Terror Infinity – V2 C1-3.

Terror Infinity

Vol. 2: Capítulo 1-3.
 

Zheng, Zero, y Kampa fueron los primeros en despertar de la conmoción. Kampa y Zero ambos hicieron lo mismo, tomaron las granadas con un dedo a través del anillo. Tan pronto como aparezca el Alien, tirarían las granadas contra él. Se acordó de que él dijo que  nunca renunciaría a sus compañeros. Definitivamente escuchó el grito de Xiaoyi en busca de ayuda.

Alrededor de la esquina, tres Alien estaban rasgando el cuerpo de Xiaoyi. Él todavía no estaba muerto. Todo su cuerpo se retorcía. La fuerza de los Aliens era tan poderosa, sus lenguas lo tocaron ligeramente y su cuerpo fue destrozado como el papel. Zheng sólo podía tomar una última mirada a esos ojos de desesperación antes de que la cabeza de Xiaoyi fuera aplastada.

Otro Alien se dio la vuelta para mirar a Zheng. Extendió su enorme lengua, saliva goteaba en el suelo. Entonces gritó a Zheng. El grito lo despertó de la conmoción. Miró a Xiaoyi de nuevo, no, a los trozos de su cuerpo, antes de que él se diera la vuelta y empezara a correr.

“¡Corran! ¡Mierda! ¡Hay tres Aliens!” Gritó mientras corría.

Kampa y Zero lanzaron sus granadas entonces empezaron a correr. Jie, Xuan, y Shuai siguieron.

Lan corría en la parte trasera cerca de Zheng, pero su velocidad no era suficiente, la explosión probablemente la afectaría. Zheng la agarro mientras corría. Cuando llegó la onda de explosión, los dos fueron lanzados al suelo.

Zheng giró a la fuerza su cuerpo alrededor justo antes de llegar al suelo, recibiendo el impacto, mientras que Lan cayó sobre él. Ella lo miró con sorpresa y luego sonrió. “Eres un buen chico.”

La mente de Zheng se quedó en blanco por un momento y luego gritó. “¿Qué estás diciendo?, ¡Date prisa y corre!” Entonces él iba a empujar a Lan de él para levantarse.

Lan se agarró del cuello de su camisa con fuerza. “Mis mejoras son bajas, mi velocidad de carrera definitivamente no puede mantener el ritmo. Llévame.”

Para ese momento, Jie y los otros cuatro ya se habían perdido de vista. Zheng no tuvo tiempo de decir nada más. La explosión sólo podía retrasar a los Aliens durante poco tiempo. Si no empiezan a correr, se van a morir aquí. Él apretó los dientes, recogió a Lan y comenzó a correr.

El cuerpo físico de Zheng era fuerte, apenas podía sentir el peso de una persona. Después de correr a través de unos pasillos, se dio cuenta que se había perdido. Él sólo corrió tan rápido como pudo sin ningún tiempo para pensar, pero después de haber ido tan lejos sin encontrar a Jie y los otros, Zheng se había separado del grupo.

Él apretó los dientes y siguió adelante. Unos cien metros después vio una puerta de acero al lado. Llevó a Lan al interior.

Todas las puertas de esta nave espacial tenían sensores automáticos y se abrían cuando una persona se acercaba. Fácilmente entraron en la habitación. Entonces Lan saltó de sus brazos. Ella presionó algunos botones al lado de la puerta y luego se cerró. La luz en la parte superior de la puerta se volvió roja.

Lan exhalo, y luego se dio unas palmaditas en el pecho. “Esto fue de miedo, ni siquiera podía mover las manos y los pies. Los Aliens son más desagradables y dan más miedo que en la película.”

Zheng estaba mirando hacia ella, sus pechos eran realmente grandes. No podía sentirlos cuando estaba corriendo, pero ahora que el pensó acerca de llevarla a ella, y sus senos fueron presionados sobre su pecho. Él de inmediato apartó la mirada.

Lan percibió lo que sucedió a continuación y se sonrojó. “Yo sabía que esta puerta podría cerrarse. De lo contrario, si cualquiera puede entrar a tu habitación, entonces no habría ninguna privacidad.”

