Hiraheishi Vol 1 Capítulo 7: El interrogatorio y el comportamiento desafiante

A A A

Más allá de la hermosa mesa de madera de una pieza estaban mi madre y padre y yo los miraba, la situación era tan grave como intentar calmar las olas del mar, con un comportamiento similar una vez más me convencí que son marido y mujer. Sus figuras serán diferentes pero sus almas son similares, ellos representan la fuerza invencible.

No me gusta esto, ni en esta vida ni en la otra podría ir contra esta pareja. No quiero decir que en mi vida nunca tuve una época rebelde pero esas memorias están pintadas en negro, y me causa dolor… No sucedió… Nada de eso sucedió.

 

(NT. El protagonista más humano del cual leo, hasta le da tic nervioso)
(NE: Y yo el más llorón que leo… ¡Por todos los dioses (soy ateo)! Deja de llorar y ponte a practicar esgrima y magia)

 

Ahora me están mirando, me están interrogando. Yo estaba en absoluto silencio, pero ¿qué es lo que diré? No lo sé, no es que pueda decir Lo siento, pero un día murió su hijo y ahora vive otra vez. Mi temor no era que no me crean, con todo el dolor de su corazón creerán cada palabra que diga.

 

(NE: No, no. Mijo puedes decirlo, es más dilo. Quiero ver la cara de tus padres cuando lo digas… Aunque yo les diría que fue un sueño ¿Porqué no hacen esto los protas?)

 

Sé cómo son mis padres y sé que tan generosos pueden ser, sin embargo, en mi vida anterior, todo fue envuelto en oscuridad. He visto tanta muerte, perdí cada cosa que era importante y finalmente caí presa del odio, no quiero decir nada al respecto. Dándose cuenta que tenía algo que me atormentaba, las opiniones de mis padres cambiaron, reflexivos y cambiaron su punto de atención.

 

– John…

 

Mi madre habló en voz baja.

 

– No sé lo que ocultas, pero si contarnos te molesta… No tienes que forzarte a hacerlo eres nuestro hijo, nuestra forma de quererte no va a cambiar ¿estás de acuerdo, Allen?

 

– Así es… Lo siento, John, esta es la primera vez que te veo así, de casualidad le conté a Emily todo lo que paso… Pero no diré a nadie más lo que paso, es posible que tú secreto, al igual que hoy, te ponga en peligro. Eso me molesta, por eso pensé que sería prudente que lo compartieras con nosotros pero si lo consideras demasiado importante… Simplemente no deberías compartirlo, entendí eso viendo tú cara… Me doy cuenta que estaba equivocado, lo siento…

 

Mi padre inclinó su cabeza.

No, padre, no deberías bajar la cabeza. No deberías estar criándome, supones que soy un niño inocente lleno de  energía y solo soy un adulto que tuvo una muerte miserable. ¿Por qué deberías discúlpate conmigo?

Eso es lo que quería decir, pero las palabras no salieron.

 

– John… ¿Lo que guardas en secreto, es tan importante?

 

Aunque mi padre me hablaba de esa forma, solo me limite a asentir.

 

(NT. No es mi caso, pero conozco algunos que les dan un buen castigo para hacerlos hablar. Aunque creo que de esta forma seria más fácil sacar información)

(NE: Dímelo a mí, si no hablaba a picas piedra para hacer el camino de la puerta a la casa, a cortar el pasto, a juntar los cascotes (se los había tirado a unos pibes que quisieron entrar a robar por los techos), a llevar la basura, a limpiar el patio (100×30… ¿No querrían llorar ustedes?), etc.)

 

– ¿No quieres contarnos?

 

Esas fueron las palabras de mi madre, escuchándola sacudí la cabeza. No, no lo hago, no puedo.

 

– No… No quiero… No puedo decirlo…

 

Al terminar esa frase, mis padres me miraron con tristeza.

En cualquier caso algo se tiene que hacer… Los sentimientos se vuelven insoportables. Quiero dejarlos salir, quiero decirlo todo en voz baja, mientras me abrazan. Pero cuando veo su dolor aguardo, decirlo es imposible no volví para crear nuevos recuerdos tristes.

Viendo mis reacciones, mi madre dejó escapar un “Oh”, como si se diera cuenta.

 

– Tal vez, puede ser… John, ¿no quiere que suframos?

 

Esas palabras me helaron, no paso mucho tiempo para que mis piernas se movieran llevándome a mi habitación. Pero este momento quedaron grabados en los ojos de mi madre.

 

– Así que estoy en lo cierto… ¡Tonto! No te preocupes… Allen, John se calmará.

 

La cara de mamá mostraba cierto brillo, mi padre se sorprendió pero mamá todavía mostraba calma. Mi padre podía entender el contraste de esas palabras. Mi padre, un guerrero mago, era un luchador experimentado, pero igual se detuvo, nadie puede escapar de ella, quedó atrapado con facilidad y continúo sentado en una silla.

Paso un tiempo, en mi cuarto, mis padres se sentaron frente a mí, podía ver que sus ojos brillaban, ellos esperaban que diga todos mis secretos. Notando que estoy asustado mi padre empezó a hablar, pensé que su voz tendría signos de enojo pero era sorprendentemente suave.

