Terror Infinity V2 C 8-3

A A A

Terror Infinity

Vol 2: Capítulo 8-3. 

 

Zheng no podía sentir dolor. Mordió la garra de la Reina y no se soltó de ella, tenía miedo de caer al suelo. Él ya no tenía piernas, si cae, no sería capaz de hacer nada, incluso con la barra de acero. ¡Esta era su última oportunidad!

Su conciencia se desvanecía, Zheng podía sentir que su cuerpo se volvía frío. Él sabía que esta era la antesala de la muerte. Se decía que alguien luchó durante varios minutos después de haber sido cortado por la mitad desde la cintura. Si estaba en un lugar congelado, algunas personas podrían incluso luchar durante más de media hora. Pero ya había sufrido lesiones graves, después de haber sido cortado por la mitad, moriría en cualquier segundo.

Puesto que no podía mover la boca, trató de colocar el anillo de la granada por encima de la garra de la Reina. Luego tiró de él, pero antes de que tuviera tiempo de hacer otra cosa, oyó un ataque que venía a su cabeza. Era o la otra garra o la lengua.

¡Pah! ¡Pah! Unos pocos disparos vinieron de no muy lejos. Xuan se quedó temblando junto a una caja de acero. Uno de sus brazos se había roto por la mitad. Su cintura estaba doblada en un ángulo extraño.

Estos disparos vinieron de la mano restante de Xuan. Golpeó con precisión la lengua de la Reina de nuevo. Su puntería de corta distancia demostró ser excelente de nuevo y la pistola que eligió fue excepcionalmente poderosa. Estos disparos rompieron la parte delantera de la lengua y cambiaron su dirección. La lengua apenas rasgó un lado de la cabeza de Zheng.

“¡Date prisa y haz lo que tienes que hacer! ¡Estoy perdiendo mi visión!” Gritó Xuan mientras dispara sin parar.

Zheng puso su mano izquierda en la garra. Luego soltó su boca y concentró todas sus fuerzas para empujarse a sí mismo. Dio un salto de más de dos metros desde la garra hacia la cabeza de la Reina.

Con un sizz, atravesó la barra de acero en el lado de la cabeza de la Reina y a través de la boca. La Reina había levantado la otra garra en ese momento, pero antes de que pudiera deslizarse hacia Zheng, la granada explotó con un bang. La explosión convirtió el brazo izquierdo de Zheng en pedazos y junto con él, la cabeza de la Reina. Esquirlas y piezas de la barra de acero golpearon su cuerpo. Sin embargo, estas esquirlas eran tan pequeñas en comparación con las lesiones que ya tenía. Cerró los ojos y se dejó caer al suelo.

Su Qi fue utilizado por completo, su energía de sangre estaba casi vacía, su cuerpo estaba llegando al límite por desbloquear la limitación genética, había perdido más de la mitad de su sangre. Todas estas lesiones podrían matar a cualquier hombre fuerte al instante… Zheng no tenía energía para mover un músculo. Incluso, cerrar sus ojos le hizo sentirse agotado. Se sentía cansado, sólo quería encontrar un lugar y dormir. Sin embargo, consideró que todavía había algo que tenía que hacer…

“¡Mierda! ¡Dios!, date prisa y repara nuestros cuerpos… Los puntos, reducirlos como quieras…”

Zheng vagamente oyó los gritos de Jie, y junto con él, un llanto muy familiar de una niña. Esto le hizo probar a abrir los ojos, pero estaba demasiado cansado para hacerlo. Si no fuera por este llanto, él ya habría caído en un sueño profundo.

De repente una sensación de calor se le adjunto. Se sentía como si estuviera en una fuente termal. Todo su cuerpo se sentía cómodo y acogedor, sin embargo, no duró mucho tiempo. Después de la comodidad llegó un dolor extremo. Este dolor lo estimuló a despertar.

Una vez que Zheng se despertó, se sintió sorprendido. Recordó el último encuentro con la Reina e hizo que su cuerpo se enfriara. Eso era un monstruo de más de siete metros de altura y casi veinte metros de longitud. Incluso un elefante solo podría soportar unos pocos latigazos de su cola, sin embargo, aun así se enfrentaron en un combate cuerpo a cuerpo. Solo el pensar en eso le daba miedo.

No fue hasta ahora que tomo una mirada de los alrededores. Esta era la dimensión de Dios, una gran plataforma y una esfera flotante de luz y oscuridad a los lados. Este era el único lugar seguro en el mundo de las películas de terror.

Estaba flotando en un haz de luz que se disparó desde la esfera. Había otros cuatro haces. Xuan estaba flotando en el más tenue porque sus lesiones no eran tan críticas. Luego estaban Zero y Jie. La luminancia del haz de Lan estaba justo debajo de él.

¿Cuatro? Zheng contó de nuevo, sí, sólo cuatro. Kampa no estaba en esta plataforma. Ese mercenario de Rusia no lo logro. Eso le hizo estar un poco deprimido. Sólo aquellos que sobrevivieron pudieron volver a esta dimensión.

Luego miró a su propio cuerpo. El dolor fue bajando, sin embargo, todavía era insoportable. La parte inferior de su cuerpo se había ido, los dos brazos se habían ido, su torso estaba lleno de metralla. Por suerte sólo habían rasguños en su cara, no fue afectada por las esquirlas.

Sus músculos estaban dando bandazos como si estuvieran vivos. En virtud de este haz, sus  músculos y huesos estaban creciendo de nuevo con una velocidad increíble.

Zheng no quería mirar más a su cuerpo, el crecimiento visible de los músculos, huesos y órganos le disgustaba. Miró hacia abajo más allá de su cuerpo y vio a dos niñas con ojos llorosos mirándolos. Una de ellas era la mujer que Jie creó, la otra era Lori. Esta chica de quince años parecía que tenía roto el corazón.

Zheng todavía no podía hablar. Su garganta fue cortada por una metralla. Él abrió la boca hacia Lori y trató de enviar su mensaje con sus labios. A pesar de que no sabía si podía entenderlo.

“Regresé vivo… Lori, ¡cumplí con nuestra promesa y regresé vivo!”

 

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos 

 

Anterior Índice Siguiente

  • Irevies

    Regrese vivo? Es lo mejor que se te ocurre sr torso parlante

    • Dantalian

      Sin torso y brazos xD .