Zheng tosía tratando de calmarse. Entonces pensó en la cara de Xiaoyi. A pesar de que Xiaoyi parecía un chico común, y un poco débil, era un niño de buen corazón. Se rió mucho durante el entrenamiento, y dijo que su mayor sueño era conseguir suficiente energía a través de las mejoras, a continuación, volver a la escuela y enseñar a esos matones una lección, pero ahora está…

“¡Mierda! ¡Le dije que no iba a renunciar a ningún compañero! Sin embargo, ¡me asusté y corrí!”

Zheng estaba más y más enojado. Él se mantuvo golpeando las cosas a su alrededor. ¡Bang! Una barra de acero del grosor de un brazo se doblo. Él y Lan miraron con sus ojos bien abiertos.

Lan corrió inmediatamente. Esta habitación no era grande, aparte de la cama de acero, había algunos muebles sencillos y una TV. Esa era la barra de acero de la cama.

“Wah. ¿Cuándo llegaste a ser tan fuerte?”

Lan tocó la barra y luego el puño. Incluso lo rascó. Ella dijo con sorpresa. “¿Acaso tu puño es de acero? Eso fue de gran alcance.”

Zheng se sorprendió también. Luego trató de nuevo, pero en esta ocasión golpeó otra barra de acero con toda su fuerza. Toda la barra se rompió por la mitad y la cama cayó al suelo. Miró a su puño sin poder creerlo.

“Eso no es posible, nunca le gané a Jie en un combate cuerpo a menos que utilizara Qi. Si tengo este tipo de fuerza, podría haberlo noqueado en un golpe.”

Lan se tocó la frente. “Tal vez lo reprimiste, no conscientemente, pero debido a que obtuviste tal fuerza, inconscientemente te contuviste. Y no es sólo en la fuerza, no hay ni siquiera un rasguño. Tu piel es más resistente que el acero.”

Zheng apretó el puño, a continuación, un pensamiento vino a su mente. “Dime, ¿qué tan destructivo sería si lanzo esta barra de acero con todas mis fuerzas y hago uso del Qi al mismo tiempo?”

Lan veía la barra que se rompió por la mitad y sonrió. “¿Por qué no lo intentas ahora? Si los resultados son buenos… jeje, si lo haces, entonces yo no le diré a Lori que me estabas mirando el pecho.”

Zheng mantuvo la boca cerrada. Estaba demasiado familiarizado con la expresión y el tono de Lan. Durante sus últimos diez años, vio a algunas mujeres que le dieron esa expresión. Él sabía que la mejor opción era permanecer en silencio.

Se dio la vuelta y cogió la barra rota. Efectivamente, su fuerza había llegado a este nivel. Nunca tuvo la oportunidad de probarla en el salón de Dios. Rompió la barra de la cama con sólo una mano. Ese sonido chirriante de doblar el metal era tan duro, pero al mismo tiempo les dio una sensación de seguridad.

Zheng tomó una respiración profunda, dirigió su Qi a todo el cuerpo, luego dio un fuerte grito y arrojó la barra. Con un sonido demoledor, la barra penetró en la pared de acero. Esta barra era de más de medio metro de largo, sólo unos centímetros de ella quedaron sobresaliendo de la pared, el resto estaba insertado dentro de la pared. El poder de este lanzamiento fue enorme.

Zheng y Lan se sorprendieron por el resultado. Se miraron el uno al otro por un buen rato, luego se volvieron al mismo tiempo… hacia el resto de los barrotes de la cama.

“Ya que habíamos olvidado el intercambio de armas de fuego pesadas, a continuación, vamos a utilizar esta arma primitiva para aplastarlos” Murmuró Zheng. Lan se reía por un lado, sus pechos se agitaban mientras se reía. Zheng no pudo evitar echar un vistazo a ellos. Ella parecía haberse dado cuenta y se sonrojó un poco.

Quizás esta es la única cosa agradable, pensó mientras Zheng miraba. Sin embargo, cuando se acordó de los tres enormes monstruos salidos de una pesadilla, sintió una sensación de desesperación, y un poco de terquedad al negarse a aceptar el destino.

Vivir, no importa cuán desesperada es la situación… ¡tengo que vivir!

Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos 

 

Anterior Índice Siguiente

Índice