 

(NE: Como me gustaría haber tenido padres tan comprensivos…)

 

– John, si realmente cree que nos decepcionaras por lo que nos digas debes de saber que estás equivocado, eres nuestro hijo, el mío y el de Emily, nada de eso cambiara puedes confiarnos tu secreto.

 

Mi madre continuó.

 

– Allen dice bien, John, me alegra saber que no quieres que suframos pero ahora tu cara muestra tristeza y eso nos entristece. El momento en que tengas dificultades comparte esas dificultades con nosotros, podemos lograrlo juntos… Resolviéndolo a nuestro antojo, no sé qué te preocupa tanto John pero te ayudaremos, puedes compartir tus secretos con nosotros ¿verdad?

 

(NT. Denle un Oscar a la maldita)

 

Era un momento sentimental, mamá estaba a punto de llorar, y yo asentí.

 

(NT. También denle un premio TVGlobo, se lo merece)

(NE: Mejor aún, hagan que todas las madres aprendan de ella)

 

Desde el primer momento mis temores eran imaginarios, paso mucho tiempo desde que morí hasta empecé a olvidarme de todo lo asociado y aquí estos sentimientos empezaron a volver.

Si acaso piensan que me preguntaba si me aceptarían o algo por el estilo claro que no, me di cuenta de eso por esas palabras, en esta vida entiendo claramente los sentimientos de mis padres. Llegar a darme cuenta del profundo amor que poseen los padres a sus hijos, esos sentimientos es la primera vez que lo tengo.

 

– … Bueno, se los diré, pero antes de eso, padre, tendrás que cumplir la promesa.

– ¿Promesa?

– Si puedo demostrarte mi fuerza, puedo caminar solo en el bosque.

 

En cualquier caso ya era tarde en la noche, así que tuvimos la cena como de costumbre y el resto se trasladó para el día siguiente. Temprano por la mañana he reiterado la propuesta, si hubiéramos empezado la pelea en el medio del día mucha gente que aprecia a mi padre estarían mirando nuestro encuentro y no me gustaría tener testigos adicionales. Quería que todo se diera lejos de miradas indiscretas.

Si se preguntan por qué quiero que se dé una lucha creo que es la forma más fácil de demostrar quién era y que es lo que represento, mi padre era un verdadero guerrero, durante muchos años defendió la fortaleza de los demonios del bosque, incluso el rey lo sabía. El país ha sido sede de numerosas batallas amistosas, y se puede decir con seguridad que no existía caballero que no supiera de mi padre.

Esto lo aprendí en mi anterior vida, cuando me uní al ejército, una vez asistí a una de las batallas de mi padre y demostró que su espíritu de lucha ardía, al final la única expresión que mostro el oponente fue de una clara derrota. No solo lo vi en esa ocasión, además que escuchaba de sus contiendas, los retadores siempre aparecieron, ya que para ellos era todo un honor obtener lecciones de un experimentado guerrero.

Casi todos sus partidos terminaron con la victoria de mi padre, por supuesto los oponentes de mi padre no era débiles por lo que las victorias de mi padre no fueron fáciles, tampoco escuche que perdió cuando estaba en óptimas condiciones.

Si lucho con mi padre él entenderá qué tipo de vida tuve, esto se aplica a todos los espadachines incluso los soldados regulares como yo podían entender cómo eran sus oponentes en una batalla. Es seguro que un luchador de primera clase como mi padre tenga esas facultades.

Mi madre era el punto débil de mi padre siendo así, si ella está de acuerdo él lo estará, más su intuición de mujer ayudo a entender mis palabras. Ella se dio cuenta de lo que guardaba en mi corazón y sabía que para mí estas acciones eran una gran prueba, en general mi madre me entendía más que mi padre.

A la mañana siguiente salí de la casa con mi espada de madera, antes que mi padre despertara empecé a practicar con la niebla matutina como mi testigo. Practicaba mis movimientos de piernas y espada hasta que finalmente se despertó.

Por lo general oculto mi entrenamiento pero hoy decidí mostrarlo, cuando mi padre estaba en casa el me enseñaba lo básico del uso de la espada prohibiéndome al aprendizaje de magia. Mi padre me ensañaba el uso de la espada sin uso de magia.

El uso de la magia en combate era secreto de estado por lo que no podía ir y enseñar a su hijo, y si mi padre usa magia nuestra diferencia de fuerza seria aún más grande, necesitaría una mayor formación para enfrentarle.

En esta vida, en los entrenamientos que padre me daba, por lo general me divertía además que para mí son gratos recuerdos. Pero siempre con límites, en secreto estudiaba el equilibrio y el movimiento de mi padre, mi formación se centra en la búsqueda de sus defectos, usaba proyección en los entrenamientos pero siempre proyecte a mi padre.

La magia usa el mismo principio de proyección, la magia proyecta elementos en el mundo. En mi vida pasada nunca pude realizar una proyección para practicas (al no poseer poderes mágicos fuertes, entrenaba usando maniquís en los cuarteles) a veces me imaginaba enemigos de mi edad, pero más a menudo me imaginaba a mi padre.

