Hiraheishi Vol 1 Capítulo 6: Al salir del bosque

 

Los tres salimos del bosque, inicialmente se planificó explorar el bosque hasta la tarde pero el sol aún estaba en su cenit. De hecho, después de lo sucedido, Ted tenía los nervios en punta y el cuerpo agotado por lo que se decidió volver.

Por supuesto yo también tenía fatiga psicológica, pero como pase por una carnicería en mi vida anterior para mí no lo era tanto, uno llega a acostumbrarse a la masacre… Particularmente no me gustaría tener más experiencias de esas, por lo menos, por ahora no, las estoy teniendo.

Pero Ted era un niño, ese Crystal Wolf, aunque bastante raro, fuerte y hermoso, casi causa que muera producto de Frenesí. Además vio como hablé con el monstruo e incluso me hice su amigo, creo que incluso un adulto no puede llegar a estar en paz con esa magnitud de eventos.

Todo el camino de vuelta se le notaba muy excitado, mencionaba sin cesar el encuentro que tuve con el Crystal Wolf. Me preocupaba porque su conversación continuará cuando llegáramos al pueblo, así que tenía que asegurarme que Ted no dejara escapar esa información.

 

– No hablare con nadie acerca de lo que vi, además tampoco entiendo muy bien lo que paso en el bosque. Incluso Allen-san se sorprendió cuando el monstruo hablo, ¿eso acaso no significa que Allen-san tampoco sabía de este hecho? No te preocupes, estaré en silencio…

 

Ted me miraba mientras hablaba tan antinatural. Me estaba preguntando si iba decirles estos secretos a otros niños, había empezado a ver a Ted como si no fuera un niño aunque sigue siéndolo.

 

– ¿Tampoco le dirás al trio de idiotas y a Phil?

 

Ted era el líder del grupo de los niños pero en el grupo había una especie de elite (el grupo tenía su propia estructura), y esta elite estaba conformada por 4 personas. Había tres tipos que se comportaban como el culo, pero de adultos sus comportamientos fueron mejorando, ellos tenían la misma edad de Ted.

 

(NE: Vaya juntada de amigos, cuando yo me juntaba con mis amigos como mucho había un líder y era el que podía ganar a todos en una pelea. Una ves los obligue a pelear a todos contra un pibe mayor que no tenía artos a todos (imagínense a pibes de 8 a 10 con palos y algunos con palos con clavos tratando de vengarse de uno de 15 que molestaba a todos). Son muy avanzados estos chicos…)

 

El oficial de corto tamaño, moreno, con un alma traicionera Coe. Un poco tonto pero puede presumir de su gran tamaño Otc y el que no posee ni el mejor crecimiento ni inteligencia pero con enorme carisma Hayes, el trio de idiotas. De adultos su relación no cambio mucho, cuando la guerra con los demonios comenzó fueron llamados como soldados y al final tuvieron una muerte cruel.

Por cierto, a diferencia de mí, que en mi anterior vida solo llegue a ser un soldado, Coe fue al cuartel general y desarrollado estrategias. Gracias a sus planes muchas batallas terminaron en nuestra victoria, por lo que puedo recordar su naturaleza insidiosa resultó ser sorprendentemente útil. Otc que poseía gran fuerza física, se convirtió en destacado comandante. Hayes se convirtió en vice-comandante del regimiento, tal vez esto fue provocado por los constantes regaños que recibían de los adultos.

Pensé que tendría la misma suerte que ellos pero solo yo quede como un soldado, siempre tuve celos de sus crecimientos profesionales. En cuanto a Phil, gracias a objetos mágicos, se libró de los lentes que usaba de niño, siempre que le veía su rostro formaba una sonrisa irónica. En realidad Phil no era bien recibido pero en la jerarquía de Ted estaba en una posición alta, gracias a su mente sagaz.

