Terror Infinity V4 C2-1

A A A

Terror Infinity

Vol. 4: Capítulo 2-1.

No se perdió el tiempo después de su discusión. Todo el mundo empacó sus cosas y las chequeó. Luego fueron al parque.

Era la tarde y el parque estaba todavía bastante lleno. Los seis encontraron algunos asientos vacíos. Entonces Zero y Yinkong fueron a explorar el lugar sin una palabra, mientras que las otras cuatro personas se mantuvieron en la observación del entorno.

A medida que el cielo se oscurecía poco a poco, la gente empezó a salir del parque. Cuando sólo quedaban unas pocas personas, Zero y Yinkong regresaron.

Zheng sonrió y dijo. “Gracias por su trabajo, ¿Han comprobado toda la zona? ¿Fueron atacados?”

Zero asintió. Yinkong respondió. “No pasó nada con los encantos. Hemos recorrido la mayor parte de la zona de abajo. Hay varios edificios al oeste de aquí adecuados para francotiradores. Los otros tres lados son amplias calles. Si nuestros disparos atrajeran a la policía después de que eliminemos al Ju-on, debemos correr al este. Hay una entrada de acceso a las alcantarillas… Eso es todo lo que tenemos por ahora. Será necesario otro día o dos para tener todo listo abajo.”

Zheng rió. “No, eso es suficiente. Solo hay que temerle al Ju-on. Una vez que lo hayamos eliminado, podemos entregarnos a la policía. Vamos a volver a la dimensión de Dios después de siete días. Así que no tenemos que temerle a la policía.”

Zheng y los otros se sentaron juntos con las espaldas el uno al otro. Unos grupos de patrullas ya habían pasado cerca de ellos. Por supuesto, no había leyes que prohibieran a la gente el sentarse en el parque por la noche. Así que las patrullas no hicieron nada, pero aun así los miraron de vez en cuando.

“Puse dos encantos en medio de nosotros. Tomaremos turnos para hacer guardia durante toda la noche, dos personas a la vez. Si ven que los encantos empiezan a arder, despierten a todos inmediatamente. Si no hay objeciones, voy a asignar los grupos.”

Cuando fueron las doce, todos empezaron a sentir un poco de sueño. Habían estado viviendo los últimos días en temor constante después de todo. Aparte de la noche en la que tenían las escrituras, ¿cómo podrían dormir en paz?

“Entonces, Zero y Yinkong en un grupo, Jie y Tengyi un grupo, Lan y yo un grupo. Jie y Tengyi comenzarán con el primer turno. Voy a tomar el segundo, y Zero tomará el tercero. Tres horas cada turno. ¿Todos están bien con eso?”

Zheng fue cauto cuando asignó los grupos. Puso un veterano en cada grupo. Jie podría manejar a Tengyi si algo llegara a suceder. A pesar de que Zero era un poco más débil que Yinkong, despertaría a todos si Yinkong actuara de alguna manera extraña. Cosas como las escrituras robadas no deben volver a ocurrir.

Tres horas pasaron en un abrir y cerrar de ojos, especialmente cuando uno tenía sueño. Zheng sintió como si lo hubiesen despertado justo cuando se acostó. Él se abofeteo la cara para despertarse. Aunque Lan no tenía tal fuerza de voluntad. Ella trató de abrir los ojos, pero sus párpados se sintieron tan pesados. Para Zheng, la vista de eso se veía tan lamentable.

“Lan, puedes seguir durmiendo. Puedo tomar la guardia solo. Sólo hay que prestar atención para ver si los encantos empiezan a arder, una persona es suficiente para eso.” Zheng sonrió y dijo con ternura.

Lan sacudió la cabeza con los ojos medio abiertos. “No, habla conmigo. Voy a despertar cuando empiece a hablar.”

“Entonces tendremos una charla…” Zheng pensó un poco, pero sonrió con amargura. “¿Pero qué debería decir? Te voy a contar un chiste fome. Un oso polar se aburrió por lo que empezó a tirar de su pelaje. Para el momento en el que todo su pelaje se ha ido… ”

“No, no, no cuentes chistes fomes. Eso es lo que siempre me dices a mí, pero no son divertidos en absoluto…” Lan sacudió la cabeza y se sentó junto a Zheng. Luego se movió lentamente dentro de sus brazos.

Zheng se congeló, y sin moverse una pulgada, dijo. “Ok entonces… Entonces vamos a hablar de nuestra situación actual. ¿Crees que me veo como un idiota? Pensé que era como un salvador, pero en realidad no puedo ni garantizar la seguridad de mi propia vida. Sin embargo, yo estaba tratando de salvar a esta y a esa persona. Casi puse a mi propio equipo en peligro por los novatos. No, ya los he puesto en peligro. Si no fuera por mi, esas escrituras…”

“Si no fuera por ti, tal vez no habríamos ido a buscar las escrituras.” A pesar de que sus ojos estaban aún turbios, estaba empezando a despertar. Se apoyó en su pecho y murmuró.

