Kumo Capitulo 115

Kumo Desu Ga, Nani Ka?

 

Capítulo 115: Araña Vs Dragón de Fuego pt3

 

Debo finalizar esto antes de que los monstruos que se han reunido se unan a la batalla.

Debido a que en esta situación donde necesito usar todo mi poder para evadir los ataques del Dragón de Fuego, no tengo tiempo para estar preocupada por diversos asuntos.

La bala de veneno que disparé al mismo tiempo en que evadía el ataque del Dragón de Fuego se desvaneció antes de acercarse.

La magia de construcción es interferida por el efecto de la habilidad “Escama Inversa” y el poder es debilitado por el revestimiento de llamas.

A pesar de que el Dragón de Fuego no tomó ninguna acción para interceptarlo, la bala de veneno fue neutralizada por si sola.

Por la capacidad defensiva es imposible infligir daño por un ataque a medias, incluso con una capacidad ofensiva del tipo muerte-instantánea.

Además, tiene una velocidad mayor a la mia.

Si es así, debería ser capaz de evadir la bala de veneno con su velocidad y el poder de “Evasión” y la “Gran Corrección de Probabilidad”.

Estoy realmente cansada de eso.

El HP del oponente disminuye gradualmente gracias al “Ojo del Mal de Maldición”.

Pero, el que está disminuyendo era el efecto de la habilidad “Saciedad”.

A diferencia de mí, el HP del dragón de fuego subió a 1200, ese es el límite del nivel de habilidad.

MP también es similar.

Aunque solo el SP no estaba lleno, todavía hay una gran cantidad.

Para ser franca, es imposible reducir esa cantidad por completo con “Ojo del Mal”.

Me quedaré sin energía antes de eso.

Tampoco puedo esperar mucho de la disminución del estado.

Aunque es poco, está disminuyendo.

Pero, la velocidad de disminución es considerablemente lenta en comparación con los otros monstruos.

Esto necesita una considerable cantidad de tiempo para que sea capaz de realizar el efecto.

Como esperaba, moriré antes de eso.

El “Ojo del Mal de Parálisis” tiene la posibilidad de revertir la situación.

Tampoco debería esperar mucho de eso.

La “Resistencia a Condiciones Anormales” del Dragón de fuego subió a 2.

Si es por el dominio de habilidad estaba cerca del límite, entonces está bien, pero en caso de que no lo sea, eso significaría que la resistencia de mi oponente aumenta rápidamente por la acumulación de mi poder de parálisis.

Como esperaba, no lo protege completamente, pero parece ser muy conveniente desear que el Dragón de Fuego quede paralizado.

Eso tampoco es bueno, y esto tampoco es bueno.

Cuando es así, eso significa que lo que me queda es limitado.

El método más eficaz es conducir veneno a un nivel que supere la resistencia del rival.

Mi Veneno Mortal de Araña es la más letal arma que tengo.

Incluso si el Dragón de Fuego tiene “Resistencia a Condiciones Anormales”, no creo que pueda salir ileso después de recibir mi Veneno Mortal de Araña.

Pero, una sola vez no será suficiente para matar a este tipo.

Incluso si doy un golpe de suerte, es inútil.

Debo golpear un más certero y fuerte ataque.

Pero, el Revestimiento de Llamas es un obstáculo.

Las intensas llamas que disminuyen mi HP solo por rozarme.

No puedo atacarlo a menos a que penetre eso.

Si no puedo hacerlo, me quemaré incluso si cambio al ataque.

Mientras mis pensamientos son repetidos, la Encargada del Cuerpo evade el ataque del Dragón de Fuego desesperadamente.

El ataque es completamente abandonado y se concentra en la evasión.

Incluso si la Encargada de la Magia dispara una magia de intercepción, es desviada fácilmente en frente al combo de “Escama Inversa” y el revestimiento de llamas.

La Niebla Venenosa que mató a una gran cantidad de monstruos, no tiene sentido contra el Revestimiento de Llamas.

El Dragón de Fuego se elevó en el aire.

Vi eso y rápidamente ajusté el veneno usando “Síntesis de Veneno”.

Inmediatamente después, las llamas surgieron desde la boca del dragón.

Un gran aliento atacó el suelo.

Es el Aliento Infernal de Llamas que es adquirido en “Fire Drake Lv10”.

El gran rango del aliento aniquilante de muerte voló el suelo de los alrededores, se fundió y cambió en un nuevo mar de magma.

Salté en el calor del momento, y activé Veneno Debil por “Síntesis de Veneno”.

Generé la cantidad máxima que podía sintetizar y solté la gran gota de agua.

Debido a que puse la relación de daño más baja, no hay mucha disminución en mi HP.

Evacué dentro de la gota de Veneno Débil casi al mismo tiempo en que el aliento del Dragón de Fuego cubrió el suelo completamente.

El Veneno Debil se evaporó solamente por las secuelas.

Mi HP disminuyó a pesar de que no recibí un golpe directo.

Lancé un hilo al techo antes de que el Veneno Debil se evaporara completamente y escapé a toda prisa.

Escapé a lo largo del techo sin mirar a ningún lado.

Aunque el Dragón de Fuego me persiguió, logré escapar del magma que se había recién formado.

Una bola de fuego se aproxima a mí.

Pateé el techo y dejé que mi cuerpo se moviera en el aire.

Una bola de fuego explotó donde estaba recientemente.

Mi cuerpo fue lanzado en el aire, fui arrastrada por la gravedad y caí.

Y el Dragón de Fuego se aproxima con sus colmillos en el aire, como si esperara por él.

Jalé el hilo que en secreto había disparado al techo, era difícil de ver por el Dragón de Fuego.

Al mismo tiempo sinteticé Veneno Mortal de Araña con el atributo Parálisis.

El cuerpo del Dragón de Fuego pasó justo debajo de mí.

El Dragón de Fuego hizo una picada en el aire.

Fui testigo con mi visión mejorada que el Dragón de fuego retorció su cuerpo para evadir la ingestión del veneno en el momento en que cerró su boca.

La estrategia de usar veneno como un substituto que enterró a todos los monstruos en la capa media hasta ahora, fue derrotada.

Pero, usé ese intervalo y tuve éxito en bajar de nuevo al suelo.

Sin embargo, fue un fracaso.

Los monstruos llamados por el Dragón de Fuego se reunieron en el suelo.

Yo, quien era incapaz de moverme fui rodeada por los monstruos.

Y, el Dragón de Fuego liberó el Aliento Infernal de Llamas otra vez.

Mi cuerpo fue envuelto en las llamas sin ninguna resistencia.

Y, ese cuerpo fue quemado profundamente por las llamas sin ninguna resistencia, y no quedaron ni siquiera las cenizas.

.

.

.

.

No sé qué decir…

.

.

Trad. BryanSSC

 

Índice