Por sus características le dimos el apodo “Profesor”, era capaz de saber lo que un adulto está pensando, su conocimiento era usado para el sarcasmo y para sentirse protegido siempre buscaba errores lógicos. Pero aunque tenía problemas de personalidad, a su tiempo nos enseñó a leer y escribir por lo que llegamos a tenerle bastante cariño.

Phil no se convirtió en soldado al ser académico se convirtió en oficial, fue trasladado directamente a la capital perdió su vida al intentar sofocar la rebelión que los demonios crearon en el palacio manteniéndose hasta el final. Por cierto, gracias a su profundo conocimiento, fresco aspecto y su aura de científico muchas damas suspiraban por él.

Maldición, ¡cómo le envidiaba!

Además de Ted en este cuarteto podía confiar, había decidido incorporarlos a mi plan.

Si no hago nada morirán, tengo que darles el poder para cambiar su futuro.

Asentí, pero Ted hablaba de otra persona.

 

– Y, Karen.

 

(NT. Para los que pedían lolis, ahí está su loli caracho)

(NE: ¡Y no la toquen por que las lolis de está historia son todas mías!)

 

– Karen no es tu subordinado.

 

En mi voz un rígido no le digas estaba incluido, ya habíamos discutido acerca de nuestros sentimientos.

Pensaba que no tocaríamos de nuevo ese tema, pero ¿tanto le quiere decir a la chica que le gusta? ¿Esa acción no era demasiado inteligente para un niño? En cuanto a mí, Karen era una persona muy importante.

 

– ¿En serio?

– Sí, así que… ¿Te gusta Karen? Y si la haces tú subordinado, siempre estarás…

 

Al terminar esas palabras, la cara de Ted se pintaba de rubor.

 

– ¡No digas eso!

 

Una reacción increíble, si continúo tocando más el tema su vergüenza aumentara.

Realmente, todavía era un niño.

Sonriendo, le dio un golpecito en el hombro.

 

– Lo siento, lo siento. Me gusta demasiado, por lo que no te tienes que preocupar.

 

La cara de Ted tenía sorpresa.

 

– Sin embargo, eres el hijo de Allen-san

 

… Eso es lo que dijo.

 

– ¿Y cómo debo entender esto?

– No lo entiendes, y así…

– Quiero saber a qué te refieres.

– Diré lo que paso, le diré todo a Karen.

 

Sin responder a mi pregunta Ted habló como si hubiese tomado una decisión.

Bueno, a decir verdad, no tengo nada en contra de decirle a Karen. Pero sería un error decir a la chica que amo que mentalmente soy un adulto, cuando fuimos adultos ocurrieron algunas cosas por lo que en esta ocasión quiero que todo sea seguro. Pero decirle todo a Karen es…

 

– Hey, Ted.

– ¿Qué?

 

Ted tenía una cara amarga pero lo que decía lo decía en serio, después de leer la atmósfera…

 

– Puedes decirle a Karen, pero dilo de manera suave.

 

Ted hizo un gesto de comprensión, luego coloco su mano en la frente y suspiro. Nos podíamos imaginar la cara intimidante de Karen.

 

– ¿Tal vez no te gustaría decirlo?

– Oh, si ella es la última en enterarse mostrara su mala voluntad.

– Puede… Golpearte.

– Es posible… Pero, tengo que hacerlo.

 

Los dos recordamos el carácter de Karen y suspiramos, nos miramos entre nosotros dándonos cuenta que pensábamos los mismo y reímos de ello. En nuestras caras solo aparecía una expresión, “¿Por qué razón nos gusta?”.

 

(N.T y no cualquier loli, una loli Taiga)

(NE: Y me gustan tsunderes… Es más divertido volverlas sumisas…)

 

Nos hemos abierto gradualmente el uno con el otro, no debíamos pero todo el camino de vuelta del bosque nos dedicamos a conversar. Aunque no estábamos ahí para jugar nos adentramos al bosque para descubrir plantas nativas y aprender cómo identificar y enfrentar a los monstruos, eso era la razón por la que entramos al bosque pero nuestro viaje fue diferente.

