Hiraheishi Vol 1 capítulo 9: Pesadilla Antigua

(NT. Un capitulo estremecedor, algo fuera de lo común tomando en cuenta que John siempre menciona los hermosos paisajes de su vida, y sus emociones positivas, este es un capitulo contrario a lo que nos tiene acostumbrado, bueno, WELCOME TO HELL)

 

– Des… Ta

 

¿…? ¿Qué es? Escucho algo.

 

– Despier…

¿Quién es? Alguien quiere decirme algo.

 

– … ¡Despierta! ¡John!

 

Me estremecí y luego salté como si tratara de escapar, no entendía lo que estaba pasando y frente a mí estaba una cara conocida. El individuo con rasgos cincelados me sonrió enigmáticamente, en ese momento me encontraba en el ejército, estaba luchando contra el ejército de los demonios, y cierto compañero mío había venido sólo para despertarme.

Sería normal si se tratara de un plebeyo, pero en tiempos de paz él era el hijo mayor de una familia noble aunque debo decir que es un tipo extraño porque querría ser amigo de una persona común.

 

– … Kelkeyr, no grites en mi oído, es suficiente con que sacudas mi hombro… ¿O acaso es imposible despertarme?

 

No era necesario preocuparme con la elección de mis palabras, recuerdo que hace un par de años cuando nos conocimos y le trate de acuerdo a la situación pero cuando fue su turno de dirigirse a mí, de sus labios, palabras de frustración salieron:

 

“Ya tuve suficiente de esto, yo también tengo la piel de gallina, por favor deja de comportarte como la sociedad te lo pide”.

 

En primer lugar, su tono de aristócrata que no lo usara me dejo un poco desconcertado, con el que estaba conversando era el hijo de un aristócrata noble. El fácilmente podría aplastarme, para él, hacerlo sería una especie de juego, y yo tontamente estaba manteniendo un tono respetuoso mientras él se comporta de una manera amistosa.

Pensé que tenía que deshacerse de este comportamiento, este comportamiento no se daba con el resto de nuestros compañeros. Al final siempre estábamos hablando de igual a igual (sé que tenemos una buena amistad, pero es necesario mantener una distancia), lo que provocaba que nos vean con recelo, el único que se divertía era Kelkeyr.

 

(NT. ¿¿No será que los estaban confundiendo en sus preferencias??)

(NE: Puede ser mi amigo… Puede ser… (¡Malditas sean Fujoshis! Su dominación mundial esta mejor pensada que la de los chinos…))

 

No me di cuenta de su uniforme militar, por lo que lo estaba tomando con calma, aunque saberlo tampoco incurre a algo bueno. Una vez que me doy cuenta puedo notar que su uniforme era lo que usan los nobles, pero en sorpresa kelkeyr seguía con su mismo trato ¿porque será que tengo este favoritismo?

 

(NT. Ja, Gayyyyyy)

(NE: Inserte meme del chino de ¿Qué paso ayer? Gritando “Ja, Gaaayyyy”.)

 

Incluso una vez dijo que quería dejar de usar el tono formal, así fue como el primer hijo de una familia noble, Kelkeyr, fuera de todos los títulos obtenidos se hizo más amigo de John. Este mismo amigo vino a mi tienda a despertarme pero notaba algo diferente de cuando me llama al gimnasio o a tomar una copa, Kelkeyr dijo con cara culpable.

 

– Lo siento, pero fui promovido, me está llamando como oficial de estado.

– ¿Un oficial de estado? Jaja, seguro se tomarás decisiones importantes. Seguro mañana iras a capturar la capital demonio Siluran.

– No sé… Pero no hay necesidad de esa promoción solo por ser aristócrata.

– Tienes que tener un gran apoyo, Sr. aristócrata.

– ¡Loco, ya te has divirtido lo suficiente! Yo…

– ¿Acaso no eres un aristócrata?

– Suficiente ¿acaso no lo sabes? Llegue aquí como un soldado ordinario.

– Jajaja, estas en servicio regular pero sólo para luego ser promovido a un ritmo acelerado y seguro que en 3 años podrás llegar a ser general.

– Cierra la boca, debido a que soy un soldado pude reunirme con vos, y por ello estoy feliz, en fin vamos.

 

(NT. No sé si lo dije, pero, JA GAYYYYY)

 

Una vez dicho esto, junto con Kelkeyr, nos disponíamos a salir, por esta acción él estaba tratando de ocultar su vergüenza. Nos dirigimos a la tienda del oficial de estado mayor de la quinta división de las fuerzas que luchan con el príncipe de los demonios, fui allí porque estaba familiarizado con un oficial de estado. Al llegar a la tienda, saludamos oficial de estado mayor.

