Terror Infinity V6 C5-1

Terror Infinity 

Vol 6: Capítulo 5-1.

 

El grupo de Zheng finalmente llegó al mercado. Se dividieron en dos grupos de acuerdo al plan. Un grupo fue a abastecerse de suministros, mientras que el otro fue a comprar caballos.

“Sí, sólo queremos caballos, camellos no. Si no tiene suficientes caballos, obtendremos el resto de otros comerciantes” Jonathan le dijo al comerciante mientras él pellizcó una pepita de oro con los dedos.

Uno tenía que admitir que el lado positivo de la codicia era la capacidad de tomar todas las ventajas posibles en la negociación. A pesar de la falta de voluntad que tenía cuando entregó la pepita de oro, en realidad él tenía una barra de oro entera en el bolsillo, el dinero que Zheng le dio para asumir la tarea.

Los dos grupos terminaron sus tareas dentro de una hora. Todos los comerciantes mostraron gran pasión bajo la influencia del oro y prepararon todo lo necesario en un corto período de tiempo. Sin muchas más palabras, tomaron sus suministros y se fueron a un pequeño almacén en sus caballos.

Ardeth los condujo dentro del almacén, un almacén vacío. Tomó una cadena y se abrió una entrada a un túnel. Y al mismo tiempo, dos armas apuntando hacia ellos desde la entrada.

Ardeth gritó algo, entonces dos hombres de negro aparecieron. Mostraron respeto y Ardeth asintió a ellos, entonces le dijo a Zheng. “Sígueme. Las armas están por debajo.”

El sótano no era demasiado grande, pero contenía una gran cantidad de armas. Aparte de los cañones, básicamente tenía todas las armas disponibles de esta era, incluyendo ametralladoras tomadas de un avión de combate. De la misma forma que estaba en la película, Ardeth recogió la ametralladora y algunos explosivos.

Después que todos estaban listos, Honglu dijo rápidamente, “Que dos de ellos vengan con nosotros. Después que dejemos el mercado, uno tomará parte de nuestros dispositivos de comunicación hacia el gran grupo, el otro va a tomar el resto de los dispositivos e ira derecho hacia Hamunaptra a la mitad de nuestra velocidad. En cuanto a nosotros, vamos a rotar entre tres caballos y llegar a Hamunaptra lo más rápido posible. Les daremos una sorpresa lleguen antes que nosotros o no.”

Así, el grupo dejó el mercado de nuevo. Para evitar la manipulación mental, todos –incluyendo a Honglu, que no podía luchar– se dirigieron hacia Hamunaptra. “Es la tercera vez que nos hemos cruzado con este lugar. Espero que no haya una cuarta” Zheng dijo mientras se sentaba en la silla mirando por encima de este desierto.

Evelyn rió. “¿Eso no está escrito, cierto? Si no podemos ver esto una cuarta vez, ¿no quiere decir que hemos muerto en Hamunaptra? Debería ser que hay que ver esta escena por cuarta vez.”

Zheng se rió de eso. Esto era algo que sólo los jugadores entendían. Tendrían que volver a la dimensión de Dios si terminaron la misión, por lo que no hay posibilidad de ver este escenario de nuevo. De lo contrario, significaría que fracasaron y fueron cazados o huyeron. Ambos de los cuales, podrían terminar en una eliminación. “Estoy cansado de correr. Debemos apostarlo todo en Hamunaptra. ¡Todos los problemas comenzaron allí y terminarán allí!” Zheng miró el anillo de Na. Tenía varias granadas que no estaban allí antes. El equipo decidió enterrar a Tengyi en una colina fuera del mercado y encontró estas granadas en su cuerpo. “¡Todo termina allí!”

Las dificultades eran inimaginables cuando se viaja sin parar y rotando entre tres caballos. Sentían como si sus cuerpos se estaban cayendo a pedazos. Afortunadamente con el beneficio del hechizo de aguante de Lan, ellos siguieron su camino. Se redujo el tiempo de viaje de varios días a un solo día y noche.

Eran las 4 a.m., sólo una hora más antes de llegar a Hamunaptra, justo antes del amanecer. Luego, sintieron como temblaba el suelo y la intensidad se estaba volviendo gradualmente más evidente.

