Martial World-10

Capítulo 10 – Mujeres celestiales reunidas en Tierra Santa

Aunque Lin Ming se fundía con los recuerdos del fragmento del alma, no podía hacer luz de la dificultad de la inscripción. Con el fin de obtener más conocimientos para llenar las lagunas, debe practicar la coordinación espiritual del cuerpo y la mente, para poder integrar plenamente los recuerdos del alma dentro de su cuerpo.

Los materiales para la inscripción eran iguales a su oro ganado duramente. No podía perder ni un solo pedazo de ellos. En este momento, Lin Ming no se atrevió a usar ninguno de sus materiales preciosos, sino que reunió la verdadera esencia dentro de su cuerpo para practicar. Circulaba la energía en su cuerpo, y cada vez que parecía sincronizarse con los recuerdos del fragmento del alma, talló ese sentimiento en su mente.

Este era un proceso muy tedioso y espiritualmente duro, pero en la mente de Lin Ming podía ver decenas de miles de páginas moviéndose una a una, una y otra vez, a medida que su alma y su cuerpo se aclimataban gradualmente y sus movimientos se hacían más suaves.

La fuerza del alma requerida era enormemente exigente. De vez en cuando, Lin Ming se tomaba un breve descanso y, en el proceso, leía ese alarmante manual, “Técnicas de inscripción: cómo empezar en el camino de la inscripción”, y se sentiría relajado. Aunque el manual no podía ofrecerle nada que él no supiera del fragmento de alma, le permitió tener una comprensión más sólida y concreta de las técnicas de inscripción de grabado de Continente Caída del Cielo.

Al final de un día completo de práctica, Lin Ming cerró el manual. En el manual no había una sola descripción de algo parecido a Sky Worm Silk (gusano de seda del cielo).

El gusano de seda del cielo fue una prioridad para Lin Ming. Había visto muchos materiales en la Feria, pero no había visto esto, aunque había encontrado un buen rastro de información. El Reino Fortuna Celestial tenía gusanos de seda, pero generalmente se usaban para hacer cadenas de cítara*.

(NT. La citara es un instrumento y al parecer también se puede utilizar como un arma)

Lin Ming no podía estar seguro de que estas dos cosas eran una y la misma …

Debido a las diferencias en la calidad de la tierra y el cultivo, los materiales identificados en el Reino de los dioses podrían no ser necesariamente los mismos a pesar de que comparten el mismo nombre. El Gusano de Seda del Cielo en el Reino de los dioses, podría ser completamente diferente al que está en el Continente Caída del Cielo.

Lin Ming identificando no con el nombre, pero con otros factores como la apariencia y el olfato. Si estos estaban emparejados, entonces era lo más probable la misma cosa. Pero en la mente de Lin Ming, él sólo tiene los recuerdos de la Tierra de los dioses y, como no ha visto la versión de Continente Caída del Cielo, no podía estar seguro de que fueran idénticos.

Lin Ming pensó muy detenidamente en dónde podía encontrar gusano de seda del cielo, y finalmente llegó a la conclusión de que podría localizar algunos en la Séptima Profunda Casa Marcial.

La mayoría de los artistas marciales pueden usar la espada, a veces el sable, o arco, y así sucesivamente, pero siempre a menudo hay aquellos que utilizan armas extremadamente raras y preciosas. Por ejemplo, ¡la cítara!

El nombre de Séptima Profunda Casa Marcial, naturalmente se origina en los Siete Profundos Valles. Pero el nombre de los Siete Profundos Valles, también proviene de una facción de siete personas, cada una de las cuales utiliza varias armas. Una de ellas era una mujer, ¡y su arma pasó a ser la cítara!

Por lo tanto, la cítara es también una herencia de los Siete Profundos Valles, y ha sido transmitida de generación en generación hasta nuestros días. ¡Debido a esto, es un departamento establecido en la Séptima Profunda Casa Marcial.

Pero las dificultades de la cítara son demasiadas para contar. El talento requerido era insoportablemente alto, pero el usuario también tenía que tener un temperamento tranquilo y regio. Debido a estos requisitos, este departamento de la Séptima Profunda Casa Marcial, siempre había sido solitario en comparación con los departamentos más populares. La gran mayoría, al menos el 99 por ciento de los que vinieron a estudiar la cítara fueron mujeres que llegaron a cultivar su carácter y habilidades instrumentales, y no tenían interés en matar con sangre, ni interés en el estudio extremo de las artes marciales.

Lin Ming inmediatamente se puso en marcha. ¡Su destino era el Salón de Conferencias Públicas del Departamento de Cítara, donde públicamente daban conferencias!