 

– Quinta División, segundo regimiento, oficial de estado Autun, Kelkeyr Marchionne Phoenix reportándose.

– John Serias reportándose.

 

Un hombre de baja estatura, que estaba sentado en una mesa en la parte trasera de la tienda, nos miró y solo una pequeña risa.

 

– Bienvenido. Necesito su consejo… Tienen que saber que es de alto secreto, así que no se atrevan a decirle a nadie sobre esto… Oye, tú.

 

Junto a él estaba su subalterno, después de unas pocas palabras en su oído nos saludó y salió. La sonrisa en el rostro del oficial de estado mayor cambió y se hizo más depredadora.

 

– Y ¿Por qué razón vienen ustedes dos? Solo llame a Kelkeyr.

 

Él es un individuo arrogante, uno de los pocos habitantes de mi pueblo que alcanzó el éxito en la vida, Coe, estaba mirándome. Esa mirada no me daba miedo, más bien incluso forzado a recordar el pasado. Sólo no entiende por qué tuve que venir.

 

– Yo fui traído, pero si interfiero, puedo salir.

– No, nada, francamente, me gusta que estés aquí.

– ¿En serio?

– Sí…

 

(NE: No sé si lo dije pero: ¡Malditas Fujoshis!)

 

Coe se levando y se trasladó a un punto.

 

– Como saben, mañana vamos a la capital de los demonios aunque ya es conocido por todos en estos momentos. La cantidad de demonios que están ahora es menor porque fueron a nuestra capital, esta es nuestra oportunidad, si la tomamos la victoria de la humanidad estará más cerca, este será un gran paso para la victoria.

 

Su mirada se sentía tensa, dependiendo del ataque de mañana nuestra desventaja puede cambiar. Ese era el significado de esa batalla, pero en su cara no había ningún indicio de alegría o expectación. ¿Por qué? La misma pregunta se hacía Kelkeyr pero él la expresó.

 

– No se ve feliz ¿Por qué?

 

En respuesta Coe tomó un mapa, el lugar no era uno famoso. Era un lugar que los demonios no deberían querer tomar, era un lugar apartado de la capital, el movimiento de los demonios era sabido gracias a los exploradores y los testigos que veían el movimiento del ejercito enemigo en cuanto al lugar señalado me dejó sin aliento.

 

– ¿Qué ves, John?

 

La voz de Coe estaba en calma, no entiendo.

¿Por qué señalo ese lugar? Pero siendo el caso ¿Por qué Coe esta tan tranquilo?

Mi corazón latía como loco, lo que vi en el mapa me impactó. Literalmente lloré.

 

– Coe… ¡No es verdad! ¿Cómo… Esto no puede ser?¡ ¿ Ese acaso no es el pueblo Taros?!

 

Sí, en solo unos pocos días el pueblo de Taros fue destruido. Dicha información fue incluida en el mapa, solo mi pueblo fue destruido pero Coe estaba en calma, simplemente no lo podía creer estaba seguro que mi pueblo no sería atacado. Pero Coe negó con la cabeza.

 

– El pueblo llego a su fin, tamb…

 

Antes de que acabara estrelle mi mano en su cara, no podía dejar que termine.

¿Por qué estábamos luchamos? ¿Por el bien de la humanidad? Claro que sí, pero ante todo por el bien de nuestros seres queridos. Entonces, ¿cómo puede decir eso? Simplemente no se puede decir, si uno piensa con calma es claro como el agua, pero esta conversación no lo era.

Coe se tambaleaba mientras se levantaba, sentí la mano de Kelkeyr en mi hombro.

 

– … Es suficiente.

 

Su voz reflexiva me sorprendió.

 

– ¿Por qué no me detuviste inmediatamente?

– Porque Coe lo quería así, te contuviste, Coe también lo sabe.

– Sí…

 

Alrededor de la cara de Coe sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas, Coe se paró, parecía que estaba a punto de llorar, él tampoco podía dejar de estar triste.

 

– … Lo siento.

– No, esta es mi culpa… Hey, John, ¿qué vas a hacer?

 

Ya lo he decidido.

 

– Voy a volver.

– ¿A dónde?

– A Taros.

 

Habiendo dicho esto salí de la tienda no miré a su cara, no podía. Lo que haría fue una gran ofensa militar, incluso no me quejaría si se decidiera ejecutarme, debido a lo que hice el ejército humano se redujo considerablemente pero no podía abandonar al pueblo de Taro.