“No sé cómo los demás piensan, pero me siento segura cuando estoy a tu lado… He visto tantas cosas similares ocurriendo en el mundo real. La gente actúa indiferente cuando ven que a alguien le están robando, pero cuando ellos son las víctimas, se quejan de que todos son apáticos… En este mundo, nadie debería haber confiado en nadie. La gente sospecha e incluso ataca a los demás. Sin embargo, los cinco de nosotros sinceramente te seguimos. Todos creemos que si cualquiera de nosotros está en peligro, sin duda darás lo mejor de ti para salvarnos. Por eso existe este equipo.”

Zheng se rió con amargura y sacudió la cabeza. “No soy tan grande como parece. Sólo quiero combinar el poder de todos para sobrevivir a las películas de terror… En comparación con mi bondad idiota, los métodos de Xuan son más eficaces. Él puede traer a la mayoría de vuelta con vida pero yo solo puedo conducirlos hacia un abismo. ¿No es así?”

Lan sacudió la cabeza ligeramente. “No sé por qué, pero sentí lástima de Xuan. Cada vez que veía su cara sin emociones, hace que la gente se sienta como si estuviera muy cansado… Basta de hablar de él, tu amabilidad no es idiota. Mantiene a nuestros corazones. Sólo tienes que elegir a los novatos con más cuidado la próxima vez. Por favor mantén esa bondad… Si yo o cualquier otro miembro del equipo está en peligro, ¿vendrás a salvarme?”

Zheng asintió con seriedad. “Sí, lo haré… dije no voy a dejar atrás a ningún miembro que haya reconocido. Si es su propia culpa por la que se puso en peligro, voy a poner la seguridad del equipo por delante, pero si se puso en peligro para el equipo, ¡voy a ir a salvarlo, incluso si soy el único que queda!”

“¿De verdad? Eres…” Lan comenzó a llorar en su pecho. Murmuró. “¿Por qué eres tan similar a él? Eres un idiota, baka. ¿Por qué tienes que actuar como un buen samaritano… ¿¡Por qué!? Nadie se acordará de ti. Incluso me olvidaré de tu cara, tu altura, tu olor después de unos años… Incluso me olvidaré de ti, idiota. ¿Por qué eres una buena persona…”

Zheng no podía moverse ni un poco. Se quedó sentado en silencio. Las lágrimas de Lan habían empapado su pecho. No sólo eso, sus manos se aforraron a él con fuerza.

El tiempo pasó, cuando su llanto comenzó a desvanecerse, Zheng dijo. “Si quieres hablar, voy a escuchar en silencio…”

Lan sacudió la cabeza. A pesar de que había dejado de llorar, ella todavía no se soltó de Zheng, como si esta fuera la única forma en que podía sentir alguna seguridad. No fue hasta que escucharon una tos detrás de ellos que tuvo que separarse de él. Luego se acostó en una silla sin mirar a Zheng.

Zero y Yinkong habían despertado. Mientras lo miraban en silencio, Zheng se sonrojó y también encontró una silla para tumbarse. Sin embargo, el llanto de Lan todavía estaba en su mente.

Básicamente permanecieron juntos todo el tiempo hasta el día siguiente. Comieron algunas comidas en un restaurante, luego se limpiaron a sí mismos en un hotel cercano. Luego volvieron a este parque. Cuando el sol se puso, fue la misma guardia toda la noche en grupos. Cuando fue el turno de Zheng, Lan se sentó junto a él sin decir nada y se agarró a él.

El tiempo voló… Ya era el séptimo día. Sólo tenían que aguantar siete horas más, entonces podrían volver a la dimensión de Dios. A pesar de que era una lástima que no pudieron matar al cuerpo principal del Ju-on pero al menos sí podían volver con vida.

El parque estaba lleno durante la noche. Todos estaban agotados después de estos pocos días de vigilancia. Por eso empezaron a descansar durante la noche.

Zheng estaba durmiendo tranquilamente cuando se despertó. Su mente estaba todavía un poco borrosa, entonces oyó la voz de Jie. “¡Zheng! ¡Lan se ha ido!”

“¿Qué cosa se ha ido?” Zheng dio un salto y gritó. “¿Lan se ha ido? ¿No estaba durmiendo aquí? ¿Cómo puede desaparecer repentinamente? ¿Dónde está el encanto? ¿Se quemó?”

Yinkong y Zero también se despertaron por los gritos. Jie respondió apresuradamente. “Tengyi y yo ni siquiera tomamos un descanso. Estábamos poniendo toda nuestra atención en los alrededores. Los dos encantos también están intactos. Había un montón de gente antes, ¿acaso desapareció en la multitud?”

Zheng había notado que el cielo se había oscurecido. Deben ser las ocho o las nueve de la tarde. Cuando estaba a punto de hacer más preguntas, el dispositivo de comunicación vibró. “¿Lan? ¿Dónde estás? ¿Por qué no nos dijiste que ibas a salir? Estamos preocupados por ti… Lan?”

Oyó el llanto de Lan a través del dispositivo. “No sé lo que pasó. De repente me desperté con un escalofrío y me encontré en esta habitación en el Hotel Sunlight. No sé cómo llegué aquí, yo estaba durmiendo en la silla… Zheng, el encanto que llevo se está quemando. Estoy asustada…”

Zheng se estremeció. El encanto se quemaba… lo que significaba…

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos

 

AnteriorÍndiceSiguiente

Índice