Cada año, la Séptima Profunda Casa Marcial, que se estableció en el Reino Fortuna Celestial, seleccionó talentos de primer nivel para entrar en los Siete Profundos Valles. A petición de la familia real, la Séptima Profunda Casa Marcial también otorgó permisos especiales a los no estudiantes para que ingresaran a los pabellones donde pudieran asistir a las conferencias.

Sin embargo, con el fin de entrar en la sala de conferencias pública, se necesita una Tarjeta de Pase especial. De lo contrario todo el mundo, sus madres, padres y perros mascotas vendrían. Así que la sala de conferencias pública fue impermeabilizada contra la mayoría, excepto los que tenían permiso.

La Profunda Casa Marcial había establecido las reglas para la entrada. Uno tenía que ser por lo menos de la tercera etapa de Transformación del Cuerpo, parte de la aristocracia, o un estudiante de la Séptima Profunda Casa Marcial o la Profunda Casa Marcial del Cielo. Otros no tuvieron el privilegio de entrar en la sala pública. Las conferencias eran realmente populares y muy demandadas, pero el contenido real todavía estaba reservado para los discípulos principales.

La Tarjeta de Pase que Lin Ming tenía actualmente fue tomada de Lin Xiaodong. La familia Lin era muy grande después de todo, y muchos jóvenes y ancianos que cultivaban el Camino Marcial estaban naturalmente en la Séptima Profunda Casa Marcial. Con las conexiones de Lin Xiaodong, obtener una tarjeta de pase no era demasiado difícil.

Como Lin Ming primero fue a visitar a Lin Xiaodong, que gritó. ¡Hermano! ¡Mi propio, querido hermano! ¿Has sido finalmente curado de tu idiotez?

Lin Xiaodong realmente admiró el trabajo duro de su hermano y la diligencia hacia las inscripciones. En su corazón, siempre había creído que este gran hermano alcanzará los límites más altos posibles de los artistas marciales y se convertirá en una leyenda, ¡conocida en todas las tierras! Pero las técnicas de grabado de inscripciones eran algo que no era alcanzable a través de las propias convicciones. ¡No importa cómo era conducido, usted necesita la aptitud innata!

Si realmente era posible convertirse en un maestro de la inscripción, lanzando alrededor de 800 liangs de oro para comprar algunos materiales y una copia de este manual verdaderamente sombrío, Técnicas de inscripción: cómo empezar en el camino de la inscripción, entonces los maestros de la inscripción se arrastrarían alrededor como hormigas.

En los ojos de Lin Xiaodong, para Lin Ming estudiar la inscripción, no era más que un sueño de pipa. ¡No sólo perdería todo su dinero y se convertiría en un mendigo, sino que también perdería un tiempo valioso!

Pero Lin Xiaodong era un verdadero hermano de Lin Ming. No era posible persuadirlo, por lo que Lin Xiaodong sólo podía prescindir desesperadamente de Lin Ming con la Tarjeta de pase, para que considerara sus opciones.

Decidió que encontraría un momento auspicioso y traería a Lin Ming al salón médico y encontraría a un médico de renombre. ¿Qué más podía estar mal con Lin Ming, pero que en su cerebro lo había confundido y porque su espíritu estaba perturbado?

Entonces, Lin Ming llegó a la Séptima Cámara de Conferencia Profunda del Departamento Público de la Casa de Cítara. Era un edificio elegante que tenía tres pisos de altura. El área de conferencia era espaciosa.

Sin embargo, lamentablemente Lin Ming no sabía que el Cabildo de la Séptima Cámara de Conferencia Profunda del Departamento Público, era equivalente a un baño de señoras. ¡Era una verdadera tierra santa en la que todos los hombres estaban expresamente prohibidos!

La razón de esto era que los estudiantes del departamento de la cítara eran esencialmente todas mujeres. Estas mujeres que querían estudiar el Dao de la Cítara, tendían a ser de familias aristocráticas. En toda su vida habían sido gradualmente influenciados por las dulces melodías de la música, ¡y por lo tanto sus apariciones también eran incomparablemente altas! Estaban entre los más hermosos ejemplares de mujer. El resultado de esto fue, que muchos corazones de maestros aristocráticos jóvenes, fueron perturbados y tentados con pensamientos lascivos, y tuvieron sueños de noche, en los que iban a cazar a estas bellezas.

Estos jóvenes maestros confiaron en su estatus para obtener una Tarjeta de Pase y podrían así frecuentar el Departamento de Cítara para espiar a las jóvenes con sus intenciones oscuras y francamente sucias. No vinieron para las conferencias, en lugar de centrarse, sus ojos se dirigían en las curvas de las estudiantes femeninas, especialmente ésos con muslos deliciosos y … los cofres redondos.