Mi padre siempre ha sido mi objetivo, también perseguía la sombra de los héroes pero ellos son los que salvaron a la humanidad y sus fuerzas estaban más allá de la comprensión humana. Un objetivo tiene que estar al alcance de la capacidad humana.

Como objetivo mi padre era un gran soldado, más fuerte que cualquier otra persona, él tiene un talento increíble y al mismo tiempo siempre se esfuerza para otras personas.

Durante los intensos combates, cuando mi corazón estaba a punto de romperse, pensaba en mi padre que dio su vida para defender a sus seres queridos, esos sentimientos los guardaba. Creo que hacer a mi padre como objetivo fue la razón por la cual llegue a sobrevivir hasta el final.

Estoy dispuesto a luchar con él, no puedo dejar de estar eufórico, seguí calentando hasta que la puerta se abrió. Mirando hacia atrás vi a mi padre de pie en su armadura de práctica, tenía una espada de madera pero con su capacidad incluso con eso podía llegar a matar. Preocupándose por eso mi padre le preguntó a un herrero para hacer armaduras de las pieles de monstruo.

Los monstruos eran débiles, su piel era barata y normalmente sus armaduras eran hechas de parches, golpear una vez con una espada de verdad sería suficiente para romperla. Pero era lo suficientemente buena para protegerse de una espada de madera, mi padre fue el que enseño a los niños del pueblo como defenderse por lo que él también tenía su propio conjunto.

Ahora mi padre estaba de pie justo en frente, sus ojos se mostraban serios y vigilantes pero puede percibir la vida que tuve solo con mi porte, puedo ver interés en sus ojos.

Quería darle una sorpresa… Al menos eso, pero toda mi confianza se ha ido.

Mi padre es un muro infranqueable, que en ese momento estaba más allá de mis capacidades. Si me preguntan acerca de mis posibilidades diría que mis posibilidades no son las mejores, pero tampoco serian cero.

¿Seré capaz de aprovechar esta oportunidad? En esta batalla solo tengo una oportunidad.

Nos pusimos a cierta distancia para el duelo, nos saludamos y tomamos una posición de combate y entonces oí un golpe en la puerta, alguien salió de la casa, gracias al fuerte sonido todo el espíritu de lucha desapareció. Allí estaba mi madre con galletas y bebidas, al parecer ello vino a ver, bueno.

 

(NT. Únete al lado oscuro, tenemos galletitas)
(NE: Como cuando tus amigos están por pelearse y tú y dos amigos salen corriendo, uno por la cámara otro por la bebidas y el otro por la comida)

 

Miré de nuevo a mi padre a la cara, con la espada en mis manos, como si mis anteriores reflexiones se hubieran ido, para mi estaba claro, aun si es mi padre, yo también era un espadachín de primera clase e igualmente he perfeccionado el arte de la espada. Mi padre, viendo la forma como agarro la espada, estaba sorprendido, y entonces dijo:

 

– Lo siento, hasta hace dos días te trataba como débil.

– No, agradezco que me entrenaras.

– Ja, esa postura dice mucho… ¡Vamos, hijo!

– ¡Vamos, padre!

 

La batalla comenzó.

Anterior Indice Siguiente

  • ALEXIS A.C.

    ME VA A DAR UN ATAQUE!!!!1 Estuve actualizando la pagina por que no cargaba (la anterior) y luego vi el mensaje jssss morire si sigue asi….aunque admito que fue por no revisar la pagina de facebook….ay una opcion para resivir notificaciones….necesito una……eh ehem gracias por el capitulo

    • cerch4

      que raro, yo entro al link antiguo y automáticamente me redirecciona a esta pagina

      • ALEXIS A.C.

        D:

  • Giancarlo

    Gracias por el cap!!!
    Esperando el siguiente

  • KinSatsujin

    Gracias por el nuevo capitulo.

  • santiago de vargas

    gracias por la traduccion

  • Genocida

    Gracias por el capítulo aunque me gustaría saber la página de traductor en inglés para avanzar
    Pd: yo también era ateo hasta que conocí la grandeza de Shiro…ok no

    • Bryan Ssc

      Sabes ruso? Porque es de una traducción rusa.

      • Genocida

        Perdón no habia visto esta notificación …pues no pero algo lograré hacer así que si por favor me pasan el link….la desesperación por saber que pasa es difícil de de llevar

  • Juan Manuel

    Gracias.

  • Fernando Makdiel Valencia

    por la madre patria wn

  • Galiza

    Esa mamá es genial, soy a la única que casi le dio un ataque de risa con lo de las galletas?
    Me encantó, gracias!

  • Jose Torres

    OMG gracias gracias por el capítulo quier que novela tan entretenida

  • Juli Freixi

    Muchisimas gracias!

  • bladimir

    Gracias por el capitulo. Oooo se viene

  • Ecle-chan

    Batalla padre e hijo para hablar a través de las espadas, es la mejor solución para ser entendido.