Martial World-14

Capítulo 14 – Aumento de la fuerza

..

Lin Ming dedicó la mitad de su concentración a mantener la integridad de las runas del símbolo con su verdadera esencia, y la otra mitad de su concentración estaba dirigiendo la “Verdadera fórmula de Caos primordial” para acelerar la tasa de absorción de la verdadera esencia. Con estos dos pensamientos opuestos en su mente, ¡él falló su inscripción!

 (NT. Este necesita el pensamiento paralelo de kumo)

Después de cinco fracasos consecutivos y cinco pilas de materiales convertidos a cenizas, Lin Ming llegó a la conclusión de que era completamente incapaz de completar la inscripción antes de quedarse sin verdadera esencia. Después de pasar tanto tiempo en estos esfuerzos inútiles, finalmente cortó la fuerza del alma. Los sellos restantes en el aire temblaron, y luego detonaron en una sucesión de chispas brillantes.

Mirando el hermoso brillo, Lin Ming sintió un dolor punzante en su corazón. ¡Esto era dinero! Éste era todo su dinero …

Aunque no esperaba que la primera vez tuviera éxito, pero perder tanto oro le resultaba duro. El único revestimiento de plata, era que no había llegado al escenario donde tenía que usar su material más raro y caro, la seda de gusano.

Su material sobrante era suficiente para diez intentos más. Si no puede completar una inscripción antes de eso, entonces estaría muerto y no podría continuar más.

Si cualquier otro maestro de inscripción hubiera escuchado sus pensamientos habría tosido sangre. ¿Quieres tener éxito en diez intentos más? ¡Qué fantasía! Esta era la primera vez que intentaba inscripciones, y ya quería completar una inscripción en los próximos diez intentos, ¡un estudiante de inscripción normal tendría problemas incluso para elaborar una línea exitosa!

Lin Ming recogió las cenizas residuales de los materiales, y comenzó a contar sus errores hace un momento. Los recuerdos que heredó del anciano no estaban equivocados, pero era sólo que la brecha de fuerza del alma entre ellos, era simplemente demasiado vasta. Tal vez ni siquiera pueda completar una simple inscripción.

Estas técnicas de inscripción en la memoria del anciano, pudieron haber sido consideradas simples y ligeras por él, pero en el Continente Caída del Cielo, eran todavía técnicas piadosas incomparablemente complicadas. ¡Una vez sorteados, incluso los maestros de inscripción de esta tierra, estarían conmocionados!

Después de resumir las razones de su fracaso, Lin Ming comenzó a trazar contramedidas. No podía mejorar su propia fuerza del alma en tan poco tiempo, pero lo que podía hacer era minimizar los errores que hizo tanto como fuera posible. Era simplemente porque cada error era una pérdida de fuerza del alma. Si cometiera menos errores, entonces no sólo tendría más materiales y, por lo tanto, dinero, sino más fuerza del alma para usar.

Pensando así, dejó de usar materiales y en su lugar sólo practicó el uso de su fuerza del alma una y otra vez, como un zombi.

Su idea era muy simple. Usar la fuerza del alma era libre y era fácil para el cuerpo. Si practicaba la ‘Verdadera fórmula de Caos primordial’, entonces no perdería nada, pero también podría practicar al mismo tiempo. ¿Qué podría ser más perfecto? Era como si estos dos fueran hechos el uno para el otro.

Mientras no desperdiciara dinero, ¡no tenía miedo! No importaba si practicaba 100 veces. Si eso no fuera suficiente, practicaría 1000 veces. Si eso no fuera suficiente, practicaría 10.000 veces, 100.000 veces o incluso un millón de veces, hasta que el proceso se convirtiera en un reflejo, ¡y entonces no creería que volvería a fallar!

Ciudad Fortuna Celestial. Cuartos del mariscal.

