Terror Infinity V6 C1-2

A A A

Terror Infnity

Vol 6: Capítulo 1-2.

 

Hubo demasiadas sorpresas hoy, nadie se molestaba en hacer preguntas en este momento. O’Connell fue más profundo en el valle tan pronto como escuchó a Zheng. Evelyn, Jonathan y el comisario siguieron inmediatamente después. Observaron como Zheng sacó algunas piezas de momias y arena de su bolsillo, y luego levantó el Libro de los Muertos y coreó el hechizo que Tengyi le enseñó antes de su muerte.

A medida que la Energía de Sangre se canalizaba en el libro, la mezcla creció en tamaño y finalmente se convirtió en varios guardias momias. Zheng hizo un gesto con la mano y luego los guardias corrieron hacia el valle.

Lan le preguntó: “¿Qué peligro está detrás de nosotros… ellos nos están siguiendo?”

Zheng asintió. “No puedo estar seguro, pero tengo una sensación de peligro desde atrás. Esperemos que estos guardias momias puedan retrasarlos un poco más…”

Cuando escucharon sus palabras, todo el mundo corrió detrás de O’Connell, cruzando sobre las casas y los valles. Después saltaron más de dos viviendas civiles, Evelyn preguntó, “¡O’Connell! ¿Es esto lo que quieres decir con acceso directo? ¿Pasar sobre las casas de las personas? ¿Eres realmente un caballero británico? ¿No sabes que es de mala educación?”

“Soy británico…” Respondió mientras corría. “Pero no un caballero. Al menos, a diferencia de un caballero, no solo te besaría. Jaja.”

La cara de Evelyn se sonrojó. Ella lo maldijo inaudiblemente, pero todavía seguía justo detrás de él. Las otras personas se rieron al ver sus bromas. Este fue el único evento alegre durante su escape. A continuación una casa no muy lejos de ellos se derrumbó.

“Ellos están aquí…” Zheng dijo entre dientes mientras miraba sobre ella. Él agarró el cuchillo con tanta fuerza que sus dedos parecían pálidos.

La serpiente había recuperado sus cabezas, por lo que los guardias momias fueron incapaces de acercarse a él. Mordió a dos de los guardias y luego los golpeó contra una pared, aplastando al instante toda la casa. Pero los dos guardias restantes aun así saltaron hacia monje sin miedo.

Sin embargo, la serpiente se movió demasiado rápido, cogió ambos guardias cuando saltaron hacia el monje, a continuación los aplastó con una mordedura.

“Shainaia… ¡su ubicación!”, dijo el monje en el aire.

Tan pronto como hubo dicho esas palabras, un mapa de esta área apareció en su mente. El grupo de Zheng estaba corriendo en este mapa. Se estaban alejando más del monje, pero parecía que estaban desacelerando.

“¿Llegaron a su base? Bueno, ¡podemos eliminarlos a todos ellos a la vez!” El monje rió con frialdad. La serpiente bajó una de las cabezas y el monje saltó encima de él. Entonces la serpiente se volvió invisible, haciendo que pareciera que el monje estaba flotando en el aire. Estaba flotando hacia Zheng en línea recta, aplastando todas las casas en su camino.

El grupo de Zheng se había detenido por completo en su mente. Ellos estaban esperando en un área vacía y sin edificios. Tal vez estaban planeando ir a por todas contra el Equipo India.

“¿Planean ir a por todas? Bueno, te voy a mostrar el poder oculto de esta serpiente…”

Sin detenerse un poco, el monje cargó a esa zona vacía. Entonces un rayo fue disparado justo desde abajo de él, hacia donde Zheng estaba de pie, estalló una gran roca en ese lugar. Pero nadie estaba aquí, ¡esto parecía sólo un punto vacío normal!

Sin embargo, el mapa en su mente aún mostraba que Zheng estaba justo debajo de él. Sólo estaban de pie aquí sin moverse. No pudo encontrar ningún rastro de ellos, incluso después de bajar de la serpiente… Habían desaparecido.

“¡Shainaia! ¿Qué ocurre? ¿Dónde están?”, gritó el monje.

Después de un poco de retraso, una voz entró en su mente. “Líder, alguien interfirió con mi red mental. No puedo detectar su ubicación…”

Se calmó y dijo, “¿Qué hay de Lamu? ¿Y ese francotirador?”

“… Se escapó. Una cosa más, líder… Mínima dejó de respirar. Arot también volvió a su forma humana. Vuelva rápido, me temo que él no podrá lograrlo.”

El monje tomó una respiración profunda y rugió. Su cara se veía distorsionada, al igual que un Asura del infierno. Todo lo que quedaba en sus ojos era frenesí e ira…

El grupo de Zheng en realidad no estaba corriendo muy rápido. Afortunadamente tenían los hechizos de aceleración y resistencia de Lan. De lo contrario una chica normal como Evelyn no sería capaz de correr tanto. O’Connell conocía esta ciudad desde adentro hacia afuera. Se estaban acercando cada vez más a la plaza central. Al mismo tiempo, Zheng dejó escapar un suspiro de alivio.

Lan preguntó con ansiedad: “¿Qué pasa? ¿Ellos se acercan?”

Zheng sonrió. “No, el peligro ha pasado. No sé por qué, pero la sensación de peligro se ha ido. Parece que no nos están siguiendo más. Huu ~. Por fin podemos respirar tranquilos ahora.”

La torre del reloj entró en su vista y frente a ellos, Jie transportaba a Zero mientras corría hacia la torre…

Una mancha de sangre le empapó el pecho…

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice