Hiraheishi Vol 1 capítulo 10: Despertar, regresando

A A A

(NE: Como somos buena gente…)

 

Cuando desperté frente a mí se encontraba el demonio, estaba agonizando y de su boca salía sangre.

 

– … … Gkhu… Gkhu… Tú… ¡Usted-s-s!

 

El demonio intentaba decir algo pero sólo se escuchaban gritos extraños, pero, en este escenario imposible, no me di cuenta de lo que estaba pasando. Aprovechando el momento sostuve mi espada y la clave en el pecho del demonio.

Las habilidades de los demonios son superiores a la de los humanos, son criaturas increíbles, pero, si se destruye el cuerpo, ellos también mueren. Si me fijo en el cuerpo del demonio tenía muchas heridas, grandes y pequeñas, para infligir esta cantidad de heridas a un demonio hay que ser realmente excepcional.

Eso sí lo digo de manera suave, porque para mí hacer esto es imposible, pero en estos momentos mi espada está metida en el pecho del demonio. Miro mis manos, no tuve más remedio que retirarla de allí.

No recuerdo lo que pasó, si alguien me dice que yo le gané no le creo. Entonces, ¿qué?, pero eso ahora no importa, en este momento tenía sentimientos increíblemente fríos y desagradables. Apuñale nuevamente al demonio, una oleada de emociones que salían desde el fondo de mi corazón me decían que su tiempo de vida ya estaba por terminar.

Cuando saqué la espada los ojos del demonio se abrieron, su cuerpo se estremeció e hizo un débil grito. Fue el último momento de su vida, sus ojos se cerraron lentamente y se volvió cenizas.

 

– … ¿Qué pasó?

 

Murmuré, cuando todo había terminado.

 

– ¡¿…?! …

 

Un increíblemente dolor se extiende desde mi corazón hacia todo el cuerpo.

 

– ¡In-ah…!

 

No sabía que era este dolor agudo, nunca he tenido una experiencia así. Se extiende cada vez más por todo el cuerpo. Me derrumbe boca arriba, me gire y me puse en posición fetal, pero ¿en qué podía ayudar estas acciones? El dolor era increíble, el dolor era fuerte, tanto que no podía respirar.

Alguien me estaba matando, quería gritar, pero no había nadie alrededor, sólo las ruinas de las casas. Seguí soportando el dolor, pensé que duraría para siempre, hasta que se acabó.

¿Cuánto tiempo ha pasado?

Entonces me di cuenta de que las luces de la luna iluminaban tanto a una chica como a las ruinas de la que alguna vez fue un pequeño poblado.

¿Hace cuánto que apareció?  ¿Estaba ahí desde el principio?  ¿O acaso llegó cuando me hundía en el dolor?

Quería decir que su presencia estaba fuera de lugar, todo esto era muy extraño, pero tan pronto como junte mis fuerzas para hablar en todo mi cuerpo sentía como si me pincharan con agujas, ya no podía hablar.  Al darse cuenta de lo que soy capaz, ella misma habló.

 

– ¿Estas con vida?

La pregunta sonaba como si tuviera un poco de miedo, para evitar la propagación de dolor asentí suavemente. Aunque esto era un simple reconocimiento de sus palabras, esta sola respuesta era importante para ella. La extraña chica realizo un movimiento de cabeza, algo sorprendida hablo.

 

– Ah, de verdad no estás roto. Ya lo entiendo, pero en serio me sorprendiste.

 

Ella abrió mucho los ojos, mirándola de cerca tiene una hermosa cara pero algo de ella me asusta. Me estaba preguntando:

¿Realmente es humana?

Llevaba un traje negro con un patrón exquisito hecho con hilo de plata, se asemeja a una mariposa. El diseño estaba bien desarrollado, pero a la vez estaba cargada de una profunda oscuridad.  Ella me señalo con el dedo, y se aseguraba de observar cada una de mis reacciones, asintió y sonrió.

 

– No estas roto, aunque en tu corazón hay brotes de odio.

 

Pero, ¿quién es ella? ¿Qué está diciendo?

En ese momento, cuando esas preguntas se formularon en mi mente, me di cuenta de que había olvidado algo importante.

¿Dónde está Kelkeyr? ¿Mi madre y Karen?

No sé si me pregunté en voz alta, pero ella bajó la cabeza.

 

– ¿Me pregunto?

 

Una vez dicho esto ella se desvaneció, y al cabo de un tiempo en luz ella volvió a aparecer como si se tratara de simples frutas ella puso tres cosas delante de mí.

 

– ¿Estás buscando esto? ¿O esto?

 

*Clap clap*

 

Dando palmaditas a las cabezas la chica sonrió, era una sonrisa distorsionada, en su rostro se podía ver claramente locura y la luna la hace ver aún más misterioso.

 

– Hey, ¿pero qué estás haciendo?

 

Ella inclina un poco su cabeza, mientras esperaba por mi respuesta.  Había tres cabezas, estas pertenecían a personas queridas para mí.

 

♦ ♦ ♦

 

– Desp… ta…

 

Desde la distancia podía escuchar una voz, sentía que era como el ruido que se pierde en el fondo del mar.

 

– Des… pie… ta…

 

Cada vez se sentía más cerca, siento como si fuera una voz humana, seguro se trata de un sueño.

 

– ¡Despierta! ¡John!

 

Auu.

El dolor que sentí en mi oreja inmediatamente me hizo despertar. Mis ojos eran bañados por una luz penetrante y al lado de mi cama, podía ver una cara familiar.  Cabello color beige atado en una trenza, una chica de pueblo con carácter inflexible… Nuestro amor mutuo que tengo con Ted.

 

– Karen… ¿Porque estoy aquí?… Quiero decir, yo…

 

No recuerdo cómo llegue a mi cama, recuerdo haber perdido el conocimiento cuando me enfrente a mi padre. Entonces…

Mi padre me trajo aquí, al lado de mi cama había una espada de madera, también se encontraba mi armadura hecha de cuero. Todo el cuerpo me dolía producto de llevarlos hasta el límite, además podía ver producto de los golpes varios hematomas.

Pues bien, este dolor era algo que sabía que ocurriría por lo que nada se puede hacer, por supuesto durante la guerra ya estaba acostumbrado, hasta el punto que no le prestaba atención…  Sin embargo tampoco es necesario seguir sintiendo esto constantemente, quisiera poder usar pronto la magia de recuperación. En cuanto a Karen.

 

– John, ¿estás despierto?

 

Sus ojos grandes y redondos, me miraban.

¿Por qué esta aquí Karen?…

Esa pregunta se apoderaba de mi mente, pero antes de preguntarle me acordé de mi sueño y al instante sentí la sensación de opresión.

Karen está viva, ella aún esta con vida.

Mis glándulas lagrimales me dolían, no era posible pararlos con mi fuerza de voluntad y entonces abrace a Karen.

 

(NE: ¡Llorón!… No, no puedo decirlo después del ultimo cap…)

 

– ¿Eh? ¿Ehhh? ¿Qué estás haciendo? Hey, John, no llores…

– … Gracias a Dios. Gracias a Dios…

 

Estaba llorando y murmurando, Karen estaba confundida. Karen tenía casi siete años y ella no lo consideró desagradable o embarazoso, más tranquilo finalmente la solté y le dije.

 

– Lo siento, accidentalmente.

– ¿Accidentalmente?… ¿Que?

 

Karen me miró con sorpresa.

 

– John, estamos hablando normalmente…

– Sí.

– ¿Es extraño?

 

Karen ladeó la cabeza inquisitivamente, para ella era muy extraño. ¿Acaso no siempre estaba evitándola?, es seguro que ella pensaba que yo la odiaba. Ella es una amable y cariñosa chica, dotada de buena resistencia, ha sido muy fiable y nos gusta a todos los niños del pueblo. Lo mismo se aplica a mí, yo también estaba enamorado de ella.

Sin embargo, hasta hace poco, los chicos del pueblo la evitaban y si me hacía amigo de ella pronto sus admiradores estarían rodeándome, había decido que mientras nuestra relación con Ted no mejorara no hablaría con ella. Como ayer nos hicimos amigos no hay razón para evitar a Karen.  Cuando le dije la razón por la cual la evitaba, en su cara se pintó indignación.

 

– ¿Acaso todos los hombres son idiotas?

 

Parece que ella pensaba que yo la odiaba, esos temores eran infundados pero al parecer saberlo la calmó. En estos momentos estábamos hablando en mi habitación, aunque estábamos conversando hasta el momento solos mi padre apareció.

 

– Oh, John. ¿Estás bien?

 

Él vino a preguntar por mi estado, el vio que estaba teniendo una conversación. Me miro y haciéndome señas me dio a entender.

(Después hablaremos, por ahora, ve a divertirte con Karen.)

Mi padre sabía sobre todas mis lesiones cosa que le llamó la atención, solo quería asegurarse de que no hubiera problemas.

 

– Ya que todo está en orden, ¿por qué no pasas el tiempo con Karen? Vayan a caminar

 

¿Acaso no es demasiado pronto? Pero Karen me tomó de la mano y me llevó fuera de la habitación, parece que ella también quería salir a la calle. Cuando llegamos a la salida de mi casa, me di cuenta de que nada podía hacer y renuncie a ir con ella.

 

– Cuando vuelvas, le dirás a Emily lo que sientes y lo que ella siente.

 

Esas palabras que mi padre pronuncio tenían un significado diferente, lo que escondían esas palabras eran que al volver a casa tendremos una reunión familiar. Bueno, desde el principio estaba decidido a contarles todo así que no hay problema. Espero que no se asusten de mi edad psicológica, me despedí de mi padre y salí con Karen.

Los niños, siempre juegan al aire libre ¿qué vamos a jugar?

Seguí a Karen y llegamos al centro del pueblo, allí se encontraba el grupo de Ted jugado con espadas.

 

– ¡Iremos con ellos!

 

Karen es una chica poco femenina, por lo que en lugar de coser y jugar con muñecas le gustaba luchar con espadas y trepar a los árboles. Durante las peleas ella tuvo el valor y la fuerza para luchar con los chicos en igualdad de condiciones, incluso el líder de todos los chicos, Ted, podía contar con ella. Él era el único que no se podía someter a cualquiera, el estatus de Karen era tal que incluso un marginado como yo podía entrar fácilmente a ese grupo.

Karen se acercó a Ted y sus amigos, ella solo dijo un par de palabras. Los persuadirá o los obligara a que juegue con ellos, en la cara de los amigos de Ted se formaron expresiones de contrariedad pero poco a poco comenzaron a mostrar expresiones de sorpresa. Ella le dijo algo a ellos, y de inmediato se iluminaron.

¿Pero que les ha dicho?

Pensando en ello los miraba a la distancia, después algunos niños se acercaron a mí por supuesto también se encontraban Ted y Karen, después Karen informo.

 

– John! ¡Vas a pelear contra Ted!

 

Esa propuesta inesperada me confundió, aun confundido Karen continuo con su monologo.

 

– Bueno, de hecho, John es fuerte, lo vi pelear esta mañana.

En ese momento me di cuenta de que Karen vio la lucha contra mi padre.

 

(NE: … ¡ACOSADORA!…)

 

Anterior Indice Siguiente

  • Pingback: Hiraheishi capítulo 10: Despertar, regresando – Es-Updates()

  • Juan Manuel

    Gracias,

  • Kurusu Roshi

    Gracias colegas por el capítulo a y también quería preguntar si no están interesados en traducir una novela que se llama “Hail the king” es una muy buena en mi opinión.

  • Emanuel Perez

    Ya ted valió verga

  • Karma

    Gracias por el cap

  • Jose Torres

    Omggg muchísimas gracias, 2 capítulo por día jejeje y terminó la conclusión de la persona misteriosa

    • Alphar

      No, no, no, no te hagas ilusiones. Fue por que me dieron lolis nada más(?

    • SpawFall

      No se acostumbren, que en un arranque de locura les dejo sin novela 1 mes >:(

      • cerch4

        seas mamon >:I

  • KinSatsujin

    Gracias por el nuevo capitulo.

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias!

  • Otakueagle01

    Muchas gracias por el cap. Ahora aparece nuevos personajes. Saludos

  • Prox-Sensee

    Gracias por el cap 😀

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Luis Andres Solano

    Peinado de la muerte D:

    • RHGykivgyrjuh

      Que es eso del peinado de la muerte?

      • Bryan Ssc

        Fíjate bien en los Anime donde mueren personajes.
        Todos los pjs femeninos con ese peinado, son asesinados.
        El peinado con trenza cayendo sobre el hombro hacia adelante, es el peinado de la muerte.

        • RHGykivgyrjuh

          Jmmmm. Prestare mas atencion de ahora en adelante. Gracias

  • Bryan Ssc

    Alv con Ted, pero supongo que John se dejara vencer.
    Y… ¿porque la del peinado de la muerte estaba espiando en casa del prota?

    • Ecle-chan

      ufff no me había parado a ver eso del peinado de la muerte, aunque más me ingriga al chica gotica ¿acaso un demonio que no estaba con el resto de las facciones demoniacas?

    • Cristian N. Hernández

      tenias que hacerme acuerdo de ese maldito peinado

  • bladimir

    Gracias por el capitulo

  • Ecle-chan

    Aun… sigo traumada, su descripción de como quedó luego de ver que mató al demonio pero aun así… el mundo se hizo añicos y por más que se desgarró internamete, la tortura siguió partiendo y destrozando su corazón, porque esas personas no regresarán, porque el mundo injustamente sigue girando aun si no están…, como dije ese dolor es indescriptible. ¿cómo no culparlo de no llorar si está otra vez en ese anciado lugar, con los que quiso y perdió?

    ahhh lo lamento… es solo que su dolor reabrió mis propias heridas.

    https://uploads.disquscdn.com/images/511e10869296a8d8338615dd7a3c30917a583f8bc4e733ee260779bbbcfd7324.gif

  • Cristian N. Hernández

    ¡Gracias por el capítulo!