Pero pensándolo de nuevo entiendo que nada puedo hacer, sólo morir con ellos, pues que así sea tengo que volver. Sin un caballo demoraría mucho, fui a los establos llegando escuche una voz que me llamaba de atrás.

 

– John… ¡Espera!

 

Volteo para mirar a Kelkeyr, su hermoso rostro estaba lleno de sudor.

 

(NT. ¿Era necesario eso de hermoso rostro?, tendré que averiguar si es el autor o la autor)

(NE: Por favor haslo… PD: Me acabo de dar cuenta que el nombre del pueblo es el de o una fruta, o verdura o comida…)

 

– ¿Viniste a detenerme?

– No, no lo hare, has uso de esto.

 

Kelkeyr me entregó unas riendas, estaban hechas de un material especial, y solo puede ser usado por personas especiales.

 

– ¡¿Estas son riendas dragón?! ¡¿De dónde lo has sacado?!

– Soy un aristócrata, si alguna vez estaba en una situación irremediable lo usaría para escapar.

 

En su cara no había alegría, se vio obligado a usar su odiada identidad.

 

– Pero el día de hoy tendrán un mejor uso, lo usaras para llegar al pueblo de Taros.

– Pero para mí la magia…

 

Las riendas de dragón normalmente son activadas con magia, pero Kelkeyr negó con la cabeza.

 

– Estas riendas solo pueden ser usados por mí, ¡iremos juntos mi amigo!

– ¡No! No quiero causarte problemas.

– ¿Qué problemas? John, eres mi mejor amigo.

– … Y tú el mío.

– Y los amigos en tiempo difíciles deben estar dispuestos a arriesgar sus vidas por los demás. ¿Ok?

 

Kelkeyr lo dijo con una sonrisa así que ahora apenas puedo contener las lágrimas, pero él me tomó por los hombros y me dijo.

 

(NT. Esto queda mejor si pones una canción de fondo, recomiendo la de TITANIC)

(NE: No por favor que me duerm… ZZZZzzzz…)

 

– ¡No hay tiempo para lágrimas, John, vamos hacia Taros, tratemos de salvarlos, me acordé de la información del mapa, hay una ruta en la que no encontraremos al ejercito de monstruos, podemos hacerlo, vamos!

– … ¡Aha!

 

Nos fuimos directamente hacía donde se encontraban los dragones, el responsable de los dragones nos ordenó regresar pero lo reducimos. Tomamos un dragón y nos fuimos volando, cuando regresemos, es seguro que nos esperara un tribunal militar.

En todo caso, en este momento, estamos enfrentado a la muerte, así que era innecesario pensar en él un futuro incierto. Disfrutando del viaje a través del cielo, Kelkeyr saco algo de su bolsillo y me dio.

 

– ¿Qué es?

– Es de Coe, esta es la sanción por violar en código militar.

– En serio.

– Jajajaja, no tomes una broma tan a la ligera aunque es posible que no lo sea.

 

Me entrego un colgante, en ella había una piedra, la piedra brillaba mostrando varios colores como de un arcoíris. Era seguro que poseía magia, pero no sabía lo que era.

 

– Yo no diría que es una broma.

– Esto lo hicieron los chicos de Sostene, ¿sabes?

– ¿El departamento de magia?

 

Realmente un departamento muy notorio en el ejército, a medida que la guerra se prolongaba el presupuesto del departamento de magia creció. Estudiaron y produjeron varios artículos de alto nivel como armaduras mágicas tácticas y otros artículos más elaborados.

Como resultado todos los recursos humanos recogidos fluyeron hacia el equipo de investigación Sostene, donde científicos locos llevan a cabo su investigación y continuamente registraban resultados.

Uno de estos experimentos fue un experimento en seres humanos, no lo puedo rechazar ya que ha servido al ejército, para bien o para mal, los chicos de Sostene poseen cuatro principios en su investigación.

No mienten, si dicen que se necesita para el experimento entonces realmente se necesita. Hacerlo en el menor tiempo, ellos entienden lo importante que es un recurso humano. Es imposible utilizar todo a la vez y luego tirarlo, así fueron los experimentos realizados en humanos sin ellos era imposible salir de algún punto muerto que resultó para el bien de la humanidad.

El colgante en la mano daba una sensación de miedo, el también tenía otro colgante en su mano, se le notaba temeroso de ese artículo…

 

– Bueno, estos serán repartidos a todos los soldados. Si es así, te puedo dar este ahora.

 

Habiendo dicho esto se lo puso en el cuello, al ver que no había pasado nada me puse el colgante. Kelkeyr me frunció el ceño.

 

– ¿Debería pasar algo?

– Debería pasar algo al ponerse.

