Terror Infinity V5 C7-3

A A A

Terror Infinity 

Vol 5: Capítulo 7-3

 

Cuando Zheng estaba luchando contra el hombre musculoso cerca del puerto, Muhammad Joseph estaba luchando contra Yinkong en el centro de la ciudad. Las calles eran largas e idénticas. Cualquier persona que viniera aquí por primera vez se perdería fácilmente. Antes de darse cuenta, Joseph había perdido la pista de Yinkong.

“¡No trates de correr! Allah, ¡Él no perdona desertores!”, gritó Joseph. Levantó un brazo y se enfrentó contra una pared. El brazo se dobló y se abrió revelando el cañón de un arma. Después disparó varios mini-cañones de su brazo, destruyendo la pared en pedazos.

Yinkong estaba a escondidas detrás de la pared utilizando una técnica del clan de asesinos para fundirse en la sombra, ocultaba su sonido y esencia. Incluso las personas en modo desbloqueado no podrían percibir su existencia tan fácilmente.

Pero cuando Joseph preparó su ataque, de repente sintió una fuerte sensación de peligro y saltó hacia fuera de la habitación. Justo al cruzar la puerta, toda la habitación se llenó de fuego. El impacto de las explosiones casi la envió a volar. Se dio la vuelta en el aire y dio un paso en la pared delante de ella para estabilizarse.

Tan pronto como se puso de pie, ella se apartó. Numerosos agujeros de bala aparecieron en el lugar en el que estaba parada y los agujeros de bala la siguieron hasta que ella llego detrás de otra pared.

“Jaja, dejar de intentar correr. Tú misma te pusiste en esta situación sin esperanza. Ni siquiera puedes huir en este entorno. Puedo realizar un seguimiento a través de estas tres casas usando mis misiles guiados y mi visión de rayos láser. Mientras todavía estés viva, no podrás escapar de mi visión. No trates de ocultarte. No trates de correr. ¡Ven a luchar conmigo cara a cara! Allah, ¡Él protegerá a los guerreros valientes!” Joseph abrió sus dedos mientras hablaba y se acercaba a una casa.

“¿Visión de rayos láser? ¿No se puede escapar de su visión? ¿Se refería a…?”

Desde el punto de vista de Joseph, su ojo izquierdo veía los colores normales del mundo mientras que su ojo derecho tenía un sensor infrarrojo. El cuerpo de Yinkong emitía la mayor cantidad de calor dentro de esta área. Sus músculos ardían con cada acción que daba. Se llenaron de tal poder como resultado de su formación durante todos estos años.

“No sirve de nada. ¡No puedes correr!” Joseph se rió en voz alta. Se sentía como si fuera un cazador persiguiendo a un conejo. Alzó el brazo y disparó varias veces más, bombardeando otra casa convirtiéndola en pedazos. Una sombra saltó fuera de esa casa y de inmediato disparó con balas desde sus dedos. Por un momento, la sombra perdió el equilibrio.

Joseph estaba a punto de volver a reír cuando vio que Yinkong corría hacia él usando un trabajo de pies familiar. Ella corrió hacia él mientras se movía de izquierda a derecha y luego cortó en sus dos brazos, haciendo dos cortes muy finos. Después que Yinkong terminó, se detuvo delante de Joseph.

Joseph se detuvo por un momento y luego gritó con enojo: “¿Tú también eres del clan de asesinos? Todos ustedes están locos. Cortando los tendones de alguien con un simple corte… ¿Crees que esto es eficaz contra mí? ¡Deja de soñar! Allah, ¡su guerrero no puede ser detenido sólo con esto!” Levantó un brazo y golpeó a Yinkong.

Yinkong estaba preparada para ello. Ella se movió hacia atrás utilizando el mismo juego de pies y luego empezó a correr en torno a Joseph en un círculo. Poco a poco parecía que varias Yinkongs corrían a su alrededor.

Joseph miró a través de su ojo derecho, sin embargo, todos ellas contenían la misma cantidad de calor. De inmediato les disparó con las armas de los dedos, pero las balas pasaron a través de las figuras, como si estuviera disparando a través de una ilusión.

“En el mundo real, ya han creado cyborgs. Los sensores infrarrojos causaron que perdiéramos a una gran cantidad de nuestros hombres en los primeros encuentros. Después de eso, hemos creado esta técnica de carrera para contrarrestarlo. Correr a un ritmo extremo pero consistente, con cada paso tomando sólo varios centímetros. Esto permite que el calor del cuerpo permanezca en el aire por un momento después de cada paso… A pesar que tú cuerpo tiene muchas partes mecánicas, aún así quiero preguntar… ¿Todavía tienes un alma?”

Yinkong sacó el Hellfire Fang. Estaba envuelto con una llama que podía quemar a través de las almas. La daga tomó la forma del colmillo de Cerberus.

La mente de Joseph se quedó en blanco por un momento cuando vio múltiples dagas en las ilusiones. Mientras tanto Yinkong ya se había trasladado a su lado en un instante y apuñaló en la articulación en el hombro izquierdo. Su brazo izquierdo fue desactivado inmediatamente y solo se quedó allí sin moverse. Por otra parte, se sentía un dolor único que venía desde su hombro. El dolor era tan extremo que empezó a gritar en voz alta. Esa sensación… ¡era como si su alma estuviera ardiendo!

“Las partes mecánicas también tienen articulaciones, siempre y cuando encontremos el sitio correcto.”

Yinkong apuñaló la daga en el otro hombro de Joseph y le dijo, “No te muevas, o morirás… No hables, o morirás… Mejor reza para que no vea a nadie de tu equipo, ¡o voy a suponer que te comunicaste con ellos!”

Los dientes de Joseph castañeaban por el dolor indescriptible. Sin embargo, no podía moverse ni un poco. El cuerpo mecánico que le había dado un sentido de seguridad se sentía como un tigre de papel en este momento. Las partes de su cuerpo con carne podrían resistir un poco estas llamas, pero las llamas en las partes mecánicas alcanzaban directamente su alma. Ni siquiera podía abrir la boca para pedir clemencia o detonarse a sí mismo. Observó como Yinkong encontró su columna vertebral mecánica. Luego, cuando apuñaló su columna vertebral, perdió inmediatamente la conciencia.

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos  

 

AnteriorÍndice Siguiente

Índice