Todo el mundo se dio la vuelta, pero estaba completamente negro. No podían ver nada más allá de un centenar de metros. Zero montó a la cima de una pequeña colina y miró hacia afuera. “Una gran superficie de arena se está acercando hacia nosotros. No parece una tormenta de arena, es de sólo uno o dos metros de altura. ¡Son las momias! ¡Muchas de ellas y están llegando muy rápido!”

Estas momias no tenían ninguna barra de resistencia, ni podían sentir dolor o la muerte. Varios miles de momias estaban corriendo sin parar a una velocidad que podría rivalizar con los caballos.

Justo cuando Zero terminó sus palabras, una nueva ola de arena apareció a la vista, junto con estridentes sonidos. Diez mil guardias negros de caballería estaban corriendo hacia las momias. Aunque ambas partes estaban a bastante distancia. Si no fuera por sus Hawkeyes, no sería capaz de verlos. Zero inmediatamente volvió de nuevo al grupo. “¿De verdad? Todos aumenten su velocidad. ¡Les daremos una sorpresa!” gritó Zheng y abrió el camino a Hamunaptra.

El grupo llegó finalmente a Hamunaptra al amanecer. Hamunaptra parecía magnífica bajo la luz del sol dorado, como si hubiera vuelto en el tiempo a la era próspera de Egipto. Pero nadie tenía el tiempo para apreciar este escenario cuando una docena de aviones volaron en Hamunaptra.

Todos se ocultaron en las sombras entre varios pilares de piedra hasta que los aviones pasaran. A continuación Zheng preguntó a Zero: “¿Puedes apuntarles a los aviones?”

Zero suspiró. “No seré capaz de llegar a todos ellos. No hay problema si se trata de sólo unos pocos. El rifle Gauss es potente, pero tarda demasiado tiempo para recargar. Sólo puedo disparar tres veces antes que los aviones aterricen. Creo que esta es la razón por la que trajeron tantos aviones, para evitar ser apuntados.”

Todos suspiraron mientras esta oportunidad fue reducida. Zheng exhalado y dijo: “Entonces, seguiremos nuestro plan original. Zero es responsable de dispararle a esa mujer y Heng te protegerá. Recuerda que debes correr tras un disparo independientemente de si acertó o no. Todos los demás van conmigo a la tumba. A continuación vamos a separarnos para buscar la estatua de Ra. El que la encuentre dará una señal con un arma de fuego.”

Zheng repitió su plan y luego se dirigió a la entrada de la tumba. Se dio la vuelta y miró a Zero y a Heng de nuevo antes de entrar. Zero estaba buscando un lugar adecuado mientras que Heng estaba ajustando su arco. Durante el momento en que Zheng se dio la vuelta, una mano le agarró el cuello por detrás y lo levantó.

En la entrada a la tumba, una mano formada por arena apareció de repente. Más arena se reunía alrededor de él y formó la figura de Imhotep. Lanzó a Zheng en la tumba. Zheng chocó con una pared pero porque la pared era bastante frágil, fue a través de ella y chocó con algo metálico.

Ardeth y Jie eran los más cercanos a la entrada. Ambos abrieron fuego contra Imhotep. Sin embargo, se ha demostrado que incluso las balas mágicas eran ineficaces contra él en El Cairo, por lo que estas balas normales que ahora estaban usando eran aún más inútiles. Las balas disparadas pasaron a través de él, y los agujeros al instante eran regenerados. O’Connell disparó con su rifle, pero fue en vano. Imhotep se quedó ileso y luego se transformó en una tormenta de arena.

Yinkong reaccionó inmediatamente, pero ella sólo alcanzó a sacar su daga antes que la tormenta de arena entrara en la tumba y desapareciera de su vista.

Al mismo tiempo.

¡Bang!

El rifle Gauss hizo su disparo al objetivo de Zero.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

AnteriorÍndice Siguiente

  • Juan Manuel

    Gracias.

  • Bryan Ssc

    Mierda, mierda, Zero, vamos, tú puedes.

  • Galiza

    No me maten con este suspenso DD:
    *se va al siguiente cap*