Cuando entramos en el bosque no llegamos a ver ningún monstruo pero de regreso fue diferente, nos encontramos con algunos Fire Fox y muchos Demon Ping. Estos monstruos que nos atacaron son los habitantes cotidianos del bosque, ellos eran mucho más grandes y rápidos que los animales ordinarios y sin dudar usarían magia para acabar con sus víctimas. Son unas criaturas espantosas, pero…

 

– Después de ver a ese monstruo, estos de alguna manera no se ven temibles.

 

Ted dijo mirando como padre parte en dos a un Fire Fox. Para la gente común estas criaturas eran muy peligrosas, pero comparándolos con el Crystal Wolf las mismas no le llegan ni a la planta de los pies. Lo mismo nos pasa con la sensación de peligro que se nos mostraba, además viendo como padre es capaz de eliminarlos fácilmente ayudo a ese sentimiento.

 

– Ted, no te confíes. Aunque mi padre nunca dejara de protegernos mientras lucha, tal vez alguna magia escape hacia nosotros así que de todas maneras ten cuidado.

– Bueno… Aunque Allen-san lo hace ver demasiado simple.

 

Bueno, en ese aspecto estaba de acuerdo con Ted.

Mi padre es demasiado fuerte, ¿cómo pudo haber perdido en la guerra teniendo tal cantidad de fuerza?

En incomprensión tenía una mescla de sentimientos, no podía imaginar cómo una persona como él pudo perder.

Entonces ¿cómo es que perdió?

En mi vida anterior mi padre se quedó defendiendo el Fuerte, que se encontraba en el bosque de los demonios, su cadáver, nunca encontramos su cuerpo. Tampoco había testigos de la muerte de mi padre, después de terminado la batalla solo teníamos estas palabras… Mi padre murió, no quedo nada en la fortaleza, solo las armaduras, ni siquiera había esqueletos.

Lo más probable era que mi padre estuviera entre esos restos de armadura, así que la única posibilidad era de que el como todos sus compañeros estuvieran muertos. Los soldados que cuidaban ese fuerte eran conocidos por ser hábiles y nunca huir del enemigo. Ser el hijo de un hombre así siempre me lleno de orgullo, soy el hijo de un hombre que luchó hasta el final.

 

(Se me hace que el padre no murió en esa guerra… Se unió al bando de los demonios)
La muerte de mi padre hirió mi espíritu, jure matar al Demon Lord y llevar el triunfo de la capital. Pero recordando los resultados mis planes siempre fueron pésimos, aunque en esta vida estoy seguro que tendré éxito.

En cuanto a la forma en que mi padre pelea pensaba que nunca murió en el fuerte y seguía vivo, talvez estaba fuera del imperio, en alguna parte luchando contra los demonios, pero llego un momento en que deje de auto consolarme con esa idea. Pensándolo, incluso si mi padre llego a sobrevivir yo llegue a morir en el futuro por lo que ya no tiene sentido seguir cavando en esos recuerdos.

Mi padre logro dar caza a muchos monstruos impresionando a Ted con su calibre, por cierto en el suelo no quedaban marcas de los diversos cadáveres que mi padre arrastraba. En el cuerpo de los monstruos una luz tenue siempre estaba presente, es una técnica mágica, dicha magia reduce el peso de los cuerpos aunque, como todo, también tenía un límite.

El peso en total era mayor al que una persona normal puede soportar pero mi padre lograba llevarlo fácilmente, la fuerza que posee es sobrehumana. Era abrumador incluso si suponemos que está usando magia para fortalecerse.

 

– Allen-san… Ciertamente no eres un humano.