En Ciudad Fortuna Celestial, dos complejos fueron considerados los más grandiosos y espléndidos logros arquitectónicos, el Palacio Imperial y los Cuartos del Mariscal, que estaban situados en la esquina noroeste de la Ciudad Fortuna Celestial. El Cuartel del Mariscal tenía tres millas de largo de un extremo al otro, y tenía mil pasos de ancho. Había cascadas rocosas con hermosas flores, y un corredor con un sinuoso jardín, junto con innumerables pabellones junto al agua. Era realmente impresionante.

En este momento, en el pabellón de la biblioteca de los Cuartos del Mariscal, había un anciano que llevaba un vestido largo y llevaba una jaula dorada. Junto a él, se erguía una muchacha de mirada pacífica y transparente; Era Qin Xingxuan.

—¿Oh? ¿Hay alguien así ahí afuera? ¿Incluso fuiste humildemente derrotada por él?

—Mm —Qin Xingxuan asintió educadamente. El anciano era su maestro, el más prestigioso y famoso maestro de inscripciones, el señor Muyi.

Qin Xingxuan tenía una memoria muy buena; Ella le contó completamente los acontecimientos que habían ocurrido, incluso cada palabra de Lin Ming. Después que el anciano escuchó, su expresión se hizo cada vez más digna. Al principio suponía que su joven estudiante estaba enamorada y era modesta sobre algún chico que le gustaba, pero parecía que ella fue realmente inferior. Por otra parte, el conocimiento del joven, era demasiado rico y experimentado; No era probable que viniera de alguien en el Reino Fortuna Celestial, sino de algún maestro antiguo de otra tierra más desarrollada.

Después de que terminó, ella también describió cómo Lin Ming dibujó las líneas y los símbolos de la fundación con tal facilidad y fluidez. No era algo que ella fuera capaz de hacer.

—Ser capaz de dibujar las líneas de la fundación con la fuerza del alma, pero también no detenerse y todavía ser capaz de captar las complejidades de la energía de cada punto … ¿qué es esto? —Dijo Muyi con sorpresa.

—Mm … —inhaló Muyi. Siempre había soñado realizar este llamado dibujo por instinto, pero uno no necesita millones, si no miles de millones de intentos. ¿Este muchacho empezó a practicar mientras todavía estaba pateando en el vientre de su madre?

—¿Estás segura de que tiene 15 o 16 años?

—Sí —Qin Xingxuan respondió con certeza.

—¡Maravilloso, maravilloso! —Muyi suspiró —Es una edad tan pequeña y ya está completo. Es realmente increíble; ¡Esta es la primera vez en mi vida viendo un talento joven! Pensé que sólo escucharía de genios como este en las leyendas. Pero estoy aún más curioso acerca de quién sería el amo de este chico. —Muyi pensó en vano. En su mente, consideraba todo el Reino Fortuna Celestial, e incluso varios países cercanos, pero no podía pensar en ningún maestro de inscripción oculto que pudiera comparar con este anciano.

A pesar de que Muyi no podía pensar en nadie, en términos de conocimiento de la inscripción, se le consideraba el experto de primera línea en el Reino Fortuna Celestial, e incluso en los países vecinos, estaría bien comparado con sus propios maestros de inscripción. Pero en comparación con este misterioso anciano, ¡no podía decir que tuviera ninguna posibilidad de ganar!

—No puedo pensar en alguien que sea capaz de enseñar a un discípulo tan talentoso. Pero si me atreviera a adivinar, entonces el amo del joven, podría haber venido de algún clan antiguo. — dijo Muyi.

—¿Clan antiguo? —Qin Xinghuan sobresaltó. El Continente Caída del Cielo era extenso, y tenía muchos millares o millones de años de tradiciones de clanes antiguos. ¡Estos clanes tenían herencias y legados incomparablemente muy profundos!

Por ejemplo, sólo el clan más reciente del Reino Fortuna Celestial, había establecido la Séptima Profunda Casa Marcial. Eran los Siete Profundos Valles. Probablemente tenían sus propios amos y legados secretos.