– Bueno…

 

Después de haber tratado con los colgantes, pedí más información

 

– Bueno, ¿qué son?

– No sé exactamente. Los chicos del departamento de magia lo llamaron “plato”.

– ¿Para las comidas? ¿Esto acaso es un utensilio de cocina, o qué?

 

Kelkeyr se encogió de hombros y no respondió, era todo un misterio.

 

– No sé, ellos siempre tienden a tener un pésimo sentido para nombrar y este nombre tampoco es el mejor.

– Bueno, y, ¿cómo se utiliza?

– Ni idea.

– ¿Estas cosas definitivamente son peligrosas?

– ¿Acaso algo que hacen ellos es seguro?

 

Kelkeyr, sonriendo, conto historias de cómo mediante magia modificaron a un hombre hasta hacerlo del tamaño de un oso y le colocaron una extraña mano derecha en forma de pinza de cangrejo. Toda esta conversación fue hecha para lograr distraerme, así llegamos al pueblo Taros.

 

– John…

 

Kelkeyr me tomó por el hombro, él quería que no sienta todo el dolor, incapaz de decir alguna palabra sólo podía estar de pie en el lugar.

 

– ¿Cómo paso esto?

 

Esto, lo dijo, mirando a su alrededor. Lo sabía, cuando Coe me mostró el mapa yo esperaba que esto pasara, pero teniendo en cuenta eso decidí llegar hasta aquí. Todo el trayecto me repetía a mí mismo que no pasaba nada, todo fue en vano. El pueblo Taros ya no existe, solo hay fragmentos de casas quemadas, ni siquiera podía ver algún monstruo.

 

(NT. Para los que se están confundiendo, esto sucedió antes de la llegada de los héroes, en ese entonces se creía que los monstruos eran demonios inferiores)

 

Sólo había rastros de destrucción, alrededor sólo se podían ver cadáveres y huesos, reconocí varias caras.

 

– John… Ni siquiera sé qué decir…

 

Yo no le contesté, tampoco podía decir algo en esta situación. Empezamos con la búsqueda de sobrevivientes, teníamos que peinar todo el pueblo. Pasando por el pueblo, pensé.

¿Qué le puedo decir a Kelkeyr?

Pero antes de que algo se me ocurriera lo oí, escuche cierto sonido por los escombros.

Seguro son algunos sobrevivieron.

Corrí hacia el sonido, pero los sobrevivientes no estaban allí.

 

– ¿Uhmm? ¿Más sobrevivientes? Wow, tendré una deliciosa comida.

 

Era un demonio, lamio sus labios, saboreando el hecho de que pensaba comernos y en su mano, había…

 

– Mamá… … Karen…

 

Dos cabezas, eran las cabezas de las mujeres que conocía. En este punto de mi garganta se produjo una extraña voz, una que nunca había oído. Al oírlo, el demonio se rió.

 

– ¡Eres curioso, eres gracioso! Jajaja, este hombre se volvió completamente loco ¡jajajajaja!

 

Mi cabeza estaba a punto de explotar, tantos sentimientos dentro de mí crearon una tormenta, pero el más fuerte de ellos era mi deseo de matar a este demonio. Un deseo de venganza, pero el poco de razón que todavía me quedaba me decía que era imposible. Conocía la diferencia entre mi fuerza y la fuerza de un demonio, mi venganza no era posible.

Iba a morir aquí a pesar de que Kelkeyr vino conmigo, el acabara matándonos pase lo que pase. Al menos él tiene que sobrevivir. Pero Kelkeyr no está a mi lado, simplemente no está aquí, tenía sentimientos terribles. Mi voz se silenció, quería que el escapara, pero él era mi mejor amigo, por lo que no escaparía.

 

– Hey, John, encontras…

 

De la nada apareció Kelkeyr, el vio al demonio, se dispuso a sacar su espada para enfrentarse al demonio pero el demonio era más rápido, el demonio no me miraba el observaba a Kelkeyr, y en tan solo un instante el demonio decapito a mi amigo. La cabeza se desprendió, fue como si alguien pateara un balón. Nuevos sentimientos de venganza me llenaban, lo matare, incluso si tengo que morir, matare a este infeliz, el odio que sentía quemaba mi interior. Y… Sucedió.

 

… Escucho.

… La voz de odio.

… Escucho.

… El grito de la venganza.

… Y aquí está el plato.

… Sin embargo, tengo modales.

… Hay comida que no puede comer.

… Pero hoy encontré algo apetecible.

… Adoro el odio y la venganza.

… Y la comida de allí, puedo comerlo ordenadamente.

… Voy hacia usted.

… Mi poder.