 

Ted suspiró mientras sus manos frotaban sus ojos. Tan pronto como entramos al pueblo nos encontramos con personas que trabajaban en los campos cercanos, entre ellos se encontraba Frey, la madre de Ted, comparando el lugar donde Gustab, su padre, caza sus presas son más pequeñas. Cuando vio que mi padre arrastraba a varios Demon Pig, y Fire fox, ella se veía entusiasmada pero seguía siendo muy temprano para volver, con dudas, preguntó:

 

(NE: Ahora la madre de Ted es la diosa Frey… Encarcelada, más bonita que cualquiera y encima reina de las elfas…)

 

– Tuvieron una buena caza, pero ¿por qué han vuelto tan pronto? Bueno, básicamente, lo que llevas es muy bueno, pero…

 

Frey ladeó la cabeza con curiosidad, dijo en forma clara lo que cualquiera pensaría. Mi padre miró a Ted y negó con la cabeza, tiene la intención de dar a Frey algunas presas. Da a la madre de Ted los Fire Fox, luego añadió.

 

– Toma la parte de tu hijo, Frey, bueno nos hubiera gustado quedarnos más… Pero nos encontramos un Crystal Wolf.

– ¡¿Un Crystal Wolf?!

 

En sus palabras un gritó de sorpresa salía de Frey, solo escuchar el nombre de ese monstruo era capaz de aterrar a esa mujer madura.

 

– No te preocupes, no atacara al pueblo.

– ¿En serio? ¿Le ganaste al Crystal Wolf?

 

(NT. Si clarooooo)
(NE: Si, solo hay que entregarle a un niño todos los años junto con una piedra de dragón y no ara nada…)

 

Todos creen en mi padre de manera incondicional, así que su mejor opción será evadir la verdad. Parece que él pensó en la mejor solución antes de que llegue a enterarme de los problemas.

 

– Bueno, algo así, tuvimos una lucha uno a uno, Aunque no pude vencerlo totalmente, el quedo afectado. Incluso conseguimos uno de sus cristales. Además los niños están conmigo, por eso decidimos volver pronto.

 

Padre mostró el cuerno obtenido del Crystal Wolf, logro una excelente escusa. Pues de hecho, que no haya matado una bestia así tendría ese trofeo. Los ojos de Frey relucían, a toda mujer les encantan las joyas preciosas. Al ver su reacción, mi padre continuó.

 

– En general, no se preocupe. A cierto, si estando en el bosque se encuentran con algún Crystal Wolf, no intente enfrentarlo simplemente huya de él. Dígale lo mismo a su marido y a los otros cazadores.

– Está bien, bueno, si dices que la batalla fue dura y no tienes lesiones visibles ¿Acaso un Crystal Wolf no es rival para ti?… Por cierto, poco antes de su regreso oímos el rugido de un animal de gran tamaño. Estábamos alarmados, una bestia de ese tamaño podría atacar el pueblo. Bueno es seguro que ese haya sido el grito de agonía del Crystal Wolf…

 

Aunque sin un rasguño los hombros de mi padre se estrecharon ligeramente, pero Frey no se llegó a dar cuenta. Entiendo lo que piensa mi padre, y sé que Ted no va a romper promesas. La verdad no saldrá de nosotros.

Bajo la mirada de Frey entramos al pueblo y nos dirigimos a casa, mi madre no se encontraba en casa. En estos momentos debería estar trabajando o tal vez discutiendo los últimos chismes con alguna amiga, o con el dueño del hotel tratando de crear algún nuevo plato. Entrando a casa y asegurándose que nadie podría escucharnos mi padre hablo en voz baja.

 

– ¿Entienden todo? Todo lo que paso hoy es un secreto, bueno… De los seres queridos será difícil mantener, por lo que no hay nada que puedas hacer al respecto pero una vez más te aconsejo que no hablar de ello.

– ¿Por qué razón no debería propagarse esto?

 

Ted volvió a hablar, el entiende las causas pero quería escucharlas de mi padre.

 

– La capacidad de hablar de un monstruo e incluso que posea intelecto no inferior al humano nadie escucho alguna vez de esto, además que John entro en contacto con el… Si el incidente llega a ser conocido no sabemos que tipo de personas pueden llegar al pueblo, incluso puede que el equipo de investigación Sostene llegue a entrometerse.

