo que hayas sufrido nada … Sé que no estás dispuesto a escuchar, pero no quiero pensar que más tarde en la vida, que lo único que harás es acostarte en una cama.

Al escuchar sus palabras de corazón, Lin Ming sonrió y dijo.

—Gracias por el consejo, pero no voy a renunciar. Nunca me rendiré.

(Celty. No me cae mal por la decisión que tomó, hasta el prota dice que no hay mal en buscar lo mejor, pero que entonces madure, siga su decisión y deje de joder)

Levantó la mano y señaló la hermosa imagen de la llama encendida en el papel de símbolo y dijo.

—El camino del artista marcial es como esta llama. Practicar las artes marciales sólo causará dolor. Los peligros son innumerables y el camino está lleno de obstáculos. Todo el mundo que camina hacia abajo, se convertirá eventualmente en ceniza, pero el verdadero artista marcial renacerá de estas cenizas. Incluso si yo fuera sólo una polilla pequeña y débil, entraré en las llamas sin vacilación. Voy a luchar contra mi destino por una oportunidad de un millón y voy a experimentar mi propio samsara y renacer en un ave fénix en llamas. Y aún ahora, ya no soy una polilla …

Lin Ming habló esas palabras con una débil sonrisa. Guardó sus papeles simbólicos y se marchó en silencio, dejando sólo la silueta de su solitaria, pero orgullosa espalda.

Lin Ming dejó el Pasillo de los Cien Tesoros, como una polilla a la luz. Este era su corazón de las artes marciales. Este era su Dao. Él perseverará hasta el día en que llegue al nirvana. No descansará hasta ese día en que se eleve en los cielos.

 

Traductora: Celty Strulson

 Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Índice