… Mi fuerza, le cubrirá de negro.

 

(NT. Por petición de muchos, les traigo su loli, con oferta de tiempo limitado, compre su loli y lleve completamente gratis una cabeza cercenada, los tenemos en 3 modelos, una de una joven mujer, una de una suculenta ama de casa y para ellas de un rubio moja bragas)

(NE: No se hagan ilusiones, todas las lolis de las historias son mías… Bueno, como consuelo, les dejo las cabezas cercenadas.)

 

Una voz, una que se escuchara como si fuera una canción. La voz como si de una chica inocente y dulce se tratara, al oírla mi conciencia se disolvió.

 

(NE: No fue tan malo como dijo el SpawnFall… ¿Con esto ya sabemos que no será una historia trágica?… ¿O puede ser que sea más trágica aun? PD: nos tomares vacaciones de una semana -.-

 

 

(Broma) )

 

Anterior Indice Siguiente

 

  • Pingback: Hiraheishi capítulo 9: Pesadilla Antigua – Es-Updates()

  • Juan Manuel

    Gracias.

  • ALEXIS A.C.

    Jajaj el yaoi es el plan de los orientales para herir el espíritu de los hombres y que se desanimen cuando empiecen su ataque así no opondrán resistencia kuku…ejem un Loli siendo así prefiero a una Milf…

    • Jose Torres

      Vivan las milf

    • Bryan Ssc

      Milf para todos!!!

  • KinSatsujin

    Gracias por le nuevo capitulo.

  • Jose Torres

    Gracias por el capítulo de shaoi

  • zwein

    naaaaaaaa bueno la tragedia ya sucedio si fue mandado al pasado y ni asi logra proteger lo que es importante para el entonces solo es ******

  • Juli Freixi

    Muchas gracias!
    Autor o autora?

    • SpawFall

      Autora

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Bryan Ssc

    Alv, una loli salva al prota?xD

  • bladimir

    Gracias por el capitulo

  • Galiza

    No me puedo imaginar con cuanto dolor el traductor y editor trabajaron la primera parte de este cap xD Pero si sólo es un muy buen amigo del prota….amigo decapitado…
    Ummm lo último debió de ser una vista dolorosa…

  • Ecle-chan

    Nuevamente yo divida en dos.
    1.- etoo ¬¬, siento que he sido de algún modo ofendida… y pues… si el BL dominará el mundo ¿algún problema? https://uploads.disquscdn.com/images/9ee9ad7a2795fde98805e01d2f4ac100fb98ef50b5eeca9872956ce952d76c0c.jpg
    (Funjoshi defendiendo sus gustos… y contenta del triunfo del mal muajajaja)…
    Bueno Bryan-sama a mi no me culpes… culpa al autor o autora… demonios, quitarle la cabeza al posible seme (?) justo en ese momento.

    2.-… como decirlo ¡indescriptible! ver a tu madre, amiga de la infancia y para colmo tu mejor amigo (?) siendo comida de demonio… solo puedo poner imagénes. https://uploads.disquscdn.com/images/f0d466705095d855eead5ab5c402bed75a88c30ffb1a5396ab4465e4b206f0ad.gif https://uploads.disquscdn.com/images/529cc986983f57fa9b4501d32ec4237901bb09fc142d5db218df5cd5101959ea.gif
    Solo diré… que se lo que es perder a alguien justo en tus brazos… no le deseo eso a nadie, no hay descripción o imagen ante eso.

  • Cristian N. Hernández

    ……………………. en serio…….. este capitulo en verdad me puso en duda el sexo del autor…

    va. espero que los proximos capitulos no sean como este capitulo

    ¡Gracias por el capítulo!

  • Andrés

    Es cierto lo que se comenta al principio, ha sido estremecedor… encontrar tanta homosexualidad latente en un solo capítulo, comentarios incluidos. ¿Hay ciertos detalles que indiquen que había homosexualidad? pues alguno, como eso de “hermoso rostro”, que bien se podría haber quedado como parte de la ya mencionada personalidad envidiosa del protagonista o una mera licencia que se toma el autor/a para dejar patente que el amiguete noble era un guapito de cara, pero casi todos los comentarios que añadís son porque ya veis cosas gays hasta en la sopa. Sospechoso…

    Que parezca obvio que os vallan las salchichas y aún no lo querais admitir, cosa que a nadie le va ni le viene mas que a vosotros mismos, no quita para agradecer la traducción.

  • Shiro Shihiro

    esto me mato. ni en momentos asi me puedo poner seria, gracias a esos comentarios enmedio del capitulo y porcierto quiero las dos cabezas de mujer, quedense con el rubio moja bargas