 

Ted palideció consiente de la peligrosa situación. Sostene es el nombre con el que se conoce cierto equipo del campus académico, los investigadores que viven allí cuentan con el apoyo de caballeros y magos, hasta allí todo se escucha normal, pero si profundizamos la historia del país se puede observar que su materia de investigación generalmente está enfocado en cosas fuera de lo común.

Los investigadores que trabajan en Sostene serían capaces de vender su alma por una beca, este hecho es bien conocido es tan conocido que a los niños de Taros se les amenaza de la siguiente forma: “si eres un niño malo, vendrá un científico de Sostene y te secuestrara”.

 

Aunque los niños no tenían ni idea de lo que llevaban a cabo los de Sostene el miedo infundado por sus padres arraigo en su corazón, incluso Ted, al igual que todos, tenía miedo de ellos. Padre cree que si lo amenaza con un monstruo Ted no tendrá miedo, pero viendo lo pálido que se puso con la mención del equipo de investigación está más tranquilo aunque igual se sienta algo culpable. Al final mi padre dio una palmada en el hombro de Ted y se echó a reír.

Mi padre me enseño como tratar con alguna presa, con rapidez y precisión se aplica el mismo principio. Por su forma rápida de actuar lo respetamos, entiendo por qué las personas del pueblo consideran a mi padre como el soporte del pueblo a pesar de que casi no para en Taros.

El día estaba llegando a su fin, y poco a poco el cielo comenzó a volverse rojo por el ocaso. Antes de volver a casa Ted miró a mi padre con sentido de responsabilidad, estaba viendo al hombre más respetado en el pueblo cumpliría su palabra sin importar que.

Mi padre le aconsejo demasiado, todo el tiempo el escucho sin decir nada malo. Por mi parte mi padre me trato como siempre, no me pregunto qué había sucedido en el bosque, para él todo había terminado. Ese es el mensaje que me daba a entender, es por ello que no me preguntaba nada.

Al darse cuenta de que Ted finalmente se recuperó lo envió a cortar carne de Demon Pig ya que se comprometió a compartir con su madre Frey, con eso se dispuso a ir a su casa, diciendo adiós, Ted camino hacia el pueblo que con el sol del atardecer se pintaba de naranja.

El día había terminado, esos eran mis sinceros pensamientos, después de ver como Ted se alejaba entre a casa, y al cerrar la puerta mi padre se dirigió hacia mí.

 

– Bueno, John. ¿Es hora de que me digas todo en detalle?

 

Sus palabras estaban acompañadas con una brutal sonrisa, sus dientes estaban al descubierto, su cara sonriente se asemejaba al de un demonio, me quede sin aliento.

 

(NT. Run bitch, Runnnnnn…)

(NE: Corre perra, ¡Corre!…)

 

Anterior Indice Siguiente

  • Karma

    Gracias por el cap

  • ALEXIS A.C.

    Jajajaj lol jaja

  • Juli Freixi

    Muchas gracias!

  • Eddiskt

    En esta novela es una piedra de dragón.
    En el manga es una espada de madera del maicraft :v. https://uploads.disquscdn.com/images/8833f3c23cb155ee55ecbc72a1e66a367ec560de5944cc77a1f28a7ce9b86c76.jpg

  • Bryan Ssc

    Se viene lo bueno, jejeje

  • Basayev43

    Gracias por su trabajo.

  • bladimir

    Gracias por el capitulo, jaja sus comentarios me matan.

  • Ecle-chan

    Vi varios detaller de ortografía por alli, aunque no soy quien para decirlo jeje, pero como ya no puedo copiar y pegar para decirlos… por culpa de gente inescrupulosa… pues ni modo.
    En cuanto a la hipotesis de que se alió a los demonios… sería más probable que sea uno de los heroés, probablemente o que haya sido secuestrado por ellos.

  • Cristian N. Hernández

    ¡Gracias por el capítulo!