Hace doce años, los ancianos de los Siete Profundos Valles llegaron al Reino Fortuna Celestial, e incluso la Familia Imperial tuvo que ser respetuosa. El maestro de Qin Xingxuan, señor Muyi, era considerado el principal maestro de inscripciones del país, pero para los grandes clanes no era nada especial.

—Xingxuan, si lo ves la próxima vez, asegúrate de pedirle que se quede, para que yo personalmente pueda presentarme. Este joven no es tan simple. Incluso si él tiene un amo que viene de algún clan antiguo, para él tener este grado de habilidad es simplemente el cielo que desafía en este día y tiempo. Además, sea amable con él y trátelo con respeto. Su amo es una persona de habilidad inconcebible, que la capital entera del Fortuna Celestial no puede faltar el respeto; Ni permitirse ofender.

—Sí señor.

A medida que pasaba el día, Lin Ming arrancó otra página del calendario. Había estado practicando inscripciones todos los días. Cada tipo de símbolo, línea y runa, había sido practicada, Dios sabe cuántas veces, y cada uno estaba impreso en su corazón.

Usar la fuerza del alma día y noche era muy cansado para su espíritu y mente, por lo que sus ojos estaban siempre rojos de agotamiento. Su verdadera esencia había estado seca durante mucho tiempo. Estaba constantemente como una lámpara sin aceite. Pero había ganado algunos beneficios. Lin Ming descubrió que además del progreso en su técnica de inscripción, su percepción se había vuelto cada vez más sensible.

Ahora estaba deshuesando en el Gran Pabellón Claridad, pero incluso si era una bestia viciosa de segundo nivel, Lin Ming podía percibir fácilmente toda la estructura de la bestia, evitar los huesos y dejar que su cuchillo siguiera suavemente la carne sólida de una bestia viciosa de segundo nivel. Sólo necesitaba un palo de incienso, vale la pena de tiempo, para terminar completamente.

A una velocidad tan monstruosa, el personal del Gran Pabellón Claridad se sorprendió al principio y no lo creyó, pero después de verlo, se quedaron sorprendidos ante la incredulidad. Ahora en el Gran Pabellón Claridad, Lin Ming tenía un estatus mucho más alto. ¡Sus horas de trabajo eran opcionales e incluso las horas eran opcionales! ¡Su salario no era menos que el de los chefs maestros!

Con tal tratamiento, cualquier empleado estaría satisfecho. Y aunque Lin Ming era privilegiado, seguía deshuesando durante dos horas al día. Era también una forma de práctica para él; Deshuesar era una buena manera de aprovechar la utilización de la fuerza del alma.

Sin embargo, Lin Ming pronto encontró el no ser capaz de trabajar las dos horas. No había suficientes bestias viciosas en la totalidad del Gran Pabellón Claridad. De hecho, todos los productos almacenados del almacén ya estaban rebanados y preparados por Lin Ming. Cuando la hermana Lan, que se encargaba de revisar diariamente la cocina, se dirigió al almacén de hielo, vio que todas las bestias viciosas se habían convertido en pilas de carne y hueso. No sólo eso, sino que cada pieza era uniforme en tamaño. La hermana Lan estaba naturalmente sin habla.

¡Este muchacho era simplemente una máquina!

Finalmente, fueron los últimos diez días del primer mes. Lin Ming había preparado tanto su mente como los materiales. ¡Era hora de comenzar la inscripción otra vez!

 

Traductora: Celty Strulson

 Editora: Aucifer Sakuya

Anterior– InicioSiguiente

Publicado por

Celty Strulson

Buenas, soy una persona que gusta de las buenas historias, por alguna extraña razón termine aquí, y ahora soy llamada el ratón adorable de excalibur. Un placer conocerlos.

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias!

  • Juan Manuel

    Gracias

  • Otakueagle01

    Gracias por el capítulo. Ya el prota comienza a tener seguidores. Saludos

  • Bryan Ssc

    Vamos Ming! Haz algo increíble! XD

    • Fernando Hernandez Merino

      Pues hizo que se mojara la hermana Lan… XD