¡Incluso después de que las conferencias estuvieran terminadas, las seguirían alrededor y comían sus alimentos en su proximidad, las seguían mientras las señoras iban de compras! ¡Finalmente las bellezas del Departamento de Cítara, alcanzaron los límites de su paciencia! Habían venido aquí para aprender el Dao de la Cítara, y necesitaban mantener un corazón tranquilo y una mente pacífica, ¡lo cual era imposible con todos los perros lascivos que las perseguían! Poco a poco, el Departamento de Cítara comenzó a impedir que los hombres entraran, en particular a esos gamberros masculinos de ojos chillones, y los arrojaban afuera directamente, ¡sin piedad!

Lin Ming entró en el Salón de Clases de Cítara, pero el tiempo de la conferencia aún no había comenzado, y varias estudiantes estaban en silencio, intercambiando charla y habilidades de la citara entre sí. En el centro, una chica estaba tocando una nueva melodía. Era una melodía ágil y fresca que se llenaba de elegancia cuando las notas fluían; Era una melodía tentadora que se demoraba en la mente.

Lin Ming se acercó a dar una vuelta. La cuerda de la cítara no era de gusano de seda, como había previsto. Después de todo, la seda del gusano del cielo era un artículo costoso y raro. Las cuerdas eran especialmente auténticas y tenaces. Alguien cuyo cultivo era demasiado bajo podría ser fácilmente herido tratando de jugar en la seda del gusano del cielo. Las flores jóvenes y frágiles del Departamento de Cítara no tendrían forma de usar cuerdas tan poderosas.

La chica que estaba tocando la cítara estaba demasiado dedicada a su arte para notar a Lin Ming, pero las otras dos mujeres que escuchaban naturalmente, notaron la presencia de un hombre. Ellas fruncieron el ceño, pero no hablaron.

Cada otro período de tiempo siempre habría algunos hombres con malas intenciones que se ciernen como moscas. Esperaban su turno y mientras fingían ser un entusiasta de la cítara, se acercaban, sólo para mirar el pecho de las alumnas. Este tipo de hombres hicieron que las alumnas sintieran repugnancia absoluta.

Las alumnas que estudiaron el Dao de la cítara, tendían a ser pacientes y no querían perder la cabeza al discutir contra alguna sucia bestia, así que muchos depredadores sexuales, serían detenidos e incluso tal vez, tomarían el asunto en sus manos. No fue hasta que un grupo de hermanas se unieron bajo la dirección de la Hermana mayor que a todos los pervertidos se les mostro la puerta.

Aun así, seguían habiendo aquellos desvergonzados y groseros pícaros que, incluso después de ser expulsados, regresaban con la excusa de que eran verdaderos estudiantes del Dao de la Cítara y que querían estudiar este ‘Dao de la Cítara’, junto con otras alumnas, y que ciertamente no tenían pensamientos sucios. Pero eran sin duda, ¡estudiantes desvergonzados que eran sólo dueños del Dao de la depravación!

Debido a esto, la hermana mayor también se hizo igualmente despiadada, y en el segundo día, puso en posición vertical una señal audaz por encima de la entrada sobre la que estaba escrito, “Los hombres y los perros, no entran”.

El asunto se volvió cada vez más serio y finalmente se abordó mediante la intervención de miembros de alto nivel dentro del departamento. Por lo tanto, los hombres fueron prohibidos en el Salón de Clases de la Cítara. La excepción era que los estudiantes varones que llegaron aún podían entrar, pero bajo la condición absoluta de que su presencia fuera determinada por las estudiantes del Departamento de Cítara. ¡Todos los hombres que tenían un indicio de las malas intenciones malvadas fueron inmediatamente expulsados y todos los privilegios fueron para siempre revocados!

Como tal, con el tiempo, ahora el Cabildo Departamento Sala de Conferencias ya no veía ni siquiera las sombras de los hombres.

Lin Ming naturalmente no sabía la historia sórdida del departamento de la cítara y su guerra con todos los pervertidos. Miró a su alrededor y no encontró un solo instrumento que utilizara el gusano de seda, y así comenzó a pasear por un lado del pasillo a una colección de libros, esperando tal vez que había algo aquí relacionado con lo que estaba buscando.

Al salir, varias estudiantes terminaron de jugar y miraron al lejano Lin Ming que estaba de pie cerca de las estanterías. Dijeron con un susurro, Este tipo no parece que estudia la cítara.

Mm, creo que vi a ese pícaro mirando la mano de Xiao Sian hace un momento.

Sorprendentemente, no parece tan viejo. Aparenta alrededor de 15-16 años de edad.

¡Humph! Este es nuestro césped local. Un varón de 16 años ya debería estar casado. Alguien de mi edad podría ser ya una madre. La chica que hablaba era sólo una chica de 17 años. En Ciudad Fortuna Celestial, los jóvenes de 18 años generalmente se han casado para entonces. En el campo más rural, incluso se casan con uno o dos años de antelación, por lo que un hombre casado de 16 años no era demasiado raro.

Lo que sea, no está bajo nuestro control. La anciana mayor vendrá a la conferencia pronto. Si este tipo tiene pensamientos sucios, inmediatamente le pedirá que se vaya.

Lin Ming no había escuchado la discusión de estas chicas; De lo contrario se habría quedado sin habla. De hecho, sí miró la mano de Xiao Sian, ¡pero eso fue sólo porque estaba tratando de averiguar el material de las cuerdas!

Siguió buscando información sobre la seda del gusano del cielo. Afortunadamente, el Salón de Conferencias del Departamento de Cítara era muy grande, e incluso este lado tenía una buena área reservada para una colección de libros, cada uno de los cuales tenía una variedad de conocimientos musicales e historia.

Lin Ming, por supuesto, no estaba interesado en la música, buscó y buscó y finalmente encontró lo que estaba buscando. Se trataba de un manual llamado “Lista de la citara”.

“Lista de la citara” era una enciclopedia de instrumentos antiguos de todo tipo, que incluía los orígenes, los usuarios, los fabricantes, los materiales y otros conocimientos arcanos, todos los cuales se describieron en detalle.

Por supuesto en estos materiales raros, también se incluyeron el gusano de seda del cielo. Lin Ming estaba incomparablemente excitado, y empezó a leer con vigor.

‘Lista de la citara’ presentó las propiedades del gusano de seda del cielo y métodos de recolección. La única falla hasta ahora fue, que no había ninguna imagen disponible del gusano de seda del cielo, pero Lin Ming fue capaz de aproximadamente determinar que este era el gusano de seda del cielo que él estaba buscando.

Lin Ming estaba leyendo inocentemente y sinceramente, y no se daba cuenta de que el número de estudiantes en el Salón de Conferencias empezó a subir. Por otro lado, lo notaron en la esquina por sí mismo. En este grupo de bellezas celestiales, la presencia de un solo hombre con su ropa sucia era verdaderamente simple como el día.

Afortunadamente, Lin Ming no había mirado a su alrededor, ya que todas las atenciones de su corazón estaban enfocadas en el libro. A pesar de que las alumnas pensaron que podría ser falso, no tenían ninguna evidencia de que pudieran usar eso para echarlo.

Originalmente, la conferencia habría procedido suavemente, pero apareció la legendaria hermana mayor del Departamento de Cítara, que conservó un prejuicio enorme contra la totalidad de los hombres.

En los círculos sociales de jóvenes maestros aristocráticos, el nombre de la Hermana Mayor era como un rayo que reverberaba en sus oídos y hacía que sus corazones se calentaran de ira. El signo sobre el que «Ningún hombre o perro entrará» fue escrito era un insulto para todos ellos, y les hizo sentir el dolor de perder tantas oportunidades con las damas de esos … bienes apreciables. ¡La maldijeron para que siguiera siendo una solterona por el resto de su vida!

De hecho, la anciana hermana mayor era una belleza entre las bellezas. Tenía alrededor de 20 años de edad, y tenía un rostro ovalado impecable, estatura que pertenecía a la realeza, muslos largos y delgados y piernas que subían al cielo.

Era una lástima que la hermana mayor nunca hubiera mostrado interés por los hombres y se irritara fácilmente con un temperamento corto. ¡Cualquier macho que se atreviera a contemplar su majestuosa belleza, se le enviaría un golpe rápido y decisivo, entre sus dos piernas!

Después de que la anciana hermana mayor llegó, ¡al instante descubrió Lin Ming! Sus cejas de sauce se arrugaron de inmediato, y ella dejó su cítara y llegó delante de él. Ella golpeó sus dedos tres veces en su escritorio y le preguntó, ¿Cómo entró?

Traductora: Celty Strulson

Editora: Aucifer Sakuya

                                 Anterior– InicioSiguiente

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias Celty y Aucifer!

  • Juan Manuel

    Gracias,

  • Rafael Estrada

    Sigan subiendolo con mas frecuencia esta muy bueno +_+

  • Bryan Ssc

    O.O la ira de una mujer en cada palabra es abrumadoramente alta… ahora siento pena por el pobre Ming que no sabe nada xD